martes, 15 de agosto de 2006

CONSEJERA DESAUTORIZADA

Manuel Chaves ha vuelto a dejar a su consejera de Obras Públicas desautorizada y a disposición del PP para un buen repaso parlamentario en septiembre. Todo a cuenta del decreto que regulará en el futuro la construcción de los campos de golf en Andalucía. Para Gutiérrez ya existe suficiente legislación como para poner en su sitio los disparates urbanísticos camuflados tras los 18 hoyos que nos rodean, muchos regados con agua de red y casi todos amparados en un brutal desarrollo inmobiliario al margen de un sensato control. Esa regulación, en manos de la intervencionista Gutiérrez, horroriza a los empresarios y también a los consejeros Paulino Plata (Turismo) y Jose Antonio Griñán (Economía) que han plantado batalla interna desde que la titular de Obras Públicas les colara el gol parlamentario con la polémica Ley del Suelo y de VPO, golazo que mosqueó particularmente a los actores de la Concertación. Es Concha Gutiérrez una mujer dura, inflexible, con sonrisa de niña y mano de acero. Respetada desde la izquierda comunista y por algunos lideres verdes, hacen con ella vudú los empresarios del ladrillo. También se ha enfrentado a los alcaldes, de todos los colores, en los diversos planes urbanísticos. Concepción Gutiérrez tiene todas las papeletas para figurar en la crisis que abra en otoño Manuel Chaves con la salida de Paulino Plata para irse a Marbella.

ROCA Y LOS MALETINES NEGROS

El empresario, cuya empresa está entre las diez primeras del país en el sector de la promoción inmobiliaria, recibió una oferta de terrenos en Marbella. Le informan que solo puede construir dos plantas, dictamen urbanístico que a priori no interesa al inversor porque no le salen los números del negocio. El vendedor, ni corto ni perezoso, le sugiere que vayan a visitar a Jose Luis Roca ya que es el que manda, le aseguran. En efecto, visitan a Roca que, impasible, certifica ante el empresario inversor que solo se pueden construir dos plantas en esa parcela, “ni una más”. Pero la breve reunión a tres bandas toma un giro inesperado al despedirse casi en el umbral del despacho del personaje.

-“Oye, ¿por qué no comemos mañana?” le dice Juan Antonio Roca al sorprendido empresario.

Al día siguiente, en un lujoso restaurante de Marbella, Juan Antonio Roca le dice a su comensal en corto y por derecho: “podemos arreglarlo para que sean cuatro plantas”. Perto para que eso pudiera ser debería entregarle un maletín, más negro que el carbón, con dos mil millones de pesetas en billetes del Banco de España. El empresario le respondió que no disponía de esa liquidez y menos en dinero negro. Hoy se alegra de no haber picado el anzuelo.

VUELVE BENAVIDES

Ana Benavides ha sido designada por Francisco de la Torre, alcalde de Málaga, como la persona que coordine la ejecución de la política de comunicación de su gobierno hasta las próximas elecciones. El inicio de la recta final para los comicios y las múltiples responsabilidades y ocupaciones de la concejal Patricia Marín, que llevaba además de sus delegaciones la política de Comunicación, han empujado al alcalde a tomar la decisión de reforzar el área y controlarla personalmente a través de Benavides. Así, la periodista que “vendió” la imagen de Celia Villalobos en la conquista de Málaga para el PP, la misma mujer que tuvo que salir años después por la puerta chica del ayuntamiento tan pronto llegó De la Torre, una mujer menuda y con carácter, vuelve a un papel destacado en la estrategia de comunicación de los medios controladas por el ayuntamiento malagueño. Nombramiento no exento de gritos y susurros dada la importancia de la parcela en manos de Benavides. De la Torre, pragmático y realista, ha apostado sobre seguro tras analizar el historial de la candidata y haberla vista trabajar de cerca, durante varios meses, en un discreto despacho dentro del área de comunicación municipal.

LA FOTO

Un técnico del Plan Infoca, destacado en Galicia para ayudar a la extinción de incendios, ha contado a su vuelta cómo vivió él y otros compañeros el montaje de la famosa foto del presidente rodeado de humo y operarios con cascos. Ese día iban camino de uno de los muchos frentes abiertos por el fuego, “un frente bastante peligroso y que ponía en riesgo una zona habitada, cuando escuchamos por radio la orden de volver al cuartel general de inmediato. El motivo era la llegada del presidente al puesto de mando donde, obviamente, no había personal. A regañadientes y tras oponer cierta resistencia, volvimos al lugar ante la insistencia de quien impartía las órdenes”. El testigo que cuenta el sucedido, que vivió el pasado año como técnico del Infoca el siniestro de Berrocal en Huelva, no salía de su asombro al comprobar, en primera línea, cómo es eso que llaman marketing político.

SISMOGRAMAS

Uno. Ayer 13 de agosto se cumplieron 30 años del asesinato del joven almeriense Javier Verdejo a manos de la Guardia Civil. Pintaba en un muro “pan, trabajo y libertad”. Los de la memoria histórica oficial no han caido en recordar al primer caído de la transición en Andalucía en tan redondo aniversario.

Dos. Fórmula mágica gubernamental: se crea una empresa publica que habitualmente acaba hecha unos zorros y en quiebra. Se la vende por un euro a una privada que asume trampas y, luego, se le conceden concursos públicos por valor del doble de la deuda que tenía la empresa pública. Gana el político y el empresario. Pierde el contribuyente.

Tres. Mensaje de IU al PSOE: o dejáis en paz a Rosa Aguilar y a Sandokán en Córdoba, o será el cordobés Jose Luis Centella quien lleve la iniciativa en los asuntos relacionado con Climo Cubiertas y los hermanos Chaves González en el Parlamento.

1 comentario:

Pablo Giraldo dijo...

A una le entran escalofríos al saber lo que sabe este hombre.

La Conse de Obras P. se busca enemigos hasta donde no debiera. La de cuchillos que estarán siempre afilados. Porque volver, ha de volver a ciudadana rasa. ¿o no?