domingo, 29 de julio de 2007

BUSTINDUY DESAFÍA A CHAVES

Desconcierto. Esa es la palabra que mejor resume el estado de ánimo que embarga desde hace un par de días al representante de la Junta en Málaga, Jose Luis Marcos y también a Manuel Chaves como presidente y secretario general del PSOE-A. En efecto, contra todo pronostico político, Marisa Bustinduy y sus concejales, se han puesto de parte de los planteamientos que sobre movilidad viene defendiendo desde hace años contra el criterio de la Junta el alcalde popular de Málaga. La decisión del Grupo Socialista de apoyar la propuesta del equipo de gobierno del PP para pedir a la Junta que destine 705 millones de los Feder y cofinanciar entorno a cincuenta importantes proyectos en la próxima década, no parece solo un gesto de responsabilidad política tras la batalla de las municipales. Para muchos observadores, asistimos al primer acto de hostilidad clara – “desafío” hay quien lo califica en clave interna- de la Secretaria General de Málaga contra Chaves y la dirección del PSOE-A. En pocas palabras, Bustinduy ha plantado cara y ha decidido resistir poniendo las cosas -electoral y orgánicamente- muy complicadas a la dirección de su partido. Dos días antes del inesperado apoyo socialista a las tesis del edil del PP, el delegado del Gobierno de la Junta, Jose Luis Marcos, se desgañitaba con unas manifestaciones públicas en contra de los planteamientos de Francisco de la Torre y el PP. La sorpresa llegó cuarenta y ocho horas después cuando en el pleno municipal Bustinduy decidió apoyar incluso el polémico “intercambiador” de la Plaza de la Marina, uno de los proyectos motivo de controversia entre De la Torre y Concha Gutiérrez. Bustinduy está especialmente molesta con la polémica entorno a sus emolumentos anuales- más de 110.000 euros- polémica alimentada desde las propias filas socialistas obligando a dimitir al alcalde de Mijas.

UN JUEZ MANDA AL SAS A FISCALIA

La convocatoria del Servicio Andaluz de Salud en Almería de dos plazas de enfermería a través de un simple “Saluda”, ha supuesto un nuevo revés judicial a los Servicios Jurídicos de la Junta de Andalucía. Según la sentencia, “la grosera tramitación del expediente administrativo o, más señaladamente, la ausencia del mismo, presenta la apariencia de la comisión de un presunto delito de prevaricación administrativa, definido y sancionado en el Art 404 del Código Penal, por lo que procede deducir testimonio al Ministerio Fiscal a los efectos oportunos”. El juez de lo Contencioso Administrativo Nº 2 de Almería, Jesús Rivera, señala que, en este caso “proclamar la legalidad de la actuación del SAS supondría la quiebra de todo el sistema legal diseñado para el acceso a la Función Pública”. Habla de “caricatura de expediente administrativo” y lo califica de arbitrario y “clandestino”. El juez condena en costas a la administración “por la temeridad y mala fe mostrada en esta sede jurisdiccional, al sostener oposición al recurso sin fundamento alguno”.

BREVE APAGON EN SEVILLA

Una excavadora fue la responsable ayer de un corte general de fluido eléctrico en pleno centro de Sevilla, donde al ayuntamiento mantiene 40 obras en marcha. El corte se produjo entorno las nueve de la mañana y pudo ser subsanado por Sevillana Endesa dos horas más tarde. La descoordinación entre el servicio de información de Endesa y sus técnicos resultó más que evidente al facilitarse datos que no coincidieron con la realidad.

MAXIMA ALERTA ANTI ETA

Las Fuerzas de Seguridad del Estado en estado de máxima alerta. Especialmente aquí, en zonas del litoral y también en la capital, en Sevilla. El propio Rodríguez Zapatero advirtió anteayer que “no estamos exentos de riesgos respecto a ETA”. Las detenciones en Francia hacen temer a los responsables policiales una respuesta inminente de la banda que, como se ha visto, sigue obsesionada con atentar en Andalucía.

LA CRISIS DA LA CARA EN EL PSOE

Un comunicado criticando la actitud de Jose Antonio Viera en el manejo de la agrupación socialista de Sevilla ha venido a confirmar la existencia de una crisis más real que virtual en el partido. Viera ha arremetido contra los críticos y ajusta cuentas internas con quienes considera responsables de sus males. La dirección regional se mantiene al margen y niega que haya crisis. Pero tendrá que acabar interviniendo.

SISMOGRAMAS

El extenso Auto de un juez de Sevilla archivando “provisionalmente” unas diligencias sobre una presunta trama de corrupción empresarial merece ser leído con atención. La telaraña societaria investigada, lo fue merced a una orden del propio juez a raíz de una denuncia que le tocó en reparto ordinario hace un año. (Insólito: esa misma denuncia se había extraviado meses antes en la propia Fiscalía) En el asunto aparecen nombres muy notables del ámbito jurídico, destacando un notario, hijo de un importante ex alto cargo del CGPJ en Andalucía. En el Auto se descalifica al denunciante – ejecutivo despedido del Grupo investigado- por su estado sicológico, afirmando que sus patologías mentales pueden afectar su credibilidad. Tampoco deja en buen lugar a los funcionarios de la Brigada de Policía Judicial y su trabajo en esta investigación. El Auto denota que el juzgador quiere cerrar capitulo cuanto antes. Califica el trabajo policial como poco oportuno, irreflexivo, meramente especulativo, sin datos y con muchas generalizaciones. Por tanto el juez rechaza de plano las pretensiones policiales de intervención de despachos, comunicaciones, cuentas corrientes y documentación diversa,- lo mismo que en la O. Malaya- que ayudaría a confirmar los delitos intuidos por los funcionarios. Esos despachos privados, dictamina el juez, deben ser “preservados y reservados”, tras concluir que no se han probado delitos desde su punto de vista.

El Auto ha sido comunicado a las partes y a Fiscalía que examina el archivo. No se espera un cambio sustancial del Ministerio Publico en este asunto, entre otras razones porque su protagonismo en estas diligencias ha sido más bien escaso. En este contexto también ha resultado curioso constatar la presencia de la Fiscal Jefe de Sevilla, Maria José Segarra y su esposo, magistrado, el pasado 13 de julio, en una fiesta organizada por una de las empresas investigadas y cuya foto fue publicada en el diario El Mundo de Andalucía el pasado día 15 de julio.

No hay comentarios: