miércoles, 16 de junio de 2010

“ ¡ YA HAN SACADO A ´EL CHATO´ ! ”



La sociedad almeriense en general y la ejidense en particular asiste bastante alucinada en las últimas horas al increíble espectáculo democrático que supone, desde el punto de vista político, ver entrar a Juan Enciso en el ayuntamiento investido con su autoridad de alcalde. Quienes le conocen aseguran que, por su tono y su talante, en nada se le notan los ocho meses de cárcel- menos cinco días- que se ha zampado desde octubre. Ha vuelto a reiterar su inocencia y, en base a ello, no piensa dimitir como le demanda en bloque la oposición y las organizaciones ciudadanas contra la corrupción en El Ejido.

Un reducido grupo no superior a las setenta personas, entre concejales, familiares de estos y amigos, apoyados por el aparato propagandístico del equipo de gobierno del PAL, ha sido presentado como “el pueblo de El Ejido” que como bien se sabe ronda los noventa mil habitantes.

Las agresiones a la prensa en Albolote de los seguidores de Enciso dan una idea del nivel de fanatismo y sinrazón que atrapan al entorno del alcalde quien, lógicamente, se ha sentido crecido en estos primeros momentos de libertad al verse convertido de villano a héroe, aunque quizás de cartón piedra.

El PAL está explotando al máximo el víctimismo, la supuesta operación de acoso político y mediatico del PP contra Enciso, como si nada hubiese pasado desde octubre para acá y, sobre todo, durante años antes. Parecen olvidadas tanta y tantas evidencias que ya se conocen en las conversaciones del alcalde y sus amigos hace ahora un año tan solo.

Discrepo una vez más de las voces que critican la decisión de la Juez Montserrat Peña dejando suelto a Enciso. Ella no es legisladora, la Magistrada aplica la Ley y no tiene la culpa de que exista un tremendo vacío legal para este tipo de situaciones institucionalmente esperpénticas. Por cierto, es de suponer que uno de los primeros reencuentros que institucionalmente deberá mantener el recuperado alcalde será con don Miguel Corpas, su viejo amigo, que aún continua como delegado del Gobierno en la provincia.

Un alcalde, formalmente acusado de un extenso abanico de graves delitos, con permanencia de ocho meses en prisión preventiva, vuelve a ejercer el cargo en tanto en cuanto le beneficia la presunción de inocencia y no está condenado por una sentencia judicial. Otra cosa son las evidencias, las pruebas, los cargos que muy pronto conoceremos con detalle tras levantarse el secreto del sumario, presumiblemente dentro de las próximas dos semanas en que vence el mes de prolongación de secreto. Pero lo políticamente correcto parece que no se lleva en el PAL y, por tanto, seguramente tampoco habrá dimisión, le acusen de lo que se le acuse.

Juan Enciso ha recuperado la libertad aunque condicionada por severas medidas cautelares, pero duerme en su casa y está con sus nietos, como recordó el Añéz más sentimentaloide. Es lo que pedían desde hace meses la centuria que le aclama “para que Juan Enciso pueda defenderse”. "¡Ya han sacado al Chato!”, clamaban el martes algunos vecinos, ahora todos esperan sus explicaciones bajo el tronar de cohetes que sobraron de las fiestas. Es posible que la Juez también las esté esperando, para inmediatamente después levantar el secreto y que siga explicando Enciso, ya que está en el uso de la palabra, lo que aún no se conoce al detalle por culpa del secreto.

La Juez y el Fiscal hasta ahora no han dado puntada sin hilo en este procedimiento. Incluso en sus operaciones de despiste a la prensa han buscado cierta intencionalidad para desorientar a la trama. Ya veremos que ha sucedido en esta ocasión.


-El PSOE, responsable político según IU.

Pero lo cierto y verdad es que El Ejido ha vuelto a los telediarios nacionales con tintes de escándalo al ver entrar a Enciso en las dependencias municipales, cuando veinticuatro horas antes estaba en la celda de una cárcel desde hacia más de medio año. No quiero ni contarles como se les ha puesto el cuerpo a un puñado de funcionarios municipales considerados “testigos protegidos” en la Causa del Poniente, “no podíamos creer lo que estábamos viendo esta mañana, palabra, se nos cambió el cuerpo a casi todos” me contaba uno de ellos.

Todos los partidos de la oposición PP, IU, UPyD, también el PSOE, se han apresurado ante el escándalo democrático a pedir la dimisión a Enciso, dimisión que ya saben que no se producirá, de momento, “porque soy inocente” según acaba de proclamar tras recuperar la libertad.

Izquierda Unida ha ido mucho más allá y ha puesto el dedo en la llaga del problema político y legal que “el Sistema” tiene planteado desde ayer en El Ejido.

La Justicia ha hecho lo que tiene que hacer dictando una libertad con fuertes medidas cautelares sobre Enciso, ha venido a decir su coordinadora Rosalía Martín, los que no han hecho bien sus deberes políticos han sido los del PSOE, que son los responsables de este espectáculo al haberse negado a la disolución de la Corporación de forma reiterada en estos meses, tras solicitarlo desde IU y desde el PP, a través de su diputada Rosalía Espinosa en el Parlamento de Andalucía.

Desde luego tiene ante sí una nueva y magnifica oportunidad el PSOE para imitar a Zapatero y rectificar sobre su negativa a la disolución del Ayuntamiento si verdaderamente le repugna el espectáculo democrático de estas horas, como ha reconocido su portavoz municipal. Tiempo que tarde en rectificar el PSOE, tiempo que sumará responsabilidad política a una situación esperpéntica, increíble y desde luego impresentable en una democracia y en un Estado de Derecho.

3 comentarios:

Giuseppe dijo...

El escándalo en El Ejido sigue y como hemos podido comprobar todos los partidos piden la DIMISIÓN del recién salido de la cárcel e imputado Enciso, incluido el PSOE.

A una situación que políticamente es escándalosa, no se le puede tachar jurídicamente de normal, como pretende el PSOE en sus informes elaborados por SU ABOGADO Juan Llerena.

El escándalo, el desasosiego, la inseguridad que vivimos muchos ciudadanos con este señor,
la ruina ocasionada Y NO POR LA CRISIS, y todas las imputaciones de por medio ¿no son suficientes para la DISOLUCIÓN?

Este hombre en el sillón seguirá pisoteando a la democracia y beneficiando a sus amigos.

La gran mayoría pensamos que el PSOE ha perdido la razón y puede que pierda muchas más cosas...

pepe insua dijo...

No es nada extraño que al abogado Juan Llerena le parezca jurídicamente normal una situación políticamente escandalosa y esperpéntica, lo más difícil será justificarlo. El, como representante jurídico del PSOE, personado en el sumario de la "operación poniente", tiene que saber muchas más cosas que los ciudadanos de a pie. Cosas que comprometen a muchos representantes del PSOE en la porvincia de Almería y de otros que mandan en SEvilla y en Madrid. Este letrado tiene que saber cuántos de sus patrocinados están con el culo al aire, con lo que ya se sabe de esta operación. Mucho más cuando la jueza Montserrat Peñalevante la parte aún secreta del sumario.

Regeneración Democrática dijo...

Lo que es infame es que no se haya devuelto ya el Ayuntamiento. Hoy hay pregunta del PP en el Congreso. A ver. Lo ha pedido el nuevo candidato del PP -habían elegido a uno, pero no sé por qué de repente han decidido (con buen tino) que el ex-concejal de urbanismo de Enciso no era el más adecuado...