lunes, 17 de julio de 2006

EL MONTAJE

Ha calificado el secretario de los socialistas de Almería de “montaje” las revelaciones que a lo largo de la pasada semana conoció la opinión pública sobre las actividades políticas y económicas de dos hermanos del Presidente de la Junta en Almería. Un montaje, afirmó Soler, que se encargará de desmontar muy pronto él mismo. La incomoda situación a la que ha conducido a su partido y a su máximo dirigente en Andalucía tras desatar el “caso Telvent”, también empieza a ser calificado de “montaje” por sus propios compañeros opositores en el partido.

Poco antes de presentarse la denuncia socialista ante el Fiscal Anticorrupción, Martín Soler mantuvo un encuentro con altos ejecutivos de Telvent en Madrid. Los directivos de la empresa que iba a ser denunciada no ocultaron su preocupación por el daño a la imagen y al prestigio de la multinacional andaluza Abengoa. Cuentan, además, que fue en ese encuentro donde Soler se entera de que la hija del presidente es una de las apoderadas de la empresa. Adversarios de Martín en el PSOE le acusan de haber ocultado esa información a sus compañeros del partido. El propio afectado se ha defendido comentando en privado que el asunto lo consultó con Pepe Blanco, Gaspar Zarrias, Luis Pizarro y el propio presidente, recibiendo el visto bueno de todos para ir a Fiscalía y poner en marcha lo que ya se conoce en Almeria como el “caso Telvent”.

DOBLE CARAMBOLA

Con aquella arriesgada jugada Soler mataba varios pájaros de un tiro. Por un lado colocaba al alcalde de Almería en la diana de Anticorrupción y también al empresario Luis Montoya que firmó en su día un contrato de asesoramiento con la adjudicataria de la Ciudad Digital. Montoya es, además, socio minoritario de la empresa editora de El Mundo de Almería. Con el tiro a Luis Rogelio Rodríguez Comendador ( y a Juan Megino del GIAL, concejal responsable de la adjudicación que los tribunales han dictaminado finalmente como no ajustada a la Ley), Martín Soler pretendía, de rebote, activar una reacción “periodística” adversa contra el candidato socialista Nono Amate, un viejo enemigo con el que ha estado meses sin hablarse y que le ha sido impuesto por la dirección regional como candidato a la alcaldía. Martín sabía, además, que Amate desde la Autoridad Portuaria que preside es amigo de “el hombre del alcalde”, o sea de Montoya. Todo para evitar unas primarias, que hubiese sido lo deseado por muchos socialistas, en particular Mari Carmen Ortiz que llegó a comunicar por escrito sus deseos de presentarse. Y la intención de controlar a un díscolo candidato al que quiere rodear y bloquear con su gente. De ahí el público desmarque de Amate que, incluso, se ha llegado a retratar jugando al pádel con el alcalde del PP. Soler, en respuesta interna, ya ha comunicado en un comité provincial que Amate tendrá que tragar la lista de concejales que le impondrá el partido, o sea él.

AMIGOS, SOCIOS Y SOCIEDADES

Lo cierto y verdad es que un escándalo nacido en el convulso escenario político almeriense, ha acabado extendiéndose como la pólvora a toda la región creando una situación política verdaderamente incómoda para el PSOE-A y sus máximos dirigentes. También para importantes empresarios, alguno de los cuales están enviando mensajes a los políticos para que acabe la guerra con ellos de por medio. A las primeras informaciones sobre las actividades de dos hermanos del presidente, uno de ellos con rango de director general, respondió la consejería de Paulino Plata con una ambigua nota en la que, por cierto, se deslizó algún que otro error si se compara con la información oficial facilitada en su día sobre el proyecto de Pulpí.

En esa nota, era la propia Junta la que ponía negro sobre blanco el nombre de Jose Maria Gómez Márquez como interlocutor ante la Junta de la empresa Climo Cubiertas S.A. El seguimiento de las actividades societarias de Gómez Márquez confirma que, pese a no ser un hombre conocido en los ámbitos empresariales andaluces, mantiene un numeroso entramado de sociedades en las que coincide con nombres y apellidos muy notables de la región, además de los apellidos Chaves González. De Gómez Márquez lo que ya se sabe es que es un hombre con excelentes y poderosas relaciones, que no ha ocultado su relación con un hermano del presidente y muy activo en la creación de sociedades mercantiles en los últimos años, según información contrastada en el Registro Mercantil.

SISMOGRAMAS

Uno. Oído en el PSOE de Almería: “El lío en el que nos ha metido Martín, puede dar al traste con los planes electorales del partido en Almería y con la figura del candidato. Nono Amate tiene todo el derecho a replantearse seguir o no de candidato”

Dos.¿Que conocido empresario, con fuerte implantación en Andalucía, que tuvo a un ex ministro en nomina, es amigo y socio del dueño de Climo Cubiertas S.A. Jose Maria Gómez Márquez?

Tres. Leonardo Chaves González, director general de infraestructuras deportivas de la Junta: “Todo el mundo tiene el derecho constitucional al trabajo, todo el mundo tiene que trabajar”.

No hay comentarios: