martes, 25 de julio de 2006

¿VUELVE ALFONSO GUERRA PARA ALCALDE DE SEVILLA?


Cuentan que los estrategas de ZP y de Pepiño Blanco en los asuntos electorales están alarmados con las previsiones sobre Sevilla. “Se puede perder”, les han dicho. Por vez primera un candidato resta votos a la marca PSOE en Sevilla. Sánchez Monteseirín, al que Manuel Chaves ha mantenido para no alterar el statu quo de la ya de por sí inestable Agrupación socialista de Sevilla, se ha convertido en un gran problema. Caballos sonríe desde la barrera del exilio interno, lamiéndose todavía las heridas infringidas en el último congreso donde cayó por órdenes del propio Manuel Chaves. Si quitan a Alfredo Sánchez mal asunto, si no lo quitan igual de malo. No hay alternativa manejable y no se puede cambiar de caballo a mitad de la carrera. Pero todo puede empeorar porque tiene cabreados a demasiados ciudadanos, incluidos, cada día más, a miles de votantes socialistas. Sevilla está literalmente levantada en el centro, la mediocridad invade la acción del gobierno de la ciudad, se arruina el comercio pequeño y mediano, los servicios no funcionan, no existe la autoridad y el imperio de la ley en la calle brilla por la ausencia de la policía local. Más de media Sevilla está muy cabreada con el alcalde, la otra media está en ello.

Al socialismo solo les queda una opción en Sevilla que les asegure un éxito seguro: Alfonso Guerra González. Lo han contado hoy en Onda Cero los periodistas Fernando Jáuregui y Pilar Cernuda. Considerado un lujo de candidato por todas las tribus del socialismo sevillano, Guerra es el único cartel que les garantiza una segura mayoría absoluta. Lo ven las bases sevillanas del PSOE y sus dirigentes – excepto Monteseirín, por razones personales obvias- lo ven los estrategas de Madrid, pero parece que quien no acaba de ver esa operación es Manuel Chaves y quiénes ocupan actualmente la mesa camilla del PSOE-A, una mesa sustentada en las patas de Cádiz y Jaén, mientras que las de Sevilla y Málaga, que históricamente mantuvieron un eficaz equilibrio territorial interno en el socialismo andaluz, se ven hoy sin poder real sobre las grandes decisiones. En el fondo, se asegura en el propio partido, la vuelta de Alfonso Guerra a Sevilla, ejerciendo de alcalde, sería mucho más problemático para Chaves que Alfredo Sánchez, y no se ve desde la Junta porque la vuelta a la política de Alfonso Guerra no está contemplada en la hoja de ruta que la mesa camilla tiene diseñada para el futuro del socialismo andaluz. Guerra, general sin ejercito de guerristas, propietario de una forma de entender el socialismo con muchos seguidores en el partido, podría distorsionar los planes que conducen a situar a Alfonso Perales como numero dos de Manuel Chaves y su sucesor cuando decida jubilarse.

Pero el gran problema no es Chaves y su mesa camilla, el problema es que Alfonso Guerra acepte el reto al que le incitan no solo las encuestas, que le apetezca dar el paso, que se sienta con ganas de volver al cuerpo a cuerpo. Nadie en el partido en Sevilla, ni siquiera Monteseirín, se atrevería a criticar su inesperada irrupción en la política municipal local. Quienes intentan convencerle sobre la bondad de un vistoso retiro político al frente de una ciudad, en la que tan malos tratos ha recibido el apellido Guerra, creen que no es fácil que acepte, aunque a renglón seguido afirman: “Alfonso Guerra no es Soledad Becerril, él ha mamado eso que llamamos partido”

Pdata: ¿Qué conocido periodista, que ha ostentado cargo relevante en el periodismo andaluz de finales del siglo XX, asesora e inspira en muchos de sus pasajes y personajes literarios blogeros al alcalde de Sevilla Sánchez Monteseirín? Pista: No es ni Eugenio Cosgaya, ni trabaja en el Grupo Prisa.

CUANDO LLEGUE SEPTIEMBRE…

Un mes más de secreto sumarial en la Operación Malaya. Ha dicho el juez Torres que hay abiertas varias líneas de investigación que obligan a mantener mucha cautela, discreción y seguir investigando. Eso indica a las claras que asistiremos a nuevas fases policiales dentro de esta macro operación. Se habla de una tercera, incluso de una cuarta “muy polítizada”, con ramificaciones no cuantificables en este momento. Esto va para largo.

NUEVO PERIODISMO

El llamado periodismo social, vulgo del corazón, ha inventado un nuevo género periodístico al contratar a Cristóbal Toro. Presentado como periodista y policía, Toro, un todo terreno, traslada información a los espectadores de Tele 5 unas veces como policía y da la sensación de que es la mano derecha del Juez Torres y del jefe de la Udyco, y otras lo hace como un agresivo periodista de investigación y denuncia. Toro es quien ha manejado dos agendas de Roca, que según algunas informaciones sustrajo Julian Muñoz la noche en la que, como alcalde y con seguridad privada, registró Planeamiento 2000, después de cesar a Roca como Gerente tras su acuerdo con la Junta.

EL MARRON DE AIFOS

Con la Detención de Julian Muñoz y el dueño de AIFOS, se ha puesto broche final a la segunda fase de la O. Malaya. De hecho se ha sabido que fue el director comercial de esta promotora inmobiliaria quien al rectificar su inicial declaración ante el juez Torres y quedar en libertad bajo fianza, ha trasladado el “marrón judicial” al dueño de la inmobiliaria y a su cuñado, ambos en prisión. Dos mil empleados dice tener Aifos, que preside Jesús Ruiz Casado, oriundo de Zaragoza y con excelentes relaciones en la Caja Inmaculada, de la que un diario económico – 5 Días- ha publicado que tiene varias operaciones con Aifos una de las cuales, de 3,3 millones de Euros, dice no estar avalada con garantía hipotecaria alguna. El juez acusa a Aifos de haber entregado 4 millones a Roca quien, a su vez, pago a Julian Muñoz por hacer la vista gorda ( y la manga ancha) en el caso del hotel Guadalpin.

MAITE ZALDÍVAR: “CAMARERO, MÁS CHAMPÁN”

Aifos se ha visto envuelta en el torbellino judicial marbellí a cuenta de los hoteles Guadalpín. Un secreto a voces durante años, puesto ahora negro sobre blanco en un auto judicial por un magistrado. El lujoso hotel Guadalpín, además, ha sido escenario muy notable para la prensa rosa, con llamativos personajes como Isabel Pantoja y Maite Zaldívar deambulando por sus lujosas instalaciones. “Por favor camarero, más champán, que sea francés y que esté fresquito, total paga Julián” oían muy a menudo a la ex mujer del alcalde en el servicio de habituaciones del cinco estrellas. Allí, el mundo del colorín se mezclaba con operaciones de cohecho o prevaricación.

DEL NIDO Y SUS CARÍSIMAS MINUTAS

Jose Maria del Nido, amigo y abogado de Julian Muñoz, está en el ojo del huracán de la Operación Malaya. Fue mosqueante que no le dejaran ver a su cliente el día de su detención. ¿Por qué un juez no deja a un abogado visitar a su cliente? ¿Buscaba el juez la incomunicación incluso con del Nido? Ha recurrido como abogado el auto de prisión contra Muñoz, pero no existen muchas esperanzas sobre una puesta en libertad de su defendido al ver como la Audiencia de Malaga ha venido respaldando hasta ahora los autos de prisión del juez Torres.

En los ambientes jurídicos marbellíes se da por segura la llamada, mas tarde o mas temprano, de la Justicia a Jose Maria del Nido. Las escandalosas minutas pagadas por Muñoz a su abogado y amigo, han dejado un rastro incómodo que la justicia husmea por el litoral gaditano.

RUIZ CASADO Y LOS POLÍTICOS

Inmaculada Gálvez, ex diputada de Los Verdes y activista desde el frente jurídico contra la corrupción política en Marbella y la Costa del Sol, ha sido la única voz que ha clamado en el desierto contra los desmanes de Ruiz Casado y su empresa, amén de los damnificados de Aifos que tienen invadida la red con foros de denuncia. Gálvez llegó incluso a escribirle recientemente al alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, informándole de la situación irregular de Aifos con la Justicia. Le informaba a cuenta de los patrocinios del Festival de Cine o del Salón Inmobiliario que el ayuntamiento viene manteniendo con la inmobiliaria. Un repaso a la pagina web de Aifos, especialmente a sus álbumes fotográficos, dan idea de las fuertes y continuas relaciones que Ruiz Casado y su empresa han mantenido con lo más granado de la política malagueña, andaluza y española.

Queda por lo tanto tiempo y nuevas sorpresas en la Operación Malaya. Dicen que la cosa podría llegar al centenar de detenidos cuando todo termine. Y lllevaremos unos sesenta.

¿Y EL CUARTO COMPINCHE?

Cuatro compinches se meten en una operación ilegal. Hay dinero de por medio, mucho dinero, y puede haber más. Incluso quedarse el día de mañana con el negocio que van a asaltar. Ejecutan el plan. Al cabo de dos años, exactamente dos años de aquel asalto, todos los compinches están encarcelados. Todos, menos uno. ¿Dónde está Carlos Fernández y, sobre todo, qué papel ha jugado a la hora de desentrañar la Justicia aquella operación ilegal llamada moción de censura del 30 de julio de 2004?

EL CNI Y LA MALAYA

Más preguntas. ¿Puede alguien explicar cual es el papel jugado por el CNI en relación lo que está sucediendo en Marbella?

¿Son ciertas las informaciones que hablan de un encuentro de Julian Muñoz en Buenos Aires con agentes del CNI, aprovechando una actuación de Isabel Pantoja, donde supuestamente le habrían “fichado”, bajo amenaza de revelar su papel en una red de blanqueo de dinero, como el peón colaborador que les conduciría a Juan Antonio Roca, al que investigaban desde el CNI a cuenta de una operación de terrenos del Ministerio de Defensa en Murcia. De ser cierto lo anterior, ahí habría nacido el rumor sobre Muñoz como testigo supuestamente protegido por el Juez Torres. Nada más lejos de la realidad, si alguien ha protegido a Muñoz habría sido el CNI, según esas informaciones.

Pero Julian Muñoz no habría sido el único ciudadano de Marbella protegido o controlado por agentes del Centro Nacional de Inteligencia. Hay algunos más. Uno de ellos han estado a punto de mandarlo al otro barrio, lentamente sí, pero al otro barrio, o sea a la muerte segura. Está fuera de peligro para desgracia de los delincuentes que en otro tiempo fueros sus amigos.


No hay comentarios: