lunes, 4 de febrero de 2008

LA PICA Semana del 28 de enero de 2008

EL VETO A ESPERANZA

Esperanza es la otra Esperanza, la del sur, la alcaldesa de Fuengirola, la que encabezará la lista del PP por Málaga para el Parlamento de Andalucía. Otra Esperanza con carácter, quizás demasiado para esa imagen que no invita precisamente a la bronca. Pero Oña es luchadora, ambiciosa, dura. Al PSOE en Fuengirola lo tiene montado entero en un taxi dando vueltas desde hace años. Ella cuenta que ha sido llamada por un alto cargo de la cadena de Prisa en Madrid y que le ha dicho que “está vetada” y que, tras preguntar el por qué, le respondieron que por haber dicho en la COPE que el Grupo Prisa era el más mimado publicitariamente por la Junta. De ser cierta esta historia que anda contando Oña, Augusto Delkader, que es listo y de Cai, debiera llamar a ese sujeto y llamarle la atención por falta de originalidad en buscar la ofensa. Lo que dijo Oña lo saben en Andalucía hasta los lactantes. Con leer el Boja le bastaría al muchacho para buscarse otra excusa para el veto.


DELFINARIO POPULAR

No crean, no solo en la izquierda se hacen cábalas ante un resultado adverso el 9 de marzo. También en la derecha y no solo en Génova 13. Si Javier Arenas no le quita la mayoría absoluta a Manuel Chaves (no se le pide que le gane) el veterano político sevillano de Olvera será el primero que impulse una renovación controlada de su liderazgo. Pero mientras llegan los idus de marzo ha quedado inaugurado el delfinario de los populares donde, con agrado del líder, chapotean con discreción tres posibles candidatos, valores en alza ante el arenismo. Indicador, por otra parte, de que hay gente capaz en el PP, en vez de buscarlos en Telefónica o Endesa. Ángeles Muñoz, Juan Ignacio Zoido y Jose Antonio Nieto son, por este orden, los perfiles que más agradan a Javier Arenas y que podrían renovar la imagen del partido si el 9-M también le cerrara una posible vuelta a Madrid con la derrota de Rajoy.


TAPON GENERACIONAL

La confección de las listas electorales suele ser una pista interesante para conocer las fortalezas y debilidades democráticas de un partido. En el PP se ha visto en las listas al Congreso cierta resignación, apostando por lo bueno conocido que por lo buenísimo por conocer. Sin discutir la valía de los aludidos, nadie negará que la mayoría de los cabezas de cartel son afortunadamente historia viva desde hace casi tres décadas en la política española. Un tapón generacional que evita la llegada de savia nueva (y mejor preparada) a la política. Las listas al Congreso del PP-A, salvo Concha de Santa Ana Fernandez en Granada y la merecida repetición de Rafael Hernando (por haberse currado como cunero el puesto por Almería), son continuismo, pocas ganas de arriesgar y transmiten la falta de tiempo que ha tenido Arenas para renovar, de verdad, el escaparate del PP-A en el Congreso.

FITUR 2008

Comienza la Fitur, la Feria Internacional del Turismo que cada año, a finales de enero, abre sus puertas en Madrid para que medio mundo muestre sus excelencias turísticas al otro medio. La celebración de tan importante feria deja prácticamente vacías las instituciones ya que sus inquilinos se trasladan a Madrid para con su presencia respaldar la promoción de su pueblo, ciudad o región. Cientos de millones invertidos cuya rentabilidad nadie se atreve a calcular, entre otras cosas porque es una tarea imposible. Tradicionalmente, Andalucía, tiene una destacada y pomposa presencia en Fitur, donde, también cada año, quedan en evidencia los pequeños o grandes reinos de taifas del turismo en nuestra comunidad. Ayuntamientos, diputaciones y Junta, muchas veces cada uno por su lado, invierte nuestros dineros en una dispersa promoción que en nada beneficia al negocio turístico. La pregunta es muy sencilla: ¿y si no vamos a Fitur y esos dineros se gastaran en promoción efectiva de nuestro potencial turístico?.

DOS AÑOS DE MALAYA

Pronto se cumplirán los dos años del inicio de la denominada Operación Malaya, una actuación judicial más ejemplarizadora que ejemplar. Entre otras razones porque, a estas alturas, la conclusión que se obtiene de la intervención judicial de Marbella es desoladora. Que uno recuerde tan solo a Juan Antonio Roca y a Julian Muñoz como los grandes presidiarios que restan entre rejas, ¡manda narices!. Para este viaje no hacían falta tan grandes alforjas, con lo que la conclusión a la que se llega es que el Estado de Derecho ha perdido el tiempo y el dinero. El juez Torres ha demostrado que se parece más a Garzón que a Grande Marlaska, porque la instrucción no parece ser su fuerte. Demasiados flecos ha dejado en el extenso sumario que las Defensas desmontarán. Lo que queda en el ambiente es el secretismo sobre lo que se desmonta del sumario y la idea, frustrante, de que Torres no pilló a los peces gordos que se han enriquecido a costa de Marbella.

No hay comentarios: