viernes, 20 de julio de 2012

¿POR QUÉ? Y ¿CÓMO? ME VOY DE ONDA CERO

Este es el texto del correo que he enviado esta mañana a mis compañeros y compañeras de Onda Cero como despedida.

Lo reproduzco aquí, especialmente para aquellos de los que no dispongo de su correo electrónico.


Querid@s compañer@s y amig@s:

Cuando el uno de julio del año 93 me senté por vez primera en la Dirección Regional de Onda Cero en Andalucía, siempre sostuve que llegaría un día en el que, de igual manera que había llegado, me debería marchar: ligero de equipaje, tras un viaje cargado de buenas experiencias y plenas sensaciones. Siempre soñé que a la hora del adiós querría hacerlo así, despidiéndome de todos y saliendo por la misma puerta principal por la que entré.
Y ese día ha llegado.
Os mando unas breves líneas para comunicaros que esta semana mantuve una reunión con nuestro Director General, Ramón Osorio, en la que, de común acuerdo, decidimos que había llegado la hora de que abandonase mis tareas ejecutivas como Director Regional de Onda Cero en Andalucía y al frente de la emisora de Sevilla.
Como la mayoría sabéis, el pasado año sufrí un percance coronario en el que me dejé un cachito de corazón, exactamente un 4% según los cardiólogos. Un aviso serio que, afortunadamente, logré superar tras una delicada intervención a corazón abierto, con posterior rehabilitación felizmente lograda.
Como bien conocéis todos, las tareas de gestión y más en estos tiempos actuales de grave crísis económica y política, requieren la máxima entrega y tensión que dudo mucho que yo - y mi corazón- seamos capaces de aportar con la intensidad que requieren estos momentos tan cruciales para la empresa y el sector radiofónico.
Dejo mi casa de veintitantos años, donde he tenido la suerte de trabajar con un puñado de buenos profesiones y mejores personas.
A mi equipo en Sevilla, a la gente que he tenido lealmente cerca en estos años en toda Andalucía, quiero darles públicamente las gracias. Pedirles también que apoyen con la misma lealtad a quien me va a sustituir en la responsabilidad. Lo valioso de las empresas no son las máquinas, ni los edificios, ni las concesiones administrativas, son las personas. Creo, sinceramente, que ese es el gran activo que hoy tiene el Grupo Antena 3 en Onda Cero: sus trabajadores, todos sus grandes profesionales, desde el primero al último de la emisora más pequeña y apartada.
Y gracias también a Silvio, a Javier y a Ramón que, en mi caso, han demostrado como directivos del Grupo una delicadeza y tacto dignos de reconocimiento y agradecimiento público por mi parte.
Seguiré en la profesión, como periodista que sigo siendo e intentaré acabar esos libros avanzados en estos años pero eternamente aparcados; procuraré seguir siendo feliz en lo personal y seguiré cuidando mi corazón, un trocito del cual se queda con vosotros, entre las paredes de un despacho de Onda Cero en Sevilla.

Permitidme concluir con unos versos de Cavafis que, quizás, vengan hoy a cuento en este final de mi trayecto como director de Onda Cero Andalucia:

“Itaca te brindó tan hermoso viaje. Sin ella no habrías emprendido el camino. Pero no tiene ya nada que darte. / Aunque la halles pobre, Itaca no te ha engañado. Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia, entenderás ya qué significan las Itacas”.

Un abrazo para tod@s y mucha suerte en el camino que espero sea largo y lleno de buenas sensaciones, como las que yo me llevo.

Pepe Fernández.

11 comentarios:

Carmen Morillo dijo...

Ha sido un placer conocerte. Te deseo lo mejor en esta nueva -y seguro que fructífera- etapa de tu vida. Carmen F. Morillo. CAA

Quiros dijo...

Te deseo lo mejor del mundo. Un oyente de Onda cero y de tu programa.

Quiros dijo...

Te deseo lo mejor del mundo. Ha sido un placer oirte y seguir tus comentarios. Un fuerte abrazo de un oyente de Onda Cero

Paco Calvache dijo...

GRANDE, PEPE. ¡¡¡

Paco Calvache dijo...

GRANDE, PEPE. ¡¡¡

Más claro, agua dijo...

Muchas gracias por todo lo que pudimos compartir. Suerte en el futuro, salud en el camino y éxitos en la vida...

Gente de El Puerto dijo...

Un gran periodista, una gran persona y un hombre al día. Pepe, que te vaya de lo mejor. Te llamaré...
José María Morillo

Juan Sin Nombre dijo...

Del 93 al 2012 son 19 años no veintitantos

Pepe Fernandez dijo...

Entré en 1989. En 1993 asumí la dirección. Son pues 23 años en la casa, mas o menos..

Doria dijo...

Hace tiempo que nos conocemos, coincidimos en innumerables actos señalados ya para siempre en la historia de Andalucía y de España. Parece que fue ayer; cascos AKG inmensos en las orejas, antena incluida, y micrófono talla XXL (ración y media de bocadillo parecía).
Primer Día de Andalucía; Rafael Moreno, Pepe Aguilar, Pilar del Rio, Mercedes de Pablo, etc. etc.¡¡Tantos "primeros"; Parlamento, Diputaciones, Ayuntamientos, Preautonomía, Referendum, Elecciones, etc.
Los inicios de O. Cero trás tu vuelta de Madrid, "La Sureña", el inefable Viola...En fin Pepe, una vída y unos momentos irrepetibles que nos llevamos puestos. No conocía tu "cogida" del año pasado, recuerdo que nos vimos por "las Setas" el pasado 15M, bicheando los dos, como siempre.
Cuídate, un abrazo

Dani Casanova dijo...

Llego tarde a la despedida,es curioso,recibí demasiado pronto su bienvenida.Apenas superaba los 20 años cuando tembloroso e inseguro pisé por primera vez los estudios de Onda Cero,por aquel entonces en la Isla de La Cartuja,acompañado de mi padre,que tiraba de mí con su fe ciega,como un auriga forjado en la antigüedad.
Nos recibió con un aspecto imponente,apariencia elegante,pero gestos cercanos,voz profunda y proyectada contrastando con intencionalidad natural y familiar.A su espalda un premio Ondas y de frente un niño,como digo de 20 años con el que quiso asumir un compromiso,el de darle una oportunidad.Aquel señor entendió como suficiente una prueba en microcasette,con viejas imitaciones,un repertorio pasado de moda con personajes de los 80 y muchos dibujos animados.
El proyecto,la versión local de un programa despertador y la Radio formula consiguiente.
Empecé como colaborador y cuando cierto becario consideró que un programa despertador y "poner canciones" no era suficiente para él,Pepe decidió seguir adelante conmigo y con Carlos Hidalgo.Y cuando el proyecto fue cayendo en el resto de provincias andaluzas,Pepe decidió seguir adelante,depositando fé ciega en mí,dejándome cada vez más margen de mejora.
Pepe no se equivocó,un año después el crecimiento era evidente,tanto a nivel actoral como profesional,fui yo quien erró,era joven,inmaduro y estaba poco formado,fui yo,quien pese a los intentos de Pepe,que creyó en mí más que yo mísmo,el que abandonó,eso sí con la promesa interna de volver más seguro y formado y devolver la confianza depositada.Los éxitos que conseguí después nunca habrían sido tales sin el punto de partida que Don Pepe Fernandez puso en mi camino,lamento llegar tarde para cumplir aquella promesa,a quien con un proyecto cancelado por las altas esferas de Onda Cero,decidió ser fiel a sí mismo y a un compromiso adquirido con un vulgar niño de 20 años,desconocido,al que no debía nada,por el que no tenía por que luchar.Gracias Pepe,por estos años de ejemplo profesional,pero gracias sobre todo por un legado personal basado en la dignidad e integridad.