martes, 18 de noviembre de 2008

LA RTVA Y EL MISTERIO DEL SOBRE CERRADO DE MANUEL CHAVES

El cambio del responsable de la RTVA es un asunto que ha pasado demasiado desapercibido desde el punto de vista político. Parecía que, tras conocerse el nombre del elegido, “que llegó en sobre cerrado” (¿y lacrado?), un desconocido Pablo Carrasco, el cambio en la RTVA perdía morbo e interés general. ¿Más de lo mismo? Veremos…

Sin embargo, a tenor de lo que se cuenta en distintos frentes o foros como se dice ahora, todo apunta a que se nos ha ido vivo un nuevo pulso muy notable entre los dos pesos pesados de Manuel Chaves. Luis Pizarro y Gaspar Zarrías. El primero en el partido y el segundo en el gobierno. Los negociadores del PP han sido testigos de fila cero de cómo el partido (Pizarro) iba a intentar imponerse al gobierno de la Junta,( Zarrías) , por vez primera desde su fundación en el control de la RTVA. Los populares llegaron a recibir hasta dos nombres procedentes de distintas fuentes. Gaspar Zarrías les planteó como candidato de consenso a Jose Miguel Salinas Moya, ex vicepresidente de la Junta con Borbolla y cultivada amistad de años con Zarrías y Juan Ojeda ex secretario general del PP-A. El perfil de Salinas, alejado hace años de la trinchera política y con buenos contactos en el PP sin perder el cordón umbilical con su agrupación de Córdoba, le convertían en un candidato muy aceptable dadas las circunstancias presentes y venideras. La constatada mano izquierda de Salinas era, además, una virtud que no venia nada mal al candidato de Zarrias.

Según el PP, fue en una reunión posterior con Pizarro, donde el vicesecretario general al escuchar el nombre propuesto por Zarrías llamó a Manuel Chaves y le pidió su intervención, cuentan que ciertamente enojado. Pizarro, se asegura, defendía en ese momento la candidatura de Joaquín Durán Ayo, el verdadero artífice de la actual RTVA en tanto que ha hecho su trabajo y el de Rafael Camacho en estos años frente a la soledad de muchas y grandes decisiones.

Así las cosas, se entiende el gran misterio del sobre cerrado de Chaves. Es el Presidente quien, a la vista del incendio que rodeaba su mesa camilla, opta por subirse encima y enviar en sobre cerrado ( por si acaso) el nombre de Pablo Carrasco a la mesa de negociación con el PP. Salomónica decisión que, evidentemente, no ha gustado ni a uno ni a otro.

Ahí le tienen, con cara de niño aplicado, Pablo Carrasco es el primer Director General de la RTVA que no le debe el cargo a Gaspar Zarrias y, bien mirado, ni siquiera al PSOE. Tan solo a Manuel Chaves Gonzalez y, formalmente, al Parlamento de Andalucía. A nadie más. Ah, y no conviene obviar un pequeño gran detalle: Carrasco ocupará el puesto durante seis años. Imaginen una hipotética victoria de Arenas en 2012, formalmente Carrasco podría seguir media legislatura popular dirigiendo la RTVA. De momento no ha pasado desapercibido el tono bajo del diapasón del PP al oponerse a Carrasco como director general. ¿Indicios de que el PP espera algo más del primer responsable de la RTVA que “nombra” el Parlamento? Ya veremos y pronto.

El aterrizaje desde la productora ZZJ del nuevo director general de Canal Sur TV necesitará algún tiempo, pero no mucho para que no le tiemble el sillón de tortura donde se acaba de sentar. Todo el mundo está expectante ante lo que suceda en el nuevo organigrama con dos nombres concretos: Joaquín Durán y Antonio Ramírez, el primero candidato de Pizarro al puesto de Carrasco y el segundo el hombre “de Zarrías” al frente desde hace años de los informativos de Canal Sur.

1 comentario:

la dijo...

Muy fácil: Antonio Ramírez, patada hacia arriba, quizá a la subdirección general.