lunes, 10 de marzo de 2008

9-M, 22 HORAS, CRONICA ELECTORAL: EL INSUFICIENTE AVANCE DE ARENAS

Javier Arenas no puede estar satisfecho con los resultados obtenidos por su candidatura y su partido en el día de ayer, aunque haya aumentado el número de votantes a costa del hundimiento del andalucismo. Manuel Chaves y su partido, el PSOE-A, han vuelto a recibir el respaldo de los votantes y ha revalidado la mayoría absoluta que el PP soñaba con arrebatarle y evitar que el socialismo cumpla los 30 años en el gobierno de la Junta de Andalucía.
Manuel Chaves, arropado por el efecto Zapatero, acertó para sus intereses de partido a la hora de convocar conjuntamente las elecciones. El andalucismo queda herido de muerte e IU se mantiene aunque con graves desgarros provocados por el bipartidismo imperante.
A pesar de las lecturas “positivas” escuchadas en la noche de ayer en bocas populares, a vuela pluma, convendría destacar vistos los resultados andaluces que la “alternativa Arenas” no ha entusiasmado y que los electores han determinado, sin trampa ni cartón, democráticamente, que todavía no es la hora del relevo en la Junta de Andalucía. Sabor agridulce por tanto para la derecha política en Andalucía que, desde hoy mismo, debiera plantearse en serio renovarse a fondo y preparar el asalto de 2012.
Independientemente de las ventajas que tiene para el que está en el poder mantenerlo, ( y como las ha sabido aprovechar el PSOE, por ejemplo desde Canal Sur) al PP-A le ha faltado algo más que propuestas de gobierno, todas ellas atractivas a pesar de moverse en un terreno posibilista, no ideológico, disputado con el PSOE-A, pero que no han calado en un electorado que sigue pensando desde el Cabo de Gata hasta Ayamonte que más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer o más vale pájaro en mano que ciento volando. Y si las propuestas electorales del PP-A han sido buenas, realistas en muchos casos, pegadas al terreno que Arenas ha recorrido mil veces en estos cuatro años, sí, además, por vez primera el centro derecha tenía la opción de presentar un candidato curtido en ministerios y en la vicepresidencia del Gobierno de España, ¿qué ha podido pasar para que las masas de votantes no se entusiasmaran con la opción del PP-A?.
Seguro que un pormenorizado estudio de los resultados arrojará un análisis más certero que el que anoche se empezaba a barajar en caliente, pero convendrá señalar que aquí lo que ha faltado en gran medida ha sido una profunda renovación de las caras que han liderado el partido a lo largo y ancho de Andalucía, figuras que llevan décadas en las mismas circunscripciones y más vistos que Aida. Y aunque se hayan renovado en los segundos escalafones, Arenas no ha querido ( o no ha podido) meter el bisturí a fondo en el casting de actores principales, aunque el guión lo haya bordado. Si suman a todo esto la celebración conjunta de elecciones ( ojo, algo que Arenas no evitó estando junto a Aznar en la dirección del PP y del gobierno) convendrán con un servidor que estas son las causas básicas del insuficiente avance del PP-A. Les queda mucha autocrítica interna y, desde luego, empezar a trabajar en serio para dentro de cuatro años.

No hay comentarios: