domingo, 26 de octubre de 2014

AMAT RESISTE CONTRA LAS CUERDAS

A-92, IDEAL de Almería,
domingo 26 de octubre de 2014


Veinticuatro horas antes de que Mariano Rajoy subiera al escenario del teatro Cervantes en Almería , la Jueza Mª del Mar Alejo Rico, titular del Juzgado Nº 1 de Roquetas, procedía a firmar una providencia que, pasada una semana, provocaría una sonora bronca política. Ordenaba la práctica de una serie de diligencias en el contexto de una pieza separada del denominado ´Caso La Fabriquilla´, mediante la cual se le daban instrucciones a la Guardia Civil de Roquetas para proceder a citar, "en calidad de imputado", a Gabriel Amat Ayllón, alcalde, Presidente de la Diputación y del PP en la provincia. Junto al edil roquetero también eran citados un total de  seis cargos políticos municipales de su absoluta confianza y dos cualificados técnicos de la corporación, el Jefe de la Sección de Infraestructuras urbanísticas y el también Jefe de la sección de Planeamiento.
A los políticos se les imputa por su participación el 14 de mayo de 2007 en la Junta de Gobierno, donde se aprobó la licencia para la construcción de diez chalés de lujo en el paraje denominado La Fabriquilla,  parcela 11 del sector UE-109 del P.G.O.U. de Roquetas, asignado a uso terciario.
El procedimiento se sigue desde hace años a instancias de la que fuera propietaria de la finca, Margarita Kaiser Terriza y la Asociación AMAyT como acusación popular.
Durante las dos jornadas que el presidente del Gobierno permaneció en Almería -primera salida preelectoral de Moncloa- al máximo líder del PP se le hizo saber, como rumor no confirmado oficialmente, noticia de la inminente imputación del veterano político alpujarreño. Un hombre, Amat, avalado por Javier Arenas desde hace años y al que su sustituto en la presidencia regional, Juanma Moreno, también ha adoptado como "hermano mayor" dadas sus reiteradas visitas a Almería desde que fue nominado por Rajoy para presidir el partido en la comunidad. Una de ellas con una polémica reunión con empresarios en el cortijo privado del presidente de la Diputación.

"Habladurías"

Aseguran fuentes del PP almeriense que Rajoy se mostró sorprendido por el rumor de la posible imputación de su hombre en Almería y que, incluso, llegó a creerse el tranquilizador soniquete de manual que desde hace tiempo sostienen los cuadros populares locales cuando se habla de la "amplia y extensa" investigación judicial a la que está sometido desde hace más de un año Gabriel Amat. "Habladurías. Gabriel es muy listo, ha hecho siempre las cosas bien, de todo ha salido indemne. Son las ganas que tienen algunos por cazarle porque es nuestro principal activo electoral".
Rajoy, por lo que pudiera pasar, ejerció de gallego y se limitó a piropear a Amat diciendo de él que "es un gran político y un tipo estupendo".  En nada se pareció esta mención a aquella otra elogiosa que lanzó hace años Javier Arenas a Juan Enciso, antes de la O. Poniente, proclamándole como "el mejor alcalde de España".
Pasarían solo siete días hasta que el jueves, día 23, la noticia de la imputación de Amat invadió a mediodía las redes sociales y algunas ediciones digitales de periódicos regionales y nacionales.
Y tuvo tanta repercusión la noticia porque, a estas alturas, casi nadie podía imaginar una posible foto de Amat entrando a declarar en un juzgado como imputado. Lo había hecho hacía pocas semanas, pero como querellante contra la asociación anticorrupción (Amayt), que ha logrado lo que sus adversarios políticos del PSOE no han querido o no han podido hacer en sus 18 años de mayorías absolutas: ponerle contra las cuerdas, aunque resistiendo.

Ola de imputaciones

enorme endo.o, Pablo Venzal, citbiente-dadnto que huele a gasolina y, como se sabe, liquido de lo m urbanismo, Pablo Venzal, cit
El enorme efecto político de esta imputación, coincidiendo prácticamente en el tiempo con la del ex Secretario General del PP, Ángel Acebes por los papeles de Bárcenas o Rodrigo Rato por Bankia, es incuestionable. Para muchos observadores de la singular política almeriense suponía, ni más ni menos, el arranque formal de una espiral judicial anticorrupción que está por llegar en todo su esplendor en el seno de cierta casta política almeriense, dado que son muchos los procedimientos judiciales abiertos hace meses -años- que reflejan, miméticamente, lo que ha estado pasando en el gobierno de las cosas públicas de nuestro país en las ultimas décadas.
Saqueos, irregularidades, delitos urbanísticos, cohechos, prevaricaciones, tráfico de influencias, blanqueos e impunidad judicial de los poderosos son situaciones que a diario se están viendo en los titulares de la prensa de todo el país y Almería, castigada y condenada a la insularidad, no ha sido una excepción. Con la singularidad social que aporta ese indeseable aislamiento en comunicaciones, se ha generado un micro clima político en el que el caciquismo hace y deshace a su antojo y, en demasiadas ocasiones, al margen de las normas que rigen un Estado de Derecho. Las tramas de corrupción almeriense van camino de ser atajadas por la Justicia, a trompicones, muy lentamente, a veces con desgana, pero como se empieza a comprobar de forma inexorable y contundente.
El PP, una hora después de hacerse pública la noticia, sacó una nota de prensa de apoyo a su presidente provincial y a sus concejales roqueteros que tenía preparada. Y, poniendo el carro delante de los bueyes, aventuraron que Amat y su equipo habían hecho las cosas ajustadas a la Ley. Incluso usaron como argumento principal el aval del Colegio de Arquitectos de Almería a las decisiones urbanísticas en la Fabriquilla. Y es que por ahí irá la defensa jurídica de los imputados, echándoles la responsabilidad de todo a los funcionarios por sus correspondientes informes. Ahora habrá que ver si esos funcionarios están dispuestos a comerse solitos esos marrones delictivos. De hecho, en el escrito que presentó ante la Juez en junio la defensa de Amat, oponiéndose a las declaraciones ahora ordenadas, ya se apuntaba esa dirección, la de repartir responsabilidades entre varios funcionarios públicos y que alcanzan, incluso, al entonces delegado de Obras Públicas de la Junta, el socialista José Manuel Ortiz Bono - hoy en Agricultura y Medio Ambiente- que, sin tener en cuenta lo dictado por una sentencia del TSJA, dio su visto bueno firmando un informe favorable a la operación urbanística - fecha 10 de agosto de 2011- la misma operación que se investiga en esta pieza separada de la Fabriquilla. Por todo eso, quizás,  en el entorno de Amat, se confía que el día 17 "quedará desimputado".


LA CUAJADERA


1. PSOE de Adra

Las recientes primarias socialistas celebradas en la localidad de Adra van a traer cola. Diversas fuentes del PSOE local confirman que se han elevado denuncias concretas ante la ejecutiva provincial contra los irregulares manejos del censo por parte de la candidata vencedora, SG de la agrupación local, Teresa Piqueras. Una mujer apoyada directamente por José Luis Sánchez Teruel y al que, esas mismas fuentes, sitúan como conocedor de las supuestas manipulaciones censales que habrían  dado la victoria a Piqueras frente a Encarna Rodríguez. Más de un centenar de nuevas afiliaciones se habrían autorizado en los prolegómenos de las Primarias, fundamentalmente de personas del mundo marginal y de la inmigración de origen rumano. Los denunciantes esperan una respuesta oficial de la dirección provincial a sus denuncias que, en caso de no llegar, trasladarán a ámbitos superiores del partido y a la opinión pública.

2. ImPPutados

Menudo panorama se ha encontrado Rajoy en Almería en el que iba a ser su primer acto de apoyo al líder Bonilla, nominado por él mismo en febrero.
Los alcaldes de las dos poblaciones más importantes de la provincia, El Ejido y Roquetas, imputados. Y en la capital el hombre fuerte del urbanismo, Pablo Venzal, citado a declarar este día 4 en un sumario de calado. Un procedimiento que huele a gasolina que, como se sabe, es un liquido de lo más inflamable.

3. Silencioso Teruel.

Ha resultado muy llamativo el respetuoso silencio inicial que el líder de los socialistas almerienses, José Luis Sánchez Teruel, mantuvo tras la noticia de la imputación de Gabriel Amat. A lo máximo que ha llegado ha sido a pedir desde su muro de Facebook que se vaya porque "daña la imagen de Almería". Ni una expresa comparecencia, ni una nota de prensa del SG, ni una palabra, en definitiva, que pudiese molestar al imputado.  Otros cuadros socialistas sí que han hablado y pedido la dimisión de Amat.

4. Jorge Muñoz

Sorprendente el ex magistrado del TSJA, uno de los tres que legalizó El Algarrobico, hablando públicamente de un caso que está bajo secreto de sumario ante el Tribunal Supremo.

5. Curiosidad

Cinco años exactos han pasado desde el 20 de octubre de 2009 en el que la Justicia imputó (y encarceló) al ex alcalde de El Ejido Juan Enciso a cuenta de la Operación Poniente. Un lustro exacto después, su ex amigo (y actual enemigo) Gabriel Amat, recibía su correspondiente imputación. Su propia medicina.




No hay comentarios: