miércoles, 6 de octubre de 2010

¿PASA ALGO EN LA FISCALÍA DE ALMERÍA?

El periódico quincenal, Almanzora Actualidad, publicará en la edición que mañana jueves día 7 sale a la venta en los kioscos, una información que afecta de lleno a miembros de la Fiscalía de Almería y especialmente a uno de sus más veteranos funcionarios, el fiscal Juan Sánchez, adscrito a los juzgados de Huércal Overa.

La historia como podrán apreciar parece que tiene casi de todo. Por su interés en el contexto social, económico, político y judicial de la convulsa Almería, reproduzco la información que ya ha entrado en imprenta.

Aparece esta información mientras en Almería se espera con expectación en ámbitos jurídicos que se levante el secreto del Sumario de la OP y se conozca con certeza, en toda su dimensión real, el papel desempeñado por otro veterano fiscal de la Audiencia en el contexto de la operación, resultando grabado mientras le anunciaba a Juan Enciso por teléfono que la investigación de sus compañeros fiscales sobre el clan de El Ejido había quedado archivada.

Todo este cumulo de circunstancias insólitas, invitan a preguntar públicamente si pasa algo en la Fiscalía de Almería.


Titular

La juez Marina Hidalgo presenta denuncia por acoso contra el fiscal decano de Huércal Overa


Subtítulo

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha abierto una investigación por la vía penal. Dos fiscales han solicitado irse a Lorca.


Sumario

Le robaron la toga, le rajaron las ruedas del coche y le inundaron el juzgado de fotocopias de muy mal gusto… Hasta su padre tuvo que venir a protegerla”


El mutismo es absoluto en los círculos judiciales en relación a la denuncia que meses atrás, en una fecha que no hemos podido determinar, presentó la que fuera titular del juzgado número 1 de Huércal Overa contra el fiscal decano de ese Partido Judicial, Juan Sánchez.

Una serie de acontecimientos que por el momento no hemos podido contrastar en su totalidad, aconsejaron a la juez Marina Hidalgo a formalizar una acción judicial contra su compañero de trabajo, el fiscal Juan Sánchez, algo que no es habitual en el mundo de la judicatura.

Aseguran personas del entorno de la juez que los hechos que ha venido sufriendo durante meses son lo suficientemente serios como para tomar tan importante decisión, que coloca al fiscal en el centro de una investigación emprendida por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. Tan peliagudo es el tema que hasta ha sido difícil que otro juez asuma la instrucción del caso –finalmente lo ha aceptado uno de El Ejido-. De momento, la denuncia ha derivado en la incoación de un expediente de investigación por la vía Penal. El presunto delito cometido por Sánchez sería el de acoso, lo que sin duda llevará al lector de esta noticia a hacerse múltiples interrogantes.

¿Se trata de un acoso en el ámbito laboral, es decir, presiones de un fiscal a una juez, o quizá el tema sea algo más personal? Con independencia de las manifestaciones que fuera de micrófono, y pidiendo las más extremas garantías de anonimato, hemos podido recoger en esta redacción, lo cierto es que el círculo profesional de la juez es unánime al asegurar que Marina Hidalgo “está destrozada anímicamente”.

Tan es así que, como consecuencia del presunto acoso, Hidalgo solicitó y consiguió una plaza en los juzgados de Lorca, donde actualmente ejerce como titular de uno de sus juzgados de Instrucción.

Esta huida no sería el único ejemplo. El fiscal Luis Arau, natural de Albox, que ejerció hasta hace unos meses en Huércal Overa, pidió un traslado a Lorca que le fue concedido y allí desempeña su tarea. ¿Está relacionada esta marcha con posibles desencuentros con su compañero Juan Sánchez? Alguien que conoce bien lo sucedido afirma que “tuvieron sus más y sus menos, pero eso no fue determinante para solicitar el traslado”. El caso que sí parece tener una relación causa/efecto sería el de otra fiscal de Huércal Overa, Francisca Rodríguez, que también ha pedido plaza en Lorca y de igual manera la ha conseguido hace unos días. Entre Sánchez y Francisca Rodríguez sí que han existido discrepancias profesionales insalvables; tantas y tan profundas que ella ha decidido abandonar el puesto ocupado durante muchos años.

Respecto a la juez Marina Hidalgo, estamos ante un asunto complicado que parece abarcar los ámbitos profesional y personal. Todos los testimonios coinciden en que ha pasado por un verdadero infierno. Extraños sucesos han ocurrido en los últimos meses en el interior de los juzgados huercalenses que han tenido como diana a la juez Hidalgo.

“Un día le robaron la toga, otro le rajaron las cuatro ruedas del coche y la dejaron encerrada en el juzgado, otro día se encontró con el juzgado lleno de fotocopias con mensajes de muy mal gusto… Incluso tuvo que venir su padre durante un tiempo para darle confianza y protegerla”, cuenta un funcionario/a de los juzgados, que añade: “Hasta se metieron en su despacho y le quitaron un fondo económico común que tenemos ahí para las veces que nos juntamos fuera del trabajo”.

Asegura este trabajador/a que, como consecuencia de la denuncia planteada contra el fiscal, la policía judicial inició una investigación y colocó cámaras ocultas en las cuales aparecía “una persona, que no te voy su nombre, registrando despachos y entrando en los ordenadores”. ¿Es esa persona el fiscal Juan Sánchez? Los preguntados callan y prefieren mirar hacia otro lado mientras dicen: “Lo siento, pero no te puedo decir más, el tema es muy desagradable para todos”.

El abogado de la juez también guarda silencio: “Perdone, pero no estoy autorizado a decir nada por ahora. Es posible que dentro de algunos días podamos hacer una declaración”, cuenta Juan Carlos Sánchez, letrado que tiene su despacho en Águilas.

Sea como fuere, lo cierto es que Juan Sánchez no es la primera vez que es protagonista de una noticia. Uno de los líderes del PP de Huércal Overa, Diego Ortega, se ha referido a él en varias ocasiones atribuyéndole un papel político que excedería en mucho el ámbito de sus obligaciones y competencias. Para Ortega, Sánchez es un fiscal dirigido por el PSOE cuyo papel está siendo el de “desactivar” y “entorpecer la instrucción” de los asuntos judiciales que tienen como imputados a socialistas de la zona. En este sentido, el político popular está convencido de que las querellas presentadas por el PP contra el gobierno de la localidad no han prosperado o llevan un ritmo de instrucción lento, por las intervenciones del fiscal.

No hay comentarios: