martes, 11 de diciembre de 2012

GRIÑAN MUEVE FICHA CONTRA EL PP EN ALMERIA Y REGIONALIZA EL “CASO AUDITORIO” DE ROQUETAS.


Griñán ha movido ficha política en Almería. 
Tarde, pero movida está una pieza de incalculables consecuencias políticas y, muy posiblemente, judiciales. El máximo dirigente del PSOE-A y presidente federal de la organización ha mandado allí hoy a su número dos, Mario Jiménez, para decir algo que la mayoría sabían, pero que todos los que tenían la obligación de contarlo y actuar silenciaban:
-“ Algo huele mal en Roquetas de Mar”, proclamaba gráficamente Jiménez. 
Huele que apesta, sí, el que ya se denomina en las redes sociales, esas que tanto detesta don Gabriel Amat por sus "falsos periodistas" que no controla, como el “Caso auditorio de Roquetas”.
Una obra faraónica, auspiciada hace años por el ayuntamiento que preside el líder de la derecha almeriense, incondicionalmente apoyado por Arenas, y cuyo coste final, según denunció hoy Jiménez, ha superado casi el 120% de lo presupuestado. Una obra, y aquí está la clave, que se realizó en contra de los informes técnicos oficiales pertinentes, según una sentencia del TSJA que lleva meses rodando por Almería sin que nadie quiera coger en serio esa patata tan caliente. El número dos del PSOE andaluz se preguntaba hoy en la rueda de prensa, ¿donde están esos siete y pico de millones de euros gastados de más en el Auditorio “más caro del mundo”?. Todo en un edificio cultural, por cierto, que compite en su cartelería con los teatros más renombrados del país en la programación de grandes estrellas de la música y el teatro contemporáneo.
También ha anunciado el líder socialista que auspiciarán una investigación a fondo para conocer como Amat ha gestionado esos fondos públicos, al tiempo que instan a la Fiscalía a trabajar sobre la denuncia que en su día presentaron algunos cuadros socialistas con la más absoluta y discreta confidencialidad. Entre otras cosas porque conviene resaltar un hecho que confirma el clima de “omertá” política en Almería, una especie del vamos a llevarnos bien, todo lo que haya que llevarse, en definitiva un pacto de silencio general al que tanto me he referido en artículos anteriores. La vieja guardia del PSOE local le guarda un insólito respeto reverencial a Don Gabriel Amat, gran especialista en tener “trincado” al adversario con las miserias y corruptelas de todo cargo público que se precie o destaque en un contexto tan viscoso como el que les ha tocado vivir a un puñado de personajes y personajillos.
La respuesta hoy de Gabriel Amat ha sido tan fulminante como poco meditada, tras conocer lo que había dicho una hora antes Jimenez ante los medios almerienses que, esta vez necesariamente, se tendrán que hacer eco mañana del “Caso Auditorio”. (De todos los periódicos tan solo Ideal de Almería hizo referencia en su día a la sentencia en su edición digital. Por otra parte El País es el único rotativo que está facilitando información sobre irregularidades de todo tipo en Roquetas), Amat ha arremetido con cierta furia, improvisadamente, contra Griñán, echándole a la cara de su Vicesecretario General que antes que denunciarle a él debiera denunciar a su jefe.
-“Tendría que tener vergüenza – se refería a Mario Jimenez- de ponerse ante una cámara para hablar de responsabilidades sin primero denunciar a su presidente, el secretario general del PSOE, el presidente de todos los andaluces. ¿Donde están los mil millones de euros que se han comido y se han malgastado, se-han-co-mi-do-y-se-han-mal-gas-ta-do, y no son capaces de devolverlos a los ciudadanos que son los dueños de eso?”
Con un débil bagaje argumental para defenderse de tan certero ataque en su línea de flotación, Amat se ha precipitado en su comparecencia y no ha meditado ni calculado sobre las consecuencias que podrán tener las amenazas que ha lanzado contra quienes, en el PSOE, han firmado la denuncia ante la Justicia.

“Les puede estallar algo en las manos”

“Que tengan cuidado aquellas personas que han firmado" el escrito dirigido a la Fiscalía, ya que "algún día se pueden encontrar con la horma de su zapato y les puede estallar algo en las manos". Así, ha remarcado que el TSJA "ha dicho claramente que no se gastó ni un euro más" y entiende que, de haber encontrado indicios de delito, habría contactado con el Ministerio Público para que investigara al respecto.
Hablan en San Telmo: Nada le daría más placer a Pepe Griñan y al equipo dirigente actual del PSOE-A, de que se cumpliesen las amenazas del Sr. Amat. Sería una ayuda inestimable para “limpiar” el partido de “indeseables que han metido la mano”, en palabras de alguien muy cercano al Presidente. Confían, por tanto, en que Amat haga estallar sus granadas de mano  “y lo antes posible”.
Don Gabriel parecía sorprendido esta mañana ante el inesperado ataque desde lo más alto del PSOE-A, desde Sevilla, entre otras cosas porque se sentía cómodo y habituado a una relación de caballeros con casi todos sus paisanos socialistas. Una tranquilidad que estaba convencido continuaba garantizada bajo el mandato del nuevo SG del PSOE, José Luis Sánchez Teruel, “inmaduro y condicionado, pero un buen chaval” según le ha definido en privado el líder del PP. En la larguísima etapa de Martin Soler al frente del partido, se fraguaron estas alianzas anti natura que nunca entendió, elección tras elección, el electorado de izquierdas en Almeria. Ahora pacto con el PP de Amat no denunciar corrupción; ahora pacto con el PAL de Juan Enciso y manejo la Diputación desde las sombras. De locos, como vulgares salteadores de la democracia.
Mario Jimenez ha roto hoy con una práctica autodestructiva para el PSOE, con una situación que ha conducido a su partido en Almería a quedarse en resultados residuales, gobernando solo algunos pueblos como Vícar o las delegaciones de la Junta y la Universidad. (Donde el figura del rector Molina, ese que ayer se sumaba al coro de rectores demandando menos recortes, hoy se ha sabido que cobrará cerca de veinte mil pavos de plus, del casi medio millón que se repartirán unos 90 cargos de la UA). Con fichajes así, el PSOE ha perdido notable poder e influencia en Almeria, mientras que la derecha liderada por Amat se ha convertido en la poderosa mano que maneja casi todos los resortes políticos y administrativos de aquella provincia.
No obstante la indisimulada sorpresa de Amat hoy en la rueda de prensa, convocada, casualmente, para presentar la planificación cultural del Auditorio, creo que fue en parte fingida. Amat es un tipo hábil, alpujarreño y huele el peligro a distancia como nadie. Hace tiempo que se siente solo en el partido, según ha llegado a confesar en la intimidad a un amigo, el mismo tiempo en que viene temiéndose lo peor de la soledad, que es la debilidad y la muerte política. Ya ni Javier Arenas, “su hermano pequeño” y cabeza de cartel por la provincia, le llama como solía antes del 25 de marzo. Se agarra a la chaqueta de Zoido y le proclama candidato a la Junta en el Congreso de El Ejido, pero el ex juez es más listo de lo que a muchos les pueda parecer.

Amat, el hombre que susurraba a los medios

Si por algo destaca la política de Amat es por su exquisita atención a la hora de regar con dinero público, a veces con innecesaria y cara publicidad institucional, a los medios de comunicación que le bailan su música y sirven a sus objetivos e intereses. Ha prodigado inversiones importantes recientemente e incluso reconocido una deuda mediática de 700.000 Euros a Novotecnia (La Voz y Cadena SER) contraída durante la etapa de Juan Carlos Usero (PSOE) en la Diputación, cuyo soporte documental es cuestionado desde la oposición de IU. (El PSOE ha tragado siempre, hasta ahora, con todo lo que ha promulgado don Gabriel). A cambio, alguno de esos medios escandalosamente reforzados en su cuenta de explotación en plena crísis con dinero público, han llegado a estar dispuestos a cortar la cabeza de algunos periodistas incómodos para el Sr Amat, sus intereses privados, tribales y partidistas.
En este contexto de comportamiento medieval, puro feudalismo en pleno Siglo XXI, el “Caso Auditorio” de Gabriel Amat ha salido de la remunerada placidez informativa almeriense y se acaba de colocar en primera línea de la actualidad andaluza. En el PSOE, después de dos años tremendos con los Eres, claman ajustar cuentas con el PP -y más en el feudo adoptivo de Arenas- a propósito de los Eres, oportunamente sacado a pasear hoy contra Griñán por el presidente de la Diputación y alcalde de Roquetas. Amat, sin meditarlo, ha pretendido desviar el golpe al atacar como lo ha hecho a Griñán, pretendiendo, en el fondo, que el follón se traslade a Sevilla y que sea Juan Ignacio Zoido el que tome la muleta y le eche un capote en tan difícil y comprometida situación.
Pero esa no debiera ser la cuestión, que también, dado el cariz del Caso Auditorio. Ahora quienes deben recibir el mensaje de alerta son los miembros de la Fiscalía y en especial el Fiscal Superior de Andalucía, Jesús García Calderón, a quien corresponde urgir a responder a la denuncia que hace tiempo fue presentada por representantes del PSOE ante la Fiscalía de Almería a cuenta del Caso Auditorio y todavía no ha sido respondida. Teniendo en cuenta que en un juzgado de Almeria parece que duermen el sueño más injusto los 80.000 folios de la Operación Poniente, con cerca de 70 imputados y unos quinientos millones saqueados de las arcas públicas de El Ejido, no es de extrañar que muchos se pregunten ¿por qué la Fiscalía de Almería permite que lleve la OP más de año y medio prácticamente paralizada? La respuesta a esta pregunta quizás aportase muchas claves de lo que sucede en Almería con demasiados casos de corrupción, pero sobre todo la provincia con más paro porcentual de Andalucía.

No hay comentarios: