jueves, 5 de marzo de 2009

LA PICA



PEPE Y PACO


Podría ser el titulo de una de esas series o comedias de situación que entretienen a la parroquia a través de la TV. Pero no, se trata de trasladarles con tan solo dos nombres corrientes en España, la descripción de un fenómeno único en la moderna historia de la política española. Visto lo visto en Euskadi este fin de semana es fácil vaticinar que las dos autonomías históricas, junto a la de Cataluña, van a estar presididas por dos dirigentes no nacionalistas. José (Pepe) Montilla Aguilera y Patxi (Paco) López Alvarez, ambos socialistas. Simbolizan junto al origen de sus apellidos, un cambio de aires electorales en dos enclaves que fueron luz y guía cuando el tan criticado (por los nacionalistas) “café para todos” y la tabla de quesos que el profesor Clavero Arévalo diseñó como hoja de ruta para construir el Estado de las Autonomías en España.

Lo sucedido primero en Cataluña con la caída electoral  de CIU y ahora lo del PNV en Euskadi, la pérdida del poder real en favor de los no nacionalistas, viene a reconfirmar un rechazo en las urnas al nacionalismo político que comenzó, precisamente, en Andalucía con el envío del PA y sus satélites nacionalistas a las tinieblas extraparlamentarias.

El electorado parece dispuesto a soportar un nacionalismo económico, pero no el político que defiende fronteras, quimeras de naciones y divisiones, máxime en unos tiempos en los que la solidaridad entre las gentes y los pueblos aparece como una de las pocas tablas de salvación de la humanidad. No son tiempos para el egoísmo y el aislamiento exterior. Pepe Montilla y Paco López simbolizan también algo de eso.






SIERRA NEVADA


La crónica de sucesos es lo último que le faltaba a la estación de esquí de Sierra Nevada. La caía de un tele cabina y el consiguiente accidente y hospitalización de nueve ocupantes, debiera ser motivo suficiente como para que el gobierno de la Junta de Andalucía se tomase en serio, de una vez, una de las primeras industrias de la rica y variada oferta turística de Andalucía. La estación de esquí más meridional de Europa, tiene tras de sí un rosario de despropósitos en su gestión empresarial. Sierra Nevada ha ido de mano en mano, como la falsa moneda, sin que ninguno se la quede en serio y con voluntad de gestionarla en un contexto económico acorde con su desarrollo y necesidades.

La historia de los gestores de la Sierra en los últimos años recuerda una especie de cementerio de elefantes de la política andaluza y aledaños. Quizás esa sea una de las claves para interpretar los dientes de sierra que proyecta su pesima gestión. En la actualidad, Cetursa, la empresa pública que gestiona la estación depende de la consejería de Innovación de la que es titular Paco Vallejo, con un 96% del capital. Una consejería cuyos objetivos parece que distan mucho de los intereses turísticos y deportivos que confluyen en Sierra Nevada. La caída de un tele cabina, con 23 personas afectadas por el accidente, es la peor noticia que puede facilitar una estación de esquí del nivel y la categoría de Sierra Nevada. ¿Problemas de mantenimiento? Ya veremos. En cualquier caso  va siendo hora de que el gobierno andaluz se tome en serio Sierra Nevada.






EL COCHE DE TOURIÑO


Creo que se equivoca el futuro presidente de Galicia al anunciar la puesta a la venta del coche fantástico, blindado y carísimo que se mandó a fabricar el inquilino saliente de la Xunta, el socialista Pérez Touriño.

Al Audi fantástico de Touriño, más caro que el de Obama, Alberto Nuñez Feijoo debería darle un fin social bien  distinto a la urgencia por recuperar los más de 400.000 Euros que ha costado el modelito presidencial.

Antes de ponerlo a la venta yo se lo mandaba a Javier Arenas para que impulsara una exposición itinerante del coche por toda España , de esas que patrocina Lluis Reverter en La Caixa. Se imaginan escuchar una cuña por la radio donde el PP anunciase algo así como “ Acuda a la exposición del coche fantástico de Touriño. Así se dilapidaba  el dinero publico antes de que gobernase Galicia el PP”, etc etc.

No se imagina Nuñez Feijoo el éxito de esa tournée y el impacto que causaría en las conciencias de miles y miles de ciudadanos ver en directo el caro capricho de Touriño pagado con los impuestos de los gallegos.

El coche sería la gran atracción, la estrella de la muestra, pero podrían exponerse otros enseres que  la completasen. Desde una maqueta del yate del dueño de la Constructora San José ( Jacinto, que poco aprendiste de tu amigo Colunga) al colchón pikolín del alcalde de Alcaucín. En fin, que antes de revenderlo a la Audi (quien va a querer ese tanque) procede pasearlo por España y remover conciencias.  Hombre, y si se le quiere dar un contrapunto de credibilidad a la muestra, también podrían exponerse el chaqué y el bote de Patrico de Francisco Correa.


No hay comentarios: