domingo, 18 de noviembre de 2007

LA PICA (Semana del 13 de Noviembre)

MEGINO ROMPE CON EL PP

Juan Megino, socio del PP en el ayuntamiento de Almería, anuncia que presentará su pequeño partido, el GIAL, a las elecciones autonómicas del 9 de marzo. El asunto no tendría mayor trascendencia política sino fuera porque, este anuncio, revela fisuras en la coalición de gobierno almeriense y porque ayuda en la estrategia socialista de dividir al electorado de centro derecha en aquella circunscripción. Desconcertante decisión la tomada por el urólogo Megino que, tras ser castigado en mayo por el electorado con un serio retroceso y pérdida de concejales, se lanza a una nueva campaña echando por tierra aquello que se dijo tras el pacto municipal de que el GIAL se desintegraba, volviendo sus cuadros al PP por la puerta grande. Un éxito del propio Arenas a punto de quedar en agua de borrajas. ¿Qué ha pasado? Quizás Arenas debiera preguntárselo al alcalde de Almería Luis Rogelio Rodríguez Comendador y a su guardia pretoriana. .

IMPUTADOS

Aún se recuerda aquel desafortunado incidente judicial en el que la policía se trasladó a Marbella a detener tras un acto con Mariano Rajoy al alcalde de Alhaurín el Grande, el popular Martín Serón, que finalmente acabó imputado en un procedimiento que está por concluir. Menuda fue la algarada que montaron los socialistas pidiéndole a Javier Arenas el cese fulminante del edil imputado. Ahora asistimos al escándalo de Huercal Olvera, donde al estilo juanpalomo, el alcalde (socialista) y sus concejales han hecho maravillas con terrenos rústicos comprados por familiares y, después, les han hecho un PGOU a la medida con un pelotazo estimado en 800 millones. En Almería, Gaspar Zarrias, ya ha señalado al responsable político de este escándalo sin precedentes: Martín Soler Márquez. ¿Han oído al PP pedir dimisiones y cabezas? No, sencillamente porque los populares están en la picota por querer colocar varios parientes como asesores en la Diputación, siendo la asesora más llamativa la mujer del alcalde de Almería.

TENGO UNA PREGUNTA

La tele de Zapatero, o sea TVE, le ha sacado los colores a la tele de Chaves, o sea canal Sur TV. Y lo ha hecho seguramente sin querer, pero ha conseguido dejarla en evidencia. Han anunciado dos programas especiales en el circuito andaluz, solo dos, del formato “Tengo una pregunta para Ud” dedicados a Manuel Chaves y a Javier Arenas. ¡Viva el bipartidismo! La protesta de IU y el PA no se ha hecho esperar. Los andalucistas, muy finos, le han dirigido una carta a Lorenzo Milá preguntándole, como el que no quiere la cosa, el día que le toca la pregunta a Julian Álvarez. Los de IU no se atreven a nominar a su representante (será porque no se sabe si es Valderas o Sanchez Gordillo el líder a interrogar) y sí que reclaman el mismo trato que se le dio a Llamazares, a Duran Lleida y a Carod Rovira en TVE. Seal cual sea la decisión final de “La Uno”, lo cierto es que este tipo de programas, dedicados a hablar de Andalucía y sus problemas, no son del agrado de los rectores de la RTVA y por eso se dedican a hablar en sus debates de la memoria histórica o del velo de las mujeres musulmanas.



DIVINOS CONVENIOS

No sé qué cara se le va a poner a “el de la bimba y la cachimba” (que diría el Pregonero 2008) cuando se entere de lo que ayer le contó a una jueza de Sevilla el Delegado de Urbanismo en su declaración como imputado por las obras del metro a su paso por el restaurante Río Grande. Además de echar balones a la Junta de Andalucía reconociendo que firma todo lo que la administración autonómica le pone por delante, incluso actas de ocupación presuntamente falsificadas y sin valorar, Emilio Carrillo negó que el convenio con los Jesuitas (Colegio Porta Coeli) valorado en más de 50 millones de Euros, lo sea en pago a que el metro pasa por debajo. En su defensa, ante una acusación de prevaricación, Carrillo dijo que el ayuntamiento de Sevilla ha firmado numerosos convenios (divinos) con diversas congregaciones religiosas – citó también a las Carmelitas- a las que con la generosidad que caracteriza a la izquierda les ha regalado volumetría y limosnas en ladrillo. Que Torrijos le pida a su comisario en Urbanismo el convenio con los Jesuitas, seguro que no vuelve a hablar del Solsticio de Invierno.



LOS DIPUTADOS EXISTEN

Las ocho circunscripciones electorales que componen nuestra Nacionalidad Histórica aportan un número importante de diputados al Congreso en Madrid. Pero son, nuestros diputados y diputadas, unos grandes desconocidos por el gran público. (Qué gran concurso podría poner en marcha Canal Sur TV: adivine como se llaman los diputados y senadores de su provincia) Y es que nadie es capaz de recordar el nombre de nuestros parlamentarios estatales, ya sean del PP ya del PSOE, ya senadores o diputados. Estos últimos, unos treinta y tantos, han sido noticia por una cena homenaje (desagravio) a Magdalena Álvarez. Es más, uno de ellos, cuentan, hasta cogió la guitarra y amenizó la velada entorno a la ministra de Fomento con sevillanas. En realidad, ese homenaje socialista, perseguía algo importante: decirle a Zapatero que Maleni tiene el apoyo (y el voto) de los diputados andaluces del PSOE, o sea, que no se le ocurra cesarla del cargo de ministra tal y como piden los diputados del PSC y Pepe Montilla. Entre otras razones porque si Magdalena deja el ministerio, volverá a la política andaluza. Es por tanto urgente que los diputados del PP le monten otra cena homenaje a Maleni, aunque no le toquen la guitarra.


SUELDOS PARA NO "TRINCAR"

Atentos al personaje. El figura se llama Luis Pérez y es el portavoz socialista en la Diputación de Almería. Fue el adversario en las municipales de la alcaldesa de Adra, Mari Carmen Crespo, y escuchándole uno entiende por que perdió (él y su partido) en mayo en aquella localidad almeriense. Pero le han colocado en la Diputación como guardián del pacto de los socialistas con la derecha extrema del PAL y del débil presidente florero. Perez ha dicho textualmente, tras solicitar el PP que se vuelva a los sueldos de la anterior legislatura y que se retire la subida “que un político tiene que tener un sueldo digno y razonable para precisamente no tener que soportar otras presiones (…) tiene que estar por encima de lo que es un sueldo normal, porque como Uds saben pues aquí se manejan determinadas presiones desde distintos ámbitos que hacen que el político tiene que estar también tranquilo, en el sentido de que su vida la pueda dedicar enteramente a realizar su misión”.

En esa misma comparecencia, el portavoz Pérez, hace una acalorada defensa de los amigos en los cargos de confianza, “que para eso son de confianza”.

No hay comentarios: