domingo, 6 de julio de 2014

CASO RIFÁ: LA JUSTICIA A DOS VELOCIDADES

A-92 Domingo 6 de julio de 2014
 en Ideal de Almería


La Justicia en España corre a distinta velocidad a solo 704 kilómetros de distancia,  exactamente los que existen por carretera entre Almería y Tarragona.
La detención y encarcelamiento sin fianza esta semana en Cataluña, cerca de Reus, del presidente del grupo hotelero ´Vita Hoteliers´, Josep María Morros Lliurador, ha puesto nuevamente  en el candelero de la actualidad a uno de sus socios, el empresario almeriense de origen catalán, Miguel Rifá i Soler. Igualmente se ha constatado dos velocidades judiciales distintas en causas con gran paralelismo.
La operación judicial, llevada a cabo en Tarragona por un operativo de los Mossos d´Esquadra, ha estado basada, entre otros, en el supuesto delito de evasión de capitales - unos 10 millones de euros- presumiblemente para evitar hacer frente a las responsabilidades contraídas por Morros como dueño de Marvel Hotels, en situación de concurso de acreedores. También se le imputan delitos contra la Seguridad Social, la Hacienda Pública, alzamiento de bienes, quiebra fraudulenta, blanqueo de capitales, falsificación de documentos mercantiles y delito societario. Junto al presidente del grupo hotelero catalán han sido detenidas cerca de una decena de personas, al parecer miembros todos ellos de la cúpula directiva del grupo Marvel, de los cuales solo cinco quedaron a disposición del Juzgado Nº 3 de Tarragona, donde las actuaciones judiciales están declaradas secretas.
La repercusión en Almería del caso tiene su enjundia en tanto que, dentro de ´Vita Hoteliers´, aparecen asociados catorce hoteles del Grupo Rifá, siete de ellos en la provincia - el emblemático Gran Hotel entre ellos-  y con un centenar de empleados con la incertidumbre de lo que suceda a partir de ahora, todo ello en temporada de alta ocupación. A muchos de esos trabajadores, según fuentes de CCOO, se les vienen adeudando de forma sistemática dos nóminas atrasadas desde hace meses.
A finales de noviembre del año 2012, el grupo de hoteles de Morros y los de Rifá, anunciaron el acuerdo de unir sus establecimientos para comercializarlos conjuntamente bajo una misma denominación, con el objetivo de crear un “nuevo concepto de hostelería y alojamiento orientados al cliente”, según informaron en nota de prensa.
La reacción de Miguel Rifá, tras conocer la detención y encarcelamiento de su socio, ha sido inmediata y contundente, anunciando el estudio y posterior interposición de una querella contra Morros Lliurador, con el objetivo, parece ser, de recuperar la gestión de sus catorce hoteles asociados.

Vidas paralelas

No obstante lo anterior, llama poderosamente la atención el paralelismo que parece existir en el comportamiento y trayectoria empresarial de Morró y Rifá en los últimos años. Justo lo contrario que se visualiza en la actuación judicial, al aparecer numerosos interrogantes a cuenta del distinto comportamiento en dos casos con similitudes, uno en Almería y otro en Tarragona, a 704 kms de distancia, donde tan solo coincide el número de los juzgados instructores intervinientes.
El 31 de mayo de 2012, el Servicio de Vigilancia Aduanera, dependiente del Ministerio de Hacienda, elevó una denuncia al Juzgado Nº 3 de Almería del que es titular actualmente la magistrada Ana Belén Vico. Se abrieron entonces las Diligencias Previas 3144/2012 - en mayo de 2013 se produjo el embargo de numerosas fincas, de valor insuficiente, para hacer frente a la deuda con Hacienda- y en el cuerpo de la extensa denuncia, se explicitan una serie de prácticas supuestamente delictivas en el grupo Rifá que quedan reflejadas en el escrito del SVA, negro sobre blanco, en los siguientes términos:  "Elevan a públicos contratos privados de reconocimiento de deuda por prestaciones de servicios ficticios. Con ello eluden el pago a la Hacienda Pública y también a terceros. Generan pérdidas patrimoniales fraudulentas para compensarlas con ganancias patrimoniales reales. Eludiendo igualmente el pago de impuestos. Realizan operaciones simuladas de compraventa de inmuebles y de aportaciones no dinerarias para obtener importantes devoluciones de IVA que no le corresponden. Declaran otras operaciones simuladas para deducirse importantes cantidades en concepto de ´IVA soportado´ y de esta forma evitan el pago a la Hacienda Pública". Todo ello en el marco de "lo que parece ser una trama de personas perfectamente organizadas para defraudar a la Hacienda Pública a gran escala".
El equipo de investigadores del fraude y la corrupción económica en Almería informaban en su denuncia que estaban instruyendo otro expediente relativo a "sociedades opacas" del Grupo Rifá y en particular sobre la sociedad denominada Predios del Sureste S.L.
"Como consecuencia de la investigación realizada -aseguran- se han obtenido numerosos indicios que nos llevan a considerar como propietario real de dicha sociedad o UGO (Ultímate General Owner) a Don Miguel Rifá Soler".
"Parte de la trama de sociedades interpuestas del ´Grupo Rifá´- añaden- nos lleva a dos sociedades situadas en paraísos fiscales, concretamente en las Islas Vírgenes Británicas, situadas en el Caribe, país con el que no existe ni acuerdo de doble imposición ni acuerdo de intercambio de información", lamentan los agentes del SVA ante el Juzgado.
Allí, por tanto, en un paraíso fiscal descontrolado para el fisco español, se supone que se halla radicado el patrimonio almeriense más valioso de Don Miguel Rifá, un hombre que incluso se ha llegado a codear con Mariano Rajoy y la plana mayor del PP de la mano de amigo Gabriel Amat.
Del caso Rifá, a cuya operación policial ni siquiera le pusieron nombre, se supo de su arranque  en verano de 2012, cuando un operativo de la Guardia Civil y del SVA ocupó y registró la sede central de Citymar Hotels en la localidad de Roquetas, con cuyo alcalde y familiares ha convenido negocios urbanísticos Rifá, según consta en la documentación aportada por el SVA, dicen que "obtenida en Google", ósea a la vista de todos.
Resulta también llamativo comprobar las numerosas referencias que hacen los agentes del SVA en sus informes elevados al Juzgado de Instrucción Nº 3 a procedimientos judiciales relacionados con varios sumarios seguidos contra el grupo de Miguel Rifá y que siguen abiertos desde hace años en varios juzgados de Almería, fundamentalmente causas relacionadas con supuestos delitos de carácter económico y fiscal.
A 12 marzo de 2012, documenta el SVA, "la deuda agregada total pendiente, según el Sistema Integrado de Recaudación (SIR) del entorno de Miguel Rifa e Israel Martínez Marín, (su principal testaferro) frente a la Hacienda Pública asciende a un total de 58.313.736,38 euros)".
Después de judicializarse esta denuncia de la Agencia Tributaria en Almería, por lo que se ha visto, el Sr Rifa continuó haciendo negocios y vida normal como empresario. Una de sus operaciones, cuatro meses después de incoarse las diligencias 3144/2012, fue sellar su alianza con ´Vita Hoteliers´, aportando sus hoteles, trabajadores incluidos, a una aventura cuyo imprevisto final ha dado la cara esta semana con la detención y encarcelamiento del líder de la mencionada alianza empresarial.
Consultadas las dos grandes centrales sindicales en Almería, CCOO anuncia reunión mañana lunes con los trabajadores de los hoteles de Rifá, no ocultando su dirigente, Lola del Moral, la impotencia sindical ante la ingeniería financiera y opaca de este tipo de empresarios "que tanto abunda desgraciadamente para los trabajadores". UGT, por su parte, se niega a valorar situaciones derivadas de casos de corrupción, según una portavoz oficial. (Se comprende, es como mentar la soga en casa del ahorcado).


LA CUAJADERA


1.- Carmen Crespo.

La actual delegada del Gobierno y ex alcaldesa de Adra era la más firme candidata para suceder en la presidencia del PP almeriense a Gabriel Amat hasta hace unos días. De haber cuajado la operación, Juanma Moreno Bonilla hubiese podido atender la petición que le había hecho llegar directamente el ex secretario general del PP-A, Antonio Sanz, de ocupar la delegación del Gobierno en Andalucía. Fuentes populares aseguran que todo se ha ido al traste tras la resistencia de Amat a abandonar, de momento, la jefatura del partido.

2.- Gabriel Amat

En contra de su voluntad, el político del PP, está citado a declarar el 8 de septiembre en un juzgado de Roquetas, a petición de la defensa de los miembros de AMAyT a los que denunció por calumnias e injurias. Si finalmente acude al Juzgado, Amat deberá responder, dicen que ante las hemerotecas y las videotecas. Su abogado se opuso en su momento porque lo consideró una prolongación del linchamiento padecido desde AMAyT.

3. Francisco Giménez Felices

 El Consejero de Innovación, Sánchez Maldonado, dicen que ya tiene decidida la solución final para la Dirección General de IDEA "pero no será alguien de Almería" aseguran. El nombre de Paco Giménez, rumoreado en el PSOE, sigue apareciendo pero como favorito ahora para futuro Gerente provincial de la Agencia en Almería.


4.- Joaquín Moya-Angeler

A muchos les puede haber parecido injusta la polémica sobre su nombramiento Doctor Honoris Causa por la Universidad de Almería, estando imputado en la causa de los Eres. No obstante, que el Rector Molina no haya paralizado el nombramiento hasta que se sustancie su inocencia, denota una praxis acorde con el modus operandi del bipartidismo político. Nada nuevo.


No hay comentarios: