domingo, 21 de diciembre de 2014

LA UCO Y LAS DILIGENCIAS 37/2011

A-92 , IDEAL de Almería
21 de diciembre de 2014



El misterio que rodeaba la investigación llevada a cabo por la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil de Madrid (UCO), entre 2009 y 2014, sobre una presunta trama de corrupción en la localidad almeriense de Albox, del que se dio cuenta por vez primera en esta crónica semanal el domingo día 7 de diciembre, ha quedado aclarado. Se trata de las Diligencias 37/2011.
Según diversas fuentes consultadas, la investigación policial, que ha tenido dos fases, quedó archivada por parte del fiscal Jesús Gázquez Martín, que actuó como miembro de la Fiscalía y no como Delegado de Anticorrupción en Almería.
Así me lo ha confirmado el propio fiscal. De este asunto, según los datos recabados, ni el Fiscal Jefe provincial, Antonio Pérez Gallego ni el Fiscal Superior del TSJA, tuvieron conocimiento o intervención mientras se tramitaba.
Como se informó en mi anterior crónica, el inicio de la investigación se remonta al mes de septiembre del año 2009, cuando la entonces Teniente de Alcalde de Albox, Esther Soto López, se trasladó a Madrid para denunciar ante agentes de la UCO un rosario de supuestas irregularidades cometidas en la corporación presidida entonces por José García Navarro, quien llegó a ocupar la Secretaría de Ideas y Programas de la Ejecutiva Regional del PSOE-A. (Ambos cargos, alcalde y Secretario de Ideas, fueron posteriormente heredados por Rogelio Mena, tras la extraña dimisión de García Navarro de quien Mena fue su mentor y mano derecha).
La concejal socialista entregó a los guardias civiles de la UCO abundante documentación que demostraría la posible comisión de varios delitos como supuestas prevaricaciones, tráfico de influencias, cohechos, falsificación de documentos públicos y malversación de fondos, entre otros.  A las pocas semanas de ser presentada la primera denuncia en Madrid, varios agentes de la UCO se trasladaron a Albox y comenzaron una “amplia y exhaustiva” investigación policial para determinar la veracidad y alcance de las denuncias de la concejal.

Tiempo y dinero.

Fuentes de la UCO han confirmado que a dicha investigación se le dedicó mucho tiempo y presupuesto por parte de la Unidad especializada de la Guardia Civil. También se confirma que en la misma no participaron agentes de Almería, solo de Madrid que realizaron numerosos viajes desde la capital para recabar datos, testimonios, realizar seguimientos a los sospechosos investigados y obtención de abundante documentación. 
Una vez los agentes intervinientes consideraron que existía suficiente documentación como para presentar informe acusatorio ante la Fiscalia de Almería, entregaron al fiscal Gázquez Martín el Atestado: 2011005605-00000011. Dentro de dicha investigación figuraba, además, como denuncia, en ocho folios, un escrito firmado por la concejal Esther Soto el 11 de febrero de 2011. En dicha comparecencia/denuncia, Soto López, desgrana una vez más con datos, nombres y apellidos, todas las presuntas irregularidades que había documentado tiempo atrás, de las que fue testigo, negándose a ser partícipe de las mismas. 
El 23 de febrero de 2012, el fiscal almeriense, procedía a emitir un Decreto de Archivo de cuatro folios “bien argumentado” , según sus palabras, dando carpetazo al asunto.
La recepción y, sobre todo, el contenido del Decreto llegado a Madrid, causó una enorme sorpresa en la sede central de la UCO; especialmente entre quienes habían trabajado durante meses en la amplia investigacion albojense. De hecho, el oficial y los agentes que habían intervenido, coincidiendo con el relevo en la jefatura de la Unidad, le trasladaron al nuevo Comandante su perplejidad y extrañeza por el archivo, así como el convencimiento de que existían indicios más que suficientes como para que el asunto entrase en vía judicial, a través de la Fiscalía.
Es cuando el nuevo Comandante Jefe de la UCO se trasladó a Almería, octubre de 2013, para entrevistarse con el fiscal Gázquez. (Este último cree recordar que su visitante tenía el grado de Teniente Coronel). El responsable de la Unidad le expone que considera necesario, ante las evidencias documentales existentes, que se vuelva a reabrir la investigación incorporando, incluso, nuevos datos. A lo que el fiscal Gázquez accede.
Se realizan nuevas indagaciones por la GC, se amplía el grosor del Atestado y, finalmente, el 25 de febrero pasado -año 2014-  Gázquez considera nuevamente que no existen indicios suficientes como para llevar al Juzgado la investigacion de la UCO y, por segunda vez, procede a decretar el archivo.

Admisión y archivo

Se da la coincidencia en el tiempo que, un mes antes del archivo, en enero de 2014, el portavoz del PP en Albox, Juan Pedro Pérez Quílez, presentó denuncia por la negativa del alcalde Mena Segura a entregar una serie de expedientes bajo sospecha, algunos de los cuales habían sido ya denunciados por Soto e investigados por la UCO. Denuncia que quedó judicializada y por la que se encuentra imputado el actual edil, por un supuesto atentado contra los derechos constitucionales y por los que la Fiscalía de Almería pide su inhabilitación para cargo público durante dos años y seis meses. (Atención: fuentes jurídicas me confirman que el juzgado de Huercal-Overa ya ha dictado, esta semana, la citación para la vista oral que sentará a Mena en el banquillo, notificación que no ha sido recogida aún por la representación procesal del alcalde).
Preguntado el fiscal Jesús Gázquez por la posibilidad de una nueva reapertura del caso, éste indicó que técnica y jurídicamente es posible, siempre y cuando se aporten nuevos datos. 
En este punto, tanto el PP de Albox como la asociación anticorrupción Amayt, han manifestado que en breve elevarán al Ministerio Público, cada uno por su lado, una nueva petición de reapertura donde incluirán nuevos indicios contra el equipo de gobierno de Albox y su alcalde. Sus injustificados viajes a Madrid, muchos de ellos en fin de semana, será uno de los asuntos que se aportarán, así como, entre otros, el presumible pago - dos veces- de un millonario proyecto de obra pública de la Junta en Albox. 


LA CUAJADERA


1. La UDYCO y Amat

El pasado 5 de diciembre, la Sección Delincuencia Económica y Blanqueo de Capitales de la UDYCO, emitió un breve informe a petición de la Jueza Instructora, Mª del Mar Alejo Rico, en la denominada “Trama Amat” , interesada en la marcha de las indagaciones policiales sobre la trama societaria a la que estaría vinculado Gabriel Amat.
“Se participa que según lo acordado en el procedimiento, dada la complejidad del entramado societario, se están elaborando organigramas societarios para determinar las posibles conexiones entre las numerosas mercantiles así como entre sus órganos sociales”, afirman. Según la UDYCO, esto conlleva la petición a los Registros Mercantiles de “notas simples de las sociedades aludidas en la denuncia, hasta el momento 118 empresas, cuyos historiales desde su constitución (algunas en los años 90 y con cierre de hoja registral) se analizan para extraer, inscripción por inscripción y de forma cronológica, todos aquellos cambios relativos a sus órganos de administración, variaciones en su accionariado, participación en otras mercantiles y domicilios, para determinar en cada momento qué personas de las relacionadas en el escrito denuncia de AMAyT tienen o tenían control en sus actividades y otras circunstancias que las puedan conectar entre sí”. Finalmente dan por recibida la ampliación de la denuncia en setiembre de AMAyT y en ella trabajan actualmente.




2. ¡Gracias!

Sin desearlo me he visto convertido en noticia a raíz de las amenazas e insultos lanzados por el ex Secretario de Ideas del PSOE-A y alcalde de Albox por mi crónica del 7 de diciembre pasado.

Solo unas líneas para agradecer las llamadas, mensajes y solidaridad por parte de personas e instituciones almerienses y andaluzas. También a la APS/FAPE por su amparo y al Colegio de Periodistas. A la demarcación almeriense del Colegio solo matizarle un pequeño error en su nota: el artículo del día 7 -como el de hoy- no es ´de opinión´. Es información pura y dura. Todo sea por el rigor y saber diferenciar lo que es opinión de información.

No hay comentarios: