domingo, 20 de julio de 2008

ZAPATERO FRUSTRA LA SUCESION EN EL PSOE-A

Los socialistas han concluido este fin de semana su proceso de renovación interna mediante los respectivos congresos federal, regional y provinciales. Rodriguez Zapatero se ha consolidado con un 97% del respaldo – lo mismo que Manuel Chaves en Andalucía- en el jefe del socialismo más indiscutido del centenario partido. (Felipe Gonzalez al final tuvo a los guerristas).

Curiosamente, el congreso regional, ha sido el lugar elegido para escenificar el enrocamiento del aparato del partido con el támdem Chaves y Pizarro, frente a la ola de modernez que invade el PSOE-A con la influencia cada día mayor de tanto cargo en Madrid escasamente controlado por el aparato regional. Aquí todo lo que sucede está en clave sucesoria.

De ahí la operación largamente charlada y meditada por Manuel Chaves con su mano derecha en el partido Luis Pizarro, hombre de su absoluta confianza, que nunca le traicionará y buen capataz. Operación consistente en sentar en la secretaria general a Pizarro de tal forma que Chaves, como presidente de la Junta y del partido, se convertiría en el gran timonel de su propia sucesión en estos tres próximos años.

Y ha sido en pleno diseño de la operación cuando les ha salido al paso Gaspar Zarrias con Ferraz y Moncloa apoyándole orgánicamente. El `propio Zapatero fue quien decidió la continuidad de Manuel Chaves al frente del PSOE-A, frustrando el inesperado ascenso de Luis Pizarro y dejándolo, de momento, en una vicesecretaria general.

Descubrir casi en pleno congreso regional las maniobras de Zarrias en Madrid para abortar el asalto a la secretaria general de Luis Pizarro, parece que es la única explicación lógica que tiene la foto final de la Comisión Ejecutiva Regional. Que más bien parece una ejecutiva de Pizarro que de Manuel Chaves, ya que algunos nombramientos revelan el grado de sintonía de los elegidos con el nuevo y claro número dos del partido.

Tal enrocamiento en las trincheras de San Vicente, especialmente con los nombramientos de malagueños y sevillanos en la CER, fulminando y humillando a la disidencia, cerró la más mínima posibilidad de pactar integración en los congresos provinciales de Málaga y Sevilla. Las dos provincias con más electores. En Málaga no ha ganado el continuismo, o sea Bustinduy. No. Quien ha ganado su segunda gran agrupación en Andalucía (la primera que tiene es Jaén) ha sido Rodriguez Zapatero con Magdalena Álvarez como jefa de delegación y Torres Mora como maestro de ceremonias ante el nuevo secretario general Miguel Angel Heredia.

Lo más sorprendente de esta nueva situación en la que se ha metido el partido que gobierna la región, ha sido comprobar a la luz del día el grado de enconamiento que subsiste en el entorno inmediato de Manuel Chaves con su número dos en el partido y su segundo en el gobierno. Fíjense a qué nivel llegan las maldades que ya se ha oído decir “Gaspar ya traicionó a Borbolla, no es raro que lo haga ahora con Manolo Chaves”.

En Sevilla la cosa es mucho peor que lo de Málaga. Porque aquí el gran derrotado no ha sido Demetrio Perez, ha sido Alfredo Sanchez Monteseirín. O sea que el PSOE-A se ha permitido erosionar públicamente la imagen del alcalde más importante que tienen en Andalucía, el de Sevilla, nombrando al presumible candidato socialista en Sevilla el 2011, Emilio Carrillo, miembro de la Ejecutiva Regional. La retirada a última hora de Demetrio Perez fue la única salida que le dejó su adversario Jose Antonio Viera, viejo zorro de la política que ha demostrado que controla y de verdad el aparato. Pero como claro vencedor que ha sido, le ha faltado más generosidad política e integradora.

Y mientras en Málaga se impugnan las votaciones porque se han manipulado los sobres de uno de los candidatos – estaban marcados los del renovador- en la familia socialista andaluza por vez primera desde los tiempos de la caída de Escuredo y el ascenso de Rodriguez de la Borbolla, no se detectaba tanta intranquilidad y reposicionamiento de los cargos más significativos. Las trincheras empiezan a estar repletas, pero mucho más concurridos están los aledaños. Y lo peor de todo es que Manuel Chaves, que siempre capeó las sensibilidades territoriales internas, ha pasado a ser juez y parte. Por tanto, Gaspar Zarrias, ha logrado su primera victoria en plan David frente a Goliat: el verdadero arbitraje final estará en la Ejecutiva Federal. Sobre este eje girarán muchas claves futuras en el PSOE-A. El non nato sucesor o sucesora de Chaves tiene la culpa de todo.

Pdata1 .- Zoido: Apunte Señoría, que tiene que mandarle una paletilla de las buenas por Navidad a Luis Pizarro a San Vicente. (Juan Ignacio, ni a Fernando VII.)

Pdata 2 .- Rafael Velasco, el joven líder socialista cordobés que ha sustituido a Luis Pizarro en Organización, provoca rechazo interno. Será porque no le conocen.

Pdta 3.- No me imagino el ambiente en estos consejos de gobierno, con consejeros repartidos por las dos grandes sensibilidades enfrentadas tras el congreso regional de Granada.

No hay comentarios: