sábado, 14 de marzo de 2009

LA FRÁGIL PAZ DEL SOCIALISMO SEVILLANO




Manuel Chaves ha logrado imponer  cierto orden entre el alcalde de Sevilla y el secretario general de la agrupación socialista sevillana, uno de los graneros de votos del PSOE que, entre otras cosas, posibilitó que Rodríguez Zapatero fuese por vez primera presidente del gobierno. Alfredo Sánchez Monteseirín y Jose Antonio Viera se han visto las caras, han ajustado el terreno de juego y han pactado las normas mínimas de convivencia política entre los bandos enfrentados, para evitar más tarjetas rojas en el partido que enfrenta a los socialistas sevillanos desde el ultimo congreso provincial. Tras vencer entonces Viera al alcalde por goleada, desde el partido se anunciaron controles sobre la gestión municipal a los que Monteseirín se resistió en todo momento.
Viera, experto cazador como  el ex ministro Bermejo, se ha dado cuenta que la pieza del alcalde se le resiste más de la cuenta, por muchas monterías que haya organizado ya contra él, tanto se le resiste que ninguno de los cartuchazos que le ha lanzado desde el pasado verano, han dado en  el alcalde/muflón, cuya cabeza anhela para su salón de trofeos el secretario general.
Desde querer imponerle un portavoz de la corriente opositora hasta la última, un plantón de siete concejales vieristas, convocados para una reunión sobre presupuestos, las batidas del secretario general han sido intensas y duras para el edil sevillano. Todo ello en medio de la pelea interna y vital del alcalde para que sean los militantes de la capital los que estatutariamente elijan al futuro candidato para 2011.
Monteseirín, que una vez me dijo en una entrevista, que él era como Zapatero, que había “nacido con una flor en el culo”, sigue siendo un político con suerte en esta larga reentree forzada por la crisis.
Le tuvieron hace meses engatusado con ir de número cuatro al Parlamento Europeo con la idea de que el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, encabezaría las listas del PP. Un cargo, le dijeron, perfectamente compatible con la alcaldía de Sevilla, una forma de tranquilizarle respecto de las intenciones finales del partido con aquella operación europea. Pero la nominación finalmente de Mayor Oreja en el PP, así como el desmarque de su íntimo amigo y colaborador Emilio Carrillo, le hicieron ver el objetivo real de su “ascenso” a Estrasburgo: le estaban haciendo la cama. Alfredo resistió y el vértigo al que está sometido el calendario político  le volvió a situar como un alcalde  apoyado, al menos en apariencia, por su partido y su líder regional. 
Para Manuel Chaves, apaciguar la era socialista sevillana, era uno de los asuntos que quería atajar cuanto antes para evitar más desgaste del que hablan las encuestas. Y aunque no esté plenamente satisfecho de la gestión de Monteseirín, es un convencido de que cambiar de caballo a mitad de la carrera es darle ventaja al PP y a Zoido para 2011. El presidente de la Junta se queja en privado de haber invertido desde la Junta mucho más en Sevilla que en Málaga, y se lamenta de que esa realidad no haya sabido capitalizarla Monteseirín para los intereses electorales del PSOE. 


UNA FOTO CON CANDIDO

El alcalde de la localidad almeriense de El Ejido, Juan Enciso Ruiz, vió el cielo abierto cuando recibió una invitación a un acto institucional con los máximos jefes del Ministerio Público. Fué cuando dijo a su entorno que iba a mantener una reunión con el Fiscal General del Estado en Almería, aprovechando un acto publico de Cándido Conde Pumpido en la capital. La tensión ambiental que se respira en el consistorio ejidense, tras el intento de despido de 97 trabajadores de una subcontrata de la empresa ElSur que preside el alcalde, le llevaron al convencimiento de que solamente su contacto con  los máximos jefes de la Fiscalía andaluza y española, podrían tranquilizar a su entorno, sometido a investigación desde hace año y medio. Y así fue. Enciso se sentó en primera fila de la conferencia junto al ex presidente tránsfuga de la Diputación, Pepe Añéz, y el número dos del PSOE, Segura Vizcaíno, que ejercía de introductor de embajadores  de sus socios ante Fiscalía. Vamos, que alguno creyó que los fiscales eran algo así como alegres compañeros de la agrupación Centro. Cuentan que al acabar la conferencia de Conde Pumpido estaba prevista una cena con autoridades en un restaurante de Almería y, cuentan también, que Segura Vizcaíno hizo gestiones (ayudado por el simpático presidente de la Audiencia) para que Encino y Añez, “ o al menos uno” acudiesen a la cena. Los fiscales de Almería, sabedores de lo que llevan entre manos, desaconsejaron la presencia de sus jefes en la cena, evitando un encuentro que colocaba al mismo nivel y en el mismo escenario, regado con buenos vinos, a investigadores e investigados. 
No cenaron por tanto con los fiscales, pero se encargaron de lograr una prueba del encuentro: una protocolaria foto saludando al Fiscal General del Estado. Menos da una piedra en un acebuchal.
Al día siguiente, Conde Pumpido, confirmó ante los medios que continúa  una investigación “compleja” entorno a los dineros de la empresa semi pública ElSur.


SISMOGRAMAS


SUSPENDIDA “LA CAMPAÑA”

Ha creado gran desconcierto entre los siete grupos empresariales de la publicidad que se habían presentado al concurso para el diseño, la creatividad y el reparto de la campaña de la Consejería de Agricultura y Pesca valorada en unos 24 millones. Sin duda, el contrato por excelencia, de los que convoca la Junta. Ha desconcertado, decía, que 24 horas antes de abrirse los sobres recibiesen un buró fax de la Consejería anunciándoles la suspensión del concurso y que podían pasar a recoger el material y las fianzas depositadas.
¿Qué había pasado?. Dicho concurso se convocó a finales de 2008. Su materialización con el recorte inversor presupuestario aplicado por Pepe Griñán para 2009, la hacen inviable. Una incidencia superior, de emergencia presupuestaria, que legitima la suspensión del concurso, según mis fuentes. Cuentan también que no le ha resultado muy difícil a Martín Soler tomar la decisión, entre otras cosas porque le deben tener agotado la multitud de presiones  de todo tipo que ha recibido desde que se convocó el concurso.
El problema es qué hacer ahora. La promoción de nuestra Calidad Certificada no es una labor que pueda eliminarse de la noche a la mañana. Perjudicaría a cientos de empresas y miles de trabajadores andaluces a medio plazo.

No hay comentarios: