domingo, 24 de mayo de 2015

CAMPAÑA SUCIA Y CACERÍA A C´s EN NÍJAR


A-92, IDEAL de Almería,
Domingo 24 de mayo de 2015



Esta última campaña electoral pasará a la historia como una de las más sucias que ha conocido la  joven democracia española. Menos los asuntos de alcoba, cierta clase política ha recurrido a casi todos los mecanismos más despreciables para socavar la credibilidad del contrario. Hubo días, especialmente al final de la quincena de rigor, en los que para muchos combatientes el fin justificaba los medios. En esta campaña, también, hay quien no ha dudado en recurrir a la utilización de las instituciones para lograr sus objetivos, llámese Agencia Tributaria, Tribunales de Justicia, cuerpos y fuerzas de seguridad o los presupuestos públicos.
Además hemos asistido a una despreciable práctica, la compra de votos, que nunca antes habíamos sufrido de forma tan impune y escandalosa en el sistema electoral español. Sabíamos que en muchos pueblos el alcalde de turno se fijaba cada cuatro años una visita obligada a las monjitas del geriátrico local a las que entregan los sobres con las papeletas del partido gobernante. Las cuidadoras, con hábito o no, con el DNI de los ancianos allí residentes, se encargaban de todo lo demás. Pero estas prácticas, tan conocidas como aisladas, se han generalizado fuera de los muros de las residencias de ancianos y se han dirigido esta vez de forma especial a la gente más necesitada y afectada por la crisis económica. Una mina de votos desesperados. 
Las denuncias públicas han ido apareciendo en esta campaña por casi toda la geografía española. En los anales del Youtube, para siempre, quedará la escena vivida en la oficina de Correos de Melilla donde una señora entregaba un enorme paquete de votos por correo que, una funcionaria de la administración postal, ocultaba con complicidad de inmediato para que no lo fiscalizaran quienes estaban allí grabando y esperando confirmar las sospechas de fraude. Hasta el número 6 de la lista del PP en Melilla se vio obligado a dimitir tras ser pillado in fraganti dirigiendo este tipo de prácticas.
En este capítulo Almería ha brillado con luz propia tras la presentación de una denuncia ante la Fiscalía y la Junta Electoral por parte del candidato socialista en la capital Juan Carlos Pérez Navas. Con gran lujo de detalles, el PSOE, desgranaba una serie de evidencias, nombres, apellidos y direcciones, que les conducían a suponer o sospechar que desde el ayuntamiento de Luis Rogelio Rodríguez Comendador se estaban “comprando votos” en determinadas barriadas de la ciudad. Puestos de trabajo, concesiones en mercadillos  y otras prebendas, podrían ser la mercancía utilizada para condicionar la voluntad de ciudadanos para elegir la papeleta del PP. De confirmarse esta y otras denuncias sobre supuestas compras de votos, estaríamos asistiendo a una de las prácticas caciquiles más deleznables en un sistema democrático. Lo que nos faltaba.
En aras a la limpieza de nuestro proceso electoral es necesario exigir urgentemente a los funcionarios de Justicia -jueces y fiscales- que actúen con celeridad, rigurosidad y, llegado el caso, con ejemplaridad aplicando las leyes vigentes a los delincuentes que resulten responsables. Como respuesta a esta denuncia, desde el equipo de gobierno del PP, se anunció una inmediata querella “por injurias, calumnias y denuncia falsa” según el concejal Carlos Sánchez, citado nominalmente como uno de los que habrían protagonizado estas prácticas en Almería.

Níjar: a por C´s.

Como se apuntaba el juego sucio ha irrumpido descaradamente y uno de los ejemplos más cercanos lo tenemos en Níjar contra el candidato de Ciudadanos en la localidad Juan Jesús Martínez López. Un informe de la Policia Local de Almería, fechado el día 21 de mayo, era filtrado ese mismo día a la agencia Europa Press y al diario La Razón. En ese documento policial se denunciaba que Martínez tenía alojados en una nave de su finca a cerca de una veintena de inmigrantes, algunos sin papeles, sin medidas de salubridad y a los que, además, cobraba 30 euros mensuales. Una indecencia, vamos.
Según cuenta el político afectado la historia es completamente falsa y explica documentalmente el por qué de su afirmación. En primer lugar ni la finca ni la nave son suyas. Fue de su familia y en la actualidad es propiedad de Unicaja que procedió a su embargo hace años. En segundo lugar  Martínez lleva dos años denunciando ante el Ayuntamiento de Níjar, Subdelegación del Gobierno y AASS en Diputación, el caso de los marroquíes que viven hacinados en la nave de la finca vecina.  Un documento fechado el 31 de mayo de 2013, con Registro de Entrada -9415- en el Ayuntamiento de Nijar, así lo demuestra. Nunca, ninguno de los responsables de estas instituciones, dieron respuesta a la problemática planteada. Su cordial relación con las personas acogidas se limita a “razones humanitarias”, al permitirles tomar agua del pozo en la finca de su propiedad y sin contrapartida económica - dice- “salvo que de forma simbólica me inviten, charlando con ellos, a tomar cafe o unas cervezas de vez en cuando”.
Tras la polvareda levantada por la escandalosa “noticia” sobre el candidato de Ciudadanos en Níjar, Juan Jesús Martínez está convencido de que ha sido víctima de una cacería política en toda regla por parte del PP almeriense. De hecho recuerda que la policía se personó en el lugar poco después de que el Primer Teniente de Alcalde le visitara y le plantease que, llegado el caso, el PP contaba con el voto de C´s para seguir gobernando el Ayuntamiento de Nijar, a lo que Martinez respondió como venía haciendo en sus actos electorales “que se olvidaran de pactos de C´s con el PP el día después”. Martinez sostiene, además, que según le han contado los trabajadores inmigrantes, los agentes actuantes les propusieron que denunciasen a Martínez; “como vamos a morder la mano que nos da de beber” dice que fue la respuesta dada por los marroquíes a los policías locales de paisano.
El candidato de C´s responsabiliza directamente al subdelegado del Gobierno, Andrés García Lorca, de haber permitido esta “sucia maniobra” contra él. Y añade crípticamente y sin dar mayores explicaciones: “El señor García Lorca, que está al corriente de todo esto desde hace mucho tiempo, me ha demostrado que no es un patriota y él sabe muy bien a qué me refiero cuando le niego ese honor; él lo sabe y también debe saberlo la vicepresidenta del Gobierno Soraya Saénz de Santamaría”.
Termino suscribiendo las palabras del flamante Premio Princesa de Asturias, el humanista andaluz Emilio Lledó -“ojalá este domingo regrese la decencia”- y les deseo que mediten y voten bien este domingo, de acuerdo - solo- con su conciencia de demócratas.




LA CUAJADERA:



La vida seguirá (casi) igual tras el 24M

-Si algún político, incurso en procedimientos judiciales por corrupción, considera el resultado de las urnas en el día de hoy como una absolución, estará completamente instalado en un gran error. Las urnas, puestas como están las cosas, no dictan sentencias absolutorias. Un ejemplo  es lo que sucedió con Jesús Gil en Marbella.

-El caso del Mesón Gitano ha empezado a reventar con todo lujo de detalles ante la opinión pública esta semana. El conocimiento del contenido del sumario nada ha tenido que ver con el desarrollo de la campaña. Se trata de una coincidencia circunstancial ya que la causa lleva su propia dinámica en el Juzgado desde que el Colegio de Arquitectos y UPyD Almería denunciaran hace años una adjudicación plagada de irregularidades. Pero el asunto, por lo que se lee en las actuaciones, no se circunscribe solo al ayuntamiento de Almería. Aparecen indicios más que suficientes que demostrarían la putrefacción del sistema de adjudicaciones de obras públicas donde aparecen implicados altos funcionarios, empresarios y políticos del PP almeriense. 

-El juez de Huercal-Overa sigue instruyendo el caso de la adjudicación de la obra de la Rambla de Albox. Y ha empezado, lógicamente, a tomar declaraciones por la base de la pirámide del escándalo con dinero público. Tras comparecer como testigos el alcalde de Arboleas, socio del dueño adjudicatario de la empresa Alcaína y su prima como concursante fantasma, esta semana fueron llamados, también como testigos, la Secretaria y el Interventor municipal de Albox. Fuentes jurídicas aseguran que los próximos comparecientes lo harán ya en calidad de imputados y, entre ellos, el dueño de Alcaína- participada por familiares del actual primer Teniente de Alcalde socialista-, el ex alcalde socialista y, posiblemente, quien firmó fantasmagóricamente el acta de adjudicación en calidad de Secretario Municipal en funciones.

-En el entorno de Susana Díaz sorprendió y mucho lo sucedido con la desigual asistencia a sus dos últimos actos electorales en Almería. Media entrada en el Cervantes y lleno total en Adra, máxime cuando ambos eventos estaban organizados desde la Agrupación Provincial siendo Sánchez Teruel orador destacado en ambos. A la presidenta se le informó privadamente que dicho contraste obedecía a un claro boicot desde el provincial, parece que con la intención de debilitar orgánicamente a Juan Carlos Pérez Navas, uno de los dirigentes socialistas de Almería en los que Susana Díaz confía plenamente para tareas de futuro.


No hay comentarios: