martes, 17 de octubre de 2006

LA GRAN TRACA

A tenor del debate que proyectan los partidos andaluces enfrascados en la reforma del Estatuto, tras ponerse de acuerdo en casi todo, la gran traca parace que será la definición de Andalucía en el Preámbulo. Todo apunta a que esa será la madre de todas las batallas que, desde hace meses, mantienen un compacto bloque de la izquierda (PSOE e IU) con el centro derecha y el andalucismo (PP y PA). No deja de ser curioso este gran desencuentro a la hora de definir las ocho provincias andaluzas como realidad nacional o como nación. Sobre todo cuando se constata que en este último cuarto de siglo los andaluces nunca mostraron aval electoral suficiente a las tesis nacionalistas. (En Andalucía el nacionalismo/andalucismo se suele llevar en el corazón, en el lado contrario de la cartera y alejado de la cabeza).
Semana de suspense por tanto en la recta final de la redacción en Ponencia del Estatuto, tras constatar una decidida voluntad política por parte de los mayoritarios PSOE y PP de acudir en febrero al referéndum pidiendo unidos el “sí” y que no resulte un fiasco para la futura “Constitución” andaluza y el propio sistema democrático. Mientras en los enmoquetados despachos del Congreso se decide nuestro futuro como pueblo, en la calle los problemas y las inquietudes decididamente parecen otras. Sin embargo se percibe entre los ciudadanos cierto aplauso generalizado a nuestros políticos cuando se unen para consensuar y decidir los grandes asuntos, todo lo contrario que cuando se echan los trastos a la cabeza.
Los populares andaluces, con Javier Arenas y Antonio Sanz al frente, han acudido a la mesa con voluntad de resolver un incomodo asunto que, según algunos vaticinios, de no contar con el respaldo de la derecha volvería a situarla dos décadas más en la oposición tal y como sucedió con el error histórico del 28-F. Un acontecimiento que Arenas vivió con juvenil intensidad en la UCD, junto a Manuel Clavero, su maestro, y, por cierto, padre intelectual de la nueva definición “Realidad Nacional.

“EL ZAPLANAZO

Arenas, en esta arriesgada operación de sentarse a negociar solo frente al PSOE e IU en la mesa de la Ponencia, no contaba con un tercer frente en su propia casa. Entre otras cosas porque conociendo muy bien el partido del que ha sido secretario general con José Maria Aznar de presidente, sabe que contando con el apoyo y la confianza política de su jefe y amigo, Mariano Rajoy, de ahí para abajo todos deberían unificar el mensaje y las maneras para hacerlos llegar a la ciudadanía. Las formas utilizadas por el ex alcalde de Benidorm para decir de forma distinta lo que vienen manteniendo los populares andaluces con acento propio, ha revelado por un lado que el portavoz parlamentario del PP va por libre respecto del presidente del partido y por otro, la escasa sintonía personal y política que mantiene con Arenas. Bautizado por el PSOE como “el zaplanazo” llega cuando se enfila la recta final, justo en el momento en el que el PP puede presumir de haber escrito algún renglón del Estatuto y cuando, además, logra demostrar con su estrategia la supremacía del PSOE sobre su socio IU en lo que parecía un bloque ideológicamente compacto. Conseguir que el Sr Presidente de la Junta esté estos días colgado al teléfono, dándole explicaciones y tranquilizando a Diego Valderas, es una de las pocas satisfacciones políticas que se ha podido dar el PP andaluz en mucho tiempo.

RECOMPONER LA HOJA DE RUTA

Desde fuera se tiene la impresión de que tanto PSOE como PP han escenificado una voluntad de dialogo con una hoja de ruta, previamente acordada, que conducía a un acuerdo con final feliz. Y en ese consenso quedaban dos grandes cartas que jugar, la deuda histórica y la definición política. Más que cartas parece que eran los cromos a intercambiar tras un debate más o menos controlado y, por supuesto, con acento político andaluz. Arenas estaría ya convencido de saber vender lo de “realidad nacional” a cambio de la reclamación efectiva y real del dinero de la deuda histórica, al igual que el PA e IU. Ahí podría radicar la importancia política que se le ha dado a la irrupción de Eduardo Zaplana en el debate político del gran asunto del Estatuto andaluz. Recomponer el debate, para retomar la hoja de ruta, es una tarea que deberá resolver Mariano Rajoy.


SISMOGRAMAS

Uno. Altos funcionarios de las empresas públicas andaluzas, dependientes del consejero Francisco Vallejo, fueron invitados con gastos pagados, a la reciente conferencia de Felipe González en Málaga.

Dos, Se ultiman los preparativos para la tercera fase de la O. Malaya. Se habla de una inminente actuación del juez Torres.

Tres. ¿En qué grupo de comunicación andaluz ha invertido un solo empresario más de nueve millones de Euros para su relanzamiento empresarial y editorial?

Cuatro. José Romero (Prasa) ha dado una discreta lección de solidaridad empresarial ayudando a Rafael Gómez (Arenal 2000) en los momentos más difíciles por lo que ha pasado su grupo de empresas este verano.

1 comentario:

visibleinviajero dijo...

hoy paco robles dice que el barco de gregorio serrano será una
patera o un cayuco, por su valor. JAJAJAJA. VEAN Y OPINEN http://www.exasyachts.com/yachtspages/benfirst477.htm. ¿y SI HUBIESE MENTIDO SOBRE SU VALOR?