jueves, 26 de marzo de 2009

LA PICA: OBISPO ASENJO: “PRIMER AVISO”




Al nuevo obispo coadjutor de Sevilla, Monseñor Jose Asenjo, se le atribuye la autoría intelectual de impulsar dentro de las cofradías una respuesta unánime de sus hermanos a la Ley del Aborto que pretende regular, nuevamente, el gobierno socialista. Finalmente solo en las hermandades cordobesas, diócesis de la que Asenjo ha sido obispo hasta hace poco, lucirán las túnicas de sus hermanos el lazo blanco que pretende simbolizar el amor a la vida y el rechazo al aborto, más exactamente a la nueva Ley del Aborto que se pretende.

En Sevilla no, en la capital andaluza el Consejo de Hermandades y Cofradías han optado por no apartar los cortejos de la Semana Grande de la tradicional estética de penitencia y recogimiento, sin aceptar signos o emblemas, más o menos políticos, que puedan dividir y perjudicar el tradicional clima de hermandad que se vive en el mundo cofrade sevillano. Nada de lazos blancos por tanto. La apuesta por el purismo estético de las hermandades de Sevilla, rechazando la iniciativa del lazo, también ha sido interpretado en ámbitos eclesiásticos sevillanos como el primer gesto de independencia - “primer aviso a Asenjo” me decían- de las Hermandades y Cofradía sevillanas ante el recién llegado prelado y futuro sucesor del cardenal Carlos Amigo, acostumbrado Asenjo como se ha visto en Córdoba, a influir más allá de la dirección espiritual en las Hermandades y Cofradías. Le han marcado el territorio, se asegura.

No convendría olvidar, para entender mejor al CHCS, su estrecha relación económica y organizativa con el ayuntamiento de la ciudad, gobernado por socialistas y comunistas que, vistas sus declaraciones reclamando que la Iglesia no politice los cortejos, no parecían muy dispuestos a dejar sin respuesta (sobre todo el comunista Torrijos) la operación lazo blanco impulsada por Monseñor Asenjo.


1 comentario:

Soledad Flaubert dijo...

Este señor y obispo coadjutor de Sevilla piensa que Sevila es Cajasur de Códoba. Allí ha hecho y deshecho -eso sí- con fino guante blanco todo cuanto podía abarcar y más...
Bajo esa aperiencia conciliadora, puede esconder "sorpresas", que no gratas para quienes lo conocemos.
Para este señor y casi obispo, siempre hay "testarudos", cabezones y "tercos" a quien echar las culpas cuando él ha permitido que sucedan cosas feas, muy feas en CajaSur; además de permitir que perdonas de gran valia hayan tenido que dejar su cargo por HACERLO BIEN.
Pepe, cuando quieras te cuento más... Hay tela!!!!!!