miércoles, 4 de diciembre de 2013

DEL ´CASO PSOE´ AL ´CASO PP´ O LA DOBLE MORAL EN LA POLÍTICA

Coincido con el análisis que este fin de semana ha hecho en la ´Escuela de Otoño del PP´ celebrada en Carmona el Presidente del PP-A y Alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, al referirse a los escándalos que azotan últimamente a la Junta y que llamó "Caso PSOE" . 
Cierto, a través de las denuncias y la posterior acción de la Justicia le estamos viendo la cara verdadera a la denominada "red clientelar" que, de forma especial, los gobiernos de Manuel Chaves han mimado en estas últimas décadas. Es más, creo que poco se está sabiendo aún sobre otros muchos manejos de dinero público de los que se ha oído hablar de forma reiterada en estos años y de los que aún no se han hecho eco los medios de comunicación, como el que empieza a afectar a la patronal CEA. En muchos casos, todo habrá que decirlo, porque en el mundo mediático también ha funcionado - y funciona- la ´red clientelar´ casi con la misma falta de escrúpulos que en otros sectores de la sociedad andaluza. 
Pero el discurso anti corrupción  del PP, principal partido en Andalucía, desde la oposición, pierde altura política, ética y moral al comprobar como los populares no predican precisamente con el ejemplo. Sabe Zoido y otros dirigentes del PP andaluz que en el seno de su organización también florece la corrupción sin que nadie, a día de hoy, haya tenido la decencia política de actuar internamente y obligar a las mismas comparecencias y dimisiones que demandan para los que tienen enfrente. 
Ahí quedó el caso escandaloso de Alhaurín el Grande y su ex alcalde Martín Serón al que mantuvieron en el cargo pese a las reiteradas sentencias judiciales adversas. O, por citar un asunto de actualidad, el caso de Gabriel Amat, Presidente del PP y de la Diputación de Almería que, como alcalde de Roquetas de Mar, ya tiene sobre sus espaldas políticas un par de decisiones judiciales en contra por graves irregularidades graves, una por otorgar una licencia ilegal ordenando la Justicia el derribo que 129 viviendas que ahí siguen diez años después. 
O el caso reciente del Teatro Auditorio de Roquetas donde el TSJA dictaminó ilegal la tramitación de la ampliación en más del doble de lo presupuestado, de siete a quince millones de Euros. Por cierto, donde también hubo fondos de la Junta de Andalucía, como en la UGT, los Eres, Invercaria... etc. 
Un escándalo que tras el dictamen del Contencioso Administrativo del TSJA se solicita por sus denunciantes ¡ en 2005! sea reactivado en la vía penal, extrañamente paralizada hace años por un conocido y popular juez almeriense. 
Sobre todo se pide la instrucción penal tras conocerse unos documentos (recibos) de la empresa Hispano Almería S.A. (HALSA), parece que originales, no fotocopias, que demostrarían que parte de ese dinero de ampliación del Teatro habría ido a parar a manos de políticos del PP en Roquetas y Almería. Con indicios menos concluyentes que en esta ocasión el PP y Zoido destaparon el escándalo de Mercasevilla que desembocó en los Eres. Por tanto cabe preguntarse por qué los populares andaluces actúan con doble moral o con doble vara de medir en los escándalos que afectan al dinero de los ciudadanos. ¿Que pasa, que el dinero manejado por el Sr Amat en su faraónico Auditorio es menos público que el manejado por el Sr Guerrero en los Eres? El PP de Andalucía, que ha convertido el escandalazo de los Eres en su única gran bandera política de estos años, mira para otro lado cuando la mierda rebosa en habitaciones de su propia casa. Una forma muy sui generis de entender la lucha contra la corrupción y pelear, de verdad, a favor de la transparencia que, desde luego, les hace perder credibilidad en sus denuncias públicas ante la ciudadanía. El PP se puede desgañitar clamando contra los corruptos y corruptelas del PSOE- que lo hacen- pero deben saber que cuanto más griten al respecto, menos creíble es su discurso en tanto personajes bajo sospecha ciudadana y judicial permanezcan en sus filas con cargos de alta responsabilidad. Algunos, como el propio Amat, parece que con voz y voto en primera instancia, como presidente provincial del partido en Almería, para decidir quien deba ser el candidato o candidata del PP en las próximas elecciones autonómicas. 
Como apunté al principio no le falta razón al magistrado en excedencia Juan Ignacio Zoido cuando define lo que está pasando en la Junta como el "Caso PSOE", pero no debe olvidar dos cuestiones. Una, que los ciudadanos no son tontos y que, como no ande hábil pasará a la historia de su partido como el presidente que no hizo nada por atajar el "Caso PP", al menos el que empieza a reventar los costurones de su organización desde la querida Almería, precisamente la que fuera un día no muy lejano feudo político de otro ilustre dirigente del PP, su predecesor y mentor Javier Arenas.


LOS PAPELES DE HISPANO ALMERIA SE QUEDAN EN EL TSJA DE GRANADA.

El Juez que investiga el supuesto robo de la "contabilidad B" del ´Caso PP/Hispano Almería´ y que afectaría fundamentalmente al PP de Roquetas y Almería por el pago de supuestas comisiones millonarias, ha dictado un Auto - conocido hoy dia 4 de diciembre-  en el que rechaza las pretensiones del denunciante (HALSA) para recuperar dichos documentos. Dicha documentación, recuerda el magistrado Durbán Sicilia- que llegó a citar e imputar a un ex trabajador de HALSA por teléfono en esta Causa- están en poder de la Fiscalía del TSJA, órgano legitimado para efectuar las investigaciones que estime pertinentes, según afirma el magistrado en su Auto. Recuerda no obstante al Sr Morales Carrillo, dueño y gerente de HALSA, que puede dirigirse a Granada a pedir los mencionados documentos ante la mismísima Fiscalía del TSJA.
No parece, por tanto, que tarde mucho el Sr Morales Carrillo en acudir a la real Chancillería de Granada. Ya sea a pedir sus papeles que dice que le robaron o bien porque sea llamado para que explique ante la Unidad Adscrita de Policia Judicial el contenido de la llamativa documentación hecha pública a finales del mes pasado por el diario El Pais.
Por cierto y a propósito de este asunto circula últimamente el rumor, no contrastado documentalmente por quien suscribe, que el propio Sr Morales Carrillo habría firmado dos facturas, dos, una por valor de 43 millones de pesetas y otra más por unos 53.000 euros, en concepto de "Honorarios de Redacción de Proyecto del Teatro de Roquetas", factura en la que figuraría la lectura "Halsa, Caja B". Al parecer esta nueva documentación de la que se habla y rumorea, ya estaría a disposición de los denunciantes del sobrecoste en 8 millones de euros en el famoso Teatro de Roquetas y que esperan que la Jueza del Nº 3 de Roquetas tome una decisión sobre la reapertura de la instrucción penal tras la presentación de alegaciones y nuevas pruebas el pasado día 21.

No hay comentarios: