lunes, 31 de julio de 2006

Y LLEGÓ LA PANTOJA


La irrupción de Isabel Pantoja supuso el principio del fin de toda una era en Marbella. Esa al menos fue la idea que Jesús Gil y Gil se llevó a la tumba. Sabía que el despecho sentimental es el peor enemigo de los negocios ocultos, no en vano la historia demuestra cómo los grandes escándalos siempre estallan a cuenta de los cuernos, los celos o los abandonos.

Llegó la cantante de la mano del alcalde Julian Muñoz, colocado por un Gil inhabilitado, siendo contratada por varios millones para que fuese la imagen de la Marbella de Cachuli. Para Jesús Gil, sus hijos y Roca, Muñoz era un gañán, trinconcete, manejable, buena gente, simpático y con puntos débiles suficientes como para tenerlo atado en corto.

Pero el clan no contó con “el amor” como invitado inesperado en el escenario de bajas pasiones marbellíes. El alcalde se enamoró como un chiquillo de Isabel Pantoja que apareció por Marbella vestida de blanco y amadrinando aviones de Pepe Hidalgo. Un proceso retransmitido en directo por la tele rosa y del que, obviamente, tomaron nota con preocupación los mentores de Muñoz en el cargo y, sobre todo, su legítima, la entonces poderosa y ambiciosa primera dama Maite Zaldívar. La misma que contaría después en TV lo del dinero que llegaba a casa en bolsas de basura… El nuevo amor del alcalde no solo le llevó fuerza y coraje para intentar hacerse el nuevo dueño de Marbella, Isabel Pantoja le aportó una sólida red de buenos contactos con el poder socialista en Andalucia, en gran medida responsable político del caos marbellí. Además, el gobierno de Manuel Chaves había concedido meses antes a Isabel Pantoja una Medalla de Andalucía, todo un salvoconducto. Fue la propia cantante la que, tras visitar a Gaspar Zarrias en su despacho oficial de San Telmo, logró que Canal Sur desmantelara la programación “rosa” prohibiéndose cualquier referencia íntima a la cantante y su familia en la televisión pública andaluza. Por aquellas fechas Julian Muñoz también pactó con la Junta en Sevilla grandes asuntos de calado político. Concha Gutiérrez le pidió la cabeza de Juan Antonio Roca a cambio de darle apoyo y legitimación jurídica desde la consejería de Obras Públicas en la gestión del urbanismo marbelli. Muñoz, ávido de ganarse un estatus social acorde con su nuevo estado político y sentimental, ve como obtenerlo: cesando a Roca tal y como le pedía la Junta y convirtiéndose en el dueño del negocio. Hasta que llegó la moción de censura.

OBJETIVO: DEL NIDO

El escándalo Marbella llega a Sevilla y lo hace a través de un cualificado y hábil aliado de Muñoz y de la Junta para neutralizar a Roca. No es un cualquiera, es todo un icono social sevillano, es Jose Maria del Nido Benavente, abogado y presidente del Sevilla FC. Amigo (y dicen que socio) de Julian Muñoz, ha presentado en estos años unas minutas al ayuntamiento de Marbella que ya las quisiera para sí el despacho de Henry Kissinger. La pasada semana el fiscal Anticorrupción, Antonio Salinas, abrió brecha judicial presentando dos querellas múltiples contra Muñoz, del Nido, Roca y un ex edil del PSOE dedicado al corretaje de fincas.

GUADALPIN Y LA PIQUETA

Esta semana se ha sabido de forma oficial en Marbella que una serie de construcciones ilegales deberán ser demolidas porque no se van a legalizar. Una de esas edificaciones es el Hotel Guadalpín, propiedad de Aifos, sin licencia de apertura y visto por la mayoría de gestores de Marbella como uno de los símbolos mediáticos del gran saqueo de la ciudad. Hace dos meses, poco después de iniciarse la andadura de la Gestora, un miembro de la misma filtró las intenciones municipales de acabar con determinadas situaciones escandalosas por ilegales. Aquella noticia, que se publicó junto a otras referidas a promociones de Ávila Rojas, Osuna y Hoteles Playa entre otros, fue desmentida en el caso de Aifos por un miembro de la gestora. ¿Por qué? Pues muy sencillo, por miedo. Sabían que más temprano que tarde sería el Juez Torres el que les abriría el camino, como así ha sido. La prisión para Jesús Ruiz Casado ha sido la clave para que la Gestora haga públicas sus intenciones de clausurar Gualdalpín y obligarles a restablecer la legalidad.

SISMOGRAMAS

Uno ¿Quién es ese empresario que, dos meses después de ser el único que al llegar besó a Roca en el almuerzo de El Rodeíto, se ha convertido en el principal introductor social de Paulino Plata en Marbella?

Dos. Veinte horas diarias pasan en sus celdas y cuatro en el patio los presos de Alhaurín. Tienen siete condones que les dan al ingresar y pueden ver TV todo el tiempo en una celda de seis metros con dos ocupantes.

Tres. El sábado un programa televisivo del corazón ofreció en directo “para que se entere el juez Torres” la dirección exacta en La Carihuela de un garaje (con nombre y apellidos de su propietaria, amiga de Isabel Pantoja) donde supuestamente habría escondido en los últimos meses Julian Muñoz numerosas cajas con documentación comprometida.

No hay comentarios: