miércoles, 29 de julio de 2009

Y LA GRAN FUSIÓN, EMPEZÓ A LLEGAR

A principios del mes de abril pasado, el domingo día 5 concretamente, publique un articulo titulado “Llega la gran fusión”. Vivía todavía Manuel Chaves en la presidencia de la Junta y su vicepresidente era quién, semanas después, iba a sucederle en una operación relámpago de relevo en plena Semana Santa. Faltaban semanas, meses todavía para el primer movimiento serio de la caja de Málaga con la de Jaén. En aquel articulo, en el que se analizaban las consecuencias de la negativa de Braulio Medel a “tragarse” el marrón de Caja Castilla La Mancha (CCM), tan solo me faltó contar (no lo había confirmado entonces al cien por cien) la bronca que se montó en el despacho del Gobernador del Banco de España, entre su inquilino Miguel Angel Fernández Ordóñez y un Braulio Medel que, nada más entrar por la puerta, escuchó como MAFO, “gritándole y con voz autoritaria” le ordenaba que tenía que ejecutar “¡ya!” la fusión con CCM. Y Medel, poniéndose a su altura, no solo le gritó diciéndole “y yo te digo que no”, sino que acabó dando un portazo a la puerta del despacho del todopoderoso Gobernador del BdE, la autoridad máxima de nuestro sistema financiero. En aquellos momentos Medel tenía el apoyo de Chaves, pero sobre todo del vicepresidente Griñán.

Aquel articulo en La Razón, concluía diciendo qué es lo que podía suceder en los meses siguientes, vaticinios informativos que no coincidían por cierto con los que manejaban los jefes de Cajasol en la Plaza de San Francisco de Sevilla, sede central de la entidad. “Te faltan claves” me dijo a los pocos días el presidente Antonio Pulido, “a ver si quedamos y te cuento”, me aseguró. La verdad es que no ha habido ocasión para esa charla, Pulido ha estado en estos meses ordenando la casa por dentro y, aún a costa de los beneficios, situando a la entidad en buenos niveles de solvencia. Todo ello sin perder de vista la caja extremeña.

Reproduzco a renglón seguido el texto en cuestión publicado el 5 de abril y que pretendía ser una aproximación a la hoja de ruta que finalmente parece que se está siguiendo:


Aplicando la lógica, diversas fuentes consultadas creen que lo suyo será abordar el proceso (andaluz) ¡ya! y en dos fases. Una primera en la que entren en la fusión la propia Unicaja, que lideraría el proceso, seguida de Caja Sur de Córdoba cuya vuelta al redil de la Ley de Cajas la convierten en “una más” con sus peculiaridades, que las tiene. También La General de Granada y la Caja de Jaén. Y en una segunda fase la resultante se fusionaría con CajaSol. El BdE apoya esa concentración andaluza a la que, finalmente, podría unirse la tutelada CCM”.

“La situación del sistema financiero, al menos en Andalucía, parece que se convierte en “cuestión de Estado” en el que las fuerzas políticas parece que están de acuerdo en resolverla de forma correcta y profesional. Y dados los tiempos que vivimos (a la fuerza ahorcan), no parece que la sede de la gran caja vaya a ser un problema insalvable o las cuotas territoriales o partidistas. Lo dicho, a la fuerza ahorcan”.


Casi cuatro meses después, los movimientos de los respectivos consejos de administración de las cajas andaluzas, confirman que la gran fusión andaluza, el viejo sueño de Chaves y su consejera Magdalena Alvarez, va camino de convertirse muy pronto en una realidad. Unicaja, con Medel al frente, está liderando ya dos fusiones, Caja Jaén y Caja Sur de Córdoba. La General de Granada se resiste, y todo parece una pose localista de los políticos granadinos del Psoe y del PP, postura de rentabilidad política local que finalmente tendrá que ser modificada por las necesidades reales de la economía, la dudosa viabilidad de una caja de ahorros perdida sola en una provincia y rodeada por la resultante, que será en volumen de recursos una de las primeras cajas de España.

La postura de La General, motivada por razones extra financieras de los políticos de la izquierda y la derecha granadina, parece que empieza a pasarle factura especialmente al PSOE. Distintas fuentes aseguran que la tensión entre San Vicente y la Agrupación socialista de Granada aumenta hasta índices sumamente delicados que podrían desembocar en la confrontación si, como creen saber esas fuentes, “van a por la cabeza de Alvarez de la Chica, secretario general del partido”. Es tanta la tensión que se palpa, que los cambios realizados por la nueva consejera de Agricultura en su departamento, los ceses y relevos de segundo y tercer nivel, han sido interpretados como una “agresión” del Psoe de Granada al de Sevilla, orgánicamente unido a la disciplina de la CER. (Por coincidencia de intereses hace unos meses entre Viera y Pizarro, frente a Zarrías y Monteseirín).

A nadie se le escapa un nuevo e importante elemento del complejo puzzle que se está confeccionando en el sistema financiero andaluz. Aparece una nueva realidad nunca antes vista en las cajas andaluzas: tras las fusiones en marcha, por vez primera, el PSOE no va a ser la fuerza política que mande en la asamblea y en el consejo de administración resultante. Todo lo que se haga, por tanto, deberá contar con el visto bueno tanto del PSOE como del PP, pasando por la Iglesia y los canónigos de Córdoba. El consenso permanente, el acuerdo y el pacto institucional son los indicadores del nuevo escenario financiero que se avencina en Andalucía. Esa ha sido al menos la situación de consenso en la que ha vivido y crecido Unicaja en Málaga, dando paso de la mano de Medel a la profesionalización del negocio sin olvidar los intereses políticos que coincidían en sus órganos de gobierno.

En estos años, Unicaja, ha sabido decir “no” al PSOE y también al PP, de la misma forma que Medel le dijo “no” al poderoso MAFO, con portazo incluido, cuando lo de la CCM. Dijo no al PSOE cuando les pidieron dinero para financiar la operación 5000 de Prensa Sur, los medios de comunicación de su propiedad, como también le dijeron no al PP cuando le impusieron un vicepresidente “político” que, automáticamente, dejó de tener el carácter de “ejecutivo” que tuvo el relevado Mariano Vergara.

De todas formas el baile de fusiones no ha terminado, vendrán más y algunas, dicen, hasta novedosas ya que podrían incorporar a entidades de otras comunidades autónomas del Estado.



No hay comentarios: