martes, 31 de agosto de 2010

LUIS CAPARRÓS: “NUNCA HE SIDO ´MARTINISTA´, HE SERVIDO A LA LEY Y AL GOBIERNO DE LA JUNTA QUE ME NOMBRÓ”.

-He hecho esta entrevista y se la he concedido a Onda cero , porque creo que tenía que hacerlo, por dignidad , porque yo no me escondo ni me meto debajo de la albarda, no tengo nada que esconder.

-Me siento estafado por las formas en que se me cesa.

-Nunca fui de Martín, entre otras cosas porque me he dedicado a trabajar con honestidad.

- Nunca he recibido presiones directas de Martín Soler o de Diego Asensio, quizás porque me conocen.

-A Tomás Zurano se le abrieron muchos expedientes en la delegación.

-Difícilmente se podía aprobar un Plan en Zurgena donde hacían una propuesta para dos millones y medio de habitantes.

-La consejera me dijo: “pues no tienes que estar mal, porque tú sabes muy bien que tú y yo hemos hecho las cosas bien en Zurgena”.

-Hay expedientes en municipios de todos los colores políticos, incluidos socialistas.

-El pacto con el PAL no lo hubiese hecho jamás, jamás.

-Hubo mucha presión para la confección del PGOU de El Ejido.

-La Operación Poniente no me sorprendió en absoluto.

-Los nombramientos los hacían desde la mesa camilla, en clave de amarrar y atar bien atado, creando y comprando voluntades.

-Desde el primer día que empezó la carrera, supe de las aspiraciones de Martín por llegar a ser presidente de la Junta.

-Seguro que Martín ha tenido apoyos empresariales en Almería para su pretendida ascensión a la presidencia de la Junta.

-Al leer las conversaciones de la OP, siento tristeza y rabia, al ver los derroteros del partido con el PAL.

-Hay que tener dignidad, el PP debería haber gobernado la Diputación porque así lo decidieron los ciudadanos electores de Almería.

-A Sánchez Teruel lo traicionó en Sevilla el mismo que a mí.

-El 1 de septiembre me reincorporo como maestro en Albox. Un trabajo ilusionante lo de trabajar con niños.

-A Nono Amate le respeto y siempre le he querido, no le conduce otro interés que el de contribuir a renovar y hacer un partido más cercano a los militantes y a los ciudadanos.

-¿Ausencia de honestidad?, mucha, muchísima.

-No tengo la menor duda de que Giménez Felices está lanzado por Martín y Diego Asensio y pedir primarias ahora en Almería es una falta de lealtad al partido.

-¿Apoyos de Pizarro y Chaves a Martín? Todos hemos creído que estaba haciendo lo mejor para el partido, hasta que rechazó ser consejero.

-¿Manolo Recio?, tiene una buena formación tecnócrata, le queda mucho por conocer del partido en Almería.

-¿Ha jugado sucio Manolo Recio? A eso no te voy a contestar. Hace tiempo que perdí mi confianza en él.


Almería, 27 de agosto.- Tras un primer contacto hace dos semanas en Granada, en la misma tierra que pisara el barbudo Leopoldo, el fraile limosnero de los Capuchinos, un santo medio socialista que va a ser beatificado el día 12 en Armilla, conocí por vez primera a otro socialista pero del PSOE, Luis Caparrós, ex delegado de Obras Públicas de la Junta en Almería. Fue entonces, tras conocerle y oírle, cuando empecé a considerar seriamente que podía hallarme ante un error, un inmenso error de apreciación o quizás, ante una imperdonable injusticia política que convendría reparar.

Me había acercado hasta el personaje, otro desconocido para mí, Trino Tortosa, al que localicé días antes para preguntarle por la supuesta venta de dos áticos a un político almeriense, que resultó ser falsa. (Almería es un hervidero de inquietantes rumores desde hace meses y no imaginan con qué nivel de truculencia y mala baba) Trino Tortosa, no vendía pisos, vende cuadros y de los buenos en sus galerias, como goyas, picassos, miróses, romerodetorres, etc. Una anécdota: La noche de la copa oficial del partido en la caseta del PSOE, en la feria de la Virgen del Mar, llevaba bajo el brazo un magnífico catálogo de pintores españoles buscando, con su humor ácido, a "socialistas con dinero" entre los presentes para colocarles algún Goya o un Fortuny. Un tipo a ratos genial, sabio de los de la Universidad de la vida y de la calle, socialista no afiliado y casi siempre excepcional apoyando las causas justas, como llevarles la fruta y la verdura a la residencia de ancianos de la Fundación Fray Leopoldo de Granada durante todo el año. No sé si Trino coincidió con Manolo Vázquez Montalbán en su etapa de policia emigrante en Barcelona, pero no me sorprendería nada al comprobar que tiene muchas cosas en común con “Pepe Carvallo”, especialmente en lo referido a los gustos culinarios y el conocimiento de la gastronomía.

En efecto, dentro del laberinto político almeriense, fui de los que siempre situé a Caparrós como uno de los brazos ejecutores del martinismo, nada más y nada menos que controlando los resortes legales del urbanismo, especialmente en la Almería más bella y salvaje. La zona más amenazada por otra parte, el entorno natural de la costa del Levante, la comarca reducto del socialismo en aquella provincia, en tanto que la derecha controla el Poniente y comarcas del Interior, avanzando electoramente desde Níjar.

De forma especial a Luis Caparrós se le siguió periodísticamente en toda la tramitación del PGOU de El Ejido, a ver si le daban los socialistas a su socio Juan Enciso y el PAL todo lo que pedían y resultó que no se lo dieron. Raro, raro pareció todo aquello, pero los tambores de la OP redoblaban en el silencio soterrado de la lejanía y llegamos a pensar que el miedo guardaba el parral.

Hace medio año pude escuchar un primer perfil cercano y humano de Luis Caparrós a través de una mujer que, no siendo del partido, le mostraba respeto, pero sobre todo afecto, cariño y gratitud, algo que me sorprendió viniendo de quien venía. Se trataba de Eva María Cano, ex viceconsejera de Soler en Agricultura, una de las “víctimas” más conocidas del ex consejero entre las mujeres del partido en Sevilla, al saberse como la fichó y por dejarla en el paro, sola en la capital, lejos de Almería, con un hijo pequeño de cinco años, nada más ser nombrado titular de la Consejería de Innovación. Aquella fue la primer persona a la que oí hablar bien del “tal Caparrós”. “Es una buena persona, un buen hombre y creo que honrado” llegó a decir con convicción quien había sufrido sociológicamente durante un año, y lo decía de uno de los considerados entonces peones del martinismo.

Pero estaba lo de Zurgena, su conversación grabada por la Guardia Civil con el empresario Tomas Zurano, ex asesor de urbanismo de la dirección socialista provincial de Martín Soler y con el que Caparrós parecía muy complaciente y dispuesto a arreglarle lo suyo. Ese iba a ser un cadáver de su armario que se levantaría en el momento más inoportuno, ( aunque oportuno para “alguien”) recién llegada la primavera de este año cuando fue cesado, convirtiéndose en la primera cabeza de delegado que caía, señal sevillana inequívoca de que comenzaba la era post martiniana y que la limpia iba en serio.

En la primera conversación con Caparrós en Granada, que fue off the record, quedé vivamente impresionado ante una nueva visión que se presentaba de la gente del PSOE almeriense. Especialmente de muchos de sus alcaldes de la provincia, alguno de los cuales he conocido también en estos días. Por fin confirmaba lo que intuía hacía tiempo, que había en las bases, entre concejales y alcaldes socialistas, algo más, mucho más que un secretario general decorado con Armani y participando en ágapes madrileños – Serrano 31- a 600 euros la botella del mejor caldo.

Pasó una semana desde el primer encuentro con el ex delegado de obras Públicas y ex alcalde de Purchena y pese a una primera impresión positiva, tuve mis reservas respecto a que fuese capaz de mantener públicamente Caparrós parte, solo una parte, de lo que me había contado en el of the record granadino con Trino y su acompañante – “L. Salander”- como testigos.

Podría tratarse del típico desahogo puntual de alguien que contaba, angustiado, cuanto había sufrido, él, sus hijos y Pepa, su mujer, tras verse cesado en medio de una nebulosa grasienta que algunos alimentamos desde el error y otros desde la maldad política y la traición personal como se denunciaría después.

Y es cuando el pasado viernes, gracias nuevamente a los buenos oficios del “Carvallo” galerista para ricos, nos citamos con Caparrós en su casa de Retamar, bajo un enorme pino y con el canto de los pájaros al fondo. Fue cuando le planteé directamente si estaba dispuesto a imitar a los jilgueros, o sea, cantar y someterse a una entrevista sobre la marcha cuyas preguntas tuve que improvisar. Ni un par de segundo tardó en responder.

-Pregunta lo que quieras, no tengo nada que ocultar y mucho que contar.


LA ENTREVISTA:

Pepe Fernández. -Tras siete años al frente de la delegación de Obras Públicas en Almería llega el cese en abril pasado. ¿Cómo recuerdas ese momento y cómo afrontas tu cese?

Luis Caparrós.- Pues me hubiera gustado estar en un país perdido donde no me conociera nadie, me hubiera sentido inmensamente feliz, después de siete años, porque nunca me ha atado nada a la institución políticamente más allá de lo necesario. Por tanto lo veo con normalidad en ese sentido y además los ceses son necesarios y mas en democracia. Ahora, con las formas me siento inmensamente dolido y herido, porque después de nueve años de alcalde, cinco en la Diputación y siete en Obras Publicas y Vivienda, pues me siento como estafado. ¿Por qué?, pues no porque me hayan cesado, sino por las formas en que me cesan, como si hubiera hecho alguna “pichangá” de estas gordas, sucias en el urbanismo y, por consiguiente, me tenían que cesar y se pone entredicho mi nombre. ¿Que suerte he tenido?, pues he tenido la suerte de que soy muy conocido, no solamente por los alcaldes, sino por la sociedad en general en Almería y provincia, y todos tenían la confianza y la seguridad en que mis manos estaban limpias y mi gestión es inmaculada en relación al tema del Urbanismo.

-P. F.- Luis, como sabes yo he sido uno de los que publiqué en abril que pertenecías al núcleo duro del martinismo en Almería y que tu cese suponía el primer gesto de Pepe Griñán para acabar con el bastión de Martín Soler y sus peones de confianza. Te lo pregunto directamente: ¿Has sido o has pertenecido al núcleo duro del martinismo?

L.C.- Nunca lo fui, porque entre otras cosas porque yo me he dedicado a trabajar con honestidad y me debía al Consejo de Gobierno que fue el que me nombró y , por consiguiente, a los consejeros que he tenido. He tenido la suerte de conocer y trabajar con Concepción Gutiérrez, con Luis García Garrido, que lo fue por breve espacio de tiempo y también con Juan Espadas. Entonces mi trabajo ha sido estar al servicio del gobierno de la Junta de Andalucía, con el que siempre me he sentido identificado, primero con Manuel Chaves, con el que incluso tengo una anécdota al respecto cuando su visita a Almería e inauguraba el Museo Arqueológico que “ni un paso atrás”. Y le dije, “Presidente, nunca lo he dado y ahora tampoco”. Porque éramos conscientes de la presión que teníamos en el Urbanismo por todas partes y mi trabajo era cumplir la Ley y tolerancia cero. Y así lo hice, con honestidad y con un gran equipo de técnicos y el Jefe de Servicio, Paco Torres, -antes María Dolores Aguilera-, que siempre los tuve cerca de mí, compartiendo una misma ilusión: de que el Urbanismo tiene que estar al servicio de lo público, del interés general, y ese fue nuestro objetivo y no nos salimos de la raya en ningún momento.

P.F.- Hay algo Luis que a los que analizamos la situación política almeriense desde fuera nos cuesta trabajo entender y quizás puedas aclararlo. ¿Cómo un delegado de Obras Publicas, siendo un departamento del que depende algo tan importante como el Urbanismo, puede estar al margen de las directrices de un dirigente del partido tan intervencionista como ha sido en estos doce años Martín Soler Márquez?

L.C.- Os tengo que decir en honor a la verdad que a mi presiones directas de Martín o Diego Asensio nunca las he tenido, quizás porque me conocen suficientemente y tengo una personalidad definida y una dignidad y me dedico a mi trabajo y no me dejo influir por nadie, quizás porque la política me ha hecho estar al servicio de los ciudadanos. Yo he tenido la inmensa suerte de gobernar desde la cercanía y poner en marcha el proyecto socialista en Purchena y siempre lo he tenido claro que me debo a los ciudadanos, a la gente sencilla y normal , de a pie, entonces no he permitido jamás que las presiones me llegaran. Quizás por eso nunca me han presionado... Sí es verdad, bueno “oye, te va a ver fulano o mengano”, pues como cualquier servidor público he recibido a todo el mundo, pero a todo el mundo se le ha dicho bien claro lo que tenía que hacer, que no era otra que cumplir con la Ley.

P.F.- Necesariamente debo preguntarte por un “cadáver” que tienes en el armario y que presumo pesó mucho, porque alguien utilizó en tu contra, a la hora de decidir Sevilla tu cese. Me refiero a la Operación Costurero. ¿Cual es la intervención de Luis Caparrós en el asunto de Zurgena y por qué aparece en las conversaciones del sumario dando a entender o diciendo, más o menos, que iba a apoyar los intereses del empresario Tomas Zurano en el término?

L.C.- Cuando hago declaraciones siempre me apoyo en documentos que dan fe de las mismas. Cuando llego el primer día a la Delegación y me desplazo desde Purchena, a través de la REDIA, veo que se está construyendo al lado del núcleo de población de la Alfoquía, en los mismos morros de la propia Autovía. Y a la misma vez en el margen izquierdo veo viviendas en las colinas y en sus cimas y me llama la atención la falta de dignidad hacia lo local, hacia el municipio donde viene gente foránea que quieren dominar todo el territorio y asientan su vivienda en lo mas alto de la montaña. Yo doy instrucciones precisas tanto a la Jefa de Servicio, en este caso, Maria Dolores Aguilera, y doy instrucciones precisas que tolerancia cero. Inmediatemente, recuerdo que a través de la Oficina del Litoral, ordeno que se desplacen un grupo de técnicos que trabajan precisamente preservando y vigilando la costa y que observen lo que allí se esta haciendo y se pueda regularizar. Desde ese momento en adelante, se abrieron un expediente tras otro y coincide que a Tomás Zurano, quiero recordar, que tendrá cuatro o cinco expedientes abiertos por la propia Delegación. E insto al ayuntamiento a que declaren nulas todas esas licencias que, en cascada, van dando que no son de pleno derecho. Por tanto, nuestro trabajo ahí fue inmaculado, igual que en cualquier otro municipio. De hecho, los ocho municipios donde tienen problema de vivienda en el suelo no urbanizable, tanto del PP, del PA o del PSOE, ponemos en marcha un método de trabajo para agilizar todo lo que son los planeamientos y regularizar todo aquello que se pueda regularizar. Eso sí, siempre con la Ley en la mano y que sea coherente con lo que la propia Ley dice. Y de hecho, se firmó un convenio y se está trabajando en ir resolviendo y agilizando los problemas de la vivienda en el no urbanizable. Todo aquello que se pueda regularizar, y me estoy refiriendo a todas aquellas viviendas que por suerte se han construido al lado de los núcleos y que, por tanto, están pegadas la la ciudad histórica, al núcleo histórico. Y en relación a Tomás Zurano pues se le abrieron muchísimos expedientes, pero las presiones que este delegado tiene en esa época son tremendas...

P.F.- ¿Presiones por parte de...?

L.C.- ...por parte de, en este caso del constructor y de otra gente, incluso por parte de algunos allegados al partido y lo que hago , bueno, cuando me llama por teléfono le digo “tu tranquilo porque lo tuyo se va a regularizar y se va a regularizar”. Él lo que quería es que se lo declarásemos urbano directo y eso no puede ser de ninguna de las maneras y así se lo dije y que tendría que cumplir con la Ley y con todas las cesiones y las plusvalías que le corresponda a la comunidad . Y eso solamente se puede dar cuando tenga el Plan General aprobado. Difícilmente se podía aprobar un plan en Zurgena donde hacía una propuesta para dos millones y medio de habitantes. Eso no tiene ni pies ni cabeza y es verdad que seguimos muy de cerca el planeamiento en Zurgena, pero como lo seguimos en cualquier otro municipio de los ocho que tienen problema de viviendas en suelo no urbanizable. Nunca he permitido , jamás, que las presiones originaran tomar decisiones al margen de la Ley.

P.F.- ¿Tras aparecer tu nombre en el sumario del Caso Costurero, Martín Soler, como secretario general, creo que te pide formalmente la dimisión?

L.C.- No es así concretamente, lo que si me doy cuenta en ese momento es la falta de solidaridad de un Secretario General que me conoce muy bien, que sabe que he sido inmaculado y siempre honesto, y que con la cabeza agachá va y me dice “quizás tengas que dimitir porque apareces en el sumario del tema de Zurgena”. Ese día me sentí muy mal, por la falta de solidaridad, sabiendo él que yo había sido inmaculado en ese tema, ¿no?. Sí es verdad que sí tuve y sentí el calor cercano de Juan Antonio Segura Vizcaíno, que siempre tuvo claro y lo tiene a día de hoy, que fui honesto en mi gestión. De él sí sentí la cercanía, pero no de otros más.

P.F- ¿Y de la Consejera Concha Gutiérrez?

L.C.- ¡Hombre!, de la Consejera cien por cien apoyado en ese momento. Incluso recuerdo que me llama y me dice, “¿Como estás Luis?”, y yo le digo, “pues estoy mal anímicamente” y me dice “pues no tienes porque estar mal, porque tú sabes muy bien que tú y yo hemos hecho las cosas bien”. Y de hecho sí sentí también la cercanía del entonces Director General de Inspecciones y Disciplina Urbanística , Pepe Ortiz, y de toda la casa de la Consejería, tal y como la he sentido a lo largo de estos siete años, por lo que inmensamente me siento agradecido, porque mi partido me dio la oportunidad de estar ahí y de conocer a tanta gente buena, que no le mueve ni tiene otro interés que servir a los ciudadanos como lo han hecho.

P.F- Otra de las cosas que he escuchado en estos días, sobre tu trabajo al frente de la Delegación de Obras Publicas y Vivienda, apunta a que habrías desarrollado una política sectaria y partidista desde la delegación. O sea, expeditando ayuntamientos del PP y no a los socialistas, especialmente en la comarca del Almanzora donde gobierna mayoritariamente el PSOE.

L.C.- Tenemos que conocer claramente las reglas del juego, es decir, las competencias en materia de disciplina urbanística la tienen los ayuntamientos, por tanto les corresponde a ellos vigilar que se cumpla la normativa, que no es otra que la que tienen ellos en sus normas subsidiarias y las de rango superior como es la Ley del Suelo. Nosotros abrimos expedientes, bien porque terceras personas presentan una denuncia en la propia delegación, bien porque abre expediente el Seprona o cualquier otra autoridad competente en la materia y a partir de ahí nosotros abrimos también expedientes. De hecho, también a petición propia mía, hemos abierto expediente cuando hemos detectado o nos hemos enterado por terceras personas de algunas actuaciones que no correspondían a la normativa vigente. Y de hecho, en todos los municipios hay expedientes abiertos por la propia Delegación. Sean del PSOE, sean del PP, sean de IU o del PA, a lo largo y ancho de toda la provincia. Por tanto, el que Zurgena me haya acusado siempre de sectarista, nunca lo hemos sido. Y sí, es verdad que nos comparaban las actuaciones en Zurgena con relación a la de Arboleas, pero es que Arboleas tenia normativa que se lo permitía. Yo no entro en si es mejor o peor esa normativa, pero si es verdad que la tenia aprobada por la Comisión Provincial de Urbanismo sus normas subsidiarias anteriores y, por tanto, se lo permitía. Y de hecho, cuando se hace la adaptación de su planeamiento a la nueva Ley del Suelo se aprueba en la Comisión Interterritorial de Sevilla, de la Consejería, el planeamiento, la adaptación de Arboleas donde se aprueba también y se declara urbano todos esos núcleos históricos que habían crecido entorno a la anterior Ley, bajo la normativa anterior.

P.F.-El partido en el que militas, hace años, inició en Almería una política de pactos con la extrema derecha liderada por Juan Enciso en el PAL de El Ejido. Primero fue un pacto bajo la mesa y después a la luz del día. Siempre se evidenció que tras estos acuerdos existían “otros” no escritos ni confesados públicamente y que deberíais cumplir los socialistas en el trato a cambio de la Diputación. En lo que respecta a tu Delegación, ¿que pasó con el PGOU de El Ejido, se modificó algo en función de los acuerdos entre el PSOE y el PAL?

L.C.-Yo nunca he entrado en los acuerdos que hace el partido a nivel de Almería de una manera orgánica y cierran un acuerdo con el PAL para gobernar la Diputación. Yo nunca he entrado porque son decisiones que toma el partido en las que yo nunca he participado, ni le he dado el visto bueno. Creía antes y ahora también que fue un mal acuerdo y que era un acuerdo y un pacto contra natura y yo si hubiera tenido la responsabilidad jamás lo hubiera hecho. Jamás lo hubiera hecho, pero bueno otros tenían la responsabilidad, en este caso el secretario general, Martín , y así lo hizo. Lo que sí os puedo decir que el Plan General de El Ejido, que es verdad que hubo muchas presiones, cumple inmaculadamente con la Ley y tuvieron que cumplirla a rajatabla. Fueron muchas veces las que fue a Comisión Provincial de Urbanismo y muchas veces en las que se rechazó en tanto en cuanto no se amoldó a la normativa vigente . Fue un plan acorde con las necesidades y con la Ley en la mano que creció lo que tenia que crecer. Se clasificó lo que se tenia que clasificar y de una manera inmaculada. Pero no seamos bobos, estas decisiones no las toma Luis Caparrós, hubo muchas reuniones en Sevilla con el equipo redactor del plan de El Ejido, donde se le dieron las indicaciones pertinentes de lo que tenían que hacer, de lo que tenían que modificar y de acoplarlo de una manera expresa e inmaculada la normativa vigente y así se hizo. Pero no solamente ese, también se hizo el de Roquetas, que también se aprobó, y la apetencia de los alcaldes y de la corporación eran desmesuradas , pero al final hubo que hacer lo que se tenía que hacer y era cumplir con la Ley. Y en honor a la verdad, también tengo que decirlo, que me sentí cómodo con esos planeamientos porque me sentía respaldado por toda la Consejería y también por el equipo técnico de la propia Delegación... Al final se aprobaron con la tranquilidad de un buen trabajo hecho al servicio de los ciudadanos y en concreto de esos municipios.

P.F.-¿ Quizás el punto más conflictivo en el PGOU de El Ejido fue lo que pretendía hacer Enciso y su equipo de Gobierno en la Bahía de San Miguel, junto a Almerimar?

L.C.- Sí. Eran momentos de mucha presión, de muchas empresas que querían invertir en suelo, y entendimos que en relación a la Bahía de San Miguel , por su cercanía pegada a Almerimar, podría clasificarse, pero la cantidad de suelo saltaba los márgenes y los parámetros que la propia Ley daba en este sentido. Y también veíamos la necesidad desde la Consejería que lo compartíamos, de meter áreas de oportunidad que pusieran en valor el suelo, pero el suelo que reuniera las condiciones, por su centralidad, por su cercanía a la grandes poblaciones, y que pudieran producir riqueza , crear empleo y a la misma vez que se beneficiara el interés general de los ciudadanos. Recuerdo que a través del POPA, del Plan de Ordenación del territorio del Poniente, se hizo una modificación pensando en ese objetivo del interés general de los ciudadanos. Se hizo un área de interés turístico y un gran Parque en Puente del Rio, en Adra, se declaró también otro suelo para actividad económica para el Parque tecnológico apoyado en la agricultura de tercera y cuarta generación, que fue ubicado en Vícar; se hizo otra actuación en Bahía de San Miguel, con una actuación del 30% para vivienda protegida, porque allí teníamos y déficit y lo tenemos, cercano a las nueve mil viviendas en todo el poniente, y se hizo otra propuesta de vivienda protegida en Roquetas, que la rechazó el propio alcalde y, por tanto, no se incluyó. Es decir, no se hizo una modificación del PGOU del Poniente pensando en El Ejido, sino pensando en todo el Poniente.

P. F.- Supongo que a Luis Caparrós no le sorprendió la Operación Poniente.

L.C. No, no, era algo que se palpaba, no porque uno tuviera datos de lo que estaba ocurriendo en el Poniente, sino porque toda la gente lo comentaba y uno que tiene oídos y escucha también y por tanto no nos sorprendió la actuación de la Operación del Poniente, en absoluto, no, no, no.

P.F.- Hablemos del partido en Almería en estos momentos. Me gustaría conocer tu análisis de la situación política creada en el PSOE de Almería, tras la caída de Soler, con Diego Asensio aferrado al sillón de secretario y con una estrella rutilante que aparece en el escenario, el consejero de Empleo Manuel Recio, y que parece que pretende heredar el mando en plaza con unas discutidas formas y maneras.

L.C.- Yo hace tiempo que vengo denunciando y compartiendo con los alcaldes, porque he tenido la suerte de trabajar muy cerca con ellos, de que el partido era insostenible como se mantenía. Primero por el pacto contra natura con el PAL y en segundo lugar porque es un partido que olvida las bases y se dedica a hacer política de altura, pero sin esa referencia que son las bases. Y pongo varios ejemplos, es decir, el sector empresarial es muy importante, importantísimo, hay que tener muchas reuniones con ellos, porque fomentan empleo, crean riqueza, pero eso no puede perder la visión de un partido de que su gente son sus militantes y los ciudadanos de a pie. Desde el momento que se aparta de los ciudadanos de a pie y de los militantes, el partido cae en una desilusión tremenda, donde aparecen nombramientos de personas que están cargadas de mediocridad, que no las conocen los ciudadanos, ni los propios alcaldes ni militantes. Nombramientos que se que conocen vía Sms y yo creo que las nuevas tecnologías son importantes, pero la cercanía y tocar la piel del militante , abrazarlo, tomarte una cerveza, hablar con él, pedirle su parecer, su opinión, y compartirla es como se hace partido. Como lo hacen lo alcaldes desde la cercanía, y estando donde tiene un problema el ciudadano, estando el partido y estando las instituciones. Claro, todo eso se pierde y al perderse y al tomar las decisiones en una mesa camilla... incluso a mi me pedían parecer cuando iban a nombrar a un delegado o una delegada, les daba los nombres y luego era todo lo contrario. Así que cuando volvieron a pedirme opinión les dije que no volvía a darles ninguna opinión. Que como no compartían la opinión en este caso mía, pues que no creía conveniente darles opinión.. Pero en fin, lo hacían en clave, de amarrar y atar y bien atado , creando y comprando voluntades, desde el sentido del nombramiento,. Yo nunca lo hice así, no lo compartí, y bueno, de ese método de trabajo pues tenemos estos frutos ¿no?. Y yo soy una de las víctimas, que hay que ser miserables y ruines, tomar una decisión, dejar vacante la delegación durante dos semanas y, bueno, darme una salida de esa manera que me duele en el sentido de que pone en entredicho mi honestidad y mi trabajo y mi dedicación en todos estos años. Soy bien conocido en la provincia y en el Almanzora especialmente, conocen mi trabajo en el ayuntamiento de Purchena, y no he aprendido otra manera de trabajar que como lo aprendí allí. El proyecto socialista al servicio de los ciudadanos, y así lo he hecho siempre y he tenido la gran suerte de prestarle un sacrificio importante, entiendo yo, a mi gente de la provincia, tanto en carreteras cuando pusimos en marcha la Autovía del Almanzora o el 'Plan Más cerca', a lo largo y ancho de la provincia, como en urbanismo como en vivienda. No me ha movido otra cosa que mantener intacto y limpio mi apellido y mi familia, que hemos dedicado media vida a unos valores en los que creemos y no me gustaría abandonar nunca esta familia. Y por eso siempre le dije a Diego Asensio que quería una explicación. Yo sé que no iba a tener ninguna y lo sé, porque es triste decirlo, si no te han cesado porque no has hecho trabajo sucio, no van a decir que porque soy martinista. No lo he sido nunca, ni martinista, ni dieguista ni de Juan Antonio Segura Vizcaíno, ni de nadie, he sido de mi persona, de mi apellido, de mi familia, y de mi referente que es el partido y de los militantes y de mis responsabilidades.

P. F.-Hay un momento en el que Soler llega a Sevilla como consejero de Agricultura, pero sus ambiciones parecen que ya están fijadas en el sillón que Manuel Chaves deberá dejar más temprano que tarde. Tiene Martín todo el apoyo del entonces poderoso Luis Pizarro. ¿Cuándo se entera el delegado de Obras Públicas en Almería que Martín Soler ha iniciado una carrera hacia la presidencia de la Junta de Andalucía?

L.C.- Yo creo que al otro día de iniciar esa carrera, pues he tenido la suerte de estar bien informado siempre. Aunque aparentemente de una impresión distinta, siempre me ha gustado estar informado. Desde el primer día yo tenía conocimiento de esas aspiraciones, que por otro lado las veo legítimas, per cuando la ambición se pone por encima del trabajo , del interés y del cariño y de los valores del partido y piensa solo en la ambición de llegar a ser candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía, pues yo creo que al final ocurre lo que ocurre, una falta de lealtad con el que acaban de nombrarlo Presidente de la Junta de Andalucía, que yo pues no comparto. Y desde luego una falta de responsabilidad tremenda, que es lo que más culpabilidad por mi parte que creo que tiene rechazar, cuando es un honor, sea la consejería que sea, rechazarla.. ¿no? Si es cierto que le propuso dos consejerías y las rechazó, pensó solamente en sus intereses y no pensó en la responsabilidad de un partido y de tanta gente como tenía detrás en Almería y en la provincia. Y es lógico, que bueno, que a partir de ahí todo es conocido, lo que ocurre y la falta de sintonía entre Almería y Sevilla que, por otro lado, es lógico, ¿no?.

P.F.-Martín Soler tenía el, de momento, incomprensible pero poderoso apoyo ciego de Luis Pizarro en su carrera por sustituir a Manuel Chaves. ¿Ha tenido Martín, además, apoyos empresariales en Almería para esa carrera presidencial?

L.C.- No me consta, pero seguro que los ha tenido y fuertes, seguro, segurísimo, no tengo la menor duda. Es decir, Martín yo creo que ha sido un buen consejero, que ha luchado por traer mucho dinero a la provincia, pero se ha equivocado de quiénes eran sus referentes. Su referente no puede ser el sector empresarial y pongo un ejemplo. Si traigo y pongo un proyecto en marcha de, por ejemplo, cuarenta millones de euros para la modernización del plan de regadíos de Níjar parece lógico que el acto de conocimiento y entrega de esa resolución se haga con los propios agricultores, que son verdaderamente los que tienen que abrir la llave y regar ¿no?, por eso me refería a los referentes y quiénes son tus referentes. Cuando te reúnes solamente con el sector empresarial y con ellos tomas las decisiones, difícilmente puede llegar a los ciudadanos de a pie que son los que verdaderamente tienen los problemas y contárselos y mantenerlos informados de esa gestión. Por tanto Martín ha sido muy proclive, sí, al sector empresarial .

P.F.- De lo que se ha leído hasta ahora del sumario de la Operación Poniente, se obtiene la impresión de que el aparato almeriense de la Junta de Andalucía, sus delegados y altos funcionarios, están al servicio permanente de la gente de Enciso y el PAL. Esta vez la voz de Luis Caparrós, es cierto, no aparece grabada, pero sí mencionado como otros delegados. ¿Que reflexión hace, desde un punto de vista político, sobre el contenido de esas conversaciones?

L.C.- Pues me entra una inmensa tristeza porque con quien hay que hablar mucho y todos los días es con los alcaldes, con las asociaciones de vecinos, con las oenegés, con los ciudadanos de a pie y con los que también crean opinión y no dedicarte a temas que, bueno, que en nada benefician al partido y que sí ponen en entredicho y ponen de manifiesto otros intereses que son muy distantes a los verdaderos intereses del partido. Por tanto, mucha tristeza, y rabia de que los derroteros del partido fueran en relación a acuerdos con el PAL, solo por mantener una institución, en este caso la Diputación, que poco ha beneficiado al partido en el sentido de que fue un pacto contra natura y entre otras razones porque creo que hay que dejar gobernar al que saca más, y en este caso quien tenia el voto de los ciudadanos para gobernar la Diputación era el Partido Popular. Y yo creo que hay que tener dignidad y en este caso estar en la oposición, que es lo que los ciudadanos habían pedido. Cuando eso no se hace, pues ocurre lo que ocurre. Otra cosa es que pactes con partidos cercanos a tu ideología, como puede ser Izquierda Unida, pero pactar con la extrema derecha en este caso o con un partido conservador fuertemente de derechas yo nunca lo hubiera hecho, pero bueno, otros tenían la responsabilidad y hoy estamos recogiendo los frutos.

P.F.- El tuyo fue el primer cese. En el último consejo de gobierno de Julio se abordó una remodelación más amplia de los delegados de la Junta en Almería. Especialmente significativo el cargo de la Delegación del Gobierno, puesto para el que inicialmente estaba nominado José Luis Sánchez Teruel. Parece que hay presiones y bajo la acusación de ser “un hombre de Martín” es marcado como tal y descabalgado a última hora, nombrándose finalmente a Maribel Requena. ¿Como interpretas estos cambios y nombramientos y si crees que ha habido intervencionismo desde Almería para cambiar al quien iba a ser nombrado?

L.C.- Dos cosas. Si hubieran nombrado a José Luis Sánchez Teruel me hubiera sentido feliz porque es un buen compañero y un buen amigo. Nombraron a Maribel Requena , persona a la que he tenido la suerte de conocer y tener amistad con ella mucho tiempo, creo que es una persona muy válida y yo me siento inmensamente feliz que represente al gobierno de la Junta de Andalucía en Almería. Lo que sí es vergonzoso son las traiciones, yo la he sentido en mi propia piel, en mi propia carne – yo y mi familia- y si alguien se acerca allí y va y le dice, “eh, cuidado con este que es martinista”. Estoy seguro, al 99,9%, de que fue una traición premeditada de una persona que está en Sevilla y que le molestaba, que seguramente le molestaba, que Luis estuviera al frente de la delegación de alguna otra institución en Almería, por una razón muy sencilla. Primero porque Luis no se doblega, segundo porque Luis tiene una personalidad definida, y tercero porque seguro que le molestaba que mi relación a nivel institucional con todos los alcaldes y a nivel de la sociedad pues me siento arropado y siento muy cerca el afecto y el cariño de la sociedad almeriense . Yo creo que todo eso no le gustaba , igualmente creo que ocurrió con José Luis Sánchez Teruel , pero bueno, al que “a hierro mata, a hierro muere” y a cada uno el tiempo nos pondrá en su sitio. Yo me llevo la satisfacción de un buen trabajo hecho y de ser muy querido por la sociedad en general. Y lo que sí puedo decir y no lo digo yo, por eso no me he movido nunca, que utilicen el sentido común. Que pregunten a los consejeros con los que he tenido la suerte de trabajar, con los diferentes equipos de las diferentes consejerías, DG, Vice consejeros, que pregunten a los alcaldes, que pregunten a la sociedad almeriense, a la universidad, al mundo de la información, al periodismo, a la prensa escrita, a quien les dé la gana y que pregunten por Luis.

P.F.- Perdona un pregunta tan intima como directa. ¿ Que patrimonio tenías cuando entrastes en política y qué tienes ahora?

L.C.- Pues Luis Caparrós tiene un Bmw, un x3, que hasta ahora era de Cajamar, ya no, ya es mío, lo financié durante cinco años; tiene una casa en Almería que la compré en el 87, todavía no estaba en política; tengo una casa en Purchena que la compré en el 96 , que todavía no la he terminado de pagar con una hipoteca y tengo un cortijo que hemos rehabilitado, heredado por mi mujer, de los padres de Pepa, ese es mi patrimonio. Y bueno, tengo un patrimonio mucho más fuerte que son mis hijos y un patrimonio que no lo da el dinero que es mi honestidad y la confianza que tiene en mí la sociedad almeriense. Y seguramente tendré deudas con Cajamar, que es con la entidad financiera que siempre he trabajado , donde tengo mi nómina, seguro que tengo deudas con ellos. Nunca vine a este partido a enriquecerme, nunca me he enriquecido, y he criado a mis hijos con el sudor de la frente, de mi trabajo y el de mi mujer que también es maestra, y nos hemos dedicado con honradez a esto ilusionante que es la política de un partido que creo que es el partido que más ha hecho por España y Andalucía sustentando el gobierno en la Junta de Andalucía. Y uno mira con felicidad a lo ojos de los ciudadanos cuando ves que son capaces de salir de sus problemas porque hay un gobierno cercano como yo lo he conocido y me llevo la gran ilusión y el orgullo, que eso nunca me lo van a quitar, de haber sido alcalde de un pueblo que no era el mío, donde me han adoptado y donde me siento inmensamente feliz con mi familia.

P.F.- Y el día 1 de septiembre, ya, vuelves a tu antiguo trabajo de maestro...

L.C.- El día uno me reincorporo a mi trabajo a la escuela, en este caso en la Residencia Escolar de Albox, donde es un trabajo tan hermoso y tan ilusionante que es trabajar con los niños. Tengo una anécdota, por eso los quiero tanto, y a esta profesión, que fueron los que me auparon a la alcaldía , porque incluso padres que eran de derechas no pensaban votarme y los hijos de esos padres de séptimo y octavo incidieron bastante en cambiar la voluntad de sus padres. De hecho, de la noche a la mañana, me encontré con una mayoría absoluta que de nueve concejales sacamos siete y quedamos a ocho votos del octavo, mientras que en las tres legislaturas que me presenté , las tres elecciones, mantuvimos ese apoyo tremendo y lo seguimos ahora manteniendo, gracias al apoyo, al afecto y al cariño de todo el pueblo de Purchena . Y porque no decirlo, de toda la comarca del Almanzora principalmente , aunque también me siento querido y arropado por el resto de las comarcas de Almería, pero principalmente en el Almanzora donde he desarrollado mi trabajo y en Purchena.

P.F.- En los últimos meses de forma muy activa, Nono Amate, ha sido quizás el único dirigente socialista que le ha plantado cara en Almería a decisiones del martinismo como, por ejemplo, la nominación de Antonio Cantón como candidato a la alcaldía de la capital. ¿En qué medida coincides con Nono, de la misma forma que lo han hecho los delegados de Igualdad, Luis López, o de Salud, Manuel Lucas?

L.C.- Yo me fui a mi casa, en silencio y no he hecho ninguna declaración hasta esta, que hoy estoy realizando hoy, pensando en la necesidad de proteger al partido. De Nono Amate ha sido un hombre que yo siempre he respetado y he querido. Es verdad que no estuve en la operación cuando el enfrentamiento del sector critico y el de Nono, no por tener nada contra Nono sino porque no entendía el papel de Tomas Azorín, entonces `presidente de la Diputación, que era una apisonadora en relación a los ayuntamientos y no compartía su método de trabajo y por tanto estuve en otra posición pensando de la ilusión de hacer un partido mucho más abierto a los ciudadanos, mas cercano. Lo que no quiere decir que no este desilusionado de en los últimos años de cómo se ha llevado ese trabajo por parte de Martín como Secretario General en la actuación. Pero Nono siempre lo he respetado, siempre lo he querido, y sé que no le mueve otro papel ahora mismo que no sea contribuir a renovar la necesidad que tenemos ahora mismo de hacer un partido cercano, que vuelva a adquirir la personalidad y los referentes que son las bases para trabajar desde la cercanía. Ahí voy a estar, por eso estoy ahí y creo que Nono está desempeñando un papel muy importante en estos momentos difíciles que tiene el partido. Pero creo que el problema no es Nono, el problema no es aglutinar por otro lado a los alcaldes , yo creo que hay que hacer un partido fuerte y la fortaleza la da cohesionando , cohesionando a todos los sectores , terminando con los apellidos, porque aquí no sobra nadie y si nos falta mucha gente . Por tanto, trabajar desde la honestidad y que el que venga a este partido lo tenga bien claro que viene a dedicarle un tiempo al servicio del partido, desde la honestidad y desde el compromiso de nuestra gente, que son el compromiso de los militantes y los ciudadanos.

P.F.- ¿Has percibido ausencia de honestidad?

L.C.- Muchísima, muchísima. Es decir, cuando las decisiones se toman desde la mesa camilla , cuando las decisiones se toman de espaldas a los militantes, cuando no se sienten los militantes arropados, ni representados, pues ocurre lo que está ocurriendo. Por tanto este partido no es válido ahora mismo tal cual lo tenemos y lo conocemos. Hay que volver a transmitir y crear ilusión en los ciudadanos y principalmente en los militantes y comernos el mundo, comernos el mundo es llevar nuestras ideas a lo largo y ancho de la provincia, hasta el último ciudadano, explicarles muy bien lo que estamos haciendo y recuperar credibilidad que la hemos perdido y en bastante.

P.F.- ¿Como valoras la irrupción de un espontáneo , economista vinculado a Soler , al Pita, a IDEA, Francisco Giménez Felices , pidiendo primarias en Almería y presentarse de candidato?

L.C.- Lo veo como una falta de lealtad hacia el partido tremenda, si hace poco se pedía que no hubiera primarias si el secretario General de Andalucía consigue en Madrid, en el Federal, de que no se hagan primarias por la situación en la que se encuentra el partido y que no seamos capaces entre todos de buscar a la persona de consenso, de todos los sectores y de todas las partes del partido , pues que venga ahora un señor, que es legitimo que lo haga, a erigirse en que quiere ser candidato lo veo como una argucia más, una estrategia más , divide, rompe y cuanto más se rompa pues mucho mejor.

P.F.- ¿Crees que detrás del candidato espontáneo también como el el caso de Antonio Cantón, está la mano de Martín Soler y Diego Asensio?

L.C.- No tengo la menor duda de que así es, no la tengo, no. Pero bueno poco benefician al partido esas decisiones o esas reuniones en la trastienda que no piensan en el interés general del partido . Yo no estoy de acuerdo en que haya primarias y si las hay, porque forzosamente haya que hacerlas, pues que se le de la participación a cualquiera que quiera hacerlo que lo haga. Pero en este momento en el que vivimos y como está el partido, pues seria un problema más a añadido a los que tenemos.

P.F.- No se si me puedes responder a la pregunta que califico del millón de euros. ¿Por qué tanto apoyo, tanta fe ciega de Luis Pizarro -y Chaves- hacía Martín Soler durante tantos años? ¿ han estado engañados o han sido cómplices?

L.C.- Creo que todos hemos creído a pies juntillas de que estaba haciendo lo mejor para el partido y yo creo que en ese sentido desde la ingenuidad pues todos hemos creído que estaba haciendo una buena labor por el partido. Ahora, cuando vemos su salida del gobierno de la Junta de Andalucía, nada mas lejos de la realidad ¿no? Yo creo que aquí todos somos sorprendidos en la decisión que toma , que no beneficia al partido y que tendría que haber aceptado la consejería , porque es lo mas hermoso que le puede pasar a un militante y es que lo llamen a formar parte del gobierno de la Junta de Andalucía.

P.F.- Y qué me dices de la estrella emergente, rutilante, el consejero de Empleo Manuel Recio al que has conocido siendo sub delegado y delegado del Gobierno de la Junta.

L.C.- Creo que es una persona bien formada desde el ñunto de vista tecnócrata, pero le falta todavía mucho recorrido de lo que es la política y conocer el partido y la provincia de Almería. Cuando se conoce a los alcaldes por sus nombres, cuando te diriges a ellos por sus nombres, cuando conoces a los diferentes sectores de la sociedad almeriense y conocer a fondo, interiormente, al partido y a sus militantes es cuando estás en disposición de ser un referente, lo que no quiere decir que en el futuro lo sea, pero hoy día creo que no lo es todavía.

P.F.- ¿Crees que está jugando limpio Manuel Recio?

( Pausa en silencio de 7 segundos)

L.C. -No …. no te voy a contestar a esa pregunta , solamente decirte que hace mucho tiempo que yo perdí toda la confianza en él.

P.F.- ¿Por qué has concedido esta entrevista?

L.C.- Que nadie se confunda con Luis Caparrós. He hecho esta entrevista y se la he concedido a Onda cero , porque creo que tenía que hacerlo, por dignidad , porque yo no me escondo ni me meto debajo de la albarda, no tengo nada que esconder. Pero a la misma vez entiendo- y por eso digo que no se confunda nadie- que yo soy un hombre de partido, que voy a trabajar para que el partido salga cohesionado de estos problema, que podamos resolverlos. Nunca he sido sectario ni lo voy a ser y que nadie se equivoque conmigo, ni quiero hacerle daño a nadie y menos a mi partido, al que me voy a dedicar a trabajar en cuerpo y alma, para que en un futuro próximo podamos tener un partido cohesionado y que nos podamos dedicar todos a dos objetivos primordiales: ganar las elecciones municipales, por tanto aquí no sobra nadie; recuperar la confianza y la credibilidad de los ciudadanos y militantes y trabajar para que nuevamente el presidente de la Junta y secretario General, Pepe Griñán, en el 2012 pueda seguir comandando y liderando el proyecto socialista. Porque creo en él y porque creo que es lo mejor para Andalucía y los andaluces”.


Los pájaros que vuelan hacia el Cabo de Gata siguen pasando por el cielo despejado de Retamar. Los jilgueros no han parado sus trinos durante toda la entrevista, como los móviles que suenan de vez en cuando o el susurro de Trino Tortosa a Caparrós, cuando le recuerda la palabra honestidad. Y algunos kilómetros más allá, en los corrales de la plaza de Almería, seis toros de la ganadería de Garcigrande esperan ser lidiados ese viernes de feria de la Virgen del Mar. En capilla los espadas Fundi, el Juli y Sebastián Castella.

Luis Caparrós ha dejado suelto por mi iPad, con su voz de hombre de pueblo, un astado de 64 megas y cincuenta minutos de grabación, que no se muy bien quien lo toreará finalmente. El Director de Onda Cero Almería, Paco Espinar, es quien decidirá finalmente la hora en que sonarán los clarines por la antena decana en Onda Cero: 13 horas del martes 31 de agosto. ¡Coño, capicúa!

El presidente Griñan viajará dos días después a Almería. Yo de él que me tomaba un café con Caparrós, verá que le pasa lo que al cronista, que descubrirán que estábamos algo confundidos con lo que nos habían contado del de Purchena.

De vuelta a al centro de la ciudad, “Carvallo” suelta una de sus sabias sentencias mientras maneja el volante de su todo terreno negro:

- Ya ves Pepico, la prueba del algodón, un tío que habla así de claro no tiene nada que ocultar. Ya te lo dije, Luis es un tipo honesto y transparente.


3 comentarios:

Rafael dijo...

Caparrós ha sido un delegado honrado, eso es indudable..., igual que ha sido un martinista convencido durante muchos años y, al igual que otros, se convierte en un renegado. Pero como es zorro viejo no se atreve a cargar con su nombre contra "el que estaba en Sevilla" y que propició su cese: Manolo Recio.

Palyasetes dijo...

Sería incluso estúpido, si no masoquista, que alguien que fue víctima del abandono del déspota y soberbio Martín Soler, que incluso le pidió que dimitiera por "salir" en la Operación Costurero, siguiera siendo "martinista". Digamos que esa tesis, Rafael, no encaja porque no es realista. Es una abstracción. Las relaciones de poder se componen de una red tan tupida de pesos y contrapesos que quien quiera sobrevivir, es cierto que no se puede significar como enemigo del que manda, pero tampoco se va a dejar pisotear de mala manera, e intenta mover los resortes de otras estructuras de poder que lo puedan ayudar. En fin, que a veces por reducción se simplifican las cosas y se aclaran, pero otras nos pueden llevar a conclusiones falsas. Como creo que es en este caso. Alguien que reconoce que no intervino en su momento en la decisión de su partido de pactar con el PAL no parece estar falseando la realidad a posteriori. Creo. También es verdad que uno aclara más sus ideas cuando coge cierta distancia, cuando se aleja de la vorágine. Hay que tratar de entender los comportamientos de las personas sobre las que opinamos, si no sólo creamos trampantojos. Cuando hay indicios racionales de delito es cuando sí que hay que ser implacable. Empieza por Enciso, Rafael.

Rafael dijo...

Sinceramente, no se que tiene que ver Enciso en mi comentario. No tengo ninguna duda de la honradez de Caparrós. Conozco su gestión. Simplemente creo que hay destacar que dejamos de temer al poderoso cuando deja de serlo. Nos pasa a todos. Supongo.