domingo, 7 de septiembre de 2014

LA PRESCRIPCIÓN, ESE BÁLSAMO

A92 IDEAL de Almería
7 de septiembre de 2014



Es un ungüento milagroso y se denomina "Prescripción". No está disponible en las farmacias, sino en determinadas sedes judiciales. Suele ser un producto caro, especialmente para el sufrido contribuyente. La RAE describe así su principio activo: "modo de extinguirse un derecho como consecuencia de su falta de ejercicio durante el tiempo establecido por la ley". Vamos, algo más que un genérico.
La poción mágica no está al alcance de la mayoría de ciudadanos justiciables. Solo se prescribe a una élite de pequeños ´dioses del universo´ político y económico, con notables patrimonios y para ello recurren a caros bufetes jurídicos. Difícilmente un abogado de oficio podría recetar a su (pobre) cliente una dosis de "Prescripción".  Un bálsamo, por tanto, exclusivo para poderosos.
Media España, con el ministro Cristóbal Montoro a la cabeza, parece que se han dado cuenta ahora -con Jordi Pujol pillado como un caganer - de que aquí se roba y se defrauda. Lo mismo que en ´Casablanca´, donde el cínico y corrupto comisario Louis Ranault, harto de trincar comisiones por permitir el juego ilegal en Rick´s Café, acaba proclamando aquello de "¡qué escándalo, que escándalo, aquí se juega!".
El Caso Pujol no es más corrupto que otros. Es más de lo mismo, pero a lo bestia. En la corrupción sureña el dinero robado está más repartido que la Lotería, especialmente en las barriadas de la red clientelar socialista. De Despeñaperros para arriba, el fruto del latrocinio, se oculta en paraísos fiscales, en un gesto de patriotismo sin precedentes. Aquí, de momento, solo el exconsejero Ángel Ojeda parece que ha usado el pasaporte a Luxemburgo, motivo por el que ha sido expulsado ipso facto del PSOE.
Pero volvamos a ese bálsamo llamado "Prescripción". Los fabricantes del producto solo pueden ser funcionarios de la Administración de Justicia, llámese jueces, fiscales, policías, secretarios o agentes judiciales. Solo ellos disponen de la fórmula magistral y en demasiadas ocasiones dispensan el producto amparados en el pretexto del colapso real y alarmante que padece nuestro sistema judicial. El garantismo jurídico que preside la actuación de los órganos jurisdiccionales, como debe ser por otra parte, suele ser el principio básico usado por abogados de los más cotizados bufetes, que acaban solicitando la nulidad de las actuaciones porque éste o aquel papel, ésta o aquella diligencia, no se aportó en fecha y forma al procedimiento. Así se explica que muchos corruptos (y corruptores) se marchen de rositas sin pisar siquiera un calabozo preventivo antes de declarar ante Su Señoría. Y, lo más irritante, con la dispensa social de la inocencia.

Bálsamo indálico

El problema es general en todo el país, pero también es cierto que en las circunscripciones judiciales pequeñas, este problema, se agrava con gran alarma e impotencia social, ante una ciudadanía acostumbrada al "aquí nunca les pasa nada". Almería es una de esas plazas.
Hace meses vengo levantando acta informativa del colapso, técnico y parece que también político, que determinados procedimientos padecen en los Juzgados almerieses. Ahí sigue la lista, ampliada, de los sumarios de nunca acabar, empezando por el simbólico de la Operación Poniente y sin fecha asignada para la vista oral. Después de la investigación iniciada en 2007, sobre los manejos de la derecha en El Ejido (amparada entonces por el PSOE), decenas de causas han sido abiertas en los tribunales almerienses con resultados poco visibles para la opinión pública. La lista es enorme y los más llamativos afectan a dirigentes políticos, instituciones por ellos manejadas y a hombres de negocios "raritos" vinculados en las sombras con gentes de la política. Y sigue el "aquí nunca les pasa nada".
La ecuación, a más poder más corrupción, también se sustancia en Almería. El PSOE, pero sobre todo el PP, son los partidos más afectados por esos sumarios eternos y sobre los que, de momento, tan solo la Fiscalía del TSJA ha dado el paso para dilucidar si las denunciadas dilaciones que conducen muchas veces a "recetar" la prescripción son casuales o causales en el Ministerio Público almeriense. El TSJA y el CGPJ, de momento, ni se han coscado ante la denuncia al respecto de AMAyT. Pero las evidencias son las evidencias y los procedimientos marchan a un ritmo desesperadamente lento que hacen temer que se puedan estar fabricando toneladas de bálsamo para los investigados por corrupción. Es cuanto menos curioso que algún sumario, como el "Caso Facturas 1" contra el PSOE, se haya instruido a tal velocidad que el magistrado parece que se ha olvidado de imputar a un vicepresidente del PP que ordenó pagos irregularmente, amén de tardar más de un año en denunciar los delitos. Porque esa es otra, si se fijan, los grandes procedimientos que afectan a la derecha van infinitamente más lentos que los que afectan a políticos de izquierdas en Almería. El "Caso Auditorio" de Roquetas está rulando por los juzgados desde ¡2003! No es una opinión, es una clamorosa evidencia que alguien, con toga decana, debiera explicar algún día.

¿Bálsamo para Góngora?

Revisando el sumario del "Caso Góngora", alcalde imputado de El Ejido, he hallado un ejemplo de ¿accidentes procesales? que podrían explicar que la fabricación del bálsamo no siempre está en manos de jueces o fiscales.
En el folio 245 de la causa, el Secretario Judicial, realiza una "Diligencia de constancia" para dar fe que el 17 de mayo de 2012 se encontró un escrito de la Agencia Tributaria de fecha 8 de febrero de 2012 "y que el mismo no constaba ni unido ni incorporado a los autos, al igual que no tiene el referido escrito anteriormente reseñado de la AT ningún sello de entrada conforme corresponde en derecho". Y deja también constancia que el citado documento "aparece en el negociado de la Sección penal de este Juzgado Mixto Nº 2 de El Ejido, en el negociado y en la mesa de la funcionaria encargada de la causa". ¡Dios mío, que despiste!
Recuérdese que, en su día, una juez sustituta archivó la causa contra Góngora, reabierta tras ordenarlo la Audiencia Provincial. Milagrosamente, esta vez, le duró poco el efecto balsámico al alcalde Góngora.



LA CUAJADERA

1.- Puertas giratorias

Mucho se habla de esa fórmula cuando la utilizan los políticos. Muy poco cuando la protagonizan jueces o fiscales. Esta semana supimos que el magistrado Jorge Muñoz Cortés, uno de los tres jueces que han legalizado recientemente El Algarrobico, pide excedencia en la Carrera y se incorpora al prestigioso bufete Martínez-Echevarría. No es el primer fichaje sonoro de este despacho que nació en Málaga, con delegación también en Almería. Hace años se incorporó al mismo el ex Fiscal de la AN Ignacio Gordillo.
Muñoz Cortés, que esta semana se ha despedido de sus compañeros del TSJA en Granada, se ocupará de grandes asuntos penales. Y a buen seguro que, algún sumario almeriense de calado, le tocará estudiar. Uno de los muchos clientes del mencionado bufete en Almería podría ser Israel Martínez, testaferro de Miguel Rifá e imputado, entre otros sumarios, en el macroproceso que se sigue desde hace más de un año en un juzgado almeriense y en el que el Servicio de Vigilancia Aduanera acusa a Rifá, entre otros muchos delitos, de haber defraudado a Hacienda más de 58 millones de euros.


2.- Rafael García Toledano

El magistrado Ponente de la sentencia que legalizó en el TSJA el hotel Algarrobico, junto a sus dos compañeros de Sección, han vuelto a ser querellados ante el TS por los grupos ecologistas anti hotel. Pero esta vez se aporta un dato relevante en la denuncia: García Toledano firmó un auto el 28 de octubre de 2010 totalmente contradictorio con lo expuesto ahora en la sentencia que legaliza la licencia y construcción. La ausencia de motivación de este cambio, según fuentes jurídicas, podría convertirse en el talón de Aquiles de esta denuncia que, con anterioridad, fue rechazada por altas instancias judiciales.

2.- Acantilados de Aguadulce

Es el Algarrobico del PP, de Gabriel Amat en concreto. Otro atentado grave al entorno natural de los almerienses. En este caso con decisiones del TSJA claras y nítidas en contra por su ilegalidad. ¿Cuando y cómo devolverá Amat a su estado natural los acantilados que ahora parecen una cantera? ¿Hay Justicia? ¿Funciona?

4.-Juan Enciso

El ex alcalde procesado en la OP, compareció esta semana en El Ejido ante el juez que investiga los delitos de su sustituto en la Alcaldía y en otro tiempo delfín político Paco Góngora. Enciso se ratificó en la denuncia y salió contento al conocer que Góngora "está bien trincado" por la imputación de delito fiscal. Y dijo que en su ánimo no está el espíritu de la venganza.

5.-Susana Díaz

La Presidenta y SG del PSOE-A , según fuentes muy cercanas, no entiende por qué su partido en Almería no ha movido un dedo en estos años para luchar, política, jurídica y judicialmente, contra la corrupción del PP de Amat en la provincia. ¡Bienvenida al club de los extrañados y sorprendidos Sra. Presidenta! 

No hay comentarios: