viernes, 10 de abril de 2009

LAS PICAS DE SEMANA SANTA

ALGO BUENO PARA MARBELLA


Hoy lunes la Real federación Española de Tenis propondrá la ciudad de Marbella como la sede de la final del Torneo de la eliminatoria de la Copa Davis. Gana la partida la capital turística de la Costa del Sol frente al Puerto de Santa María en Cádiz o la ciudad de Zaragoza. Un éxito dentro de la promoción turística andaluza y, en especial, de la malagueña donde Marbella es pieza fundamental del engranaje. Luciano Alonso y Titi Muñoz, el consejero de Turismo y la alcaldesa, pueden sentirse satisfechos de esta aportación a nuestra promoción como destino. Y no solamente por ese motivo, como bien apuntó Javier Arenas  al conocer la noticia el pasado fin de semana, era impensable hace solo cinco años que Marbella fuese sede de nada, ni siquiera de un campeonato de Mus.

La sensibilidad de la administración Autonómica para con Marbella es digna de mención en esta ocasión. Teniendo como tiene el PSOE numerosos enclaves municipales andaluces, Luciano Alonso no ha dudado en apoyar la candidatura de Marbella junto a su alcaldesa y otras instituciones turísticas de la zona.

La nominación hoy de Marbella como sede de  la eliminatoria de la Davis, es algo bueno para esa ciudad, para Málaga y excelente noticia para los intereses turísticos y deportivos de Andalucía.




QUE SE EXPLIQUE EL SUBDELEGADO



Ha sido en Almería y allí la Justicia investiga un entramado de cohechos que habrían protagonizado funcionarios de Policía. Aunque el sumario y sus actuaciones han sido declaradas secretas, se sabe que los funcionarios imputados han declarado ante el juez que lo de cobrar por arreglar papeles a inmigrantes era una práctica que conocía todo el mundo en la Comisaria de Almería, incluso, han dicho, el propio sub delegado del Gobierno en la provincia  Miguel Corpas.

Le ha faltado tiempo al PP y a su diputado almeriense Rafael Hernando para captar el calado de este asunto, apresurándose a preguntarle al ministro del Interior por el  alcance de esta anomalía grave en la estructura del mando policial almeriense.

Las noticias que han aparecido en estos días dejan bastante perplejo al ciudadano que interpreta las confesiones ante el juez como una especie de permiso no escrito para barra libre permitida por quienes tienen la obligación de hacer que se cumplan las leyes bajo su mando. Desde luego, por lo que han contado los policías imputados, no parece que esta sea el caso de Almería, donde la red es amplia y en ella trabaja con intensidad la Justicia y su aparato desplazado hasta la capital almeriense y la del Poniente, El Ejido.

En Almería, cuando Corpas llegó a la subdelegación, había un total de 41.000 tarjetas. 120.000 han sido las emitidas el pasado año, denuncia el PP.



MERCA-MARSELLA


Como en los puertos de Marsella, como en la tabernas de Chicago años 20, o al menos con la misma impunidad que hacían los enjuagues aquellos personajes de la novela negra. Así parece que han sido las cosas en Mercasevilla, a la vista de las investigaciones judiciales iniciadas tras el intento de extorsión a los propietarios del Grupo de Restauración La Raza. Pero esta vez la factura no era del PSOE, era de su socio IU, o sea factura del bipartito. Pero hete aquí que lo que parecía que iba a ser una ruina para Monteseirín y su partido, el cuerpo a cuerpo que Torrijos mantiene con Vocento en Sevilla, se ha tornado en positivo tras el estallido de Mercasevilla. En efecto, el área contaminada por la presunta petición de un maletín con 300.000 Euros, cincuenta kilos antiguos, es la de Rodrigo Torrijos e IU.

El desmarque y la templanza socialista en el caso Mercasevilla es solo comparable al de IU cuando el PA sacó las primeras facturas en Macarena.

Pero no debiera estar tan tranquilo Monteseirín -¿ o quizás sí?- ya que en el escenario del crimen del trinque de Mercasevilla ha aparecido nuevamente la figura de Antonio Rivas. Y en cada foto en la que aparece el ex alcalde de Camas y Director General de Empleo, miren Uds. por donde, siempre va detrás o al lado de Jose Antonio Viera. ¿Captan?

Que los bajos fondos de la política se hayan convertido en escenarios de novelas más negras que el maletín que pedía el comunista, han logrado que sea la ciudadanía la que sitúe el problema en tolerancia cero a la corrupción, por mucho que se empeñen los gobernantes en ser cómplices de tapar lo que huele, como parece que ha sucedido en este caso. Un caso, acuérdense, en el que le va a doler la cabeza a más gente de lo que imaginan.



HOTELES CON HISTORIA


¿Se imaginan un barrio de Sevilla, en pleno casco histórico, convertido en un exquisito recinto hotelero de casi veinte mil metros cuadrados?  Existe. Un hotel con más de treinta y seis patios sevillanos, cuidados y floreados, distribuidos en 40 casas y todo el conjunto presidido por una obsesión: respeto a la estética del tiempo y de la historia, combinando con el buen gusto. Un hotel que arranca justo en la calle San José y lleva sus límites al antiguo cine Florida a través de pasadizos por debajo de varias calles de la judería sevillana. Un paseo por este singular hotel, Casa de la Judería se llama, supone para el turista llevarse las esencias más puras del urbanismo popular sevillano de los últimos siglos, todo concentrado en un rincón de miles de metros.

Recorrer sus estancias es tanto como asistir a una lección magistral sobre la restauración del patrimonio, combinada con el confort de las estancias. Una mezcla insólita y explosiva que, curiosamente, es más conocida por la clientela  europea y americana que por los propios paisanos.

Pero esta sorprendente iniciativa no parece que sea un hecho aislado desde un punto de vista empresarial. En efecto, el propietario de Casas y Palacios de España, que así se denomina la cadena de hoteles singulares, ha apostado por diversos proyectos similares en distintos puntos del país, siendo Córdoba, junto a la Mezquita, el próximo establecimiento que abrirá. El propietario, Ignacio Medina, Duque de Segorbe, es quien personalmente cuida y mima hasta el último detalle las obras de restauración y decoración de sus selectos hoteles con Historia. Se nota.



No hay comentarios: