domingo, 24 de febrero de 2008

LA PICA Y Semana del 18 de febrero

LOS EFECTOS DE CONTSA

La Sevilla murmurante no para. Los cenáculos, financiados con tarjetas oro de las administraciones, son un hervidero de rumores incesante sobre los efectos colaterales del Caso Contsa. Rumores que afectan, por ejemplo, a la extraña muerte Rafael Salas hermano del presidente de la Corporación Empresarial Contsa, Pepe Salas, asunto en manos de la Justicia que investiga la muerte de un hombre joven de 42 años, oficialmente a consecuencia de una caída por las escaleras de su casa. El hermano del presidente era el contable de Contsa, quien daba la cara ante la mayoría de los clientes, y parece ser que el informe forense sobre el estado de su cadáver no concuerda exactamente con los efectos de una posible caída de escalera. Delicado asunto, sí señor. Y muy doloroso, imagino, para el dueño de Contsa y el resto de su familia.

Pero no solo se habla de la muerte en la escalera de Rafael Salas. Circulan nombres, instituciones religiosas que estarían “pilladas” por el crack, se comenta de profesionales libres afectados, como ese dentista que tiene invertidos más de 300.000 Euros y que está dispuesto a perderlos con tal de que la Agencia Tributaria no le toque los implantes. Entre otras cosas porque se siente seguro, cuenta, porque no existe “ni un puto papel que me implique”. En fin, que visto lo visto, seria muy interesante saber qué opinan de este asunto (y el otro similar de Valladolid) los máximos responsables de la Agencia Tributaria, particularmente el servicio de Inspección.

LA CONONJIA DE VIERA

La dimisión de Jose Antonio Viera como presidente de Cartuja 93 para poder presentarse al Parlamento de Andalucía, ha dejado en evidencia la necesidad de la existencia de dicho cargo. Oficialmente se ha dicho que el puesto de presidente no va a ser cubierto, que Viera no va a ser sustituido “porque no hace falta”.

No es la primera vez que se polemiza entorno a dicho cargo y sus emolumentos anuales, superiores a los veinte kilos de las antiguas pesetas, amén del boato que lleva consigo. Cuando Viera dejó inesperadamente su cargo de concejal electo, convirtiéndose en el edil más breve de la municipalidad sevillana, ya se dijo en el propio PSOE que el motivo del político socialista para irse del ayuntamiento era mantener un sueldo que doblaba el de concejal.

Ahora va y dimite por razones de incompatibilidad manifiesta y se nos dice que será el equipo de gestión de Cartuja 93 quien tome las riendas de la empresa que administra los activos heredados de la Expo 92. Por tanto no hace falta la figura del presidente, dejando en evidencia el carácter de canonjía política del mismo. Algo que, por otra parte, ya se sabía.


El “CASO PARTICIPADAS DE EL MONTE”

Por más vueltas que se le dé, nadie acierta a explicar a quien beneficia políticamente el virulento estallido del Caso de las participadas de El Monte, a un mes de las elecciones. El asunto se sabia por lo bajini y se venia hablando de dossieres. Papeles que iban a dejar en evidencia la escasa diligencia que ha presidido no solo la gestión económica de la caja fusionada, sino la gestión política tras un asalto a la entidad en el que IU y, sobre todo, CCOO impusieron el nombre en la presidencia de Jose Maria Bueno Lidón, (Chema para los amigos), en vez de Antonio Pascual como el presidente pretendía. Chaves aceptó, cualquier candidato menos Isidoro Beneroso.

Aquellos polvos trajeron lodos que hoy destapan las alcantarillas tras la intervención judicial. El escándalo está servido y aquí no se salva ni el apuntador. Por eso cabe preguntarse a quién beneficia, políticamente hablando, la salida a la luz de un escándalo que estaba amortiguando Antonio Pulido y su equipo. Fundamentalmente para no dañar, más todavía, la imagen de la mitad de Cajasol.

Manuel Chaves no puede estar contento con la bomba que le ha estallado en una caja por él intervenida a un mes del 9-M. Tampoco Javier Arenas que puso en la secretaria del consejo a su amigo Ricardo Tarno. ¿A quien beneficia pues? No descarten las vendettas internas que corroen al socialismo sevillano de un tiempo a esta parte.

miercoles

ARENAS DA EL DO DE PECHO

Anoche los amigos convocados por La Razón de Sevilla lo pudieron comprobar en los salones del Hotel Alfonso XIII. El medio siglo le sienta bien a Javier Arenas. Está en plena forma mental y física, aunque se le note cansado de tantos kilómetros en la fragoneta del PP. Hace frío en la oposición y más cuando se ha mandado tela desde la vicepresidencia del Gobierno de España. Pero se le notan ganas, ganas enormes de dar un campanazo el 9 de marzo. Algo así como quitarle la mayoría a Manuel Chaves y obligarle a gobernar con Sanchez Gordillo (ahora que se va Fidel). Eso sería como tocar el Cielo con los dedos para un político democristiano como Arenas. Pero sabe a estas alturas del calendario que es Mariano Rajoy quien más puede ayudarle en esta campaña al haberse solapado el debate andaluz con el protagonismo de las generales. Rajoy y Zapatero son las estrellas. Chaves y Arenas son los andaluces, que por cierto, dirán, también votan ese día su Parlamento. El candidato del PP-A, que se juega en este envite adelantar su jubilación política, sabe todo eso y por ello se trae a Rajoy tan a menudo. No en vano la mayoría de España puede estar en juego en tres provincias andaluzas: Almería, Málaga y Cádiz.

De momento Arenas da su do de pecho multiplicando sus foros andaluces como anoche en La Razón de Sevilla y ha echado toda la carne en el asador hasta el punto de acabar tragando el debate en territorio Zarrias, o sea en Canal Sur TV a cuyos profesionales ha piropeado ayer mismo el consejero de la Presidencia. “Son magníficos todos” dijo.


EL MONTE DE PANDORA

Desde hace tiempo se viene hablando en los mentideros económicos andaluces de unas supuestas (e incómodas) directrices del Banco de España en el sentido se llevar al juzgado de guardia a parte del anterior equipo directivo de El Monte de Sevilla y Huelva. Eran rumores, habladurías que nadie confirmaba. Yo mismo me he hecho eco de esos rumores aquí, en La Razón, hace varias semanas. Pues el toro está en el ruedo confirmándose que entre los denunciados está el anterior presidente de la entidad Jose Maria Bueno Lidón. Las primeras informaciones hablan de la pérdida de casi 15 millones en la venta de empresas participadas, dinero que no se ha ingresado en la caja. ¿Dónde está o por qué no está en la caja de Cajasol? Que el juez nos lo diga.

La estrategia del actual equipo de la entidad, basada en la discreción a la hora de gestionar este hallazgo presuntamente delictivo y llevarlo al juez por orden del Banco de España, ha saltado por los aires y nadie sabe muy bien el motivo. No conviene olvidar que estas operaciones tuvieron el respaldo unánime del Consejo de Administración donde se sienta un abanico político al completo. (Por cierto, con un hombre de Javier Arenas como secretario general) Revelaciones en una caja de Pandora con desagradables sorpresas.

No hay comentarios: