martes, 25 de diciembre de 2007

¡VIVA LA LIBERTAD DE EXPRESION!

Y viva también, sobre todo, el derecho constitucional a publicar una información “que sea de interés para la comunidad”, tal y como refleja la sentencia que el pasado viernes dictó el magistrado Francisco Jose Guerrero Suárez, titular del juzgado de lo Penal Nº 3 de Sevilla, que ha entendido sobre el famoso caso del espionaje a los presidentes de las cajas sevillanas. Un asunto que, de entrada, ha quedado claro para el juzgador: que Lopez Benjumea fue sometido a espionaje. El juez no entra en quien ordenó el seguimiento a los presidentes, no entra en el fondo, aunque una segunda lectura ( más politica) de la sentencia apunta claramente por donde iban las “mortadeladas”. La justicia se ha centrado en analizar el papel de los periodistas y en su trabajo por la búsqueda de la verdad al servicio de los ciudadanos desde un medio de comunicación. “La información (de Javier Caraballo) hay que considerarla veraz, por cuanto los distintos medios de prueba determina que se ha actuado con diligente búsqueda de la verdad, de buena fe y seriedad en la actuación profesional. Por lo que no hay intención de difamar”. Tras leer esta conclusión, avalada constitucionalmente y firmada por el juez que ha presidido el acto fundamental, la vista oral, con las pertinentes pruebas practicadas, no hay más remedio que acordarse del auto firmado por Antonio Gil Merino donde dio la impresión el magistrado (izquierdista) de que creía más a la acusación (política) del caso que a la verdad que se ocultaba ante tantas “cosas raras”, tras un lustro de instrucción sumarial, con robo de pruebas incluida.

La sentencia no ha gustado a los denunciantes, lógico. Por eso anuncian recurso de casación ante el Supremo, un inquietante error que le supondrá al PSOE y sus dolidos dirigentes una cuota de desgaste añadida a las plumas que ya han perdido en esta estéril pelea.

“UNA SENTENCIA POLITICA”

Así han entendido en el PSOE-A la sentencia del magistrado Guerrero Suárez absolviendo a dos periodistas, un ex presidente de caja y un atribulado investigador privado, denunciados por Manuel Chaves, Luis Pizarro y otros. En el PSOE no solo no ha gustado la sentencia que les perjudica políticamente. Dicen que la recurren porque el juez no entra en el fondo del asunto y niegan la mayor: los periodistas no actuaron de buena fe, llamaron a Luis Pizarro cuando ya tenían dos páginas preparadas. Y eso no lo ha querido ver el juez. No entienden los socialistas cómo, tras haber ganado en todas las instancias anteriores, se acaba en esta sentencia “más bien política”, donde el magistrado “mezcla hechos probados con juicios de valor”. Recuerdan cómo el juez Angel Márquez, famoso instructor del Caso Guerra, desde la Sección 3ª de lo Penal, (“nada sospechoso de ser de los nuestros”, aseguran) dictaminó en su día que no había habido espionaje, limitándose a certificar que hubo un “montaje” en las cintas. Por cierto, no entró Márquez en investigar lo que se oía en ellas. Como ahora.

CHAVES INCENTIVA EL ABORTO

El Consejo Andaluz de Colegios Médicos se le ha levantado de manos ante Manuel Chaves en medio de la polémica nacional sobre la ampliación de los supuestos para la interrupción del embarazo. Rechazan, como una ofensa a la profesión, que la Junta se plantee incentivar económicamente a aquellos médicos que practiquen abortos en el SAS. También se ha opuesto la OMC que preside el oftalmólogo sevillano Isacio Ziguero.

IBARRA, CONTRA EL ESTATUTO

Juan Carlos Rodríguez Ibarra sigue siendo el azote más constante del reformado Estatuto de Andalucía. En un debate con universitarios extremeños, Ibarra volvió a cargar contra los intentos de la Junta de Andalucía por hacerse con el control de la cuenca del Gudalquivir. El debate, “que no es ni jurídico ni es una pamplina” aseguró, continua en tanto que desde el Estado no se garantice que “el gobierno central no se quede desnudo”.

BUSTINDUY, HASTA EL FINAL

Marisa Bustinduy ha rizado el rizo al jalear una batalla campal de la ejecutiva provincial malagueña del PSOE contra las bases a la hora de confeccionar las listas. Tras perder por amplia goleada frente a la inclusión del ex consejero Paulino Plata y Luciano Alonso, ella ha seguido hasta final. Flaco favor el que le ha hecho a su partido, algo que desde Sevilla, el propio Chaves, ya se ha encargado de advertir a la Sra Bustinduy.

SISMOGRAMAS

El presidente del PP-A salió más que airoso de su cita con los sesenta andaluces que le preguntaron antes las cámaras de TVE. Más que airoso salió campeón. Su mejor comprobación fue al saber del mosqueo que dicho programa había generado en la sede socialista de San Vicente. Lo único que les consoló a los socialistas fue que Chaves tuvo más de doscientos mil andaluces en su comparecencia en la misma cadena y en horario similar.

Arenas, en sus respuestas, inauguró el estilo americano traído a la campaña de las andaluzas. En efecto, el líder del centro derecha andaluz realizó varias referencias a su familia, esposa, hijos, hermano, etc etc.

Javier Arenas ni siquiera tuvo una pregunta tipo precio del café, o sobre su patrimonio, que ya se encargo de decir que tiene dos hipotecas y un coche viejo. Solo se le puede criticar la chaqueta que llevaba. “Mi sobrino no puede aparecer con una chaqueta así en Tv” decía Lele Colunga al día siguiente.

Arenas estuvo bien, supo aprovechar el tiempo y, para colmo, pareció que Antonio Sanz había ayudado a la empresa del casting del programa para elegir preguntadores. Miel sobre hojuelas.

Pero no es el desarrollo del programa de TVE ( que pena, canal Sur TV) lo más destacable del evento político y mediático del pasado martes 18. Destacó de forma especial la capacidad del líder del PP en comunicar, vender, transmitir ante una cámara y un auditorio. El otro día se entendió a las claras, a pesar del share por debajo de Chaves, la razón por la que el actual inquilino de la presidencia de la Junta ha rehuido el cara a cara televisivo con Javier Arenas en estos años de legislatura. Algo que ha hecho y parece que seguirá haciendo por lo menos hasta la sesión de investidura del presidente que salga del 9 de marzo.

Viendo el manejo de la escena de uno y otro parece claro que Arenas saldría victorioso y campeón del lance a dos. Con una ventaja añadida: es más fácil prometer desde la oposición que desde el gobierno. A Chaves no le interesa por tanto el debate electoral.

No hay comentarios: