lunes, 18 de febrero de 2008

LA PICA Semana del 11 de febrero de 2008

INMIGRANTES Y CRISIS

El sindicato de la construcción de CCOO acaba de dar la voz de alarma este fin de semana ante algo que casi todos perciben: la crisis empieza a hacer especialmente daño entre el colectivo de inmigrantes. Son los primeros en quedarse sin trabajo y, muchas veces, sin las prestaciones sociales del paro. En total se estima que unas 40.000 personas de distintas procedencias trabajan en las obras y construcciones en Andalucía. Sin que lo diga CCOO, la provincia de Málaga, está empezando a ser la más afectada. Junto a estos preocupantes vaticinios sindicales, desde hace meses se perciben otros síntomas alarmantes como por ejemplo el cerrojazo que las entidades bancarias han dado a la concesión de créditos hipotecarios solicitados por familias inmigrantes para la adquisición de sus viviendas, obligando a cientos de ellos a ponerse en manos de la usura de los créditos basura. Algunas empresas, nacidas con vocación de servicio a este colectivo, proceden también al cierre. Sugiere CCOO, como medida de choque, que los empresarios, que tanto dinero han ganado con el ladrillo en estos años de bonanza y pelotazo, redistribuyan las horas extras calculadas en unos 90 millones de horas anuales. Con ese tiempo de más, dice el sindicato, podrían garantizarse más de 50.000 empleos. ¿Se ocupará de este asunto la Mesa de los Acuerdos de Concertación integrada por Junta, patronal y sindicatos?. El problema social puede ser grave a corto y medio plazo

“EL MANOLISMO”

El término fue acuñado a principio de la década por una de las tribus territoriales del PSOE en el transcurso de un congreso regional del partido. “El manolismo” fue la definición acuñada para definir una nueva estructura de poder en el seno del socialismo andaluz, cuarteado ya a esas alturas en tribus territoriales y de intereses de clan muy diversos. Manuel Chaves, Manolo para sus compañeros, es la cabeza visible del “manolismo” en tanto que secretario general del partido en Andalucía, presidente de la Junta desde hace 18 años, (camino de los 22), e impulsor de un viejo estilo ejecutado por nuevas generaciones que llegan. Chaves es, además, el ultimo eslabón que queda uniendo al zapaterismo con la pizarra de Suresnes. A esa forma de perpetuar un estilo de hacer política se le llamó internamente “manolismo”, una acuñación aparcada en el tiempo por diversas razones. Ahora ha sido Diego Valderas quien la ha sacado para definir con cierto sarcasmo a un grupo de poder que, si Arenas le arrebata la mayoría, correrán a Valderas (o a Sanchez Gordillo) para que les ayude a formar gobierno. Y Valderas será el primero en sentarse a esperar en las mismas puertas del “manolismo”.

EL BARQUINAZO DEL REY GASPAR

Un nuevo monarca de la ilusión – ya van dos gaspares- nombrado por el presidente del Ateneo de Sevilla, Enrique Barrero, ha pegado el barquinazo empresarial. La crujía de Contsa, obra empresarial de José Salas Bursón montada entorno al ahorro de unos 1200 inversores sevillanos, ha pillado a todos por sorpresa. Nadie se lo esperaba. Misteriosa circunstancia en una época donde la rumorología de cinco tenedores arroja ruinas y suspensiones de pagos aquí y allá, incluso en negocios claros, transparentes y que cotizan en Bolsa. La Contsa de Pepe Salas (apodado Loperita por su poderío económico y su voz atiplada) no es por desgracia ni la primera ni la última victima del batacazo inmobiliario. Pero de este asunto no sorprende que en este contexto informativo se hable de “la extraña muerte del hermano del presiente”, contable de Contsa, 42 años, accidentado al caer por la escalera de su casa hace hoy una semana. Sorprende mucho más que los 1200 afectados quieran reunirse en secreto, sin la prensa, y se contenten con la garantía dada por Contsa con cargo a su patrimonio inmobiliario. La sospecha de lavado empieza a extenderse entre algunos famosos. Un ciudadano llamado Manuel Jiménez se ha sentido estafado y ha denunciado ante un juez. El resto quiere silencio. La Justicia tiene la palabra.

ACCESIBILIDAD

Los que usen el metrotren (vulgo tranvía) inaugurado hace unos meses en Sevilla por el alcalde Sanchez Monteseirín podrán darme la razón. Y de forma especial aquellos ciudadanos que para moverse se ven obligados a hacerlo en silla de ruedas. Fíjense bien en un detalle en el que nadie ha caído, al margen de las horribles catenarias o los casi noventa millones de euros gastados para cubrir 1.300 metros de trayecto, un detalle, decía. sobre la accesibilidad para personas con distintas discapacidades físicas. La distancia entre la rampa de acceso de hormigón y el propio tranvía deja espacio suficiente como para que se quede atrancada una silla de ruedas de pequeño tamaño, tipo eléctricas. No hablemos ya del peligro que supone el discurrir del tranvía por el centro urbano para las personas invidentes, incapaces de detectar con el bastón las ridículas (por pequeñas) galletitas rugosas pegadas al suelo. Pero no crean, no solo en Sevilla las obras públicas se olvidan de esos otros contribuyentes. Desgraciadamente en muchos pueblos y ciudades de Andalucía se sigue construyendo y reformando, olvidándose de aportar rigor, sensibilidad y legalidad para hacer un mundo sin barreras mejor para todos

MEMORIA DEL TYRELESS

Hace ocho años gobernaba el PP con Jose Maria Aznar en La Moncloa. En Gibraltar, donde sigue ondeando la bandera de la Gran Bretaña, ( y lo que te rondaré) atracó un submarino atómico, averiado y más viejo que el hilo negro. ¡La que se montó! Hasta los amigos de Greenpeace se plantaron en plan comando y se retrataron sobre el sumergible. La izquierda bramaba. Los del PP-A, gobernador por Teofila Martinez, diputada por Cádiz, estaban acorralados y sin capacidad de reacción, sometido a las directrices del Estado y desde Exteriores con Josep Piqué al frente. Hasta Manuel Chaves se disfrazó de pancartero al frente de una manifestación en contra de la permanencia del Tyreless, averiado y con cabezas nucleares, fondeado en la Roca. Fue el ensayo general de lo que vino después en la Costa da Morte con el Prestige. Ayer se hundió en aguas de la bahía de Algeciras y sin que sepamos que lleva en sus entrañas el New Flame, según la Junta por algo tan evidente como la “falta de flotabilidad”. Y los llanitos de cachondeo diciendo que el fuel era de los rescatadores. Cuatro meses han tardado los gobiernos socialistas de Madrid y Sevilla en ponerse serios y cuando ya no hay remedio. Menos mal que nos queda la memoria.

No hay comentarios: