domingo, 2 de agosto de 2015

LA REVOLUCIÓN ´JASP´ DE BONILLA

A-92, IDEAL de Almería,
domingo 2 de agosto de 2015


Tal y como anunció hace un par de meses, Juan Manuel Moreno Bonilla ha afrontado su particular revolución en la estructura orgánica del PP andaluz, rodeándose de jóvenes, aunque sobradamente preparados, acuñación publicitaria de éxito de una marca de coches para vender motos de cuatro ruedas a la juventud del momento.
Antes de anunciar unos cambios, que han gustado más en el PSOE que a amplias capas del PP-A, el malagueño Moreno Bonilla fue una de las estrellas emergentes de la derecha que intervino en la última conferencia nacional del partido defendiendo un nuevo modelo y, además, aquello de un hombre, un cargo. Y lo proclamó sin cortarse un pelo, con dos actas parlamentarias en la faltriquera.
Días después, Bonilla, puso en marcha su revolución interna andaluza usando un método bien distinto al empleado históricamente por Javier Arenas e, incluso, por su sucesor Juan Ignacio Zoido, el malogrado presidente regional al que dicen que se le ve muchas noches merodeando por el puente de Triana, mirando ensimismado el agua de la dársena.
El líder Arenas, al que se le podrá criticar todo y más, tuvo no obstante la virtud de quedar bien con todos. De ahí que el PP andaluz tuviese tantas y tantas vicesecretarias y a tantos alcaldes notables con acta parlamentaria. Conocedor del ego de los políticos lugareños, lo importante que para ellos suponía quitarse de en medio para viajar a Sevilla un par de días a la semana, Arenas mantuvo una nomenclatura en la cúpula que ni el Kremlin en los tiempos de Leonid Brézhnev. Ni que decir tiene que ese “todos contentos” le permitió mantenerse durante décadas al frente del partido, más temido y respetado que querido por quienes, además, controlaban orgánicamente las provincias. No faltó, desde la óptica de la derecha, quien criticó esa forma de gobernanza personalista del partido, llegando a considerarla como la institucionalización de una leal y acomodada oposición al PSOE de los 33 años de mando en plaza que, elección tras elección, barría o ganaba en las urnas al PP.
Solo en una ocasión, y con Arenas al frente en 2012, el PP-A logró ganar en número de votos y escaños a los socialistas. (¿Quién ha dicho que el PSOE no ha pagado ya en las urnas sus corrupciones y el Caso Eres?). Pero la alianza de la izquierda andaluza, entre Griñán y Valderas, supuso una estocada letal que nuevamente desactivó para mucho tiempo a la derecha política andaluza. Las consecuencias no se hicieron esperar: Arenas volvió a donde dijo que nunca volvería, o sea Madrid, dejando al frente del partido a una de sus criaturas que, cuando empezó a andar, se echó en los brazos de mamá Cospedal, la gran adversaria del papá político. Cuando se demostró que el alcalde de Sevilla, además de traicionar a quien le quitó la toga metiéndole en política, no servía para presidir el partido, levantando grandes recelos en la organización por ser más alcalde de Sevilla que presidente regional, en el PP-A se abrió una brecha que aún perdura.

Y llegó el comandante Bonilla

Y en estas llegó el nuevo comandante, por el método del dedazo - “porque tú lo has querido” Rajoy dixit- impulsado por la descontenta Málaga  y, sobre todo, apoyado por Jorge Moragas y Soraya Sáez de Santamaría. Operación a la que se sumó, qué remedio, un Javier Arenas que, conociendo el paño andaluz, creyó más oportuno el ajuste de cuentas a Cospedal y Zoido que defendían a José Luis Sanz, que velar por los intereses electorales y la unidad del partido en la región.
En ese contexto aterrizó Bonilla quien, casi un año después, sufriría en carne propia la primera derrota de las autonómicas, siendo él mismo cabeza de cartel. E inmediatamente después lideró el bajonazo popular en las municipales, salvando la cara en algunos casos por el club de descontentos (con otros partidos) que dirige actualmente la organización de Cs en Andalucía.
Pese a las reiteradas y clamorosas derrotas del PP-A, nadie dimitió asumiendo responsabilidades. Tampoco se oyeron voces en público - en privado sí- dentro de un partido resignado a seguir calentando asientos en la oposición. Prevaleció la fórmula de las lentejas: esto es lo que hay… porque hay que seguir comiendo.
La inminencia de elecciones generales y la cuesta abajo enfilada por el PP ha hecho reaccionar a Rajoy quien ha tomado personalmente las riendas de todo. Tras los mínimos cambios en Génova 13, en San Fernando 39 Bonilla ha hecho lo propio. Se ha rodeado de jóvenes con escasa experiencia, guapos pero preparados y parece que con ganas. Se ha inventado el Ágora Rural, que en Marbella causa furor y lo del Diputado de Proximidad, que recuerda mucho al fracasado intento del “policía de proximidad” que quiso imponer sin éxito el PSOE en determinadas ciudades. Y ha encomendado a Loles López que muerda sin piedad a todo lo que se mueva y que favorezca al PSOE, llegando esta semana a arremeter duramente contra su socio en los ayuntamientos y diputaciones de Málaga, Granada, Almería y Jaén a los que ha descalificado llamándoles “subcontrata” del PSOE, como si Cs no le estuviese poniendo alfombras anaranjadas al PP (tal como a Susana) allí donde gobiernan gracias a ellos.
Pero la prueba del algodón de la revolución Bonilla llegará en semanas. Cuando se confirmen quienes encabezarán las listas al Congreso. Se habla de Teófila por Cádiz, Villalobos por Málaga, Arenas por Sevilla y Puche por Jaén. Casi treinta años les contemplan a todos ellos en activo. La lista se completa con el cunero Hernando por Almería -que si hubiese primarias no saldría de número uno por esta provincia- la ministra Bañez por Huelva y el ex alcalde Nieto por Córdoba. Bonilla se ha echado al monte dispuesto a salvar los muebles en otoño. Mientras, los del PSOE, están de botellona desde hace días. Celebrándolo, por supuesto.


LA CUAJADERA

La Egopa “manipula”

Ana Mª Mestre, una de las nuevas y rutilantes estrellas del PP-A, nombrada por Moreno Bonilla Vicesecretaria de Política Municipal, descalificó durante una entrevista en directo el pasado viernes en Canal Sur TV la encuesta de verano de la Egopa que agranda la distancia electoral entre el PSOE-A y el PP-A, a pesar de que los socialistas bajarían tres puntos, del 35,4% de las ultimas autonómicas al 32,5% que refleja el sondeo. Los populares caerían del 26,7% al 21,9%, casi cinco puntos.
Mestre, que recordó que detrás de la encuesta de la  Egopa está la la mano de la Junta de Andalucía, llegó a afirmar que dicho sondeo está “manipulado”. La Sra Mestre no aportó ningún dato que sustentase su grave acusación, pero concluyó afirmando que “cocinar” una encuesta es “sinónimo de manipulación”.

Pérez Parra al IFAPA

El hasta ahora SG de la Consejería de Agricultura, Jerónimo Pérez Parra, ha sido nombrado esta semana nuevo presidente del IFAPA, cargo que ostentó la actual consejera Mª Carmen Ortiz. Formalmente se trata de un ascenso, aunque no se conozca muy bien ni las funciones ni la utilidad del mencionado Instituto. Pero lo que sí resulta evidente es que Pérez deja el día a día de la Consejería. 
Coincide este cambio con la crisis abierta entre la antigua empresa del alto cargo, Cajamar y AgrupaEjido. En este conflicto, el nuevo presidente del Ifapa, parece que tiene claro que las responsabilidades de lo que está sucediendo recaen exclusivamente sobre el empresario Cecilio Guillén, según fuentes del sector que han hablado del tema últimamente con él. Todos los indicios apuntan, por tanto, a que la consejera Ortiz comparte la misma tesis que su hombre de confianza y que la Junta está más cercana al pool bancario que a Guillén, aunque públicamente guarda silencio.
Mientras, crece la inquietud y el nerviosismo de los centenares de trabajadores directos de AgrupaEjido, a la vista de la inexistencia de negociaciones y tras comprobar como se empieza a retirar maquinaria del cartonaje. Algunas fuentes sindicales no descartan movilizaciones en breve de persistir esta situación de impasse.

12.5 kms de Ave

De Pulpí a Cuevas del Almanzora, ese es el tramo que Adif ha adjudicado esta semana para que el AVE siga su lento camino hasta Almeria. Calculando el kilometraje que falta hasta la capital y la escueta inversión destinada, parece que va para años la ansiada reivindicación de los almerienses. Se trata de un gesto, pedido por el PP de Almeria a Rajoy a la desesperada ante la dura posición de los empresarios, amenazando con acciones de todo tipo. Ante la ridícula inversión, con tintes electoralistas, se han apresurado a decir lo mismo que todos vienen prometiendo hace años: que llegará más dinero y que llegará el Ave.

No obstante, a tenor de la puesta en escena para el anuncio de la docena de kilómetros licitados, paralizando Amat el pleno de Diputación con cerrada ovación de los diputados populares, cabe preguntarse qué pasará el día que el Ave llegue a Almería. Van a faltar caldos y cohetes para celebrarlo. Pero tranquilos, que para eso quedan años, por desgracia para los almerienses.

domingo, 26 de julio de 2015

LOS PUESTOS DE TRABAJO DE AGRUPAEJIDO

A-92, IDEAL de Almería,
Domingo 26 de julio de 2015


Si observan con atención las declaraciones de los últimos meses de los más importantes dirigentes políticos de Andalucia, observarán en ellas un denominador común: todos, absolutamente todos, están muy preocupados por la creación de empleo en nuestra comunidad. La última sesión de control celebrada esta semana en el Parlamento de Andalucía podría servir como ejemplo más reciente. Casi en todos los asuntos planteados en la cámara autonómica, los oradores, han usado para justificarse, en un sentido u otro, la muletilla de la creación de empleo, llegando incluso la presidenta Susana Díaz a anunciar que en este mes de julio Andalucía podrá bajar de la cifra fatalmente sicológica del millón de parados.
El paro se ha convertido en el monocultivo del discurso político, conscientes como son nuestros dirigentes de que esa sigue siendo, a día de hoy, la gran preocupación y el gran drama en el que está sumida la inmensa mayoría de la sociedad española.
La ultima EPA, con resultados francamente positivos en sus números y porcentajes globales, ha provocado, entre tanto, que muchos - Rajoy y Susana Díaz entre ellos- echen las campanas al vuelo y se pongan a tirar cohetes. Todo perfecto, “el empleo ha llegado para quedarse” proclaman unos y otros, pero llama poderosamente la atención que en ese último pleno veraniego del Parlamento andaluz nadie, absolutamente nadie, se haya acordado  de situaciones concretas en las que peligra lo que ya tenemos en la parcela del empleo. 
En Almería está sobre la mesa un conflicto  socioeconómico que, a estas alturas, debiera haber hecho saltar las alarmas de la clase política por las consecuencias que pueda tener, a corto y medio plazo, en el mercado de trabajo y en el PIB provincial y regional.
Me refiero, claro está, al asunto AgrupaEjido, la principal comercializadora de productos de los invernaderos almerienses, sumida en una grave crisis desde hace semanas.
Como los lectores de IDEAL conocen, un Pool bancario se halla enfrentado al propietario mayoritario de dicha empresa quien ha despedido a los gestores puestos por la banca, los han denunciando ante los Tribunales y retomado la gestión de la entidad. Estamos pues ante un conflicto de intereses económicos, aparentemente entre particulares, pero con una gran repercusión social y económica en la provincia. Miles de trabajadores, directos e indirectos, junto a miles de pequeños agricultores de Almería, tienen desde hace semanas el alma en vilo a la vista de las escasas, pero alarmantes noticias que ha estado generando el conflicto en los medios. 
Ni una sola pregunta parlamentaria, ni  una sola moción en la Diputacion, ninguna iniciativa municipal, ni una sola declaración política de parte llamando a la cordura y al sentido común se ha producido en estas semanas entorno al asunto AgrupaEjido. 
La consejera de Agricultura, la almeriense Mari Carmen Ortíz, se vio obligada a responder del tema al ser preguntada, sobre la marcha en la SER Andalucía, por el conflicto limitándose, con gran nerviosismo, a confiar simplemente en que se vuelva a la negociación. Antes de esa puntual declaración obligada, la Sra Ortiz, ha dado la callada por respuesta, al menos públicamente.
Fuentes del Comité de Empresa de AgrupaEjido no ocultan su inquietud y su enorme preocupación, sobre todo al comprobar que la última nómina se la han pagado desde el Banco de Sabadell y no desde Cajamar como solían. Por no hablar de los agricultores donde unos han cobrado porque Cajamar ha hecho frente a los pagos de forma selectiva y a otros no, pequeños empresarios que deben planificar sus campañas de septiembre, también invadidos por la incertidumbre. Estos últimos, finalmente, también han podido cobrar gracias a la linea abierta desde el banco de Sabadell. En la organización agraria COAG, que está atendiendo a sus afiliados afectados por el conflicto, no ocultan su preocupación por la situación, haciendo llamamientos a las partes - especialmente a Cajamar que es la “la parte más fuerte”- para que prevalezca “la responsabilidad” de todos, abordando cuanto antes la negociación y la solución de un conflicto que, además, presenta tanto para trabajadores como para los agricultores afectados interrogantes que nadie les ha explicado de momento.

¿Donde están los 60 millones?

Por ejemplo, nadie comprende a donde han podido ir a parar los cerca de 60 millones de euros - hay quien habla incluso de más y otras fuente lo cifran en menos- que los gestores de la banca han logrado ingresar con la enajenación de activos empresariales del conglomerado AgrupaEjido/Guillén en los años en los que han gestionado la empresa en solitario. Algunos de esos importantes activos, por cierto, han acabado finalmente en manos de empresas del grupo familiar del presidente del PP, Gabriel Amat, como Cehorpa, vendida “limpia de polvo y paja” a Costa de Almería. Al respecto, Cecilio Guillén, no atiende de un tiempo a esta parte las llamadas de la prensa, no pudiendo contrastar su versión sobre este y otros puntos de interés. Mal asunto el apostar inesperadamente por el oscurantismo informativo.
Fuentes del sector agrario almeriense consideran que esa, la venta de activos en estos años, es una de claves a desvelar para conocer la verdadera realidad económica de la empresa y, sobre todo, para despejar las dudas existentes sobre Guillén, en el sentido de que no ha cumplido, como le acusan desde la banca, con los compromisos económicos contraídos en su día cuando fue apartado de la gestión de AgrupaEjido por la banca. También confirman esas fuentes agrarias que Cajamar habría puesto como condición para volver a negociar la retirada de la denuncia judicial interpuesta por Guillén contra sus gestores por supuestos delitos de estafa y societarios, denuncia que sigue su curso en el Juzgado. El calendario avanza y la negociación se halla varada en dique seco. Y  la clase política almeriense y andaluza mirando hacia proyectos de futuro que crearán, algún día, puestos de trabajo en sectores como la minería. Sin embargo, los miles de puestos que peligran hoy en la Agricultura almeriense, ni los abordan ni parece que les preocupe en demasía. Al menos a día de hoy y públicamente.



LA CUAJADERA


Ortiz y el Caso Marismas

La consejera de Agricultura ya se ha enterado de que va el denominado ´Caso Marismas´. Esta semana dijo en el Parlamento, a preguntas de la diputada Carmen Crespo del PP,  que la Junta “está dispuesta a recuperar hasta el último euro” que se haya podido utilizar irregularmente en las Marismas del Guadalquivir, abogando para que la Justicia “determine las posibles irregularidades” vinculadas al caso. El Juez sevillano encargado de esta compleja instrucción, Juan Gutiérrez Casillas, sigue trabajando sobre el asunto. Fuentes conocedoras de la marcha de este complejo sumario han explicado esta semana que “la acumulación de trabajo en el Juzgado por otros asuntos llegados, ha retrasado la toma de decisión sobre los nuevos siete imputados propuestos por la policía judicial de la Guardia Civil” y que posiblemente la decisión final del juez, ratificando o no estas propuestas policiales, “se producirán ya en septiembre”. Recuérdese que entre los imputados por la policía figura el diputado y Secretario general del PSOE de Almería, José Luis Sánchez Teruel, acusado de la presunta comisión de cinco delitos, entre otros  el de “pertenencia a grupo organizado” en su etapa como Dtor general de Regadíos.
Quien ha quedado libre de toda sospecha en este caso es el ingeniero cordobés Jesús León López, ex directivo de Befesa y actual consejero del Sevilla FC. No así su antiguo jefe, Guillermo Bravo, alto ejecutivo del Grupo Abengoa, cuya imputación está a la espera de que sea ratificada por el juez también en septiembre.

El coto de Cazorla

El futuro de Ciudadanos en Almería parece estar en manos de su casi medio millar de militantes y no en las de Miguel Cazorla, alguien más que cuestionado por las Juntas de Cs de la provincia, la mayoría de las cuales se han reunido para analizar la grave crisis de liderazgo del partido. Fuentes de los asistentes señalan que se oyeron críticas muy aceradas contra el actual coordinador provincial al que acusan de haber convertido Ciudadanos en “una especie de coto particular para saciar sus ambiciones personales”. Formalmente le han acusado de incumplir los Estatutos al no convocar como procede las correspondientes asambleas en tiempo y forma. A tenor del espíritu surgido de esta última reunión, todo hace pensar que existe la voluntad de apartar a Cazorla del cargo lo antes posible, obligándole a abandonarlo tras un balance muy negativo de su gestión. Una de las criticas más escuchadas apunta al fiasco de la capital cambiando, en horas 24, la decisión de apoyar al candidato del PSOE y apostando finalmente por Comendador y el PP. “La gestión de ese acuerdo le ha hecho un daño inmenso a Ciudadanos no solo en Almería, también a nivel andaluz”, afirman. Por otro lado Diego Clemente, el hombre que hizo posible que Gabriel Amat siga de alcalde de Roquetas y futuro número uno al Congreso por Almería, se vislumbra como el nuevo hombre fuerte de Ciudadanos en la provincia.


domingo, 19 de julio de 2015

PODEMOS, CIUDADANOS Y LA CORRUPCIÓN

A-92, IDEAL de Almería,
Domingo 19 de julio de 2015


Al final Mariano Rajoy no ha tenido más remedio que reconocer públicamente el daño y el enorme desgaste electoral que la corrupción ha causado a su partido en estos años. Más exactamente, añado, la nula o escasa combatividad desplegada por el PP contra esa lacra interna en la que, demasiadas veces, la sociedad les ha visto como cómplices intentando tapar las evidencias que manchaban a sus más altos dirigentes. Al PSOE, quizás por estar en la oposición, se les ha notado menos, pero allí donde han mantenido el poder - lease Andalucía-  el socialismo también ha mostrado una gran tibieza en su combate interno contra quienes dentro de sus filas han sido autores o cómplices de casos graves de corrupción y/o latrocinio.
Ha resultado muy curioso comprobar como el bipartidismo ha coincido en sus manuales orgánicos en dos argumentos básicos a la hora de responder al robo sistémico del dinero de los contribuyentes. Por un lado siempre han destacado que la peor corrupción era la del adversario. Y por otro, han sido capaces de reinventarse la gravedad del Código Penal intentando minimizar la maldad entre delitos políticos y administrativos. O sea, clasificando a delincuentes buenos y malos, aunque delincuentes al fin y al cabo.
Una situación que, din duda, ha conducido a unos y otros a ser especialmente explosivos en sus discursos anticorrupción, mientras que su comportamiento real ha distado mucho de lo que predicaban en mítines, declaraciones o platós de Tv.
Pero si algo sorprende al ciudadano, tras varias elecciones en las que emergen partidos como Podemos o Ciudadanos, es el comportamiento de estas nuevas formaciones que, en teoría, prometían que llegaban para regenerar y adecentar, la vida política española.
Un repaso a las hemerotecas del último año nos puede dar una idea exacta sobre como los llamados partidos emergentes están afrontando este fenómeno, el de la corrupción, capaz de liquidar a este paso el sistema democrático y el Estado de Derecho.
Podemos, la izquierda más radical del arco parlamentario, no se ha prodigado en presentar denuncias - ya sea ante la Fiscalía o ante los medios de comunicación- sobre la infinidad de casos que aún permanecen en el anonimato público. Centenares de asuntos que, nadie sabe muy bien por qué, no han tenido ni tienen cabida en la agenda de prioridades de quienes se presentan como regeneradores del Sistema. Quitando breves referencias a asuntos en vías de investigación judicial desde hace años como los Eres, la Formación y paren Uds de contar, resulta muy difícil o imposible hallar una iniciativa de Podemos encaminada a destapar las cloacas del poder en demasiados rincones de la geografía andaluza. Están dando la sensación los ´podemistas´, incluso en el Parlamento de Andalucía, de que han llegado para instalarse como meros ejecutores de la vieja política que tanto han criticado, o lo que es lo mismo, como una nueva casta a la que, por cierto, la veterana les cuelan goles a diario. Esta filosofía aplicada a Almería resulta especialmente clamorosa, por no denominarla escandalosa, a la vista de la infinidad de asuntos de corrupción que se encuentran encima y debajo de la mesa y Podemos sin enterarse y mirando de reojo a los de ´Ahora en común´.

Ciudadanos

Es lo mismo que sucede con Ciudadanos, el partido que finalmente se ha convertido en muleta de Susana Díaz y del PSOE en Andalucía en la Junta. No solo apoyaron puntualmente su investidura, sino que con el paso de las semanas se está comprobando que se han convertido en unos perfectos aliados que difícilmente pondrán a la minoría socialista mayoritaria en apuros marcándole los tiempos en esta materia. Y no será porque no están apareciendo temas que merezcan una urgente explicación, como la gestión llevada a cabo por el departamento de Minas de la Junta de Andalucia, por citar solo el más reciente y llamativo.
La escasa contundencia empleada por Juan Marín y su grupo en el Parlamento de Andalucía, se torna especialmente escandalosa en las provincias. El comportamiento político de muchos dirigentes provinciales de Cs está dando al traste con aquella imagen de esperanza regeneradora que Albert Rivera llegó a proyectar ilusionadamente al arranque de primavera. Al comportamiento institucional de algunos, como el de Huelva colocando a un cuñado en la Diputación como asesor o lo de Almería donde cuatro listos se han hecho con la marca y los puestos claves remunerados, hay que sumar lo que sucede en las interioridades del partido. La ausencia de democracia interna con primarias breves, oscuras y muy raras, el escaso respeto a la paridad, el personalismo de sus dirigentes, amén de supuestos intereses económicos de los que todos hablan pero que nadie demuestra, han convertido al partido de Rivera en Almeria en el peor de los esperpentos políticos. El jueves, en solo media hora, se produjeron ocho o diez bajas en Roquetas de militantes jóvenes que se habían batido el cobre por el proyecto y que, finalmente, se han dado cuenta que han sido “utilizados como marionetas” en beneficio de quiénes se han quedado hasta con las inevitables carpetas blancas de las siglas color naranja.
Cs en Almería no solo no han denunciado ningún caso de corrupción ni del PSOE ni del PP en estos meses, sino que han prestado su apoyo a Amat y Comendador sabiendo que sobre su gestión pública pesan sumarios de calado como el Mesón Gitano denunciado por UPyD ( A ver que hace ahora Cazorla como presidente de la Comisión de Urbanismo) o la Trama Amat.
Pero la responsabilidad política de lo de Cs en Almería no la tienen los aprovechados Cazorla, Baca, Clemente amigos y parientes, la tiene el propio Rivera que, conociendo lo que le entraba por la ventanilla de afiliación, permitió que el imputado Cazorla liderase, a su imagen y semejanza, Cs en Almería. Claro que Rivera ya se justificó diciendo que Cazorla no estaba imputado por delitos políticos, sino privados o administrativos. Esa parece que es la filosofía de los que llegan para renovar la vieja política: más de lo mismo con tal de conseguir el poder y tres mil euracos al mes. Desolador.



LA CUAJADERA

AgrupaEjido.

En contra de lo previsible, a la vista del cruce de mensajes la semana anterior entre Cajamar y Cecilio Guillén, esta semana no se han retomado las negociaciones para desbloquear el impasse que afecta a la principal comercializadora de productos hortofrutícolas almerienses. A todo esto, miles de trabajadores permanecen expectantes e inquietos, desconocedores del futuro que les espera a ellos y a sus familias y si será el Estado quien finalmente deba pagar los platos rotos valorados en millones de euros.  En este contexto de silencio aparente, solo un ex directivo de AgrupaEjido impuesto en su día por el Pool bancario, parece que ha seguido echando gasolina al fuego, según fuentes de la comercializadora. La última noticia que llega sobre este enconado conflicto económico apunta a una única condición que habría puesto Cajamar para retomar la mesa de negociación en los despachos: la retirada de la denuncia que Guillén presentó ante el Juzgado por supuesta estafa y delitos societarios contra los ejecutivos impuestos por Cajamar en su día. Por lo que parece, el socio mayoritario de la empresa, no parece dispuesto a cumplir con la demanda, fundamentalmente “porque no se fía de ellos a la vista de los numerosos engaños de los que ha sido víctima él y su empresa desde 2010” aseguran fuentes conocedoras del conflicto.

“Mar de Plástico”

Ese fue el primer nombre -“Operación Mar de Plástico”-  que la policía judicial barajó en el año 2008 para denominar la que luego se llamaría ´Operación Poniente´. Se cambió porque la primera opción era “demasiado descriptiva del escenario investigado”. Siete años después, el Grupo Atresmedia, ha bautizado con la primera denominación una serie televisiva que, a priori, parece que no va a gustar a los lugareños y ya está generando fuerte polémica. La sensibilidad está a flor de piel y parece que el estreno de la serie, que intenta emular -salvando las distancias-  a ´El Principe´ de Mediaset en Ceuta, se producirá en septiembre, con el inicio de las cosechas bajo plástico. De proseguir la polémica a Gabriel Amat y al PP de Almería se le presenta una curiosa papeleta política consistente en explicar a los almerienses cómo y por qué, siendo el Grupo Atresmedia uno de los más beneficiados con la publicidad institucional que de ellos depende, se les permita el rodaje de una serie para Antena3 TV que, a priori, parece que puede neutralizar negativamente el efecto de las millonarias campañas publicitarias de imagen y promoción de Almería en los soportes mediáticos del grupo dominado por el Grupo Planeta. A ver como lo explican.

“Operación Sextante”


Un total de 65 implicados por las licencias ilegales de patrones de yate en Almería, la mayoría de clase social alta. La Jet almeriense implicada y Podemos sin rechistar. ¿Se han dado cuenta de que los ´podemitas´ no son tan peligrosos ni tan bolcheviques como los pinta Rajoy?

domingo, 12 de julio de 2015

LA ´TROIKA´ EN AGRUPAEJIDO

A-92, IDEAL de Almería
 Domingo 12 de julio de 2015


El rumor en Almería era insistente nada más arrancar el mes de julio: “A Cecilio Guillén le quedan tres telediarios, diez días escasos para evitar que el trasatlántico de Agrupaejido se hunda definitivamente, los bancos ya no aguantan más”. 
Coincidiendo con el extendido rumor circulante en ámbitos generalmente bien informados de Almería, a los pocos días, una filtración a la prensa local presumiblemente lanzada desde instancias financieras, abría públicamente la brecha de un viejo conflicto que a muchos, en esos días, les hizo ver, salvando las distancias, cierto paralelismo con la crisis griega. La troika contra Agrupaejido y su propietario, Cecilio Guillén, al que algunos llegaron incluso a identificar como el Tsiripas de la situación creada.
Agrupaejido no es una empresa cualquiera. El número de trabajadores del grupo, cerca de tres mil entre directos e indirectos, su millonaria facturación anual y los miles de agricultores dependientes de la más importante comercializadora de productos hortofrutícolas almerienses, la convierten en una especie de talón de Aquiles del PIB de la economía provincial.
Fue el día de San Fermín cuando las tensiones internas entre el Consejo de Administración y el Pool bancario liderado por Cajamar saltaron a la luz pública. Horas antes, el presidente Guillén y su Consejero Delegado, Francisco Juárez, habían tomado internamente la iniciativa procediendo al despido fulminante de los directores general y financiero, colocados en 2010 por la banca tras la firma de un préstamo sindicado por valor de más de cien millones de euros.
Fue precisamente esa decisión, la de retomar el control de la empresa por parte de Guillén, la que hizo saltar a la banca que, oficiosamente, anunciaba la inminente entrada en concurso voluntario de acreedores de la entidad que, desde hacía un mes, se hallaba  en preconcurso.
Rotas las discretas - aunque tensas- negociaciones en los despachos de las últimas semanas se abrió una batalla pública en forma de comunicados de prensa, algunos convertidos en verdaderos obuses lanzados por David contra Goliat. Así, el mismo día que fuentes del Pool bancario filtraban la delicada situación en la que entraba el grupo Guillén, este lanzaba un duro comunicado en el que denunciaba dos cuestiones relevantes. La primera que los gestores puestos por la banca habían “trabajado exclusivamente en beneficio del Pool bancario, mejorando sus garantías, anticipando cobros millonarios en perjuicio de la tesorería de la entidad y facilitando gastos de comisiones en operaciones bancarias innecesarias para la empresa”. Y la segunda que Agrupaejido había despedido al Director General e iniciaba contra él “acciones penales por estafa y administración desleal”.
Horas después era Cajamar, líder del grupo de bancos acreedores, la que respondía culpando a Cecilio Guillén de rechazar el plan de reestructuración de la deuda de más de 70 millones, que “la conduce a una más que probable liquidación”. De haber aceptado Guillén, aseguraban en Cajamar, la empresa podría haber pagado a sus trabajadores y a sus agricultores y haber continuado desarrollando su actividad en la próxima campaña. La Rural almeriense, finalmente, decía que tras la negativa de Guillén los bancos no podían hacer nada más y que junto a los trabajadores, agricultores y demás proveedores se convertían “en otros afectados por la deuda de esta empresa comercializadora”.

Llamada a la responsabilidad

Guillén, que entendió estas declaraciones como una nueva agresión/presión inaceptables, intentando colocarle frente a trabajadores y agricultores, emitió un nuevo comunicado en el que tras acusar a Cajamar de adoptar “represalias” hacía un llamamiento a “su responsabilidad y al sentido común” solicitando la reapertura de las líneas de crédito  -cerradas previamente en plan corralito- y apelando, una vez más, a dirimir las diferencias ante los Tribunales de Justicia.
Mientras Almería entera asistía al inicio de esta insólita batalla a la griega, un espeso manto de silencio se tendió oficialmente sobre el conflicto en las horas posteriores. Ni sindicatos, ni patronal, ni los partidos políticos, ni siquiera la Junta de Andalucía abrieron públicamente la boca para opinar, seguramente conocedores de los efectos devastadores graves que esta guerra abierta podría tener a corto plazo en el tejido productivo y laboral almeriense.
En medio de la calma tensa, de pronto, cesaron las hostilidades mediante comunicados y declaraciones, mientras que un prestigioso despacho de abogados de Granada había comenzado ya a trabajar en la redacción de una querella contra los ejecutivos de la banca en Agrupaejido, denuncia que, en el fondo, nadie deseaba.
Fue entonces cuando, el jueves pasado, Cecilio Guillen recibe un mensaje desde Cajamar. Quieren negociar, volver a la discreción de los despachos, buscar soluciones y, sobre todo, la viabilidad de la empresa. Pero sin publicidad. ¿Que había pasado? Todo apunta a la intervención de altas instancias gubernamentales de la Junta de Andalucía. Fuentes conocedoras del asunto relatan que el mensaje trasladado desde el Gobierno de Susana Díaz era muy claro: “Dos instituciones como Cajamar y Agrupaejido no pueden seguir en esa dinámica belicosa y autodestructiva por el bien de la economía almeriense y, sobre todo, por los miles de trabajadores afectados”. En este contexto es muy posible que se retomen las negociaciones la próxima semana de forma discreta y que se intente alcanzar un acuerdo satisfactorio que garantice la viabilidad de la empresa, así como mantener nuevamente en la dirección de la misma a su propietario mayoritario Cecilio Guillén.



LA CUAJADERA


Giménez Felices.

“Me sorprende que a pesar de publicar las cosas no se meta más con el caso del Mesón Gitano, el caso gasolineras o el caso de los funcionarios del ayuntamiento vinculados a ambos partidos en otros temas. Me sorprende que no pregunte a los responsables del PP y del PSOE de Almeria capital si van a seguir o no con actuaciones judiciales para descubrir todo lo que hay detrás. TODO. Me sorprende que teniendo tanta información como tiene y siendo tan avezado como es no descubra lo que tiene frente a sus narices”. Con estas palabras, escritas en su muro de Facebook, Francisco Giménez Felices criticaba la forma- que no el fondo- del contenido de mi último artículo titulado “La ´irreversible descomposición´del PSOE de Almería”. Al mismo tiempo que retaba al periodista a descubrir “todo” (incluidos los funcionarios vinculados al PSOE), olvidando que fue este cronista quien primero destapó el Caso Gasolineras, el actual gerente en Almería de IDEA y ex responsable en esta provincia de Invercaria - cuando era hombre afín a Martín Soler- pretendió salir en defensa de la actual dirección provincial del PSOE de la que forma parte, llegando  incluso a ofrecerse como oráculo sobre el partido: “Te invito a que sigas siendo tan defensor del socialismo almeriense y me preguntes. No tendré problema en contestar.” En el PSOE, alguien que le conoce bien, ha llegado a decir tras leer todo esto: “Paco lo que debería explicar, con detalle, es cuantos expedientes de antiguos clientes suyos en su antigua empresa de asesoramiento ha desbloqueado desde que es Gerente de IDEA en Almería”.

El fiasco de Velez Rubio.

Ha sido la noticia más surrealista de la semana. Dimite el alcalde socialista de Vélez Rubio para que acceda el candidato del PA y sale elegido el cabeza de lista del PP. Todo sucedió porque el número 3 de la lista del PSOE, Javier Chacón, parece que optó por abstenerse, dejando empatados a socialistas y andalucistas a seis concejales, resultando elegido el de la lista más votada. ¿Qué había pasado? El PA apoyó como alcalde del PSOE a Domingo Crisol sin exigir nada a cambio. A las dos semanas el andalucista Juan Chacón cambió de idea y planteó ser alcalde dos años y dos el del PSOE. Ante las amenazas de constante bloqueo, la dirección provincial del PSOE apostó por acceder a las pretensiones, obligando a Crisol a dimitir y a votar a Chacón. Tras fuertes discusiones internas en el PSOE local, donde incluso intentaron quitarle el acta al díscolo Javier Chacón en el Juzgado, se llegó al pleno y el resultado fue el que fue. Un pan como unas tortas y una alcaldía más para el PP de Gabriel Amat.



San Raimundo con Amat

Gabriel Amat está que se sale. Lo gana todo en el territorio judicial. Es su año de suerte. Esta semana la Audiencia, tal y como todo el mundo esperaba, ha decidido que no se investiguen los aspectos penales de la ampliación presupuestaria del Teatro Auditorio en 7 millones, declarada ilegal en su día por el TSJA. Ni siquiera las facturas de la constructora Hispano Almería, con supuestas comisiones a cuenta del Auditorio, han sido tenidas en cuenta por los sesudos magistrados de la Sala almeriense. El PSOE, denunciante en su día, se ha limitado a lamentar a través de Sánchez Teruel que el proceso haya tardado diez años en sustanciarse. Olvida que Don Gabriel, además de encomendarse a la Virgen del Rosario, le reza a diario a San Raimundo de Peñafort. Teruel debería hacer lo propio con la Virgen del Rocío, Reina de las Marismas.




domingo, 5 de julio de 2015

LA ´IRREVERSIBLE DESCOMPOSICIÓN´ DEL PSOE DE ALMERÍA

A-92 IDEAL de Almería,
domingo 5 de julio de 20015


“El partido está mucho peor que cuando mandaba Martín Soler, fíjate a donde hemos llegado con el recambio. Es más, creo que de la actual situación saldremos, más temprano que tarde, aunque muy tocados ya que el daño que José Luis (Sánchez Teruel) y Adela (Segura) le están haciendo al PSOE de Almería es irreparable”. 
Quien habla es un veterano militante del PSOE. Ha tenido algún cargo de responsabilidad orgánica en el pasado, está alejado de la primera línea y, por como se expresa, transmite una sensación de impotencia muy similar a la que, años atrás, me trasladó cuando disparaba sin éxito desde la trinchera común contra Martín (Soler) y Diego (Asensio). La charla transcurre en una cafetería cercana a Puerta Purchena, en la calurosa mañana del miércoles y no le importa que nos puedan ver. 
“Lo que te cuento es algo que vengo diciendo a gente del partido, tanto de Almería como de Sevilla; yo estoy a punto de jubilarme y no necesito de la política para vivir y, de hecho, nunca he vivido de las canonjías que el partido ha repartido en Almería”. (…) “Los que llevamos años luchando, desde dentro en pro de la dignificación y democratización del socialismo lo llevamos crudo. Primero con Martín, al que habrá que reconocerle, junto a sus defectos, una inteligencia y una habilidad política que no tiene el actual secretario general. Y ahora con José Luis, un incapaz, pero con la misma técnica del ´o conmigo o contra mí´ y así no se construye un partido ni se ejerce una oposición fuerte”. (…) “Me han dicho que anoche preguntaste públicamente, en el acto de la presentación del libro de Marcial Vazquez - (´Los cuervos de la democracia´ Editorial Absalon-) -, que por qué el PSOE de Almería  es tan blando con el PP de Gabriel Amat en las denuncias sobre corrupción. ¿A que no te contestaron ni Juan Carlos (Pérez Navas) ni Fernando (Martínez) ni Sonia (Ferrer) desde la mesa del acto? Ellos, mejor que nadie, saben en el partido la respuesta a tu pregunta, pero solo la dirán, por disciplina, a Sevilla. Y es cierto, la gente del partido en Almería tiene la sensación de que tenemos miedo a denunciar a la derecha, posiblemente la más corrupta de Andalucía; si algo hay que echarle en cara a José Luis es que haya prolongado, sin que nadie se lo ordene, la ´omertá´ que instauró hace años Martin y Gabriel en Almería, bajo la supervisión de los reyes del dinero y del pelotazo. Una militancia socialista que alucina cuando, además, comprobamos como jueces y fiscales de Almeria usan distintas varas de medir en los procedimientos judiciales contra el PP o el PSOE. Ni una palabra ha dicho el partido sobre la descarada instrumentalización de la Justicia por parte del PP. Aquí viene dos veces el ministro de Justicia en campaña y, de inmediato, una jueza, familiarmente cercana al PP, va y levanta la imputación de Gabriel Amat poco antes de las municipales. Y el partido callado, ni una nota pública, ni siquiera una pregunta en el Congreso o Senado, ni un recurso. Eso, comparado con lo que le están haciendo a Manolo Chaves y a Pepe Griñan los del PP con los Eres, chorrea sangre”. (…) 

“Corte y confección”

“Luego está la política interna, lo que yo llamo el curso de corte y confección, que tanto José Luis como Adela están implementando en numerosas agrupaciones del partido en la provincia. Mira, en Adra gobierna la derecha porque Teruel permitió trampas en las primarias y la consiguiente división del partido. En Roquetas pusimos a un candidato muy flojito y vinculado al ladrillo, al que, tras ganar la batalla interna, doblegaron y domesticaron de inmediato haciéndole la lista. Los de El Ejido están que trinan porque ya no tienen representante en Diputación, en beneficio de Roquetas. A la alcaldesa de Santa Fé la quitaron sin ni siquiera hablar con ella. En Carboneras José Luis ha premiado a los de siempre, al clan familiar de Cristóbal, a los mismos que dejaron a Susana con el trasero al aire con el Algarrobico. En Zurgena se han cargado a los compañeros de toda la vida; disolvieron la ejecutiva local y prestando las siglas del PSOE al clan Trabalón, contaminado por la corrupción. En Arboleas casi lo mismo. Y en Albox que te voy a contar. Han apoyado hasta el último minuto a Rogelio Mena. Y, ahora, tras la baja vergonzante de los concejales, han optado por colocar a la familia de los tránsfugas al frente de la nueva ejecutiva local. Todo en familia y muy sospechoso. Por no hablar de Almería, cuya agrupación está abiertamente en contra de la linea oficial y donde no se han doblegado a los manejos de Adela y José Luis. En la última campaña la militancia ha percibido como se le ponían palos en la rueda a Juan Carlos quien, pese a todo, ha salido muy reforzado interna y externamente del trance. En Diputación José Luis ha colocado como portavoz a José Antonio Lorenzo, alcalde de Serón, investigado por la Justicia por su etapa como presidente de la Mancomunidad. Este lleva la misma carrera que Rogelio Mena, ya verás.” (…) “¿Que qué pasará? pues todo depende de Sevilla, de que Susana tome cartas en el asunto de una vez porque esto que pasa aquí no sucede en ninguna otra provincia andaluza; será por eso por lo que, elección tras elección, somos los únicos  socialistas andaluces que perdemos frente al PP. Me cuentan que están esperando como agua de mayo que se confirmen judicialmente las imputaciones que pesan sobre José Luis por el caso Marismas, que será entonces cuando le obliguen a dimitir y se cree una gestora y un nuevo congreso provincial de regeneración. Fíjate que, hasta en el nombramiento como consejera de Mª Carmen Ortiz, Susana ha optado por alguien no contaminado en las batallas internas provinciales. Todo un síntoma. Lo que sí te digo es que, como Sevilla no ponga orden en el partido en Almería cuanto antes, el futuro lo veo cuesta abajo e instalado en una descomposición irreversible”.



LA CUAJADERA


Bogaris

La aprobación de la licencia municipal para el centro comercial - 56 millones de inversión-  que la sevillana Bogaris promueve desde hace años en Almeria, en el último pleno y actuando la corporación de Luis Rogelio Rguez-Comendador en funciones, ha levantado todo tipo de comentarios, sospechas y alarmas políticas.
Diversas fuentes consultadas aseguran que el asunto va camino de los tribunales administrativos y, posiblemente, penales. Esas mismas fuentes aseguran que deberían investigarse supuestas atenciones recibidas por funcionarios implicados en la tramitación del expediente. Está siendo muy comentado, por ejemplo, la supuesta financiación de un carísimo crucero familiar por el Mediterráneo, regalo que vinculan al despliegue de relaciones públicas que la empresa beneficiada habría costeado a algún alto cargo municipal con capacidad de decisión.
Uno de los aspectos a investigar técnicamente desde los ámbitos judiciales podría ser el movimiento de tierras realizado que, según una fuente técnica, podría haber provocado un corrimiento de tierras que habría provocado el reciente descarrilamiento del tren Sevilla-Almería, sin desgracias personales.

Soto recolocada

El PP-A ha homenajeado in situ al PP de Almería por haber sido la única provincia donde le han ganado al PSOE el 22M. Y como premio, Moreno Bonilla, se ha avenido a la imposición de Arenas que ha logrado volver a recolocar políticamente a Rosario Soto como senadora, junto a Bonilla y el propio Arenas. El reparto del Senado ha sentado muy mal en el resto del PP Andalucía, especialmente en el PP de Sevilla.

Manolo García

Algunas voces de la ejecutiva local del PSOE de Roquetas comienzan a levantarse públicamente contra Manuel García, secretario general. Uno de sus miembros, Jesús García Lozano, ha escrito un articulo - El dedo de Manolo Garcia- donde, además de recordar las vinculaciones de este agricultor con el sector inmobiliario roquetero, le acusa de practicas dictatoriales, escasamente transparentes y poco menos que de connivencias con la política de Amat. De hecho el PSOE, el PP y Cs votaron sueldos para 11 asesores en el pleno del viernes, frente la propuesta más económica de IU y Tú Decides de 8 asesores.

Trama Amat.
Esta semana se sabrá si la jueza de la Trama Amat, Mª del Mar Alejo Rico, acepta y en qué términos las nuevas diligencias propuestas por Fiscalia para investigar la trama societaria del alcalde de Roquetas denunciada por AMAyT.

“Psicópatas tunantes”


“No voy a negar que mi amistad con Pepe la han utilizado ciertos psicópatas tunantes y mediocres de mi propio partido para intentar desacreditarme y hacerme daño; para intentar sembrar el odio hacia mí señalándome y culpándome de cosas que yo nunca he cometido. Posiblemente, a falta de otros puñales con los que acuchillarme, se aferraron a una fantasía estos traficantes de mentiras que hacen indigna la política y el socialismo”. Del preámbulo del politólogo Marcial Vázquez a mi Epílogo “Informar en los tiempos del IBEX” en su segundo libro “Los cuervos de la democracia”.

domingo, 28 de junio de 2015

RESPONSABILIDADES POLÍTICAS

A-92, IDEAL de Almería,
domingo 28 de junio de 2015


La semana que concluye ha sido una de las más duras por las que ha tenido que pasar, en años, el PSOE. La inculpación desde el Supremo de sus dos últimos presidentes federales en el Caso Eres, Manuel Chaves y José Antonio Griñán, ha supuesto la apertura de una brecha en su linea de flotación de considerables dimensiones políticas. Pero para el PSOE de Andalucía ha significado algo más. Negro sobre blanco, el magistrado instructor de la causa, ha marcado como presuntos autores de un delito de ´prevaricación administrativa´ a los dirigentes más poderosos que el socialismo ha tenido en las últimas décadas de hegemonía andaluza. Convendrá aclarar, de inmediato, que no se les acusa ni de haber robado para el partido ni de haberse enriquecido personalmente.
Junto a Chaves y Griñán han resultado señalados los nombres de Gaspar Zarrías y José Antonio Viera. (La también aforada, la senadora Mar Moreno, ha quedado exculpada, tal y como se preveía) El primero, Zarrías, ha sido considerado como el gran manijero del partido en el Consejo de Gobierno durante años. Su reconocida capacidad de trabajo crearon entorno a su figura algo más que una leyenda con numerosos claroscuros. Poder fáctico de la agrupación socialista más poderosa de la comunidad, Jaén, controlada con mano de hierro los fines de semana y fiestas de guardar, durante el resto de la semana Zarrías fiscalizaba hasta el último detalle en el gobierno. Oficiosamente todo pasaba por sus manos. "¿Pero esto lo sabe Gaspar?" se oía a los consejeros. Primero con Rodríguez de la Borbolla del que fue su Jefe de Gabinete, pero especialmente investido de autoridad institucional, durante los casi veinte años de Manolo Chaves ya en cargos de consejero.
Viera, exentrenador de fútbol y maestro de profesión, siempre fue un peón clave, a la sombra de Pepe Caballos, en la agrupación de Sevilla, la de Alfonso Guerra y donde milita la flor y nata del socialismo sureño. La misma donde nació y maduró Susana Díaz, a la sombra de líderes provinciales como Caballos, Viera o Monteseirín. José Antonio Viera, el único de los inculpados que se ha negado a entregar el acta de diputado, pesa además el delito de “malversación”, junto al de prevaricación administrativa. Su capacidad durante décadas como hombre de partido, sus métodos para cebar una poderosa red clientelar del PSOE en Sevilla, su cuestionada falta de ética y honestidad política y una desmedida ambición por el poder, le condujeron a traicionar a su mentor (y amigo) Pepe Caballos para convertirse en el hombre de Manuel Chaves en Sevilla, ganando un congreso provincial a cara de perro, tras un sonoro portazo de Caballos en Granada a Chaves en los conciliábulos del congreso regional.

Viera, en primera línea.

El nombre de Viera fue el primero que apareció en las indagaciones de Alaya, hace años, y en Fiscalía nunca entendieron el motivo por el que la popular juez nunca le envió al Supremo. Desde que el sumario de los Eres llegó a Madrid, la comidilla política en la capital andaluza apuntaba especialmente al diputado sevillano como el que “casi seguro no se salva de una imputación” por haber estado en primera linea en el uso de las transferencias de fondos de Empleo, mientras que se dudaba que los dos ex presidentes, como cabezas de un órgano colegiado como es el Consejo de Gobierno, tuviesen responsabilidad alguna, al partir sus actuaciones presidenciales desde la presunción de legalidad, tal y como ha apuntado, entre otros, el catedrático Javier Perez Royo. Nunca en diez o doce años, ningún tribunal, ni siquiera el Parlamento, dictó resolución que decretase ilegalidad alguna, recuerda Pérez Royo en la que parece será la linea de defensa de los ex presidentes. 
Pero, como se indicaba al arranque de crónica, la noticia procedente del Supremo ha resultado un zarpazo inesperado, por su dimensión política, para el PSOE que sube en las encuestas. No obstante Pedro Sánchez primero y al día siguiente Susana Díaz intentaron mitigar el golpe con la petición y compromiso de los afectados de entregar las actas al partido y dimitir. De ahí que no tenga mucho sentido la apresurada valoración del PP señalando que la negativa de Viera obedece a una estrategia del PSOE para no caer en manos de Alaya. Una afirmación de Moreno Bonilla que, desde luego, no beneficia ni a la famosa instructora ni a la imagen de la Justicia en este caso. Como tampoco tiene mucho sentido el decir que hay que recuperar los 855 millones de los Eres, salvo que Bonilla pretenda que se abran más de seis mil procedimientos contra aquellos beneficiarios, legales, de dichas partidas. (Los intrusos no son más de 140)
El epílogo judicial del caso Eres viene a dar la razón a quienes, dentro y fuera del PSOE - IU, Podemos esta semana- han sostenido en estos años que Manuel Chaves tendría que haber asumido responsabilidades políticas hace tiempo y dejar la política activa. Griñán fue el único que lo hizo, pero Chaves nunca ha aceptado sus errores al permitir el descontrol bajo su mando. 
Y a Susana Díaz en este asunto solo se le puede achacar la responsabilidad política de haber permitido, cuando ya se sabía el nivel de implicación de Viera en la trama Eres, que figurase como candidato al Congreso por Sevilla en puesto de salida. (Presionada, además, por Rubalcaba). Díaz, hoy, estará profundamente arrepentida, pero no tiene derecho a sorprenderse conociendo como conocía (y conoce) la ética personal y política de su antiguo compañero y amigo Jose Antonio Viera.



LA CUAJADERA



Diligencias en la Trama Amat.

La Fiscalía de Almería ha hecho llegar esta semana a la Juez que investiga la denominada “Trama Amat” en Roquetas un informe que algunas fuentes consideran “importante y duro para los intereses de Amat”. De momento el informe lo tiene en su poder la Juez sobre el que deberá resolver en breve, de la misma forma que aún no se ha pronunciado sobre el recurso contra el archivo de la pieza separada de La Fabriquilla, desgajada de la Trama Amat y por el que están imputados Amat y su equipo. Lo único que ha trascendido sobre el documento del fiscal es que en el mismo se solicita la práctica de numerosas nuevas diligencias.


“Tontos” y listos en Cs

La presencia del Secretario de Organización de C´s  Fran Hervías en Almería esta semana, le ha permitido a la dirección nacional  darse cuenta de los errores cometidos en el montaje del partido en esta provincia y de los que fueron avisados por distintas vías. Intentan ahora partir de cero, aunque los cargos electos - Santa Rita, Santa Rita- seguirán en el cargo y con sus buenos emolumentos y canonjías.
Mientras Hervías tomaba contacto con la realidad y anunciaba la creación de gestoras, en un grupo secreto de Whatsapp integrado por militantes de base, uno de ellos llegó a escribir refiriéndose al Secretario de Organización: “Es tonto a tiempo completo”. Otro anunciaba que Diego Clemente iba a encabezar una “plataforma oficial para largar a Miguel Cazorla como Coordinador provincial y se postula para ocupar su puesto”.



Ibáñez y sus cooperativas

Una sentencia judicial, dictada en 2014 por el Juzgado de lo Penal Nº 5 de Almería, devenida firme en 2015, por delito societario continuado y falsificación en la cooperativa que gestionaba la guardería del colegio concertado Al-Bayyana de Roquetas de Mar ha puesto sobre el tapete la figura del nuevo concejal del PSOE Juan Fco Ibáñez Padilla, con intereses en dicha cooperativa de enseñanza. En la misma resultó condenada la autora de la falsificación de firma de la socia Interventora, que se negó a suscribir el informe anual de cuentas. Según la querellante, el Sr Ibáñez, que es presidente provincial de la Federación Andaluza de Empresas Cooperativas (FAECTA) llegó a declarar como testigo en la vista oral que no le sorprendía que la acusada- de la que es su jefe en otra cooperativa- falsificara la firma de la Interventora porque la socia siempre se negaba a firmar, declaración que le valió la reprobación del propio juez. Manifiesta también la denunciante que ha intentado por activa y por pasiva poner en conocimiento ante la Junta de Andalucía las supuestas graves irregularidades, pero que siempre halló la callada por respuesta. Y argumenta que cree que desde la Delegación de Educación se ha estado tapando de forma deliberada las supuestas irregularidades económicas en una cooperativa que recibe subvenciones y fondos públicos y, por tanto, sometido a control público.


El PSOE consorte.

Adela Segura y Sánchez Teruel han optado por cuña de la misma madera para tapar el agujero hecho por la salida de Rogelio Mena en el PSOE de Albox que ahora pasan a denominarse “Grupo Socialista de Albox”. Para la dirección del nuevo PSOE se ha nutrido, entre otros de consortes como en Zurgena: la ex esposa de Rogelio Mena, el marido de la actual concejal de Urbanismo (exPSOE), (que sigue como número dos de la Gestora del nuevo PSOE en Zurgena) y la esposa del concejal responsable del Pfea (exPSOE), así como algunos trabajadores municipales. Al final, casi todo queda en casa.





domingo, 21 de junio de 2015

CONSEJERA DE ALMERÍA, PERO MENOS

A-92, IDEAL de Almería,
Domingo 21 de junio de 2015


Almería ha logrado esta vez, tras el planchazo de septiembre de 2013, sentar a una paisana de Fiñana en el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía. De esta manera, la presidenta Susana Díaz, cumplía un viejo compromiso contraído con los almerienses y, en cierta forma, lograba calmar a quienes - con razón- sentían una especie de discriminación política territorial absolutamente injusta, jaleada tras las bambalinas- todo habrá que decirlo- por determinadas fuerzas políticas y económicas acostumbradas a influir sobre Sevilla desde que Martín Soler Márquez fue llamado en 2008 por Chaves para ocupar Agricultura y Pesca.
Mari Carmen Ortiz Rivas ha sido esta vez la elegida, pero a nadie se le escapa que en siete años, mucho han cambiado las cosas en España y Andalucía para que vuelva a reeditarse una especie de virreinato provincial como el que protagonizó Martín Soler. El peso político que entonces tuvo el líder del “clan de Cuevas” fue tal que incluso, pasado el tiempo en Sevilla, llegó a estar en la línea sucesoria para ser proclamado sustituto de Manolo Chaves, a propuesta del entonces jefe del aparato regional del PSOE Luis Pizarro.
Ortiz Rivas es, según quienes la conocen, “una buena persona”. Cualidad apreciable y valiosa pero que parece estar ligeramente reñida con el hecho de tener peso político y mando en plaza en el socialismo almeriense. Pese a su veteranía en la política institucional socialista desde principio de la década de los noventa, Mari Carmen Ortiz no puede ser definida como una dirigente con peso orgánico ni político. En palabras de un destacado cuadro socialista, “Mari Carmen es una gran trabajadora, su principal cualidad en política, pero ni de lejos puede ser considerada como un referente político del PSOE de Almería”. Quizás por esta circunstancia, Ortiz ha logrado sobrevivir en las últimas décadas en las turbulentas aguas del socialismo almeriense figurando en cada momento, siempre en segundo plano, integrada en la mayoría oficial del partido. Antes de que José Luis Sánchez Teruel la propusiera para figurar como candidata en las listas del Parlamento Europeo, Ortiz estaba encuadrada en el grupo del ex diputado al Congreso Paco Contreras - hoy abiertamente crítico con la política de Teruel- de la misma forma que antes estuvo con el conglomerado de tribus familiares que desbancó a Martin Soler y Diego Asensio del poder orgánico provincial.

El medallero

Pese a que el medallero de las influencias sobre la presidenta Díaz es voluble y suele ser manejado a voluntad de los interesados, contando que nadie les va a desmentir, es muy posible que en el caso del nombramiento de Ortiz se atribuya los méritos el actual secretario general de Almería. Quienes conocen en Sevilla como Susana Díaz ha elaborado su gobierno y, sobre todo, su estilo a la hora de afrontar determinadas decisiones de calado lo rechazan de plano. Díaz sabía que tenía que atender su compromiso con la territorialidad, de ahí que el número de consejerías haya pasado de 11 a 13. ( Sevilla cinco, Málaga y Granada dos y el resto de provincias solo un miembro en el ejecutivo) Además, sabía Susana que esta vez no podía dejar fuera a Almería, única provincia donde siempre les gana el PP de Amat/Arenas. El problema radicaba en elegir a la persona. Claro que dada la división interna del partido en la provincia, motivada por la cada día más discutida gestión de Sánchez Teruel y Adela Segura,  -ausencia de debate interno imponiendo el ordeno y mando- con muchas agrupaciones en pie de guerra, Susana Díaz tenía que optar por un perfil plano, sin aristas, por alguien que no levantase filias y fobias. (La filtración del nombre de Sonia Ferrer partió de Almería para perjudicarla y quitarla de la carrera) Además, la ex consejera Elena Víboras, habría jugado un papel determinante ante Susana a la hora de la elección de Ortíz Rivas ya que, la amistad personal entre ambas, se remonta a muchos años atrás, hasta el punto de haberla rescatado hace siete meses, tras no haber conseguido acta europea, para presidir el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) que, a la postre, iba a servirle a Ortíz para familiarizarse con su nuevo cometido, parcelas de la que no es experta. Un handicap de la nueva consejera que deberá solventar con el nombramiento de un Viceconsejero que sí sea especialista en la materia. Se habla del actual Secretario General de la Consejería, Jerónimo José Pérez Parra, almeriense de Huercal-Overa, 53 años, Ingeniero Agrónomo y, entre otras cosas, ex director de la división de Negocio Agroalimentario de Cajamar, cuyo nombre como consejero fue susurrado insistentemente desde Almería al entorno de la presidenta por personas no vinculadas al PSOE.
Mari Carmen Ortíz sabe, por tanto, que su nombramiento no nace propuesto desde Almería, algo que en cierta forma la puede liberar de influencias y presiones no siempre acordes con la política regional global en materia de Agricultura y Pesca.
De momento, una de los primeros marrones con salpicaduras almerienses que se encontrará sobre su mesa de Consejera es el sumario del  llamado Caso Marismas. Están imputados técnicos y ex altos cargos de Agricultura y, entrado el mes de julio, el Juez Gutiérrez Casillas deberá determinar si envía a Granada la propuesta de imputación por la Guardia Civil de cinco graves delitos contra el aforado jefe de filas del PSOE de Almería por su actuación, hace siete años, como Director General de Regadíos. En este punto a lo máximo que puede acceder Ortiz Rivas es a facilitarle información de primera mano a Sánchez Teruel sobre la marcha de la causa judicial en la que está personada la Junta. Así Teruel no se enterará por la prensa. Algo es algo.



LA CUAJADERA

Mena irrita a los jueces de Almería.


-No ha gustado nada en los ámbitos judiciales almerienses las andanadas públicas lanzadas por Rogelio Mena cuestionando la independencia de los togados que han intervenido en su proceso por el que ha acabado condenado e inhabilitado para cargo público durante dos años y medio. De todo lo dicho por Mena contra jueces y Fiscales, lo que más ha irritado fue la malévola insinuación sobre la hermana del instructor que le imputó en Huercal-Overa, funcionaria del Ayuntamiento de Roquetas e hija del magistrado Juan Ruiz-Rico -hoy en el TSJA- de cuyo prestigio personal e independencia profesional nunca nadie ha dudado a lo largo de su dilatada carrera. En fuentes jurídicas se cree que el recurso en el que Mena confía que prospere para permanecer cuatro años como alcalde de Albox, expulsado del PSOE, “irá relativamente rápido en la Audiencia de Almería”.

-Juan Enciso, ex alcalde de El Ejido por el PP y el PAL, me dice que está “muy tranquilo y nada preocupado” por lo que suceda con la vista oral del caso Poniente, en el que está imputado junto a seis decenas de personas más, cuya fecha aún no ha sido concretada y que se estima pueda llegar a finales de año. Enciso afirma que la policía “falseó” datos en sus atestados que le perjudicaban y que, oportunamente, su abogado Paco Torres podrá demostrarlo todo ante el tribunal juzgador. El ex edil  sostiene que, judicialmente, tiene el panorama más despejado que su ahijado político, el actual alcalde Paco Góngora, imputado por varios delitos económicos.



-En el seno de la militancia de Ciudadanos en Almeria sigue la tensión, una semana después, del “cazorlazo”. Fuentes de las bases del partido apuntan a serios intentos por descabalgar a Miguel Cazorla del cargo de coordinador provincial del partido. Próximamente “bajará alguien de Barcelona” para reunirse con la militancia y analizar que está pasando en Ciudadanos de Almeria. Otras fuentes del partido, a nivel regional, confirman la existencia de gran preocupación en el entorno de Albert Rivera por las consecuencias electorales que puedan tener en otoño el “mete y saca” de Cazorla a la hora de pactar el ayuntamiento de Almería.
Esas mismas bases del partido desmienten categóricamente la existencia de “llamadas de Mariano Rajoy a Albert Rivera” para resolver lo de Almería. Señalan que esa versión “interesada” ha sido lanzada por Gabriel Amat en un intento por desmarcarse de la versión, ampliamente extendida en el PP, de que  al líder provincial del PP no le importó el sacrificó político de su compañero Luis Rogelio como alcalde con tal de salvar Roquetas para sí mismo.

-La Plataforma Ciudadana Abderitana, clave para que el PP gobierne Adra, ha pedido las cuentas a través de una auditoría municipal de los últimos años, incluyendo la etapa de Maria Carmen Crespo como alcaldesa. Existe gran expectación por conocer los gastos pagados en materia de asesoría jurídica a determinados despachos de abogados. Se habla de facturas cercanas a los cien mil euros y que difícilmente tendrían respaldo en actuaciones profesionales encargadas por la corporación. La incógnita se despejará en cuanto concluya la auditoría en la que se espera que no se oculte en concreto esta partida que algunos presuponen “muy escandalosa” por las cantidades y los letrados intervinientes.