domingo, 17 de enero de 2010

LOS MALES DEL SUR, VII

ENCISO Y EL PAL, ACTIVAN SU PLAN B

Un Auto de la Jueza Montserrat Peña, instructora de la Operación Poniente, dictado el pasado jueves denegando la puesta en libertad de Juan Enciso Ruiz, alcalde de El Ejido, parece ser la clave que ha activado el “Plan B” del principal imputado junto a su entorno político y familiar en aras a su defensa personal y política. El plan es atribuido por algunas fuentes a la actual dirección del Partido de Almería (PdAL), con su secretario general José Añéz al frente, partido del que el edil sigue siendo presidente y estaría sustentado en las siguientes actuaciones:

Comunicado emitido por la familia, en tono muy víctimista, solidario con el patriarca encarcelado, declaración leída por la hermana del edil con voz entrecortada y que dice hablar en nombre de toda la familia, incluida la esposa e hija, ambas también imputadas en la Operación Poniente. Junto al manifiesto familiar, cuyas ideas básicas ya fueron adelantadas aquí la pasada semana, en la anterior entrega de Los Males del Sur, ha visto la luz una declaración “institucional” de Juan Enciso seguramente poco meditada, lanzada desde la Prisión Provincial de El Acebuche por el propio alcalde y emitida por una Tv privada local que, por cierto, presiona a la Junta a través del ayuntamiento para poder emitir en TDT cuanto antes.

Enciso aprovechó una de las llamadas telefónicas a las que como preso preventivo tiene derecho y en esas que llamó a la tele para que le grabasen el mensaje de unos dos o tres minutos y que tenía previamente redactado. El mensaje de Enciso, cuya voz en off fue apoyada por un videclip de imágenes seleccionadas de los momentos más importantes de su carrera política como alcalde en los últimos años, fue anunciado a lo largo de todo el viernes como “las primeras declaraciones” de Enciso, en rótulo permanente, sobre impresionado, en la emisión televisiva de la tele amiga local. (Su propietario es hermano del uno de los tres diputados del PAL en la Diputación, siendo Tele Ejido uno de los instrumentos mediáticos, junto a la radio municipal y un periódico gratuito, utilizados por el PAL para sus ataques al adversario y desde hace tres meses para defender la presunción inocencia de los principales de la trama, los mismos medios que hace algo mas de tres meses acusaban y calumniaban a diestro y siniestro sin contemplar la presunción de la que tanto hablan últimamente). El video del mensaje de Enciso desde la cárcel puede verse también a través de Internet. El manifiesto encisista, no obstante, no había sido comunicado a la jueza instructora y, por tanto, no contaba con la autorización de quien mantiene a rajatabla el secreto del sumario sobre las actuaciones.

Según ha publicado este domingo el periódico La Voz de Almería, la magistrada justifica en su Auto del jueves las razones por las que nuevamente denegaba la libertad del alcalde: La juez Montserrat Peña cree imposible que el alcalde de El Ejido estuviese al margen de lo que ocurría en el Ayto.
Las tres horas de comparecencia afianzaron aún más los indicios que le señalan como absolutamente implicado en una presunta trama de corrupción creada para obtener dinero del Ayto de forma ilícita a través de las subcontratas de Elsur.
La magistrada Montserrat Peña dictó el jueves un auto de denegación de libertad justificada porque el imputado no aportó ningún elemento que modificara su situación personal y porque persisten los riesgos de fuga, de destrucción de pruebas e incluso de continuar delinquiendo”.

Para muchos ciudadanos de El Ejido y, sobre todo para la gente más sensata de la clase política, la puesta en marcha del Plan B por parte del encisismo, al margen de las estrategias de defensa del resto de imputados, a los que, por cierto, Enciso puso a los pies de los caballos en su exhortación urbi et orbe, supone un antes y un después en la Operación Poniente . Todo esto viene a demostrar que, efectivamente, ha comenzado de verdad el principio del fin de una era, porque salir atacando a la jueza y a la Fiscalía, mantener que le tienen tres meses en la cárcel por un dossier del PP - creo que se refiere al Informe Pícaro, ¡elaborado en 2005 !- amenazar a periodistas y medios de que ya saldrá para defenderse, confirman una pérdida de papeles y, en cierta medida, suena a un gran sálvese quien pueda.

En resumen, lo que hoy cuenta el periódico almeriense que dirige Pedro Manuel de la Cruz, resume que la jueza no deja salir a Enciso de la cárcel, cuando va camino de los tres meses como preventivo, porque su permanencia allí dentro puede evitar que siga delinquiendo, su posible fuga o que destruya pruebas.

En el ámbito judicial es muy probable que se den pasos nuevos a lo largo de estas dos próximas semanas, siendo el levantamiento de una parte del secreto del sumario, una de las providencias que más expectación levanta en todos los frentes, especialmente los políticos. La mayoría esperan que el conocimiento público de parte de lo instruido, dé pistas más o menos certeras para, entre otras cosas, desbloquear el caos institucional y la parálisis política que azota a una de las ciudades más importantes de Andalucía.

Que solo el alcalde permanezca preso, - ningún concejal está imputado-, mosquea notablemente al resto de partidos que ya parece que tienen claro por donde puede romper , políticamente hablando, la Operación Poniente. Puede haber sorpresas a corto plazo.

Para muchos, cuando se conozcan al detalle las imputaciones contra Enciso, será tal su efecto demoledor, políticamente hablando, ( y dicen que penalmente) que convertirá el actual equipo de gobierno en un autentico enjambre de avispas y abejas, pero sin reina.

De ahí que en el PSOE ya estén tomando posiciones de futuro y que crezca, particularmente en la Agrupación de El Ejido, la idea de la inevitable gestora municipal, al modo y manera de Marbella. A la crisis política se suma que el Ayuntamiento esté con los pagos suspendidos, que la caja está esquilmada y que el sustituto accidental de Enciso, Ignacio Berenguel, se encuentra desbordado por los acontecimientos, máxime con Enciso mandando desde su celda. A todo esto, los trabajadores de Elsur y sus familias como las primeras y grandes victimas de la situacion, sin cobrar y con sus empleos medio en el aire.

También empieza a tomar cuerpo la idea de recuperar la concesión municipal otorgada por Pleno a la empresa ElSur, la madre de todas las corrupciones según parece. Y en esto están ya de acuerdo PSOE, PP e IU. Téngase en cuenta que el contrato de veinte años, a razón de cincuenta millones anuales entre canon y obras, arroja la cifra escalofriante de mil millones de euros a pagar por los contribuyentes de El Ejido en dos décadas. Ya todos lo tienen claro, piden que se le retire la concesión del servicio municipal a Agua y Gestión, cuya matriz es la multinacional andaluza Abengoa.

La puesta en marcha del encisismo de un descabellado plan en términos de defensa personal y política, que supone también una ofensiva contra quienes instruyen el sumario - ¿Estará politizado? se preguntaba Enciso desde la cárcel – ha venido a dar un sesgo muy notable en los efectos políticos colaterales de la Operación Poniente.

A partir de mañana lunes ya nada parece que será igual en El Ejido. El Plan B debe tener en su agenda un siguiente paso, si cabe más arriesgado que los dos anteriores: sacar la gente a la calle, cuanta más mejor, "echarle encima el encisismo sociológico a la jueza", que dirían en su propia jerga, en la Plaza Mayor de El Ejido o ante el Palacio de Justicia de Almería, donde sea, metiéndole más prisa y presión a Montserrat Peña, que es lo que vienen haciendo desde el PdAL desde hace casi tres meses.

Pero la estrategia que algunos atribuyen a José Añez, incluso parece que al margen de la del propio abogado defensor Francisco Torres, puede que no sea compartida por todos los concejales del PAL. Algo que tiene su lógica ya que el pueblo, donde Enciso sacaba reiteradas mayorías absolutas, son mayoría ya los que piden que dimita como alcalde. Algo, dimitir, que desde la cárcel ha dejado claro que no hará, porque Enciso, aún hoy, sigue creyendo que no ha hecho nada, que es inocente. ¿Lo creerá de verdad? Esa es la cuestión.


No hay comentarios: