lunes, 18 de febrero de 2008

EL CRACK DE CONTSA, "LOPERITA" DA LA CARA


Más de mil inversores particulares se han visto sorprendidos por la suspensión de pagos de la empresa sevillana Contsa Corporación Empresarial S.A. presidida por Jose Salas Bursón. Para el próximo día 3 de marzo los 1.200 afectados han sido convocados en el hotel Al Andalus a una asamblea en la que el propio Salas explicará las circunstancias que han rodeado el crack de Contsa y, sobre todo, las soluciones que tiene pensadas para que los inversores puedan recuperar el dinero que habían confiado a su empresa, por cierto, con altos intereses de rentabilidad.

Salas Bursón no ha puesto tierra de por medio que es lo que suele suceder en casos como este. Ha decidido dar la cara y se ha comprometido a resarcir las pérdidas a costa del patrimonio inmobiliario de la compañía. “Los activos son superiores al pasivo” ha asegurado, recordando que “hay casi treinta millones de euros de diferencia entre los 80 millones en activos frente a los 54 de pasivo”. Los afectados, sorprendidos al ver como sus ahorros quedaban en precario, han optado por una actitud prudente, extrañamente alejada de las movidas públicas en situaciones similares. De hecho, convocados a través de un foro en Internet, a las pocas horas de la suspensión, casi un centenar de acreedores lograron reunirse en la Plaza de España de Sevilla. Quisieron hacerlo sin prensa, llegándose a cierta violencia contra los periodistas presentes. Tan solo un afectado (ahora ya son dos) han acudido a los tribunales de Justicia acusando de estafa a Contsa y a su presidente. Salas se ha defendido proclamando que “no he engañado a nadie ni ha habido estafa, los inversores han traído libremente el dinero y no me he quedado nada, solo me he dedicado a trabajar”.

Según se ha publicado, entre los inversores figuran personajes muy conocidos de la vida pública sevillana y andaluza, aunque sus nombres, todavía, no han trascendido a la opinión pública.

Salas Bursón pide tiempo y confianza, comprometiéndose a devolver dinero “a los más necesitados” en el plazo de un año.

A pesar de la buena disposición mostrada por Salas para afrontar la asamblea de acreedores, el hecho de que el asunto ya esté en manos de un juzgado de Sevilla, parece que puede restar capacidad de maniobra al empresario sevillano a la hora de buscar pactos y arreglos privados. Una situación que inquieta a quienes, por razones todavía no explicadas, prefieren mantener alejado el conflicto de la publicidad.

Pepe Salas, conocido en ciertos ámbitos sevillanos como “loperita” por su poder económico y voz atiplada, es un empresario que tras enriquecerse en el sector del ladrillo y las subastas inmobiliarias, quiso labrarse una imagen pública a golpe de talonario. Logro ser Rey Mago del Ateneo de Sevilla (Gaspar), Hermano Mayor de la Hermandad del Rocío de Villamanrique (financiando la restauración de su capilla) y destacado benefactor del mundo cofrade sevillano. Un modelo de empresario muy singular, abundante en tiempos de la segunda modernización de Andalucía.

Y, ADEMÁS, LA MUERTE DE UN HERMANO

Las desgracias nunca vienen solas. El presidente de Contsa, Pepe Salas, habrá pensado en este aserto popular cuando en plena crisis de su Corporación Empresarial, el pasado 6 de febrero, un hermano suyo, de 42 años, responsable de la contabilidad de Contsa, fallecía tras caer por las escaleras de su domicilio. Una muerte, un desgraciado accidente que, lógicamente, la autoridad judicial está investigando como es preceptivo.

LA PIRAMIDE DEJO DE DAR DINERO

Contsa, según fuentes bancarias, tenía una estructura piramidal -los nuevos participantes pagan los intereses a los antiguos- y actuaba convirtiendo a los pequeños inversores en socios. Estos cedían a la empresa préstamos participativos que luego Contsa invertía en activos inmobiliarios y en productos financieros. El grupo, llegó a expandir en los últimos meses su negocio financiero e inmobiliario a la Europa del Este y a EE UU.

HASTA EL 30%

Hasta el 30% de rentabilidad había llegado a pagar Contsa a sus clientes, una cifra que desde luego nada tiene que ver con lo habitual en el mercado financiero. Se estima que la deuda entre sus acreedores ronda los 25 millones, según la empresa. En ámbitos políticos ha sorprendido el silencio de la Junta de Andalucía ante este asunto, no conociéndose declaración alguna del consejo de Economía Jose Antonio Griñán.

SISMOGRAMAS

-Sorprende la decisión de los jueces sevillanos que han optado por no regalar más horas al gobierno, o sea a la sociedad que paga con sus impuestos el sueldos de los funcionarios judiciales.

-Dicen que resuelven un 20% más del número máximo de causas fijadas por el CGPJ. Y sorprende el dato porque en las sedes judiciales se amontonan los procedimientos que tardan años en concluir en sentencias. Estamos ante el anuncio de una huelga de celo de Sus Señorias en señal de protesta por la congelación salarial impuesta desde el Ministerio de Justicia.

-Dicen que han perdido el 4% de su poder adquisitivo y que, por tanto, no están dispuestos a regalar estadísticas y resoluciones efectivas al gobierno. (Como si al gobierno, visto lo visto, le preocupase la calidad de la Justicia y sus mecanismos).

-Los ciudadanos se sorprenden, en efecto, al comprobar cómo quienes administran las leyes del Estado de Derecho dicen que trabajan un 20% más por encima de los objetivos marcados por los jefes de la judicatura española. Una realidad que concluye necesariamente en una pregunta obligada: ¿No se habrá equivocado el CGPJ a la hora de calcular el trabajo a desarrollar por un juez? O esta otra, ¿Por qué no se establece un bonus anual para los jueces en función del trabajo desarrollado, tal y como sucede en otros ámbitos laborales de la Administración?.

-Curioso no obstante lo que ha venido a decir el decano de los jueces sevillanos confirmando que habrá retrasos en los procedimientos pero los jueces, y esto es lo mejor de todo, tendrán más tiempo para trabajar en los casos. Y para preparar oposiciones, dar conferencias y , sobre todo, más vida familiar.

-El TSJA ha declarado nula por no ser “conforme a derecho” la previsión de financiar gastos de inversión ajenos a la ampliación y conservación del patrimonio municipal del suelo incluida en los presupuestos de El Ejido de 2003. La suma ascendía a 13,6 millones de euros que, según Rosalia Martín de IU, se destinaron al pago de las deudas contraídas con la empresa Elsur, (Abengoa, Cajasol, Caja Sur y el ayuntamiento del alcalde Enciso que preside la empresa semi pública).

No hay comentarios: