lunes, 18 de mayo de 2009

LA PICA del lunes: PUBLICIDAD EN LOS MEDIOS PÚBLICOS

Casi doscientos millones nos cuesta a los andaluces el ente público RTVA. Para ser exactos algo más de 181 millones de los 247 totales; 181 millones que pone la Junta a cuenta de los presupuestos generales de los andaluces. Hay que suponer, por tanto, que los 66 millones restantes deben proceder de los ingresos publicitarios logrado en los diversos soportes del Grupo Canal Sur. (Dos canales de TV y tres canales de radio con cobertura territorial total).
Tras la decisión de Zapatero de eliminar la publicidad en RTVE en otoño, aquí en Andalucía nos hemos preguntado qué hará Griñán o, mejor dicho, hasta qué punto el talante de Madrid llega finalmente a Andalucía tras el cambio de presidente.
El propio Javier Arenas me dijo que llevaba la pregunta sobre la publicidad en la sesión de Investidura, pero que al final olvidó hacérsela a Griñán. No obstante, a las pocas semanas supimos que Griñán, por lo menos, estaba estudiando el asunto y no lo veía descabellado. Hemos sabido también, por  boca del CAA, que el director general de la RTVA, Pablo Carrasco, también parece dispuesto a estudiar como se anula el mercadeo publicitario en el ente publico que dirige, sobre todo tras darse cuenta que eso de la publicidad en su empresa es un campo minado.
Por lo que parece el debate está abierto y solo se trata de buscar esos sesenta millones que dejaría de ingresar la RTVA. ¿Pero, verdaderamente hacen falta esos millones? A lo mejor procede un replanteamiento estructural, económico y a fondo de ese monstruo creado hace dos décadas y que parece tirar con pólvora de Rey si comparamos su funcionamiento con el de radios y televisiones del sector privado. 
Pero en este asunto de la publicidad en los medios públicos, también queremos ver al PP que, de momento, controla casi una treintena de emisoras de TV de obediencia municipal en Andalucía. Emisoras que compiten en el mercado publicitario con el resto de medios y que, cuando no consiguen ingresar publicidad convencional, recurren a los presupuestos municipales que  controlan sus rectores, normalmente destinados a sus inversiones en otros medios.
El asunto no es baladí, estamos hablando de la economía del sector de la Comunicación que da trabajo directo a más de veinte mil trabajadores en Andalucía. Por cierto, ¿Alguien lleva la cuenta de los despidos o anulación de contratos en los últimos seis meses?

No hay comentarios: