martes, 25 de noviembre de 2008

CIERRA “EL MUNDO DE ALMERIA” Y MARTÍN SOLER DE PUNTILLERO.

LA RUPTURA DE LOS EDITORES CON EL PP DE ALMERIA, LES ECHA EN LOS BRAZOS DEL PSOE QUE NO OLVIDÓ AL PERIÓDICO QUE DESTAPÓ EL CASO DE LOS HERMANOS CHAVES Y CLIMO CUBIERTAS.


Martín Soler Márquez, consejero de Agricultura y Pesca de la Junta, podrá lucir sobre la mesa del Consejo de Gobierno de la próxima semana un trofeo que hará las delicias del presidente Manuel Chaves: en bandeja de plata, junto al zumo de naranja natural y el café, le servirá la cabecera de El Mundo de Almería. Misión cumplida. La franquicia local del diario de Pedro J. Ramírez que destapó, entre otros grandes escándalos de la legislatura, el caso de los hermanos del presidente y las empresas con las que estaban relacionados.

El ex secretario general del PSOE de Almería fue uno de los políticos locales más criticado, denunciado y censurado por la edición almeriense de El Mundo.

Tanto la edición regional como la estatal del periódico han sido numerosas veces potentes altavoces periodísticos para trabajos de investigación puestos en marcha por los editores locales del periódico.

Una plantilla de más de treinta periodistas e inversión para realizar periodismo de investigación, convirtieron muy pronto al joven rotativo almeriense en un medio influyente y, sobre todo, temido por el poder político local, con políticos fácilmente confundible con intereses no siempre confesados.

El PSOE y sus socios del PAL en la Diputación fueron durante muchos meses el objetivo diario del periódico, llegando a destapar junto a Onda Cero en Almería y otros medios el caso de presunta corrupción en los dineros de la empresa semi pública Elsur de El Ejido. Un asunto que el PP e IU llevaron a Fiscalía y allí está sin archivarse, por mucho que el alcalde de El Ejido, Juan Enciso, proclame públicamente que el Fiscal de Almería no tiene nada contra él ni los suyos.

-¡Que sabrá él, que sabrá Enciso de lo que hacemos en la Fiscalía! Ha comentado lacónicamente el Fiscal Jefe al leer las declaraciones mitineras del edil ejidense.

En este contexto, los gestores del periódico estaban situados muy en línea con la estrategia y la táctica del PP almeriense, ya sea con Luis Rogelio Rodríguez Comendador, alcalde de Almería, como Gabriel Amat, presidente del partido y alcalde de Roquetas. Pocos meses antes de las ultimas elecciones municipales la editora del periódico empezaba a estar acosada por deudas a la Seguridad Social y otros gastos. Los ingresos institucionales en concepto de publicidad desde la órbita del PP dejaron de fluir como al principio.

Gabriel Amat se lo avisó a Joseba Murga y a Luis Montoya:

-Tenéis que ser menos dependientes de nosotros.

Aquella frase de Amat fue para los editores de El Mundo de Almería toda una declaración de ruptura y provocó no solo el cambio radical de la línea editorial del periódico, convirtió al PP en objetivo preferente de sus minuciosas investigaciones periodísticas. Ni con esas lograron llegar a Javier Arenas ni a Mariano Rajoy en un intento fallido de arrodillar a los cuadros almerienses del PP.

Los editores del periódico habían apretado mucho –pisar callos se llama eso- en las denuncias contra Juan Megino del GIAL o las supuestas practicas corruptas de los lideres del PAL en Diputación y El Ejido. Tanto apretaron que en el último momento y cuando dos parlamentarias del PP y de IU se van al Fiscal, el periódico cambia su línea y decide que ahora son buenos los que hace una semana eran los más malos y corruptos. Dicen algunos trabajadores que un suculento contrato publicitario de 425.000 Euros auspiciado por las políticos ejidenses del PAL, dejó con tres palmos de narices a los del PP en El Ejido quienes habían mantenido una muy directa relación con Murga y Montoya durante los tiempos de acoso al PAL desde las páginas de El Mundo.

Este contexto de ruptura con el PP, coincide con cierta tensión entre La Voz de Almería y el PSOE, con lo que el lector almeriense de ambos periódicos debió quedar desconcertado más de una mañana al comprobar que todo dependía del color del cristal con el que se mirasen las cosas. Almería al revés, a través de sus dos más influyentes cabeceras.

Los editores de El Mundo acababan de descubrir “al mejor político que tiene Almería, al más inteligente y pragmático” en palabras de Murga tras su feliz y fatídico primer encuentro con Martín Soler. El habilidoso empresario vasco no calculó el efecto constrictor que asumía pasarse al PSOE, con unos lectores desconcertados, acostumbrados a la leña a las más altas cabezas del PSOE-A.“Ojala y hubiese comido antes con Martín, no me habría equivocado tanto en Almería” aseguraba Murga, como arrepintiéndose de haber perdido el tiempo haciéndose amigo de políticos blandengues, niñatos sin criterio y cargos sin poder de decisión sobre la pasta.

Joseba Murga, el empresario inmobiliario de origen vasco, tras conocer al secretario de los socialistas almerienses, a quien tanto había denostado su periódico, se le abrió un nuevo mundo, el del poder real, la Junta de Andalucía y su gran tarta publicitaria ( y de la otra). Ahora se van a enterar los del PP, debió pensar a la vista de la dureza empleada contra algunos cuadros populares implicados en corruptelas varias a partir de entonces.

En la Casa Rosada en un momento dado de aquel armisticio almeriense sonó muy rara la petición de Martín de que se les abriese los despachps y se invitara a café a los temidos empresarios almerienses que editaban allí El Mundo.

-“Pero si esos son los que se han sacado lo del hermano del presidente y Climo Cubiertas”. Se oyó comentar al Portavoz Enrique Cervera. Pero hubo entrevistas y el resultado ha sido un “ya veremos”, “ya los estudiaremos” largas cambiadas y el socorrido “ya no tenemos presupuesto”.

Dificil, por no decir imposible la navegación de El Mundo de Almería con las administraciones del PP negándoles el pan y la sal y la Junta con promesas que nunca iban a cumplir. Y menos con un periódico con Pedro J en la cabecera. Todo ello ha conducido al proyecto a un inesperado cierre patronal con el despido masivo de sus trabajadores. Martín Soler ha vuelto a aplicar su astucia y, mientras daba a los promotores un aparente, -casi real- , calor y protección, les iba asfixiando lentamente, como hace una boa constrictor. Con la muerte de El Mundo de Almería, el político que provocó sin querer el nacimiento del Caso Chaves,( denunciando a uno de los editores como “el hombre del alcalde” en la operación Telvent) salda su deuda con el presidente de la Junta y su familia. De libro Martín, de libro. Tenía razón Joseba Murga, Martín Soler es el más listo y hábil de los políticos almerienses.


5 comentarios:

Latigo Periodistico dijo...

Sr. Fernández, después de haberle leído, creo que lo mejor que ha podido pasar es que haya cerrado ese diario. Menudo uso de la ética el de su dueño. Y si usted cree que todo ello es "minucioso trabajo informativo" y tal, empiezo a dudar también de usted por no ver el elefante de antiética que tiene delante de los ojos, y quedarse con lo accesorio.

Pepe Fernández dijo...

Hola: Si repasas el texto verás que hablo de "minuciosas investigaciones periodisticas" al referirme a las denuncias contra el PP. En cuanto a la etica, dejame decirte solo una cosa: cuando los editores de El Mundo de Almería se pasaron "al lado oscuro" (comenzaron a plaudir al PAL y sus presuntas corrupciones) el medio del que soy Director Regional se desmarcó automaticamente del rotativo y de sus informaciones.
Salud.

Plaga de langosta dijo...

La edición de El Mundo en Almería hace tiempo que dejó de tener ninguna credibilidad, al menos para mi.
Recordando las últimas elecciones municipales y el tema de las subcontratas de la empresa mixta de servicios municipales de el ejido(ELSUR), hay que decir:
La verdad es que se sacaron muchas cosas a la luz respecto al tema, siendo la gran mayoría completamente ciertas "y las que no salieron"
Pues bien, poniendose en la piel de una empresa cualquiera a la que la prensa pone VERDE día a día durante un largo periódo de tiempo, ¿quién cree que esa empresa haría más tarde publicidad en esos medios escritos?
Pues sí señores, de repente un día dejaron de tener importancia esas noticias en EL MUNDO (Almería) y no se volvió a escribir del tema, pero lo curioso es que poco tiempo después comienzan a anunciarse las subcontratas de ELSUR...
Será el perdón lo que hizo que se anunciaran??
Si mi empresa trabaja en exclusiva para un cliente, en este caso ELSUR, para que quiero publicidad??

Son tantas las dudas que me crea esta situación, que me hacen pensar lo peor...

"EL SILENCIO DE LOS BORREGOS"
"TODO TIENE UN PRECIO"

Espero haberme explicado.

Pepe Fernández dijo...

Veo que vale Ud más por lo que calla que por lo que cuenta.. Animo, siga contando...

Kamosisa dijo...

Lo que leo es la justificación de una forma de hacer periodismo, basada en el clientelismo puro y duro: si no me pagas, te investigo, te saco las vergüenzas. ¿La ética tiene precio? El problema, es que Rafa Porras en Málaga funciona igual, como un sicario de los promotores inmobiliarios y los ayuntamientos que le pagan, normalmente cercanos al PP. Luego, desde El Mundo habláis de ética en la política bla bla bla. No tenéis ninguna credibilidad. Amarillismo puro y duro, y periodismo mercenario. Lo siento pero me produce náuseas este artículo.