martes, 20 de julio de 2010

"EL CENTRO X", OTRA HISTORIA DE MIEDO Y CORRUPCIÓN

Les propongo una historia para el verano que podría ser real en su mayor parte. La falta de datos confirmados obliga, de momento, a ignorar referencias que puedan identificar el escenario y sus personajes. Pero el escenario y sus actores quizás sea lo de menos en la historia que les propongo. Se trata de un pueblo de una provincia andaluza y todo cuanto se cuenta a través de un supuesto testimonio observarán que refleja palmariamente una determinada forma de hacer y gestionar la política y, obviamente, los dineros públicos.

Imagínense pues uno de esos proyectos faraónicos de los últimos años que la Junta piensa, decide, planifica y financia en un lugar de nuestra geografía, preferentemente sensible, electoralmente hablando, al partido del gobierno. Vamos de esos proyectos “de dulce” que no recalan en una comarca dominada por el PP ni de coña. Y ahí que va la Junta y sobre una idea aparentemente buena para una comarca y un sector productivo determinado, deja que se convierta en lo que van a leer a continuación.

La primera pista de este asunto que llega a mi poder consiste en una extensa carta, que a su vez me reenvía un dirigente politico de UPyD, y cuyo encabezamiento arranca con un “Estimado Sr Consejero”.

Llega por e mail y quien me la reenvía no desvela a su autor, quizás porque tampoco lo conozca, pero incita a que se indague la veracidad de cuanto se dice. La lectura del texto revela que quien podría haberla escrito dice ser miembro del partido socialista desde hace 20 años y haber coincidido incluso con el Consejero al que dirige su misiva en actos del partido en esa provincia concreta. La carta dice así:

El motivo de esta carta es informarle de ciertos hechos que están ocurriendo en el Centro X y que cada día son más conocidos en la comarca, tanto por empresarios como por la ciudadanía en general y que están a la orden del día en las conversaciones en la zona y fuera de ella.

En primer lugar le diré que mi pretensión no es cargar contra usted ni contra lo que representa, muy al contrario, soy afiliado desde hace mas de 20 años (de hecho nos conocemos personalmente e incluso hemos estado juntos en algunos actos) pero siento no poder decir quien soy, porque en estos temas es mejor permanecer en el anonimato.

Volviendo al motivo de la carta le pongo en precedentes. En Abril ya mandé una misiva a la Consejería informando sobre ciertas actividades fraudulentas que se realizan en el Centro X. Además de todos los hechos que se mencionan en esta carta, se siguen cometiendo irregularidades y cada vez son más conocidas en las empresas y la comarca en general. Destacaré a modo de ejemplo los siguientes.

En cuanto a los proyectos y las subvenciones públicas:

En el año 2007 estando XXX como Gerente se cometieron cierta serie de irregularidades con un proyecto de V.A. Para justificar dicho proyecto y generar ventas ficticias se amañaron las subvenciones con el propósito de vender maquinas clasificación basadas en V.A. La más descarada de estas irregularidades fue con una empresa (que no voy a nombrar) a la que el Centro X entregó el dinero de otra subvención para que realizase la compra de la máquina. A los pocos días de recibir esta subvención se realizó la compra (máquina que por cierto, no existe ni ha estado nunca en esa empresa). Esto está en la cuentas del Centro X y es totalmente comprobable, de hecho a otras empresas se les amenazaba con que tenían que adquirir estas máquinas para seguir recibiendo subvenciones. Destacar también que las dos máquinas que se han “vendido”, actualmente no tienen ninguna utilidad y no son usadas en las empresas donde están debido a su ineficiencia.

Se ha realizado la justificación económica de multitud proyectos que ni siquiera se han empezado. Sólo existen las memorias técnicas y la documentación asociada para realizar la justificación de las subvenciones, pero en las que no se ha llegado a realizar ningún trabajo y por supuesto se ha obtenido ningún resultado.

En otro proyecto XXX se justificó 1.000.000 € por un estudio de sus características técnicas y el desarrollo de una página web donde estarían expuestos los resultados. A este proyecto se le llamó en el Centro X “Macroproyecto”, y sirvió para resolver su situación financiera en aquel momento. Si se pidiera un presupuesto externo de este mismo trabajo, no llegaría a los 90.000 €. Es totalmente inaceptable que el dinero no se destine en su totalidad para lo que fue solicitado, además de plantear la necesidad de conocer el destino final de esa gran cantidad de dinero.

Actualmente hay un proyecto con una empresa de la comarca que parece ser un proyecto fantasma para justificar sobre 1 millón de Euros en una finca que no existe.

En cuanto a la gestión del Centro X:

Está a la orden del día la realización de facturas falsas, cambios de concepto de facturas y facturas “engordadas” de proveedores, colaboradores y empresas de servicios. También es muy común realizar facturación con diferentes centros tecnológicos para cuadrar cuentas y realizar pagos y cobros de servicios que en la gran mayoría de las veces no se realizan. Incluso se han utilizado las mismas facturas a las que se le ponían diferentes conceptos, tema por el cual se les ha dado varios toques de atención desde la administración al encontrar las mismas facturas en diferentes proyectos.

Los grandes beneficiados de todo este entramado son empresas ajenas al sector que han obtenido grandes sumas de dinero, sin que esto haya revertido en un beneficio real para el sector o la comarca. Estas empresas son “cercanas” al Centro X. Por citar algunas, se puede hablar de XXX, una consultora madrileña de RRHH en la que se han invertido alrededor de 600.000 euros y en la que, curiosamente, figura como socio fundador un primo hermano de XXX, otrora gerente del Centro X. Igualmente el Centro X cuenta con la colaboración para gran parte de los proyectos de la colaboración técnica de la empresa catalana XXX, amigos personales del actual gerente, los cuales a fecha de hoy en día no han realizado ningún trabajo con éxito (sin duda, la relación con el Centro X para XXX será el trabajo más rentable de su corta historia). O Por citar más situaciones en las que ha habido un trato especial (lo que comúnmente se llama tráfico de influencias) se puede hablar de la adjudicación de la obra de la planta experimental (proyecto subvencionado con 13 millones de euros) al padre de XXX, directora de operaciones y segunda de a bordo en el Centro X, por un “comité” que dirigía ella misma.

La contratación de personal se realiza de forma totalmente irregular. Se utilizan enchufismos para devolver favores y condicionar a empresarios. A pesar de presumir de tener un “plan de empresa” por el cual todos los empleados tienen las mismas condiciones económicas y las mismas posibilidades de progresar, tanto económicamente como profesionalmente, se asignan sueldos arbitrariamente según convenga, tanto a nuevas contrataciones como a la plantilla. La rotación de personal es altísima, todo aquel que no está de acuerdo o se queja del funcionamiento del centro es automáticamente despedido. En tan sólo 7 años de funcionamiento el número de despidos supera con creces el medio centenar, cantidad elevadísima teniendo en cuenta el número de empleados del centro.

Tras la marcha del gerente, él mismo se encargó de la designación del nuevo gerente. Para ello rechazó personas altamente cualificadas y propuestas por varios empresarios patronos del centro para poner como gerente a XXX, a pesar de tener una experiencia laboral limitada a un año en el Centro X y no tener ninguna experiencia en dirección, gestión de personal, gestión financiera, gestión de subvenciones, trato con administraciones y otros temas necesarios para el correcto funcionamiento del Centro X. Se le asigna un sueldo de casi 5000 euros netos, dietas no incluidas, y la primera decisión que toma es comprar un Audi A4 para su uso personal (bien conocidos por los empresarios son los rumores de los paseos en el Audi del nuevo gerente).

Otro dato es la cesión que está haciendo el nuevo gerente de departamentos del Centro X a la empresa catalana XXX, que ahí están las facturas que son escandalosas por un trabajo que antes funcionaba bien. Ya ha cedido varios departamentos para que los dirija esta empresa con presupuestos hasta 10 veces más caro de lo que han funcionado hasta ahora.

Esto hace que el capital andaluz que se invierte vaya a parar a empresas de fuera: Madrid, Valencia, Cataluña, etc. ¿No hay empresas capacitadas en Andalucía para realizar esas tareas?. El efecto colateral de esto es que perjuicio para otras empresas de la comarca y de Andalucía que intentan sobrevivir con su trabajo y a las que el Centro X está afectando por traer empresas de fuera a quitarles el trabajo.

Todo es, como se puede comprobar, un gran despropósito que puede convertirse en el germen de un gran escándalo en el caso de que alguien decidiese investigar y sacar a la luz todas estas cosas. La pésima gestión del Centro X hace que en la calle ya se esté hablando de lo que pasa.

Sr. Consejero, si alguna vez visita el Centro X no deje que le tomen el pelo enseñándole un trozo de muestra del resultado de la automatización de ese proceso: la realidad es que el robot no funciona y la muestra la ha realizado una empresa de la comarca (y esto es un ejemplo real). No permita que cuatro mangantes sin escrúpulos manipulen aquello como si fuese su cortijo y deje en manos de profesionales lo que debe estar en manos de profesionales.

El Centro X está quemando la credibilidad en las instituciones, que actúan con buenas ideas pero que confían en gente que no está preparada para esta responsabilidad, ni técnica ni éticamente. Las ilusiones que el tejido empresarial de la comarca había puesto en el Centro X no sólo han desaparecido, sino que se está convirtiendo en tema habitual de conversación ridiculizando sus actuaciones.

Gracias por su tiempo. Reciba un cordial saludo."


Próxima entrega sobre el Centro X:

-Esta historia, supuestamente real, efectivamente anda circulando por la cabecera de la comarca como la falsa moneda, de mano en mano desde hace más de un año y con todo lujo de detalle.

- ¿Acertó el supuesto autor de la carta con el Consejero elegido para denunciar los que pasaba en el gallinero con las zorras?

- Este escándalo ha llegado hace tan solo veinte días a las manos que pueden resolverlo de verdad ordenando una investigación a fondo y actuando en consencuacia. Otra cosa es que entre y limpie a fondo.