jueves, 23 de abril de 2009

LA PICA, Jueves: DE MADOFF A PEPE SALAS



Con la que está cayendo en el sector financiero mundial tan solo dos tipos han dado con sus huesos en la cárcel. Les hablo del magnate americano Bernard Madoff y del magnate sevillano Pepe Salas, el dueño y factótum de Contsa, un chiringuito financiero con mil y pico de afectados. 

La economía mundial se tambalea hace más de un año, caen y caen bancos e imperios financieros, miles de ciudadanos se quedan sin sus ahorros, pero solo dos, dos personajes del mundo de las finanzas en el mundo van a la cárcel. Curiosa paradoja cuando sabemos, con sus nombres y apellidos, quiénes son los responsables de pequeños, medianos y grandes pufos financieros e inmobiliarios que se suceden a diario allí y, especialmente aquí.

Un poner, la Caja de Castilla la Mancha que sino llega a ser por Braulio Medel y Pepe Griñán se la comen con papas bravas los impositores y dueños de Unicaja y, por tanto, lastrando el sistema financiero andaluz. Pues lo último que se está diciendo en el Banco de España es que lo más sensato y barato será liquidar la CCM y subastar sus activos al mejor postor. Pues bien, ¿quién o quiénes son los responsables de los agujeros negros de la CCM irremediablemente abocada a su desaparición real como entidad mercantil y financiera?

Pues nada, en nuestro país tan solo Pepe Salas, en la soledad de una celda de la Prisión Sevilla 2, atendido con cierta deferencia por su buen comportamiento, se ha convertido en el icono patrio  del desastre económico al que nos han conducido la ambición de una sociedad que venera el dinero fácil, especulativo y una clase política que solo critica la corrupción cuando afecta al contrario. Esta podría ser la gran paradoja del momento actual.. Madoff y Salas solo tienen una cosa en común:  ambos han engañado a los más ricos, muchos de los cuales, a su vez, engañaban al Fisco, o sea a todos los contribuyentes. Pero ¿ y el resto de presuntos delincuentes de cuello blanco? No, si aquí los que acaban palmando siempre son los ereados y parados, que para la mayoría, es una situación mucho peor que una pena de cárcel preventiva.


No hay comentarios: