miércoles, 1 de abril de 2009

LA PICA: LA CASA ROSADA DE TITI MUÑOZ



Un golpe bajo en toda regla. A la alcaldesa de Marbella, Angeles Muñoz, han decidido ponerla en el candelero, montada a la grupa de una jaca llamada escándalo, que galopa y corta el viento por internet. El último capitulo del que todos hablan son las fotos publicadas por elconfidencial.com en las que puede apreciarse el lujo que rodea la vivienda de la edil marbellí en los limites de Benahavis, pueblo donde empezó en política siendo concejal del PP  tras ser recomendada por su tio Enrique Bellido, a la sazón senador del PP por Córdoba.

A Titi Muñoz, a cuenta de la escandalera de los limites con Benahavis, sus intereses familiares y urbanísticos en la zona y, supongo, que los enemigos que a uno le salen cuando gobierna, han empezado a atizarle fuerte y flojo.

Lo más curioso de todo es que  en este acoso contra Muñoz, iniciado durante su ultima estancia en Suecia hace un mes, nadie se atreve a disparar con fuego real, con pruebas contundentes que demuestren la posible deshonestidad de la alcaldesa. Todos son elucubraciones, suposiciones, medias verdades... en fin, para ser finos, masturbaciones mentales. Campaña a la que la alcaldesa no parece dispuesta a responder en el escenario de la política, sino desde los atascados tribunales. Ella y sus asesores sabrán. En cualquier caso, de ser verdaderamente víctima de una campaña, Angeles Muñoz debiera salir a defender su honor y, para empezar, explicar o corregir porque su lujosa mansión (pelín hortera para mi gusto) parece que no figura en su declaración de bienes en el Parlamento.

Por cierto y para evitar malvadas suspicacias: un dirigente del PP malagueño, del que me fío, me asegura que en el año 1996 ya estuvo en la Casa Rosada de Titi. Faltaban años para que la doctora Muñoz dejase la bata blanca en el ambulatorio y tomase el bastón de alcaldesa.

Pero si Titi Muñoz no frena esta campaña, que sepa que el segundo nivel de la escalada, pretenden los socialistas que llegue a su jefe de filas Javier Arenas.


No hay comentarios: