sábado, 3 de mayo de 2008

CARTA ABIERTA DE CRISTINA NARBONA AL CONSEJERO DE AGRICULTURA DE LA JUNTA DE ANDALUCIA MARTÍN SOLER MARQUEZ.



-“ Si yo fuera una militante almeriense, te pediría que aclarases inmediatamente si mentiste entonces (en la campaña) o mientes ahora”.

-“Patético. Tan patético como decir que el presidente Chaves de enteró ¡¡por la prensa!! de la petición de la Generalitat de Cataluña para aprovechar la capacidad todavía no utilizada de la desaladora de Carboneras para contribuir al abastecimiento del Área Metropolitana de Barcelona”.

-“Y es que es difícil trasladar argumentos a los militantes y ciudadanos si no se cree, de verdad, en dichos argumentos, es difícil pedir implicación a los militantes si no se les explica con rigor lo que se está haciendo; y es difícil, casi imposible, suscitar entusiasmo por el proyecto socialista si no se actúa con entusiasmo sincero en todo momento, y no solo cuando interesa, de cara a la galería”.

-“Por eso confío que, desde tu nueva responsabilidad como Consejero de Agricultura no caigas en el uso de la mentira como defensa ante los efectos de tus propias actuaciones”

–“Los militantes de Almería se merecen una nueva etapa en la que todos cuenten – sea cual sea su proximidad al Secretario General- ; una nueva etapa en la que se les garantice toda la información y la participación necesaria para ser sujetos activos del proyecto socialista..





Querido Martin:

He conocido a través de La Voz tu valoración sobre los resultados electorales en esta provincia y aprovecho hoy estas mismas páginas para transmitirte mi propia reflexión. Creo que ello es especialmente oportuno en estos momentos en los que se abre un nuevo tiempo para los militantes almerienses que tendrán que decidir en los próximos meses sobre futuros liderazgos.

Entenderás que me sorprenda tu actual opinión sobre los supuestos efectos negativos, en términos electorales, de la política del agua desarrollada durante la última legislatura; pero lo que debería preocuparte no es mi sorpresa, sino la de tantos y tantos militantes que, obviamente, confían en su Secretario General. Militantes, por ejemplo, como los que asistieron en Tabernas a nuestro último mitin durante la campaña electoral. En aquel mitin reconociste con entusiasmo (¿) el extraordinario esfuerzo inversor y de gestión del Ministerio de Medio Ambiente, gracias al cual Almería no ha tenido ni tendrá restricciones en el suministro de agua, ni siquiera a lo largo de los años de la sequía más grave registrada en España. Si yo fuera una militante almeriense, te pediría que aclarases inmediatamente si mentiste entonces o mientes ahora.

Por mi parte, solo quiero decirte que me resulta patético comprobar que asumes como buenos los argumentos del PP respecto de la política del agua, en lugar de utilizar la verdad como el arma política más poderosa. ¿Cómo es posible decir ahora que hemos perdido votos porque todavía están en ejecución obras del programa AGUA en Almería? ¿Crees quizás que el trasvase del Ebro, sino se hubiera derogado, habría aportado una sola gota de agua a Almería en tan solo cuatro años, cuando dicha obra habría tardado en concluirse al menos diez años? ¿Consideras insignificante la buena gestión del trasvase Tajo-Segura, que, en plena sequía, ha permitido seguir aportando agua, para el abastecimiento en Almería? ¿Y se te han olvidado los cambios normativos que se han traducido en una mejor gestión del trasvase del Negratin- Almanzora, públicamente agradecida por los propios regantes del Almanzora?

Patético. Tan patético como decir que el presidente Chaves de enteró ¡¡por la prensa!! de la petición de la Generalitat de Cataluña para aprovechar la capacidad todavía no utilizada de la desaladora de Carboneras para contribuir al abastecimiento del Área Metropolitana de Barcelona, mientras la Generalitat termina de ejecutar la planta de El Prat.

Como es lógico, la consejera de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía – por cierto del “Plan Almeriense”- conoció, desde el primer momento, la petición de la Generalitat, ya que la competencia en la gestión de la Cuenca Mediterránea Andaluza corresponde desde hace tres años a la Junta de Andalucía. Por cierto, también, estoy segura de que muchos almerienses no saben que la planta de Carboneras es la única de las nueve plantas que han entrado en funcionamiento desde 2004 que no puede aprovecharse íntegramente; ello se debe a que esta planta, construida durante la legislatura 2000-2004, se terminó sin que el gobierno del PP hubiera ejecutado las conducciones imprescindibles para que todo el agua desalinizada pueda llegar a los almerienses. El gobierno Socialista, comenzó estas conducciones durante la ultima legislatura, de forma que Almería ya puede aprovechar el 20% del agua producida en la planta y, en un par de años más, con las inversiones en ejecución, se superará el 80%. No está de más que los almerienses sepan, de tu boca, que nadie pretende “quitarles” el agua por llevar hacia Barcelona lo que todavía no se puede aprovechar aquí…por culpa de quienes, desde el gobierno del PP, no hicieron lo que el gobierno socialista ha hecho y hace con todas las plantas desaladoras que se construyen.

¿No será que en Almería, el PSOE, ha perdido votos por otras razones bien diferentes? Por ejemplo, por ese doble discurso sobre la labor del gobierno socialista que ahora aparece tan nítida en tu valoración sobre los resultados electorales. Y es que es difícil trasladar argumentos a los militantes y ciudadanos si no se cree, de verdad, en dichos argumentos, es difícil pedir implicación a los militantes si no se les explica con rigor lo que se está haciendo; y es difícil, casi imposible, suscitar entusiasmo por el proyecto socialista si no se actúa con entusiasmo sincero en todo momento, y no solo cuando interesa, de cara a la galería.

A lo largo de mis 26 años en responsabilidades públicas he aprendido muchas cosas, a veces, como resultado de errores cometidos. Creo que es muy saludable reconocer las equivocaciones, pedir disculpas y rectificar a tiempo; y creo también que atribuir las consecuencias de los propios errores a quienes no tienen ninguna culpa solo demuestra cobardía. Por eso confío que, desde tu nueva responsabilidad como Consejero de Agricultura -para la que te deseo todo el éxito posible- no caigas en el uso de la mentira como defensa ante los efectos de tus propias actuaciones. Los ciudadanos valoran a los políticos que dan la cara, que van con la verdad por delante y que piden disculpas si se equivocan. Y, por supuesto, los militantes de Almería se merecen una nueva etapa en la que todos cuenten – sea cual sea su proximidad al Secretario General- ; una nueva etapa en la que se les garantice toda la información y la participación necesaria para ser sujetos activos del proyecto socialista. Confío en que contribuyas con tu generosidad, y con tu inteligencia a la renovación de nuestro partido en esta tierra que siempre seguirá viva en mi corazón.

Cristina Narbona.

Ex Ministra de Medio Ambiente.

No hay comentarios: