miércoles, 10 de noviembre de 2010

MARTIN SOLER CLAMA VENGANZA CONTRA GRIÑAN Y SUSANA DIAZ.

Juan Carlos Usero, candidato socialista a la alcaldía de Almería, actual presidente de la Diputación provincial y el coordinador de la campaña del PSOE en Almería, Rafael Guijarro, cuentan que salieron escandalizados la pasada semana tras un encuentro gastronómico con un tercer comensal celebrado en un reservado de un restaurante de Almería.
El invitado no era otro que el ex secretario provincial y ex consejero Martín Soler, al que habían convocado a un encuentro para perfilar las lineas de actuación que deberá afrontar la agrupación de aquí a mayo, fecha de las elecciones municipales.
Según aseguran fuentes que dicen conocer de primera mano el contenido de lo que allí se habló, tras una breve exposición sobre la situación, vista por el candidato Usero, en la que destacó el clima de cierta paz alcanzado tras el ultimo Comité Director del PSOE-A, apeló al entendimiento y a la unión de todos.
Cual no fue la sorpresa de Usero y Guijarro cuando hizo uso de la palabra Soler y comenzó a exponer su punto de vista sobre el momento de la organización socialista en Almería. Por supuesto les dejó claro que la lista de Almería debería ser sometida a la consideración del Secretario General Diego Asensio para su aprobación y que en caso de no producirse “la lista la tumbará la ejecutiva provincial”.
Para Martín Soler- aseguran esas fuentes- antes que hablar de futuro había que echar un vistazo al pasado más inmediato, en concreto a “una libreta” que dijo poseer donde tiene anotados los nombres de todos aquellos que han estado tibios a la hora de defenderle, o aquellos que directamente han ido a hacerle daño y a cargárselo. La lista, según dicen que confesó Martín Soler, la encabeza Pepe Griñán, Juan Antonio Segura Vizcaíno y la cierra Luis Caparrós, el ex delegado de Obras Públicas que el día 31 de agosto realizó unas declaraciones públicas denunciando, por vez primera desde dentro del PSOE, el entramado de poder unipersonal del ex consejero, conocido en el argot del partido como “martinismo”.
Soler se deshizo en argumentaciones en contra de una serie de personas que él considera le han intentado buscar su ruina política, puteándole, injuriándole en privado e investigando su vida.. La lista de nombres parece que es larga y de la selecta nomenclatura socialista solo salvó un nombre: el del Secretario de Estado Gaspar Zarrías. El único, les dijo Martín Soler, que le ha llamado y le ha dado aliento y ánimo en los momentos tan duros vividos tras rechazar en abril la oferta del presidente para ser consejero de Medio Ambiente.
Los comensales Usero y Guijarro tuvieron que alucinar en colores al comprobar como un encuentro, convocado en un supuesto clima de unidad y entendimiento, se había convertido en un volcán en erupción donde no quedó títere con cabeza. Soler llegó a alcanzar el clímax de su arenga vengativa al referirse a la Secretaria de Organización Susana Díaz de la que al parecer dijo que le tenía que “pegar una patada en el coño, que va a salir por la puerta de atrás de San Vicente”.
Ni que decir tiene que el candidato y el coordinador de la campaña salieron de aquel encuentro con Soler coincidiendo en que les resultaba absolutamente desconocido el nuevo Martín que acababan de conocer.
Paralelamente y casi al mismo tiempo, en Madrid, Manuel Chaves llamaba a la Secretaria de Estado para la Función Pública , la almeriense Consuelo Rumí, a la que ratificaba en el cargo y la tranquilizaba sobre la confianza política en ella depositada. Como se recordará Griñán vetó recientemente, según fuentes del partido, el nombramiento de Soler para ese puesto de su vieja enemiga Rumí. De la misma forma que a finales de septiembre, el presidente de la Junta, aseguran que bloqueó otro nombramiento buscado por Soler, el de presidente de la Confederación Hidrográfica de l Guadalquivir.

Los comensales "desmienten".

Uno de los tres comensales del referido encuentro se ha puesto en contacto en la tarde de hoy para solicitar que se "desmienta oficialmente" la veracidad de la información publicada en el post anterior.
Ha señalado, además, que "la actitud de Martín Soler fue de absoluta colaboración y apoyo al candidato Usero y al partido".
Tras dejar constancia del "desmentido oficial", debo insistir en un par de cuestiones aclaratorias a los habituales lectores del blog:
La primera que dicha información, más o menos como se ha publicado, era manejada en la tarde del miércoles en una determinada Consejería del Gobierno de la Junta.
Y la segunda: que la versión publicada ha sido ratificada por dos fuentes distintas y distantes, ambas socialistas, una en Almería y otra en Sevilla.

1 comentario:

pepe insua dijo...

El minino ha perdido los papeles. Este personaje viene tragando, desde hace un tiempo, la medicina que viene aplicando a sus propios compañeros de partido, críticos con su manera de hacer política y mangonear con otras formaciones políticas y adversarios a los que compraba voluntades a cambio de cargos. De todo esto sabemos mucho en su entorno más cercano, pero también lo sabe Griñán, Velasco, Susana Díza y otros excompañeros de la Junta y del PSOE-A. Mucho se sabe de este sagaz político, pero mucho queda oculto aún de cómo ha ido repartiendo subvenciones y ayudas a la mafia empresarial y mediática, sobre todo en su provincia de oigen, cosa que Griñán no comparte ni el dimisionario Velasco que l cortó la meada en varias actuaciones apoyando al PAL, después de todo lo que ya sabemos de la Operacón Poniente.Por cierto ¿quién filtró a "El Mundo de Andalucía" lo de la mujer de Velasco?