sábado, 11 de octubre de 2008

¿CAMBIO DE CICLO O LOS ESTERTORES DE UN REGIMEN?

Sea lo que fuere, un cambio de ciclo de tres décadas o el final de una forma de gobernar que los adversarios llaman Régimen, lo que nadie puede negar es que algo empieza a pasar en Andalucía, más concretamente en sus más solidas estructuras politicas. El diagnostico del veterano cronista, curtido en mil campañas electorales, es muy simple: el partido hegemonico sufre desde hace años un logico desgaste y desde hace meses una notable batalla interna por la sucesión de Manuel Chaves. Y el primer partido de la oposición, Javier Arenas, empieza a hacer las cosas bien. Al PP-A, visto desde fuera, empieza a no conocerle ni la madre que lo parió. Dicho lo cual , en el tablero politico de Andalucia, al arranque del otoño de 2008 las cosas están verdaderamente interesantes ya que, dependiendo como se sigan desarrollando las cosas, asistiremos a hitos que influirán decisivamente en el futuro politico andaluz en la segunda decada del siglo.En pocas palabras. Si el PSOE-A no reconduce su equilibrio inteno, si no se clarifica quien y como pone al sucesdor/a, si se sigue machacando al discrepante o disidente interno, el principal partido andaluz puede verse abocado a perder las elecciones autonomicas de 2012. Como he venido contando hace meses, Manuel Chaves quiso dar un paso atrás y dejar antes del verano la secretaria general del PSOE-A, algo que no se le permitió por parte de Rodriguez Zapatero, alertado entre otros por Gaspar Zarrias de un presumible terremoto interno que se avecinaba si Luis Pizarro asumía todo el poder organico del partido, con Manuel Chaves tutelando su sucesión en la Junta. Algo que por lo visto y oido no parece de buen grado para la ejecutiva Federal en cuya mesa se sienta la más firme candidata del zapaterismo a suceder a Chaves, Maria del Mar Moreno. Opcion que ni por asomo parece dispuesta a aceptar la actual dirección monocolor del PSOE-A . “Antes que un candidato impuesto que divida y no integre al partido, se presenta Manolo Chaves otra vez en 2012” me aseguraba hace poco alguien que sabe lo que que dice. Recuerdese como Chaves no le permitió a MM seguir como consejera de Obras Públicas tras resultar elegida, si su conocimiento previo, para un puesto relevante en la dirección Federal.Pero si algo estan gestionando con torpeza los socialistas, en pleno escaparate de Andalucia, en la Plaza Nueva de la capital, es el acoso y derribo del actual y legitimo alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín. El edil sevillano se metió torpemente a querer arreglar el partido, no le siguieron las bases y tiene cabreada a mucha gente. El vencedor del congreso, Jose Antonio Viera, lleva afilando el cuchillo hace meses y, además, vociferando que le va a cortar las orejas a Monteseirín. La navaja albaceteña se la ha afilado Pepe Caballos, que conoce el sabor del plato de la venganza en frio. Frente a los desconcertados socialistas un grupo de la oposicón que, además de ganar en las urnas como partido más votado, está ganandose en la calle la credibilidad y la alcaldía de 2011. Juan Ignacio Zoido no es tonto, por eso llegará a ser alcalde de Sevilla. Hasta los propios socialistas comentan en privado esta posibilidad que llegará con las hojas del calendario en 2011 si dios no lo remedia, o sea Felipe Gonzalez en persona. “Y como Juan Ignacio se siente en el sillon de alcalde, a ver quien le quita el ayuntamiento de Sevilla al PP. Nos pasará como en Cádiz, en Malaga, Granada y Almería, que las fuimos perdiendo para no volverlas a recuperarlas nunca”, comentaba uno de los protagonistas de la crisis del Psoe capitalino.Y claro está, si Arenas logra ganar la alcaldía de Sevilla para su partido, y cae tambien en el canasto del PP la de Córdoba, las credenciales de Arenas para el 2012 son inmojorables.Juan Ignacio Zoido y Juan Jose Nieto son las grandes apuesta de Arenas para que le abran las puertas de la Casa Rosa, el lugar elegido para iconizar el poder popular en Andalucia. ( Eso fue lo que le dijo a los oyentes de Onda Cero en el Ruedo Andaluz el lunes siguiente al Congreso de Cordoba)El XII Congreso del PP-A celebrado en Córdoba ha supuesto una magnifica inversión en marketing politico. Javier Arenas y su gente han sido capaces de ofrecer por vez primera una imagen de partido que puede ser alternativa, que es capaz de dialogar con todos. Con los andalucistas de Blas Infante, con los emporesarios de la CEA, con los sindicatos de la concertación, con ongs tan diversas como la ONCE y los colectivos de gays y lesbianas. Implicitamente , con esas presencias en el Congreso del PP, la sociedad civil le estaba dando por vez primera a la derecha andaluza las credenciales para ser alternativa. Esa es , sin duda, la gran inversión politica de Arenas, además de haber reconducido la forma de conducir el partido en dos provincias distintas y distantes: Huelva y Málaga.Casi sin escandalera, Arenas y Antonio Sanz, ha dado un giro muy notable al devenir del partido en tan importantes enclaves, invitando a marcharse de la presidencia a Perico Rodriguez en Huelva y a Joaquin Ramirez en Málaga. El primero con la provincia olvidadada y cabreada y el segundo con la suya también levantada y gente notable pidiendo su cabeza.Quitando la incognita de Jaén, donde dos del PP se peleaban y una del PSOE se quedó con la alcaldía, Javier Arenas ha logrado el control absoluto del partido en la región. Gane el que gane en Jaen será de Arenas. Y al líder le ha llegado la hora de las soluciones y las alternativas reales, que las visualice el ciudadano.Como observará el lector casi todo el politico de futuro parece acapararlo las dos grandes formaciones ya que de las otras dos casi ni se habla. No es de extrañar. Una está herida, IU, y la otra , el PA, permanece en la Uvi y con mucho voluntarismo por parte de los que han quedado.IU pagará entre su electorado los pecados cometidos por esa corriente de la opinión interna que lidera Antonio Rodrigo Torrijos en el ayuntamiento de Sevilla. El escandalo etico ofrecido por la izquierda sevillana con motivo del caso Silva, es digno pasar a los anales y a los archivos que maneja en CCOO a diario Eduardo Saborido.El pragmatismo marxista leninista de los torrijistas de momento está entrando en la guasa de las barras de los bares, que uno no sabe que es mejor en esta ciudad.

3 comentarios:

Latigo Periodístico dijo...

Todo eso está muy bien. Pero queda un hecho incuestionable. Arenas nunca ganará a Chaves. Se le ve en la cara. Es un perdedor nato. Y un maniobrador de primera. El hecho de que jubile a los ganadores de su equipo es psicoanalíticamente explícito, por completo revelador.

Hason dijo...

Pues yo creo que puede que llegue el momento que, con la alcaldía de Sevilla y la de Córdoba -casi seguras en este momento y más adelante para el PP como el patio siga así- Arenas es capaz de dar el campanazo y si no gana las autonómicas al menos ponga en un serio aprieto a los socialistas. Un aprieto que pasa por peder la mayoría absoluta, la confianza de gran parte del electorado y la "quemazón" de sus líderes.

Si a eso se le une que Zapatero puede que lo tenga también difícil para repetir, el panorama andaluz puede ser complicado para la familia socialista.

Todo eso puede desembocar en Dios sabe qué...

Saludos,

HASON

Enrique Becerra dijo...

Amos a vé. El Arena nunca ha ganao unas elecsione, pero es que Erchave tampoco; ¿o es que ya nadie sacuerda der candidato a paloh?

En Andalisía gana er soe, er partío, por eso en la Junta siempre quieren que las andaluzas coincidan con las de Madrí. Lo que pasa es que se puen equivocá, porque er Zapatero de loh cohone sa quedao con er personá, y la gente es tonta hasta que deja de serlo.

Er san Zapatero de "papeles pá tol mundo" está pasando a ser el Zapatero de los inmigrantes paraos y toma er paro y vete pa tu casa, quillo, que aquí ya no hay curro.

La culpa es de él, porque si desde primera hora hubiera sío er Zapatero a tus zapato, hoy no se vería como se ve.

¿Sabeh lo que te digo? que los de a pie nos vamo a reí tela marinera. La hipoteca nos va a amargar la vía, pero entre recibo y recibo nos vamo a descohoná. Por mi shishi afeitao que nos vamoh a descohoná