viernes, 3 de febrero de 2012

INMINENTE IMPUTACIÓN DE LOS DIPUTADOS VIERA Y DIAZ ALCARAZ EN EL SUMARIO DE LOS EREs


Alfredo Pérez Rubalcaba, uno de los dos candidatos a la Secretaria General del PSOE, ha entrando este mediodía a los salones del Hotel Renacimiento de Sevilla en La Cartuja, sede del 38 Congreso Federal, acompañado ostensiblemente por el Secretario General de la Agrupación de Sevilla José Antonio Viera Chacón.

Una imagen verdaderamente impactante, envenenada más exactamente desde el punto de vista político, en tanto que Viera, diputado por Sevilla en el Congreso, es uno de los principales protagonistas políticos del escándalo de los EREs que investiga desde hace meses el juzgado de la Magistrada Juez Mercedes Alaya en Sevilla.

Un asunto que le está suponiendo al PSOE un desgaste impresionante, demoledor, y que según vaticinan algunos observadores y sondeos puede suponer a la postre la puntilla electoral el 25M a treinta años de gobierno del socialismo en Andalucía.

De la investigación judicial en marcha, de las declaraciones que se van conociendo, Viera aparece instalado en la cúpula responsable de la gestión y control político del conocido como “fondo de reptiles” en tanto que Consejero del que dependió todo el entramado y que, según el ex director general Javier Guerrero y las actas del órgano rector de IDEA, es quien supervisaba y autorizaba todas las operaciones fraudulentas denunciadas e investigadas actualmente por la Justicia.

En ámbitos jurídicos consultados se considera incomprensible que, a estas alturas del proceso, no se hayan tomado medidas cautelares contra Viera como imputado en el sumario. “Algo que, necesariamente, deberá llegar más temprano que tarde” han asegurado.

Fuentes conocedoras de la marcha de las investigaciones que lleva a cabo la Guardia Civil, adscrita a la investigación tras haber relevado Alaya a la Policia Judicial hace unos meses, aseguran que el informe final que eleve la Benemérita en los próximos días a la instructora “puede ser demoledor” para algunos cuadros socialistas, especialmente para Jose Antonio Viera y el diputado autonómico Ramón Díaz Alcaraz, ambos aforados, cuyos nombres aparecen sistemáticamente en la documentación sumarial y las declaraciones que obran en el procedimiento.

“Febrero va a ser un mes determinante y definitivo en el procedimiento de los EREs” se ha indicado gráficamente.

En el Caso de Díaz Alcaraz existen, a día de hoy, serias dudas jurídicas de que goce de ese estatus de aforado en tanto que el Parlamento de Andalucía está oficialmente disuelto y tan solo gozarían de ese privilegio jurídico los miembros de la Diputación Permanente del Parlamento de Andalucía. Entre los nueve miembros del PSOE que integran este organismo provisional no figura Díaz. Tampoco aparece entre los suplentes socialistas para dicho órgano. Por otra parte según fuentes socialistas sevillanas existen serias dudas de que Diaz vuelva a ser candidato en la lista del PSOE por Sevilla el 25M.

Para el próximo jueves 23 de febrero está citado ante la juez Instructora - por vez primera incomprensiblemente- el actor más destacado del escándalo, el ex director general de Trabajo y Seguridad Social de la Junta de Andalucía, Francisco Javier Guerrero, imputado en dos Autos emitidos por Alaya en los últimos meses y autor de la definición de los fondos de Empleo como “una especie de fondo de reptiles”.

De mantener Guerrero ante la autoridad judicial lo que declaró ante la Guardia Civil, a la Fiscalía Anticorrupción y a la Magistrada no les va a quedar más remedio que solicitar y dictar medidas cautelares contra destacados altos cargos, Viera y Diaz entre ellos, que aparecen instalados en la famosa pirámide de la que habló Alaya en algunos de sus Autos.

La instrucción, por otra parte, parece que ha adoptado de un tiempo a esta parte un tinte “más técnico, más jurídico y menos politizado” que sin duda ayudará a consolidar una instrucción que empezaba a correr el riesgo de ser anulada en instancias judiciales superiores el día de mañana. La idea que trasladan quienes están en el meollo de la investigación es que se se está intentando amarrar todo lo actuado lo mejor posible para “evitar nulidades futuras”.

Con este contexto judicial, con la toma de medidas cautelares que parecen inminentes, la irrupción de Rubalcaba en el Hotel Renacimiento de la mano de Jose Antonio Viera, adquiere una especial relevancia política que no debe habérsele escapado al millar de delegados que deberán elegir mañana a quien lidere el principal partido de la oposición en España.

Muchos han interpretado esa imagen chirriante como un apoyo explícito del ex ministro del Interior y candidato a la SG del PSOE a la cabeza política más visible como responsable del escándalo de los EREs, algo que en las últimas semanas le han estado reprochando y afeándo a Griñán, especialmente por parte de destacados cuadros que apoyan la candidatura de Rubalcaba en Andalucía. Uno de ellos, por cierto, ha sido el ex presidente de la Junta José Rodríguez de la Borbolla, incómodo al parecer porque uno de sus hermanos ha aparecido en la trama del escándalo.

En el entorno de Griñan, que niegan que haya existido tibieza por parte del Presidente de la Junta a la hora de defender a los compañeros bajo sospecha judicial, se asegura que se ha hecho todo lo posible, incluso facilitarle el aforamiento a Viera como diputado el 20N y añaden que “difícilmente puede defenderse desde un gobierno a quienes, a la vista de lo que se está conociendo, han estado presuntamente delinquiendo o permitiendo el robo de dinero público a la luz del día”.

Si mañana Rubalcaba sale elegido frente a Carme Chacón como Secretario General, la imagen hoy de su entrada junto a Viera en el 38 Congreso Federal del PSOE, puede convertirse en uno de los primeros mazazos para un partido socialista que intenta salir este fin de semana de la Cartuja de Sevilla renovado y con nuevos bríos.

Imagen: El Mundo

1 comentario:

Juanma dijo...

Teniendo la política todo lo que tiene de puesta en escena (algo decisivo en tantas ocasiones en estos tiempos de pobreza ideológica o de escasas diferencias en el ejercicio del poder -manda la economía sobre el pensamiento político-), entiendo que esa fotografía poco o nada tiene de casual. Lo único que se me escapa es saber si ambos, Rubalcaba y Viera, son protagonistas conscientes del momento captado o si Viera, por decirlo de algún modo, se acercó para aprovechar la coyuntura y dejarnos esa media sonrisa tras la risa abierta y confiada del candidato a la SG.
Parece que no queda tanto para las elecciones autonómicas, pero desde luego puede ser todo un mundo para el PSOE por varias razones: Andalucía sigue siendo imparable, sí, pero en índice de población en paro; todo indica que a la instrucción de la jueza Alaya le queda la traca final y un sálvese quien pueda (aunque navegan en un “titanic” y pinta mal la cosa para toda la tripulación o, al menos, para la mayoría); no será tan fácil que la imagen del partido salga reforzada tras el congreso: al mismo se ha llegado con un ambiente “navajero” -valga la expresión-, con guerrillas internas, secretismos y altos cargos que mantienen silencio o neutralidad por aquello de verlas venir para entonces reaccionar; finalmente se me plantea otra duda: ¿gane quien gane en el congreso, supondrá renovación en el partido? Ambos candidatos, él desde más lejos que ella, tienen implicación en el pasado...y el pasado (tanto el más remoto como el más próximo) ha sido y es el germen de la tremenda crisis interna que está padeciendo el PSOE.
Un abrazo, querido Pepe.