domingo, 31 de mayo de 2009

EL SISMOGRAFO del Domingo: AGUAS TEÑIDAS, TURBULENTAS Y FECALES

El PSOE conocía desde principios de mayo que el PP andaba interesado en el expediente de la empresa minera Aguas Teñidas. Lo sabía porque en un pleno del Parlamento, el diputado Jose Luis Rodríguez (¡que gran candidato a secretario general tiene Arenas en la reserva!), le había preguntado por Aguas Teñidas al recién llegado Martín Soler y, lo confirmó cuando el 12 de mayo se presentaron en la sede del antiguo IFA (IDEA) dos diputados populares, con abogada, para examinar el expediente del que, dicen, no pudieron obtener fotocopias. El PSOE no sabía que buscaban a la abogada Paula Chaves Iborra, que, por cierto, en unos meses hará nuevamente abuelo al ex presidente de la Junta Manuel Chaves. Creyeron que buscaban a los “intermediarios o comisionistas” de la operación, esto es a Pepe Recio y su socio Carlos Solchaga, ex altos cargos, que, para el PSOE, son historia y muy lejana.

El PP llevaba el asunto con gran sigilo, tanto, que incluso despistaban a los periodistas que habíamos pillado alguna onda. El PP no estaba dispuesto a avalar la denuncia dando la cara ante los medios, en rueda de prensa como, visto lo visto, hubiese merecido el escándalo dados los presuntos delitos que denuncian. Fue el diario El Mundo, fiel a su línea crítica contra quien sentó a sus periodistas en el banquillo, el que a toda portada destapó el asunto, utilizado coordinadamente por el PP en el Senado y el Parlamento de Andalucía.

“Parece que esta vez los tienen bien trincados” me comentó Diego Valderas en mitad del tenso debate que, a última hora del miércoles, con la ausencia estratégica del presidente Griñán, convirtió una pregunta  sobre Aguas Teñidas y la subvención de diez millones, en un manantial de aguas fecales. “Donde las dan las toman” fue la filosofía empleada por el PSOE para intentar defender el honor y la honestidad de Manuel Chaves, actual vicepresidente tercero de Zapatero y secretario general del PSOE-A.

Javier Arenas y Antonio Sanz dejaron la embestida al diputado Rodríguez, ex alcalde de Gibraleón, para acusar en sede parlamentaria a Chaves de “corrupción y tráfico de influencias” con todas las letras, delitos que de ser ciertos merecerían haber sido denunciados antes, al mismo tiempo o el día después ante el TSJA, donde los aforados.

Fue el “tercer hombre”, Martín Soler Márquez, titular de Innovación, a quien le tocó no solo defender la, según él, “pulcritud” del expediente de su predecesor Paco Vallejo, sino convertirse en el látigo de Javier Arenas al que provocó de frente con un rosario de presunciones cuya guinda final fue esta: yo no le voy a llamar corrupto, Sr Arenas, porque siendo Ud ministro de Aznar, una eléctrica que fue de su familia en Olvera recibiera subvenciones públicas. Previamente deslizó que Arenas es uno de los beneficiados por la trama Gürtel.

El presidente del PP, según alguno de sus diputados, estaba “profundamente cabreado”, hasta el punto de levantar la mano para intervenir por alusiones, cosa que no hizo por recomendación de sus propios compañeros en la bancada popular. Y es que, en caliente, se firman sentencias de muerte, por eso no subió a la tribuna a defenderse, (me dijeron) pero anunció una querella que “está en estudio”. También lo hará su hermano, Eduardo Arenas Bocanegra, citado por el consejero Soler como parte de la subvencionada eléctrica de Olvera.

Y el jueves por la mañana, las aguas fecales, continuaron invadiendo la sede parlamentaria con nuevas acusaciones (enchufe de la mujer de Pizarro, lo de las TDT´s etc) con lo que cualquier posibilidad de acuerdo entre los dos grandes partidos, en estos delicados momentos, saltaba por los aires en una lucha sin cuartel que tiene visos de prolongarse más allá del 7 de junio.

A grandes rasgos este es el panorama que la clase política andaluza acaba de presentarnos en base al consabido “ y tú más” o, como ha dicho Luis Pizarro “donde las dan las toman”.  No parece que este escenario de denuncias mutuas, echarse mierda encima, aporte serenidad, confianza en la clase política y la seriedad necesaria que requiere el grave momento por el que atraviesa nuestra economía, con el alarmante aumento del paro que nos conduce al millón de parados. Por cierto, lo más inquietante de todo, es que nadie parece pensar en las quinientas familias que viven, hoy, de Aguas Teñidas en la deprimida comarca minera de Almonaster en Huelva. 


SISMOGRAMAS


-Coincidiendo con el estallido del escándalo de Minas Aguas Teñidas, denunciado e impulsado por el PP, donde se cuestiona el procedimiento y la legalidad de una subvención a una empresa donde trabaja la hija del ex presidente de la Junta, la Fiscalía del Tribunal Supremo ha admitido a trámite una querella contra el senador del PP y alcalde de Gádor (Almería), Eugenio Gonzálvez, al comprobar indicios de prevaricación en la adjudicación de obras por valor de 144.000 Euros. Se acusa al alcalde y senador de haber omitido en esta operación “los más elementales requisitos procedimentales”.


-El ex alcalde socialista de Almonaster, que concedió la primera licencia a Minas de Aguas Teñidas, fue fichado posteriormente por la multinacional canadiense como relaciones públicas de la empresa en Almonaster con un sueldo que rondaría los 6.000 euros mensuales, más coche y dietas.


-El Secretario General del Ayuntamiento de El Ejido, José Martínez Henares, ha hecho constar en un acta oficial de la Junta de Gobierno municipal las amenazas, descalificaciones y presiones a las que fue sometido en dicha reunión por negarse a firmar un documento ilegal  para desbloquear la licencia del Centro Integral de Mercancías.


No hay comentarios: