domingo, 10 de enero de 2010

LOS MALES DEL SUR, VI


ENERO DECISIVO EN LA "OPERACIÓN PONIENTE"


En un blog específicamente creado hace unos días para recabar opiniones y apoyos a favor de “la libertad de Juan Enciso”, desde el 23 de octubre ingresado en la Prisión de El Acebuche de Almería, se recoge un comentario “anónimo” en el que se afirma: 
"..y a Juan lo retienen toda la Navidad a la espera de juicio, sin respetar su presunción de inocencia. Es una vergüenza estos jueces tan politizados."

Permanece y sobrevive entre el núcleo más cercano a Enciso la idea de culpabilizar de lo que está pasando a una “conspiración política y mediática”, al tiempo que empiezan a abrirse paso veladas acusaciones sobre quienes en nombre de la Justicia – Jueza y Fiscal Anticorrupción- administran la Operación Poniente, manteniendo a Enciso y a seis más en prisión preventiva dentro del denominado “Modulo de Respeto” de la cárcel.

La sociedad ejidense ha empezado a despertar de una pesadilla que algunos pensaban que iba a concluir felizmente con la llegada de los Reyes Magos de Oriente. Juan Enciso en la cárcel desde hace casi dos meses y medio, presenta una escena que nadie nunca pudo imaginar en El Ejido y Almería. Era tal el poder que detentaba y desplegaba Juan Enciso que batalla a la que se enfrentaba, batalla que ganaba. A más de un director general de la Junta ha llegado “a poner firmes” en estos últimos años, de la misma forma que se enfrentó a algunos ministros del PP cuando era su dirigente más popular en Almería. Casi dos décadas en el poder, como un verdadero caudillo de la política local, muy en linea con una serie de alcaldes con fuerte personalidad y que marcaron época a finales de la década andaluza, llámense pachecos, barrosos o giles...

Los ejidenses que se han empezado a organizar entorno a dos asociaciones civiles en demanda de transparencia y recuperar lo que es del pueblo, no ven el final del túnel que se inició el día 20 de octubre. Continua la pesadilla de ver el nombre de su pueblo en los medios a cuenta de una trama de corrupción, cuyo principal imputado es alcalde desde hace 19 años. Primero con el PP y desde 2005 con su personalista PAL , en los últimos cuatro años ayudado para desgastar al PP de Almería desde el PSOE-A por Martín Soler, Luis Pizarro y Manuel Chaves.


Juan es inocente”

Desde su detención, su entorno político y su familia, han reiterado un único mensaje: “Juan es inocente, no ha robado ni un euro, la política le ha costado dinero y está siendo victima de una conspiración del PP y de sus medios afines con el fin de usurpar con malas artes el poder municipal, ya que por las urnas no lo han conseguido”.

La figura de un primo del alcalde, concejal de Asuntos Sociales y miembro del PAL, primo a su vez de otro ex alcalde imputado, el de Estepona, sintetiza muy bien esa mezcla de sentimientos de familia y política que rodea a la veintena de imputados en la Operación Poniente. Miguel Angel Barrientos, que así se llama el doble primo, ha usado todos los medios a su alcance para proclamar públicamente la inocencia de Enciso y denunciar la “gran injusticia” que con su primo (y jefe) estaba cometiendo la Justicia. Desde organizar una chocolatada para cerca de un millar de jubilados del pueblo, que a cambio tuvieron que escuchar un mitin del concejal a favor de su primo Juan, a proclamar en la llamada “Tele Enciso” que un amigo suyo policía le había dicho que el operativo de la Operación Poniente había sido “ muy desproporcionado”, dando pábulo a la versión oficial de la conspiración, de la que siempre habló el propio Juan Enciso para atacar a quienes denunciaban sus manejos con el dinero y los intereses públicos del pueblo de El Ejido.

Es fácil deducir que tras este mensaje víctimista del entorno encisista, la Operación Poniente se está proyectando exclusivamente sobre la figura política de Enciso. Alemán, Galán , Amate y familia ni aparecen en la escena pública. Y del resto, que permanecen en libertad bajo altas fianzas, casi nadie recuerda ya sus nombres, salvo el de la rubia y atractiva Isabel Carrasco, Sra de Alemán.

Muchos se preguntan razonablemente si el alcalde no habrá sido una víctima más de toda una trama que, vaya a Ud a saber, donde termina en sus ramificaciones económicas y complicidades políticas para delinquir. La declaración de tres horas y media ante la jueza, el penúltimo día de 2009, levantó tal expectación que todo su entorno creyó que iba a ser puesto de inmediato en libertad y que iba a poder estrenar con los suyos el nuevo año 2010, comiéndose las uvas y brindando con Gran Crú francés, como solía en sus grandes celebraciones. Así fue cuando diez días antes de su detención brindaba en el restaurante La Costa por “el archivo” de la investigación de la Fiscalía, archivo que le había confirmado un contacto suyo en el Palacio de Justicia de Almería al que habían engañado hábilmente los fiscales. Una trampa, por cierto, que devolvió la locuacidad telefónica de todos los imputados y por imputar durante semana y media más, hasta que fueron detenidos.

Pasaron las cabalgatas y Enciso continuó en el Acebuche. La jueza se marchó de vacaciones, dicen que hasta mañana día once en el que se dará una circunstancia positiva dentro de este proceso y que, seguramente, satisfará a todos por el ritmo que van a tomar las investigaciones. Por vez primera Montserrat Peña podrá dedicarse en exclusiva a la Operación Poniente, al haber llegado ya un juez sustituto como refuerzo en el Juzgado número 2 de Almería de la que es titular.


Enero decisivo

No hace falta manejar información sensible, privilegiada o sometida a secreto de sumario, para poder vaticinar que enero tiene pinta de convertirse en el mes decisivo que proyecte, con toda su dimensión y crudeza, lo que se pueda ocultar realmente tras los 30 mil folios de investigación de la O. Poniente.

Es incluso posible que Juan Enciso recupere su libertad tal y como su abogado defensor y su familia han solicitado a la Jueza. Pero antes de esa puesta en libertad - o coincidiendo con la misma- la opinión pública tendrá acceso a la parte correspondiente del sumario que la Jueza levante, llegado el caso de que firme un Auto de libertad para Enciso. Para algunos juristas “los meses de cárcel que ya se ha chupado el alcalde, deben de estar sustentados en delitos más que probados en el transcurso de la instrucción”. Así que, es de suponer, que su puesta en libertad solo será una gran noticia para sus seres más queridos, los de verdad, no para sus correligionarios políticos y que conforman el mundo público de Enciso en el Poniente. La lectura de parte del sumario donde se sabrán con detalle los delitos imputados al alcalde y entorno puede resultar demoledora desde un punto de vista político para el PAL, ex socio del PSOE.


La detención de los Lirolas

La detención el 28 de diciembre y posterior puesta en libertad bajo fianza de 90.000 euros de los hermanos Lirola, propietarios de la empresa concesionaria del Servicio de recogida de basuras de El Ejido, dos días antes de la declaración de Enciso, removió cimientos y algunas conciencias lugareñas. Se publicó que los Lirola llevaban años pagando a José Alemán, el Interventor, a razón de 800.000 euros por año, dinero que a su vez los Lirola habrían facturado a la empresa Elsur, sin trabajos realizados ni trabajadores que lo ejecutasen y que justificasen dichos pagos millonarios.

No gustó conocer esos tejemanejes entre los más cercanos a Enciso, noticia que la corresponsal de El País en Almería levantó con certera puntualidad coincidiendo con la detención de los tres hermanos. Algo, el seguimiento informativo general del caso, que tiene muy desconcertado e indignado al equipo municipal del PAL y que Enciso dirige desde su celda en la cárcel. Algunos de sus concejales, en privado, no han ocultado sin embargo su incomodidad con la situación, no descartando alguno de ellos medidas políticas a medio plazo como abandonar la disciplina del PAL “si esto no se aclara”.

Quien también se ha pronunciado a través de una larga entrevista televisiva ha sido el abogado defensor del alcalde, el penalista almeriense Francisco Torres. El letrado, durante un largo monólogo, critica la forma como la jueza y la Fiscalía están llevando la investigación. Entiende Torres que todos los encarcelados deberían estar en libertad porque, asegura, ninguno eludiría la acción de la Justicia. Dice también que sus clientes no pueden destruir pruebas porque se supone que con dos años de investigación ya las tienen todas la policía y los fiscales.

Torres demuestra a lo largo de la entrevista que no conoce con detalle los delitos que se le imputan a sus defendidos. Generaliza en sus respuestas y además de criticar como la Jueza lleva la instrucción, entra en la senda de la socorrida conspiración multimedia, de la falta de respeto por la presunción de inocencia y de los consabidos juicios paralelos que dice que sufren sus defendidos.

Torres defiende de forma reiterada la inocencia de su principal defendido, pero se le nota poca convicción en cómo lo dice, entre otras cosas porque su afirmación se basa en lo que le cuentan, no en lo que más temprano que tarde tendrá que leer cuando tenga acceso a los miles de folios del Sumario.

Partidos y ciudadanos han empezado a movilizarse y a prestarle mayor atención a la ratonera política en la que se ha convertido el escenario ejidense y por ende el de Almería y Andalucía. No en vano, los máximos dirigentes políticos andaluces de la década, Chaves y Arenas, han bajado al ruedo almeriense en numerosas ocasiones y con bravas ganaderías que lidiar.

Los ciudadanos crearon dos asociaciones civiles, al margen de siglas políticas, con un único objetivo: que El Ejido recupere su dignidad como pueblo y, lo más importante, que se reintegre en la caja municipal el dinero que sea del pueblo y que no esté en sus inventarios. Se manifestaron y a pesar de la lluvia acudieron unos 700, recogiendo más de dos mil firmas pidiendo que Enciso dimita como alcalde por estar en prisión.

Para los organizadores de la manifestación “la convocatoria resultó un éxito, hace dos meses era impensable que ni una docena saliese a la Plaza Mayor a decir algo contra Juan Enciso” asegura uno de los convocantes. No obstante la guardia pretoriana del edil encarcelado, que controla por delegación los resortes del poder municipal, hizo frente a la convocatoria utilizando diversos métodos disuasorios, a través de los medios propios. Cuando los 700 ejidenses ocuparon la Plaza bajo la lluvia, los inquilinos del Ayuntamiento optaron por someter a los manifestantes a una sesión videográfica de alta resolución. Se habían “quedado con las setecientas caras” filmadas en video, “pero nos da igual, en El Ejido se le ha perdido el miedo a quien una Jueza acusa de tan graves delitos y sigue sentado en el sillón de la primera autoridad del pueblo”.

A todo esto, el numero dos del PAL, el secretario general José Añez, tras reiterar como todos la inocencia de su jefe de filas y sin esperar a que se levante el secreto del sumario, ha proclamado públicamente que “Juan Enciso volverá a ser el candidato del PAL en 2012”. Desde IU han calificado las declaraciones como “una chulería”.



3 comentarios:

Operación Topolino dijo...

Dos puntualizaciones José:
El primo concejal es Miguel Ángel, no Jorge.
Por otro lado hay que matizar que en el blog a favor de la libertad de Enciso los comentarios están moderados, lo que significa que si se ha publicado ése que reproduces es porque los administradores del blog han dado su placet, siendo tan responsables de la acusación como el comentarista que la lanza.
Salu2

Pepe Fernandez dijo...

Gracias. Tienes razón. Salud¡

Pepe Fernandez dijo...

Ya está arreglado el error nominal.