lunes, 21 de enero de 2008

LA PICA, semana del 14 de enero

LUNES

AMIGO Y LAS COSTALERAS

No se ha prodigado Fray Carlos Amigo en poner firmes a los que gobiernan la Hermandad de Montesión tras cesar su hermano mayor al capataz jefe por haber permitido que dos mujeres se pusieran faja y costal y, con cuatro ovarios, bajo el armazón de un simulacro de palio para ensayar. Ni con un chino ni con un negro se habría montado tanto barullo, se justificaba el otro día en Onda Cero el hermano mayor tras la polvareda levantada. El cardenal en Utrera, como el día de la mani, que se fue cerca de El Palmar de Troya. Al fin y al cabo lo pre conciliar está de moda en el Vaticano, Valencia y Madrid. Mientras tanto, Carlos Amigo, permite que la Catedral se convierta, junto al metro tren de Monteseirín, en el escenario de protestas sevillanas contra la Junta ya sean los mineros de Bolidén ya los interinos. Difíciles tiempos para los equilibrios (políticos) del fraile purpurado de Medina de Rio Seco.

SABADO

EL SILENCIO DE LOS FISCALES

¿Han observado que desde hace unos meses no se habla de la actividad de los miembros de la Fiscalía en Andalucía? Atrás quedaron las declaraciones del Fiscal del Caso Malaya, explicaciones a unas investigaciones sobre delitos y delincuentes de la trama marbellí perseguidas desde el Estado de Derecho. Tanto silencio en las Fiscalías equivale a pensar que están trabajando desde el sigilo, desde la prudencia y desde el respeto por las leyes, pero que la lenta maquinaria judicial sigue persiguiendo el delito. La llegada de la precampaña no debiera ser un obstáculo para que, si están concluidas ciertas investigaciones de calado, caiga todo el peso de le Ley sobre los infractores. Sean quienes sean y pertenezcan al partido que pertenezcan.

VIERNES

¿LA MEJOR DECISIÓN?

Lo ha dicho Mariano Rajoy. Ha tomado la mejor decisión al apartar de su carrera política (ojo, en el PP) a Alberto Ruiz Gallardón. La mejor decisión de Rajoy coincide en este punto con los deseos y ambiciones de Esperanza Aguirre. En su lugar un recién llegado, el ultimo carné entregado del PP apadrinado por Aznar y Rajoy, Manuel Pizarro, ex presidente de la acosada Endesa. A eso se llama llegar y besar el Santo. Alguien que tiene pagada la luz que consuman sus nietos. Pero, se preguntan por Andalucía, ¿este asunto de Gallardón perjudica o beneficia a Javier Arenas? En realidad perjudica al PP que, a punto de empezar la campaña, se ha enzarzado en un lio interno del que, seguro, toman nota los electores. La soberbia de los aparatos de los partidos que no siempre coincide con los gustos del personal.

JUEVES


EL CASO GALLARDÓN

Lo que está sucediendo con el “Caso Gallardón” es un claro ejemplo de distorsión del debate electoral andaluz, fruto desde luego de la coincidencia de ambas consultas el 9 de marco. Como observará el lector la “derrota” interna del alcalde de Madrid en su partido se ha convertido en el gran argumento que los lideres andaluces del PSOE le están lanzando contra el PP. Gaspar Zarrias ha llegado incluso más lejos en sus sesudas conclusiones: el PP se está derechizando ergo Javier Arenas puede ser comparado a Camilo Alonso Vega, un general que fue ministro de la Gobernación con Franco. Así se ha explayado el número dos del gobierno andaluz mientras su jefe de filas, Manuel Chaves, pide sensatez, cordura y buenas formas en los debates de la precampaña.
Que llevemos dos días los andaluces hablando del alcalde de Madrid en vez de debatir nuestros problemas, deja bien a las claras cuanta razón tienen quienes critican el sistemático secuestro del debate andaluz cada cuatro años.

MIERCOLES


“SANTOS INTRUSOS”

Aún recuerdo la medio bronca que se montó entre dos directores de medios en un almuerzo navideño con el presidente Chaves un 28 de diciembre. La bulla vino a cuento de la noticia sobre la caída del entonces todopoderoso Mario Conde que se había dado a través de la radio aquel mediodía, radio criticada por que “se había pasado con la inocentada”. Y no lo era. Era el final del camino para un intruso, hábil ingeniero del dinero y del poder, que se había colado entre los siete grandes de la banca española. Y el otro día, el 28 de diciembre pasado, como una fecha con mal fario para los francotiradores de las finanzas, caía Luis Portillo en el parqué de la Bolsa. Un nuevo intruso que de hablarle de tu a Quico Toscano, alcalde de Dos Hermanas, había pasado a codearse con Emilio Botin, por citar a quien parece que ha tenido mucho que ver con su caída. En fin, ante estas dos casualidades, quede constancia de que el 28-D, además de los Santos Inocentes lo celebran los “Santos intrusos”.

1 comentario:

filomeno2006 dijo...

General Electric interesada en la Compra de la Inmobiliaria Colonial