domingo, 22 de marzo de 2009

LA PICA




EL VERANEO GALLEGO DE ZARRIAS


Si el PP solo tiene contra el vicepresidente Zarrías el haber destinado 25.000 euros ahorrados como entrada para un apartamento en Villagarcia de Arousa, mal anda el saco de los escándalos  del PP a la hora de lanzar al ventilador todo lo reprobable que encuentren en la gestión del incombustible Gaspar.

Sencillamente porque es una auténtica chorrada criticar el que se dé una entrada para un apartamento, otra cosa seria que lo pagara a tocateja y sin haber declarado antes sus bienes como es preceptivo en el tablón del Parlamento. Zarrías es más listo que Garzón, aunque ambos sean de Jaén.

Pero en verdad el PP ha querido pinchar magro con este asunto ya que el apartamento forma parte de la promoción denominada “Villa Psoe”, construcción que el PP viene denunciando como ilegal. Ahora que van a gobernar la comunidad gallega tienen la oportunidad de parar o autorizar las obras del edificio donde también comparte propiedad, entre otros, Pepe Blanco.

De todo este tinglado, solo me quedo con un dato revelador e interesante para futuros análisis políticos. Mientras Luis Pizarro veranea con su amigo Martín Soler en AguaAmarga (Almería) el otro número dos de Chaves lo hace con Pepe Blanco en Galicia. Ahora se comprenden mejor algunas cosas que suceden en el PSOE-A de un tiempo a esta parte.




EXPLOTAN LOS COMITES


Se me quejaba recientemente el máximo responsable de una multinacional en Andalucía, víctima del centralismo en la gestión de su grupo y, por otra parte, también víctima de la explosión de los comités de empresa, de lo injusto que puede llegar a ser el sindicalismo cuando la política entra por la ventana de las Centrales. En auténticas bombas de relojería se han convertidos decenas de comités de empresa repartidos por la geografía productiva de Andalucía. Verdaderos polvorines donde se agrupan las bases del sindicalismo, o sea,  los trabajadores, y que observan como las cúpulas de sus respectivos sindicatos no mantienen discursos reivindicativos frente al patrón y al poder, sino más bien al contrario, dedican sus esfuerzos junto a la patronal a salvar el séptimo acuerdo de Concertación Social con la Junta.

Desconozco sinceramente si estas explosiones que surgen aquí y más allá a diario, están controladas por los aparatos de los sindicatos o si son jaleadas por otras centrales no partícipes de la Concertación. Pero lo cierto y verdad es que muchos empresarios afectados empiezan a preocuparse por el clima de tensión que generan las explosiones de los comités. En la calle solo se manifiesta Arenas, la derecha.





INTENSA BÚSQUEDA


Más de un mes buscando a Marta en el río Guadalquivir. Misión imposible para que acabe el duelo en la familia Del Castillo, para que descanse en paz el alma de aquella joven sevillana que, por lo que empieza a parecer y saberse entorno a las pesquisas policiales, pudo ser asesinada de forma más fría y premeditada que con el golpe accidental de un cenicero.

Un mes buscando por entre los juncos del río, muchos minutos de Tv y abundante espacio en el resto de medios, acompañan a la búsqueda más impresionante que la policía ha desatado nunca en Andalucía. Ni siquiera cuando el secuestro ( tan mediático) hace 21 años de Melody Nakachian, nuestra policía desplegó tan ingente cantidad de medios técnicos y humanos con el objetivo de buscar una persona muerta o viva.

En verdad, si nuestro sistema judicial dedicara tan importante cantidad de medios a la búsqueda de cualquier persona desaparecida, faltarían recursos económicos para sostenerlo. El Caso Mari Luz y ahora el Caso Marta del Castillo, se han convertido en iconos de un malestar social muy generalizado y que pide el endurecimiento de penas para quienes como Santiago y Miguel ( presuntos asesinos) no parecen, a priori, seres capaces de regenerarse en un presidio para volver a la vida normal dentro de unos pocos años. La intensa búsqueda calma conciencias.





EMPECEMOS A AHORRAR


Traiga quien traiga la CEA para hablar de economía y soluciones, todos, coinciden en que hay que ahorrar más, gastar menos, al margen de meterle mano estructuralmente al mercado de trabajo y nuestros sistemas de producción.

Esto ultimo no es fácil, lo de cambiar las estructuras, pero lo primero, lo de ahorrar, sí es algo que podríamos ir pensando y haciendo. Particularmente en el gasto público para dar ejemplo, ese que habla de mil doscientos (que yo creo que son  más) tíos y tías montados en coche oficial gastando gasolina, horas de chofer, dietas a gogó y escoltas. Porque ¿cuanto cargo publico que jamás ha sido amenazado por nadie – ni es previsible que lo sea- lleva una escolta de no te menees para pintar la mona?. ¿Y cuantos de esos cargos públicos son obligados a ello por vagas razones de seguridad que se entienden en Baracaldo pero no en Utrera?

Pero todo esto de los coches y el boato de tanto indocumentado patrio es, bien mirado, el chocolate del loro si comparamos ese gasto con lo que, cada año, se gastan unas instituciones duplicadas denominadas Diputaciones Provinciales. La de Sevilla se gastará este año más de 400 millones. Multipliquen  por cincuenta y tantas y les saldrá una cifra cercana a los 20 mil millones de Euros que destinamos a las Dipus, las instituciones mejor asesoradas de la democracia, por la cantidad de asesores colocados por el partido de turno.


No hay comentarios: