domingo, 4 de octubre de 2015

EL DÍA QUE AMAT SOÑÓ PERPETUARSE GRACIAS A IU

Fue el miércoles día 23. Pasadas las 13,37 de la tarde, un breve post en el muro personal del Portavoz de IU en el Ayuntamiento de Roquetas, Ricardo Fernández, encendió luces de alerta en los despachos políticos de Almería. Especialmente en los del PP, cuyo presidente provincial, Gabriel Amat, llevaba días inquieto ante la -para él- incomprensible maniobra anunciada días antes por IU, según la cual el portavoz de la coalición en la Diputación, Juan Pablo Yakubiuk, dejaba el cargo para concentrarse en exclusiva a tareas de oposición en el Ayuntamiento de Roquetas. Alguien cercano al presidente de los populares, llegó a comentar esos días en los pasillos de Diputación: “A Gabriel le ha puesto tan nervioso este extraño cambio, conoce tan bien como actúa Yakuviuk, que no debiera extrañarnos que dejase la Diputación para concentrarse solo en Roquetas”.
Pero la llamada que recibe sobre las dos de la tarde de ese miércoles le hace albergar esperanzas para perpetuarse como alcalde y, por tanto, no perder el control de un ayuntamiento clave del que es dueño y señor desde hace décadas.
“Ricardo Fernández - le informan- acaba de anunciar por Facebook su dimisión como Coordinador de IU en Roquetas”. Al presidente Amat le cuentan algo más: “en IU se ha abierto una grave crisis interna, algo que podría incluso desembocar en que Ricardo abandonase la disciplina de IU y estrenase el Grupo Mixto”. Amat, viejo zorro conocedor de los más ínfimos detalles de las leyes vigentes, de inmediato imaginó que una hipótesis como esa podría significar, nada más y nada menos, que la inviabilidad futura de cualquier moción de censura que le descabalgase de la alcaldía, ya que la Ley prohíbe expresamente que un tránsfuga vote en ese contexto de censura. De ser así, el empate de doce contra doce concejales era evidente y, por tanto, neutralizaba cualquier operación para desalojarle como alcalde perpetuo de Roquetas.
La bomba lanzada por Fernández Álvarez a través de la red social sorprendió gratamente en la cúpula del PP almeriense e impactó como un misil en las filas de la militancia y simpatizantes de IU, desconocedores hasta ese momento de que horas antes había tenido lugar una tensa asamblea en la que Ricardo Fernández había echado las patas por alto presentando la dimisión in voce ante el resto de compañeros y camaradas. Su breve y críptica nota era, no obstante, suficientemente explícita: “Debido a los últimos acontecimientos que han ocurrido en el seno de la coalición y también debido a la falta de confianza por parte de algunos miembros del consejo local de Izquierda Unida en Roquetas y en el seno de la colegiada provincial por parte de algunos miembros, presenté mi renuncia ayer en la asamblea local como coordinador local. Esto no influye en mi función como portavoz y concejal en el ayuntamiento de Roquetas. Seguiré trabajando para los vecinos y para el pueblo como lo he estado realizando estos últimos años…”

¿Pero por qué dimite?

¿Qué razones habían motivado esa falta de confianza a la que aludía Ricardo Fernández? se preguntaban quienes desconocían las interioridades de la coalición. “Mi explicación la di en la asamblea”, fue la única respuesta oficial dada por Fernández al ser preguntado por este cronista en el hilo de su muro, tras el anuncio de dimisión. 
Ante las insuficientes explicaciones, consultadas diversas fuentes de la coalición, he podido poner en pié las motivaciones reales de esta crisis que, de momento, parece que ha concluido sin mayores consecuencias.
Este verano, la coordinadora provincial de IU, Rosalía Martín, mantuvo un encuentro con Antonio Maíllo, aprovechando la estancia del líder regional en la zona del Cabo de Gata. Martín, a la vista de los adversos resultados electorales y sus consecuencias internas, planteó una operación de carácter orgánico (y político) que fue secundada de inmediato por Maíllo. Situar a María Jesús Amate en la Diputación como nueva portavoz y destinar en exclusiva a Yakubiuk en Roquetas, como concejal, con derecho a remuneración, sueldo que con la fórmula anterior “se perdía”. Y, en el aspecto político, poner en el día a día del Ayuntamiento roquetero, clave en el poder personal de Amat, a quien durante años ha sido su único látigo opositor denunciando irregularidades y presuntas corrupciones en Diputación. “Juan Pablo ha sido el único político que ha sido capaz de poner en aprietos a Amat con su trabajo de hormiguita, revisando a fondo dudosos procedimientos y extraños expedientes” señalan las fuentes de la coalición consultadas. El asunto quedó perfilado y decidido, fijándose la fecha del 21 de septiembre como el día en el que se anunciaría el cambio. Todo iba sobre ruedas hasta el rebote personal de Ricardo Fernández quien justificó para su inesperada dimisión que no había sido informado de dicho cambio. Algo que no parece responder a la verdad ya que la propia Rosalía Martín anduvo días persiguiéndole telefónicamente sin éxito para contársela, hasta que lo logró al final en un contacto directo y personal. De la misma forma, indican las fuentes consultadas, que el propio Antonio Maíllo hizo partícipe a Fernández telefónicamente del cambio previsto y las razones políticas “de peso”. “En ningún momento se ha planteado quitarle de portavoz - aseguran- en todo caso que se estudiase que Juan Pablo Yakubiuk ejerciese una vice portavocía en materias concretas como Urbanismo de la que es especialista y donde está el meollo de Amat. Pero nunca marginar ni prescindir de Ricardo como portavoz como él podría haber pensado” se asegura.
La mini crisis abierta en IU Roquetas ha quedado reconducida y resuelta finalmente. Al menos formalmente. El propio Ricardo Fernández me aclaraba telefónicamente el jueves que su acta “siempre ha estado y estará a disposición de lo que decida el partido” y, por supuesto, desmentía que hubiese pasado por su cabeza darse de baja de IU, quedársela y así posibilitar que Amat se perpetuarse como alcalde durante la actual legislatura sin disponer de su acostumbrada y añorada mayoría absoluta.


LA CUAJADERA

El ascenso de Teruel

El nombramiento de José Luis Sánchez Teruel como Coordinador regional del PSOE-A ha sido vendido como un ascenso del político de Chirivel en el seno del partido. Y ostentar el mismo cargo que en el pasado desempeñaron Juan Pablo Durán, actual Presidente del Parlamento o la propia Susana Díaz, evidentemente así lo parece. No obstante hay quienes en el seno del partido en Almería no lo consideran así: “ eso son asistir a dos reuniones al año y pare Ud de contar” indican. Y el hecho de que el Coordinador sea miembro nato de la Ejecutiva regional se justifica diciendo que “Almería tenía que cubrir una plaza que en su día dejó Rogelio Mena cuando Susana le obligó a dimitir por sus escándalos en Albox”. Pese a quiénes intentan aguarle la fiesta al secretario General del PSOE de Almería, lo cierto es que él mismo lo ha vendido como un ascenso en su carrera política. Y objetivamente lo es. 
Una promoción desde luego arriesgada para Susana Díaz y para el PSOE-A, ya que sobre la cabeza política de Sánchez Teruel pende todavía la petición al Juez de cinco imputaciones de cinco delitos por parte de la Guardia Civil en el ´Caso Marismas´. Un asunto, por cierto, que sigue instruyéndose y que arrojará en breve otro “escandaloso” informe policial con nuevas peticiones de imputación, según fuentes conocedoras del caso.

Desaparece testigo clave en ´Tres Reyes´

No está muy claro que el próximo martes día 6 arranque finalmente la vista oral de tres días por el Caso Tres Reyes. Varias novedades recientes invitan a pensar en que se consume finalmente su aplazamiento. Por un lado un extraño baile de defensores de última hora. Por otro, la sorprendente desaparición de un testigo clave ya que no ha podido ser localizado por el Juzgado en Madrid, que  ya ha colgado el correspondiente edicto en el tablón. Se trata de Roberto Alonso Ygea, uno de los supuestos “espías” - este de primer nivel- que aparece en las conversaciones intervenidas y que, uno de los supuestos miembros del CNI imputado, identifica como “miembro de la CIA” en España; el verdaderamente interesado en la compra de los dinares iraquíes en poder del empresario ejidense denunciante del caso. Roberto Alonso Ygea, pese a aparecer en la trama de forma activa, nunca fue ni detenido, ni interrogado, ni imputado por los agentes de la Guardia Civil actuante. Por otra parte la Fiscal del caso ha sido condecorada esta semana a propuesta de la Policía y la Guardia Civil.

Bogaris/Torrecárdenas.

Tras la extensa denuncia presentada la semana pasada por Amayt ante la Fiscalía del TSJA, esta institución ha ordenado que se proceda a judicializar la misma para su investigación a través de la Fiscalía de Almería. Se trata de un cúmulo de presuntas irregularidades/delitos en los que habrían participado responsables municipales de Almería, beneficiando ilegalmente los intereses de la sevillana Bogaris, la misma empresa a la que se investiga ahora a cuenta de los fondos europeos del plan Jeremi concedidos irregularmente a través de Invercaria, según los investigadores de la Udef.



No hay comentarios: