domingo, 16 de abril de 2006

"UN MAL GOLPE" PARA EL PERIODISMO ANDALUZ: MUERE FELIX BAYÓN EN MARBELLA A CONSECUENCIA DE UN INFARTO MASIVO


Los lectores del Grupo Joly ya no volverán a leer los artículos de Felix Bayón. El sabado por la noche murió en Marbella de un infarto. Llevaba quince años con el corazón transplantado y unas ganas locas de vivir. Esta es la crónica que hoy publican sobre Felix los periodicos del grupo con el que colaboraba. Denscanse en paz uno de los grandes del periodismo andaluz de las últimas décadas.

MALAGA. Con un final tan trágico como el que se puede poner broche a una novela, el escritor y periodista Félix Bayón (Cádiz, 1952) firmó ayer la última página de su vida. Un infarto masivo acabó con la vida del autor de Adosados, novela con la que quedó finalista del Premio Nadal en 1995. Afincado en Marbella desde hacía 12 años, Bayón murió en el hospital después de sentirse indispuesto en una sala de cine del centro comercial La Cañada de la localidad marberllí. Contaba 54 años de edad.

Según testimonios de los trabajadores del complejo, el escritor abandonó su butaca porque se sintió indispuesto y desde el local alertaron a los servicios médicos del 061, que lo trasladaron aún consciente hacia el Hospital Costa del Sol. Hoy, amigos y personalidades de las letras despedirán al autor de títulos como Un hombre de provecho, La libreta negra y De un mal golpe, su última novela y el comienzo de una serie que pretendía continuar con el personaje de Luis León como hilo conductor.

Bayón, que fue sometido a un trasplante de corazón hace más de una década, era miembro del consejo asesor y del periódico Málaga Hoy, del Grupo Joly, en cuyos diarios publicaba en las páginas de Opinión su columna El mirador. De esa manera, el autor de La vieja Rusia de Gorbachov volvía a sus orígenes profesionales, pues no en vano se había forjado como periodista, en su juventud, en la redacción del periódico de su ciudad natal, el Diario de Cádiz.

En su último artículo, La República, de vacaciones, Bayón volvía a mostrarse en plena forma con la crítica y la ironía como sus principales armas literarias para recordarnos un periodo de nuestra historia que, en conmemoración de su 75 aniversario, "no puede darnos envidia". "Lo único malo de estas conmemoraciones es que están frecuentemente adulteradas por el sectarismo político", escribió el periodista y escritor gaditano.

Desde que se instaló definitivamente en Marbella, se convirtió en uno de los más destacados críticos de los abusos urbanísticos que se multiplicaron en el municipio bajo el mandato de Jesús Gil. Mordaz y ácido con la realidad de su entorno, su voz crítica se alzó siempre que lo consideró necesario para denunciar la corrupción política que ha salpicado la ciudad en la que residía: Marbella. Con ocasión de la aparición en las librerías de De un mal golpe confesó que "tenía dos historias a las que le estaba dando vueltas. Una era sobre alguien de mi edad y desencantado del periodismo y la otra era la historia de un hombre al borde de la jubilación que se enamoraba de una joven. Entonces se me ocurrió montar una trama policiaca mezclando las dos historias", añadió meses antes de que se destapara la operación Malaya que ha llevado a la cárcel a la alcaldesa de la ciudad, Marisol Yagüe, y a la primera teniente de alcalde, Isabel García Marcos, entre otros detenidos en la operación Malaya.

El protagonista de esa historia, Luis León, es un periodista metido a detective que tiene que investigar un posible caso de extorsión dentro de un mundo, el de Marbella, corrupto y cambiante al son del dinero negro.

Desencanto, nostalgia y mucha ironía son algunos de los ingredientes que maneja el personaje, una figura que el lector reconocerá como un álter ego del propio Félix Bayón.

A. Valenzuela/ C. Fernández/ Grupo Joly

Foto : Victoriano Romero.

No hay comentarios: