domingo, 13 de abril de 2014

EL ´EFECTO 15-M´ CASI ROMPE EL BIPARTITO


Faltaban pocos días para que los socialistas andaluces celebrasen su 19º aniversario en el gobierno de la Junta. Corría el mes de mayo del año 2001 y el líder entonces de la "Andalucía imparable", Manuel Chaves, se desayunaba en las páginas del ABC del día 10 con un sapo en forma de "carta abierta", firmada por Isidoro Beneroso Dávila, a la sazón militante socialista y Presidente de El Monte de Sevilla y Huelva. Como fondo una soterrada lucha entorno a las cajas sevillanas, su fusión, y el control político de las instituciones crediticias que, contra viento y marea, pretendía mantener el PSOE-A. Chaves y su consejera de Economía Magdalena Álvarez, defendían a machamartillo la idea de la "caja única", proyecto que nunca se materializaría. Es más, con el paso de los años solo se salvaría de la deslocalización la malagueña Unicaja. La filtración de un demoledor informe del Banco de España -"torpes artimañas diseñadas desde flamantes despachos" dijeron negro sobre blanco los presidentes de las cajas sevillanas  - ponían en solfa los acuerdos que los dos "cajeros" socialistas, Beneroso y Benjumea, habían tejido y destejido durante meses, contando con el ostentoso apoyo de Javier Arenas y el PP. Tres años más tarde, Beneroso sería fichado por Arenas como independiente del PP-A y Benjumea se dedicaría a sus nuevos negocios que, décadas después, le conducirán a Miami donde vive actualmente.
Fue la primera vez que el socialismo andaluz, haciendo piña, se plantó ante lo que consideraron "un pulso público al presidente de la Junta". Nunca vamos a permitir, escuché en aquellos días en bocas muy relevantes del PSOE, que "nadie le gane un pulso al presidente". Y así fue.
Sirva pues, este dato del ADN socialista, para contextualizar el espíritu del PSOE-A ante la crisis abierta esta semana en el gobierno de la Junta.

Ocho llaves

Cuando el pasado miércoles se supo que IU, socios de gobierno del PSOE, no estaban dispuestos a acatar la decisión de la Presidenta de actuar, dentro de la Ley, en el conflicto de la ´Corrala Utopía´, fue fácil deducir por donde iba a derivar el conflicto. Y cuando a las nueve de la noche, altos cargos de la Consejería de Fomento y Vivienda, hacían una ostentosa entrega en la Plaza Nueva de Sevilla de ocho llaves de otros tantos pisos de la administración autonómica, fue fácil predecir cual iba a ser la reacción de Díaz. O ceses o revocación de las competencias en materia de Vivienda. Se optó por esto último a la hora y media de levantarse el campamento de los okupas desahuciados de la Corrala.
Procede pues analizar políticamente que ha habido detrás de esta chispa que estuvo a punto de hacer saltar por los aires, recuérdese, todo un pacto de gobierno. No un pacto de investidura o puntual al que se negó en su momento Griñán. Un acuerdo, conviene recordarlo, que se negoció fundamentalmente con el Partido Comunista, "con alta dosis de lealtad", no con la amalgama de grupos y tendencias agrupadas en el seno de IU, a las que el PSOE denominan "el efecto 15-M", el que más inquieta y rechaza el socialismo español en este momento "pre constituyente" que empieza a vivir España. En palabras de un destacado dirigente del PSOE "el efecto 15-M lo que pretende es sustituir la democracia por el asambleísmo, y a eso no nos podemos prestar quienes somos gobierno en Andalucía y alternativa de gobierno en España". Ese es, a día de hoy, el gran problema que ven dentro de IU.
Cuando el pacto andaluz se materializó en el arranque de esta legislatura reinó gran satisfacción no disimulada  en el PSOE-A. El interlocutor fundamental había sido Diego Valderas y, para los socialistas, suponía una garantía del cumplimiento "desde la lealtad" del programa acordado para toda la legislatura. Un nuevo coordinador en IU,  Antonio Maíllo, supuso un cambio descrito gráficamente con estas palabras desde las filas socialistas: "Pasamos de tener a los indios fuera, meándose dentro, a tenerlos dentro pero meando para fuera".
La actuación política de la consejera de Fomento y Vivienda Elena Cortés con los okupas de Utopía ha supuesto justamente eso, que desde el gobierno que preside Susana Díaz se tomen decisiones fuera de norma y de Ley - orinar hacia fuera- algo que la presidenta no ha estado dispuesta a tolerar. De la misma forma y manera que hizo hace unas semanas la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, en un caso similar apelando a la Ley. Por mucho que desde IU, sus dirigentes, intentaran dar un barniz de legalidad a su actuación, amparada en el Auto de una jueza que mandaba el desalojo de los pisos ocupados de Iber Caja, ordenando al mismo tiempo a las administraciones "proveer lo necesario para atender a los menores y otras personas en riesgo de exclusión". Un "realojo provisional", argumentaron para defender la legalidad.

Doce horas

El pasado jueves los dirigentes de ambas formaciones de izquierda en el Parlamento de Andalucía no podían disimular la tensión en la que estaban sumidos. Más de doce horas de reunión, sin resultado, vino a dar la razón a quienes sostenían que el proceso de ruptura podría a ser irreversible. El choque de trenes lo acabó certificando el BOJA el Viernes de Dolores, con la publicación del decreto de retirada de competencias, firmado por la Presidenta horas después de la entrega "ilegal" de las ocho llaves. Todo ello en una ciudad donde doce mil personas están en paciente espera para poder acceder a una vivienda de VPO de la Junta.
De momento las consecuencias políticas de esta crisis, al margen de la parálisis que pueda suponer en la acción del gobierno, pasa necesariamente por el análisis del posible escenario preelectoral generado. Susana Díaz, con su golpe de autoridad, se ha reconciliado con las clases medias urbanas de Andalucía que, sin duda, valorarán positivamente su determinación en defensa de la legalidad y la igualdad de oportunidades.
El PP-A que, sin creérselo demasiado, viene vaticinando lo de elecciones anticipadas para otoño, le faltó tiempo para desdecirse y proclamar su disposición a sustituir parlamentariamente a IU, pactando un programa de reformas con el PSOE-A, alarmados porque un posible adelanto electoral les pillaría con su nuevo líder, Moreno Bonilla, dentro aún del cascarón y con un partido desactivado por el traumático relevo de Zoido. Exactamente lo mismo que le sucede a IU con Antonio Maíllo que, además, tendría que apechugar con el desgaste entre sus electores por haber sido la muleta del PSOE durante estos dos últimos años en el gobierno y, comprobar finalmente, que su gran bandera - la política de viviendas y "lucha" contra la banca- se les diluía por el desagüe de la ilegalidad y, desde luego, por un pulso político mal calculado. In extremis, de madrugada, sucedió algo insólito ayer sábado. IU enseñó los papeles del realojo y Susana Díaz dio marcha atrás porque todo estaba "dentro de la Ley"  en ocho caso, no en veintidós. Y del Viernes de Dolores, el bipartito, pasó directamente al Domingo de Resurrección sin hacer estación de penitencia. Pero, claro, nada será igual a partir de ahora.




 LA CUAJADERA


1.- Caso Facturas

El procedimiento que sigue instruyendo el Juez Luis Durbán, promete aportar en breve sorpresas en forma de daños colaterales y extrajudiciales. Algunos de los imputados comienzan a "largar" en privado y prometen hacerlo en público. Se empieza a oír la supuesta existencia de regalos variados a cargos públicos en activo como viajes a Argentina y NY, cajas de tomates Raf y mariscos así como arreglos variados en viviendas particulares. Todo, parece, que gratis total para los supuestamente agraciados.


2.- Carlos Sánchez

El concejal del Ayuntamiento de Almería no ha descartado, a través de Twitter, que el gobierno al que pertenece acepte finalmente la creación de una Comisión de Investigación sobre el affaire de los cementerios y por el que los almerienses deberán pagar casi siete millones de euros. Sánchez culpa del desaguisado a los socialistas que ahora denuncian, por su gestión del asunto en la corporación anterior a la llegada de Rodríguez Comendador.


3.- ADR Alpujarras

-¿Quien, de pronto, se ha puesto muy nervioso con lo sucedido con dineros públicos en la gestión de este chiringuito gubernamental? ¿Quién quiere tapar bocas y a cambio de qué? ¿Lo logrará antes de que lleven el asunto a Fiscalía?


4.- Francisco Góngora

El alcalde de El Ejido se plantó en Sevilla el pasado día 27 de marzo, un día antes de que saltara a la opinión pública la noticia de que la Justicia le investigará penalmente por la comisión de supuestos delitos fiscales y de tráfico  de influencias. Quiso ver a nuevo líder Moreno Bonilla y explicarle lo suyo. El gongorismo va contando que Bonilla le dio garantías de que, pase lo que pase en el Juzgado, Góngora volverá a ser candidato del PP.


5.- Sánchez Maldonado

Algo para Almería debe de estar cocinando el Consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta. Durante más de 45 minutos, Pepín S. Maldonado, mantuvo una reunión el pasado jueves, en una de las mesas de la cafetería del Parlamento, con los dirigentes socialistas almerienses José Luis Sánchez Teruel y Adela Segura, incorporándose a la misma la Delegada del Gobierno Sonia Ferrer. Atentos pues porque tan larga cumbre cafetera seguro que aportará novedades para Almería. No se sabe cuáles.


No hay comentarios: