domingo, 26 de julio de 2015

LOS PUESTOS DE TRABAJO DE AGRUPAEJIDO

A-92, IDEAL de Almería,
Domingo 26 de julio de 2015


Si observan con atención las declaraciones de los últimos meses de los más importantes dirigentes políticos de Andalucia, observarán en ellas un denominador común: todos, absolutamente todos, están muy preocupados por la creación de empleo en nuestra comunidad. La última sesión de control celebrada esta semana en el Parlamento de Andalucía podría servir como ejemplo más reciente. Casi en todos los asuntos planteados en la cámara autonómica, los oradores, han usado para justificarse, en un sentido u otro, la muletilla de la creación de empleo, llegando incluso la presidenta Susana Díaz a anunciar que en este mes de julio Andalucía podrá bajar de la cifra fatalmente sicológica del millón de parados.
El paro se ha convertido en el monocultivo del discurso político, conscientes como son nuestros dirigentes de que esa sigue siendo, a día de hoy, la gran preocupación y el gran drama en el que está sumida la inmensa mayoría de la sociedad española.
La ultima EPA, con resultados francamente positivos en sus números y porcentajes globales, ha provocado, entre tanto, que muchos - Rajoy y Susana Díaz entre ellos- echen las campanas al vuelo y se pongan a tirar cohetes. Todo perfecto, “el empleo ha llegado para quedarse” proclaman unos y otros, pero llama poderosamente la atención que en ese último pleno veraniego del Parlamento andaluz nadie, absolutamente nadie, se haya acordado  de situaciones concretas en las que peligra lo que ya tenemos en la parcela del empleo. 
En Almería está sobre la mesa un conflicto  socioeconómico que, a estas alturas, debiera haber hecho saltar las alarmas de la clase política por las consecuencias que pueda tener, a corto y medio plazo, en el mercado de trabajo y en el PIB provincial y regional.
Me refiero, claro está, al asunto AgrupaEjido, la principal comercializadora de productos de los invernaderos almerienses, sumida en una grave crisis desde hace semanas.
Como los lectores de IDEAL conocen, un Pool bancario se halla enfrentado al propietario mayoritario de dicha empresa quien ha despedido a los gestores puestos por la banca, los han denunciando ante los Tribunales y retomado la gestión de la entidad. Estamos pues ante un conflicto de intereses económicos, aparentemente entre particulares, pero con una gran repercusión social y económica en la provincia. Miles de trabajadores, directos e indirectos, junto a miles de pequeños agricultores de Almería, tienen desde hace semanas el alma en vilo a la vista de las escasas, pero alarmantes noticias que ha estado generando el conflicto en los medios. 
Ni una sola pregunta parlamentaria, ni  una sola moción en la Diputacion, ninguna iniciativa municipal, ni una sola declaración política de parte llamando a la cordura y al sentido común se ha producido en estas semanas entorno al asunto AgrupaEjido. 
La consejera de Agricultura, la almeriense Mari Carmen Ortíz, se vio obligada a responder del tema al ser preguntada, sobre la marcha en la SER Andalucía, por el conflicto limitándose, con gran nerviosismo, a confiar simplemente en que se vuelva a la negociación. Antes de esa puntual declaración obligada, la Sra Ortiz, ha dado la callada por respuesta, al menos públicamente.
Fuentes del Comité de Empresa de AgrupaEjido no ocultan su inquietud y su enorme preocupación, sobre todo al comprobar que la última nómina se la han pagado desde el Banco de Sabadell y no desde Cajamar como solían. Por no hablar de los agricultores donde unos han cobrado porque Cajamar ha hecho frente a los pagos de forma selectiva y a otros no, pequeños empresarios que deben planificar sus campañas de septiembre, también invadidos por la incertidumbre. Estos últimos, finalmente, también han podido cobrar gracias a la linea abierta desde el banco de Sabadell. En la organización agraria COAG, que está atendiendo a sus afiliados afectados por el conflicto, no ocultan su preocupación por la situación, haciendo llamamientos a las partes - especialmente a Cajamar que es la “la parte más fuerte”- para que prevalezca “la responsabilidad” de todos, abordando cuanto antes la negociación y la solución de un conflicto que, además, presenta tanto para trabajadores como para los agricultores afectados interrogantes que nadie les ha explicado de momento.

¿Donde están los 60 millones?

Por ejemplo, nadie comprende a donde han podido ir a parar los cerca de 60 millones de euros - hay quien habla incluso de más y otras fuente lo cifran en menos- que los gestores de la banca han logrado ingresar con la enajenación de activos empresariales del conglomerado AgrupaEjido/Guillén en los años en los que han gestionado la empresa en solitario. Algunos de esos importantes activos, por cierto, han acabado finalmente en manos de empresas del grupo familiar del presidente del PP, Gabriel Amat, como Cehorpa, vendida “limpia de polvo y paja” a Costa de Almería. Al respecto, Cecilio Guillén, no atiende de un tiempo a esta parte las llamadas de la prensa, no pudiendo contrastar su versión sobre este y otros puntos de interés. Mal asunto el apostar inesperadamente por el oscurantismo informativo.
Fuentes del sector agrario almeriense consideran que esa, la venta de activos en estos años, es una de claves a desvelar para conocer la verdadera realidad económica de la empresa y, sobre todo, para despejar las dudas existentes sobre Guillén, en el sentido de que no ha cumplido, como le acusan desde la banca, con los compromisos económicos contraídos en su día cuando fue apartado de la gestión de AgrupaEjido por la banca. También confirman esas fuentes agrarias que Cajamar habría puesto como condición para volver a negociar la retirada de la denuncia judicial interpuesta por Guillén contra sus gestores por supuestos delitos de estafa y societarios, denuncia que sigue su curso en el Juzgado. El calendario avanza y la negociación se halla varada en dique seco. Y  la clase política almeriense y andaluza mirando hacia proyectos de futuro que crearán, algún día, puestos de trabajo en sectores como la minería. Sin embargo, los miles de puestos que peligran hoy en la Agricultura almeriense, ni los abordan ni parece que les preocupe en demasía. Al menos a día de hoy y públicamente.



LA CUAJADERA


Ortiz y el Caso Marismas

La consejera de Agricultura ya se ha enterado de que va el denominado ´Caso Marismas´. Esta semana dijo en el Parlamento, a preguntas de la diputada Carmen Crespo del PP,  que la Junta “está dispuesta a recuperar hasta el último euro” que se haya podido utilizar irregularmente en las Marismas del Guadalquivir, abogando para que la Justicia “determine las posibles irregularidades” vinculadas al caso. El Juez sevillano encargado de esta compleja instrucción, Juan Gutiérrez Casillas, sigue trabajando sobre el asunto. Fuentes conocedoras de la marcha de este complejo sumario han explicado esta semana que “la acumulación de trabajo en el Juzgado por otros asuntos llegados, ha retrasado la toma de decisión sobre los nuevos siete imputados propuestos por la policía judicial de la Guardia Civil” y que posiblemente la decisión final del juez, ratificando o no estas propuestas policiales, “se producirán ya en septiembre”. Recuérdese que entre los imputados por la policía figura el diputado y Secretario general del PSOE de Almería, José Luis Sánchez Teruel, acusado de la presunta comisión de cinco delitos, entre otros  el de “pertenencia a grupo organizado” en su etapa como Dtor general de Regadíos.
Quien ha quedado libre de toda sospecha en este caso es el ingeniero cordobés Jesús León López, ex directivo de Befesa y actual consejero del Sevilla FC. No así su antiguo jefe, Guillermo Bravo, alto ejecutivo del Grupo Abengoa, cuya imputación está a la espera de que sea ratificada por el juez también en septiembre.

El coto de Cazorla

El futuro de Ciudadanos en Almería parece estar en manos de su casi medio millar de militantes y no en las de Miguel Cazorla, alguien más que cuestionado por las Juntas de Cs de la provincia, la mayoría de las cuales se han reunido para analizar la grave crisis de liderazgo del partido. Fuentes de los asistentes señalan que se oyeron críticas muy aceradas contra el actual coordinador provincial al que acusan de haber convertido Ciudadanos en “una especie de coto particular para saciar sus ambiciones personales”. Formalmente le han acusado de incumplir los Estatutos al no convocar como procede las correspondientes asambleas en tiempo y forma. A tenor del espíritu surgido de esta última reunión, todo hace pensar que existe la voluntad de apartar a Cazorla del cargo lo antes posible, obligándole a abandonarlo tras un balance muy negativo de su gestión. Una de las criticas más escuchadas apunta al fiasco de la capital cambiando, en horas 24, la decisión de apoyar al candidato del PSOE y apostando finalmente por Comendador y el PP. “La gestión de ese acuerdo le ha hecho un daño inmenso a Ciudadanos no solo en Almería, también a nivel andaluz”, afirman. Por otro lado Diego Clemente, el hombre que hizo posible que Gabriel Amat siga de alcalde de Roquetas y futuro número uno al Congreso por Almería, se vislumbra como el nuevo hombre fuerte de Ciudadanos en la provincia.


No hay comentarios: